¿Cómo no ser feminista?

LBNL

Es significativo que el término “feminista” siga siendo controvertido. Mientras las mujeres sigan sin disfrutar de igualdad en la práctica en todos los órdenes de la vida, seguirá siendo prioritario reclamar que puedan hacerlo. No ya tanto en el ámbito de los derechos, afortunadamente ya conquistados, como en el de la práctica. Pero no olvidemos que hasta la reforma del Código Civil de 1981, es decir, anteayer, la primacía legal del hombre sobre la mujer era la norma en nuestro país. Desde entonces, la igualdad ha ido conquistando parcelas – por ejemplo, acceso a las fuerzas armadas – y las mujeres han ido pudiendo ocupar una gran parte del espacio social – ministerios, judicaturas, fiscalías, quirófanos, cátedras, dirección de empresas, periódicos, taxis, autobuses… – superando numerosas trabas. Pero quedan muchos capítulos pendientes, incluida la igualdad salarial. Por no hablar de los prejuicios de gran parte de la población, muchas mujeres incluídas. Y de la realidad práctica de la falta de medidas efectivas para compensar los negativos efectos profesionales de la maternidad, particularmente ininteligible en un contexto de tan baja natalidad. Está muy bien que el gobierno se sume al 8 de marzo con entusiasmo pero más que manifestaciones – este año acertadamente prohibidas o reducidas – lo que urge es adoptar medidas.

El machismo está en retirada y, afortunadamente, la sociedad reacciona con fuerza ante sus coletazos, ya sean en forma de gravísimos feminicidios o violaciones o de declaraciones públicas extemporáneas como las que se filtraron durante la gala de los Goya. Cosificar a las mujeres por su apariencia física debe recibir la misma sanción social que utilizar la cojera, calvicie u orejas prominentes de un hombre para insultarle. Estamos en ello y bien está. Lo de la violencia machista es más complicado porque ya contamos con la legislación necesaria, como también para sancionar las violaciones y, desafortunadamente, las tragedias no amainan. Como no es factible poner un policía en cada esquina ni crear hogares protegidos para maltratadas por doquier, parecería que la solución debe venir de la mano de la educación cívica: menos titulares escandalosos y más trabajo a pie de calle. Para lo cual sería muy útil que nuestro país gastara en servicios sociales lo mismo que la media de la UE, que sigue, de lejos, sin ser el caso. Sigue leyendo

La igualdad no es un programa, es su posibilidad

Arthur Mulligan

En toda la doctrina propia de una iglesia prima no tanto el contenido intelectual sino el institucional. De modo similar, el término socialista no designa una persona que tiene esta o aquella concepción del mundo, definida por su contenido, sino una persona de una determinada mentalidad, la cual le predispone a adherirse a cualquier concepción prescrita por la autoridad.

Uno deviene socialista (tal y como sucede ahora con especial vigor) por el hecho de declararse dispuesto a aceptar en cada caso el contenido que la autoridad recomiende. Así pues, ahora es socialista todo aquel que acepte la indiscutible autoridad de quien ha liderado un cartel electoral con independencia de la elaboración de la doctrina-programa (algo que poca gente lee), un agregado histórico de generalidades, una suma de buenas intenciones respetables para el gran público y presentes en todo balance de gestión expresado en altos porcentajes de cumplimiento. Sigue leyendo

Pandemia y concentración de la riqueza

David Rodriguez

Ya disponemos de los datos sobre la evolución de las grandes fortunas mundiales durante el año 2020. Tal como suele suceder en época de crisis, no debería extrañarnos demasiado que la riqueza de las 20 personas que encabezan el ránking haya aumentado un 24% respecto al 2019, sumando un patrimonio conjunto de 1.44 billones de euros. A quiénes se les escape del entendimiento una cifra semejante, diré nada más que el PIB español de 2020 se ha quedado en 1.12 millones de euros. En el primer puesto de los grandes multimillonarios se encuentra Jeff Bezos, el dueño de Amazon, empresa que no se distingue precisamente por su amabilidad con los trabajadores, pero que se ha enriquecido a lo grande durante la pandemia. El patrimonio de este señor alcanza la cifra récord de 157.6 millones de euros.

En España, continúa a la cabeza Amancio Ortega, que sin embargo ve mermado su patrimonio, debido a que Inditex sí se ha visto perjudicada por la acumulación de confinamientos en todo el mundo. Así, su fortuna personal desciende un 10% y se ha de conformar con 55.500 millones de dólares, cuantía que equivale al 5% del PIB de toda España. Cuando veo la loable campaña de Atresmedia para aumentar la inversión en ciencia del 1.24% al 2% del PIB, no puedo evitar pensar que este incremento equivale a menos de la sexta parte del patrimonio de la persona más acaudalada del Reino. Sigue leyendo

Gobierno, división

Carlos Hidalgo

Crecen los gestos de desacuerdo en el primer Gobierno de coalición de nuestra historia. Y con ellos, crecen los rumores de que es posible que -de nuevo- se anticipen elecciones. Dicen, quienes apuestan por esa postura que la debilidad de Podemos en las encuestas, combinada con la del PP, ofrecería un resultado favorable para Pedro Sánchez, que podría dejarse querer -dicen- por Podemos y PP, dependiendo de quién le venga mejor. Un rumor que parece salido de las filas de Podemos, que querrían justificar sus escasos éxitos y su poca capacidad de gestión con los malvados planes de Pedro para forzar una gran coalición a la alemana. Un espantajo que se lleva agitando desde 2011 sin que en España lo hayamos visto por ninguna parte.

Y la verdad es que, viendo las encuestas, uno tiende a pensar que la apuesta por anticipar las elecciones es demasiado arriesgada. Para todos. Para el PSOE porque, aún siendo el más votado, puede que no le salgan las cuentas para gobernar. Para el PP, porque corre el riesgo de ser fagocitado por Vox antes de poder fagocitar a Ciudadanos. Y para Podemos, porque terminaría de cumplir las predicciones que le condenan a ser Izquierda Unida II. Sigue leyendo

Viejo Orden

Julio Embid

Si yo fuera de extrema derecha estaría encantado con las protestas violentas que ha habido en Barcelona y Madrid con motivo, presuntamente, del encarcelamiento de Pablo Hasél. Si yo fuera accionista de Securitas Direct o de alguna otra empresa de seguridad, también. La ausencia de seguridad hace que sintamos miedo y como dijo un sabio jedi una vez: “el miedo siempre lleva al lado oscuro”. Los antiguos peperos votan a Vox, los de centro se hacen de derechas, y los de izquierdas se hacen de centro. Digan lo que digan los teóricos del marxismo, además del proletariado al que desahucian y no tiene para comer o encender la luz, que existe, y de los capitalistas que viven en mansiones de lujo, que también existen, hay una muy numerosa clase media-alta en Europa, con vivienda pagada en la ciudad y apartamento en la playa o en el pueblo, que veranea todos los años y que lleva a sus hijos al dentista y a las extraescolares y que si se acojona, prefiere voluntariamente renunciar a su libertad para tener más seguridad y los domingos poder salir con la bici.

Esta semana fui al cine a ver “Nuevo Orden”, la nueva película del director mexicano Michel Franco, recién estrenada esta semana en las salas. Y sin entrar en spoilers, podríamos decir que es la versión salvaje, ultraviolenta y brutal de “Parásitos”. Si eres de izquierdas, al acabar la película piensas en la importancia que es pagar impuestos, especialmente los de Sucesiones, Sociedades y Patrimonio y que la clase trabajadora tenga una sanidad universal y unas pensiones dignas para evitar que las guillotinas vuelvan a las plazas. Si eres de derechas, al acabar la película, te compras una ametralladora, dos pistolas del 0.45 y pones doble valla electrificada en tu casa. Securitas Direct patrocina esta película. Desde luego, no te deja indiferente. Sigue leyendo

Sanciones a Putin

LBNL

Esta semana cuatro socios de Putin serán deshonrados con ser los primeros en ser añadidos a la lista de violadores de derechos humanos de la Unión Europea por su papel en la detención, condena y prisión para el activista anti-corrupción Aleksei Navalny. La UE aprobó en diciembre un nuevo régimen para sancionar las violaciones graves de derechos humanos que, de momento, seguía virgen. Por lo que manifestaron los líderes europeos tras su reunión telemática de la semana pasada, en las próximas semanas se añadirán más nombres de violadores de derechos humanos de otros países. Candidatos no faltan teniendo en cuenta la situación en Libia, Siria, Myanmar (la antigua Birmania), Afganistán, Etiopía o incluso en China: el trato a la minoría uigur en Xinjian, que algunos denuncian incluye trabajos forzados, o la represión democrática en Hong-Kong.

Habrá que esperar a conocer los nombres de los cuatro rusos que inaugurarán la lista aunque circulan filtracionesen inglés– que dan una idea de lo que cabe esperar: altos cargos con relación directa con el caso de Navalny, no meros capos locales ni tampoco Ministros o similares. La medida es más simbólica que práctica porque solo implica la prohibición de entrar en la UE y la congelación de cualesquiera bienes detenten en entidades financieras europeas. Es de suponer que al menos los cuatro individuos citados en las filtraciones, habrán cerrado cualquier cuenta bancaria que tuvieran en la UE. Pero los cuatro que finalmente sean designados ya no podrán cenar en París con la amante, ver jugar al Bayern en Munich o fondear en la Costa Azul o del Sol. Ni tampoco comprar un pisito para sus escapadas. Sigue leyendo

Tres lecturas interesantes para ahora: Coscubiela, Sands y Slobodian

Lluís Camprubí

Permítanme en esta ocasión no hacer una larga tribuna. Quisiera recomendarles los tres libros que tengo ahora entre manos, en fases diferentes de lectura. Creo que les pueden resultar de interés.

Acabo de acabar el último libro de Joan Coscubiela, “La pandemia del capitalismo: Una lectura interesada de la crisis del coronavirus”. El libro es un análisis a fondo de las múltiples crisis que nos atraviesan y a la vez plantea tanto propuestas operativas como ideas de fondo para superarlas. El manuscrito tiene tanto análisis como recetas muy sugerentes, y como ya sabrán que es marca de la casa del autor, permite conectar y entrelazar perfectamente el ámbito económico y el campo político y transita con comodidad del ámbito catalán al europeo. Ayuda a pensar en y desde la complejidad.

Ando inmerso por la mitad de “The Ratline: Love, lies and justice on the trail of a nazi fugitive”, de Philippe Sands. Una maravilla. Si les gustó Calle Este Oeste (East West Street) lo disfrutarán mucho, y si no, también. Es un placer. El viaje por la Historia (también por la historia de las personas concretas). La perspectiva desde el Mal. El desarrollo y las intrigas. El decapado de los misterios. Y todo ello con la contextualización y los apuntes de un excelente profesor de Derecho Internacional que ha profundizado (en la teoría y en su práctica profesional) en los crímenes contra la humanidad y los genocidios. Un lujo toda la cobertura en Derecho y su esencia que aporta. Novela, historia e Historia que atrapan. Sigue leyendo

Tiempo de diálogo

Alfonso Salmerón

Cuando escribo esto se cumple una semana de las elecciones al Parlament de Catalunya. Una semana que al ritmo que se suceden los acontecimientos, parece más bien un año. No nos había dado tiempo de digerir los resultados, cuando en las calles se sucedían las protestas por la detención del rapero Pablo Hasel. Seis días consecutivos ya de protestas violentas con destrozos de mobiliario urbano y asaltos a comercios y entidades bancarias incluidos, en los que no han faltado desproporcionadas actuaciones de la policía autonómica, además de importantes daños al patrimonio artístico de la ciudad como es el Palau de la Música.

No me detendré a describir los hechos porque son de sobra ya conocidos, quisiera centrarme más bien en la respuesta política y en las implicaciones que a corto y en el medio plazo pudieran tener en el desarrollo de la situación política. Apuntaba con acierto Enric Juliana que el malestar que el domingo se había manifestado electoralmente en forma de abstención, empezó a expresarse el lunes en forma de protestas callejeras cuando la detención del cantante encendió la chispa. Sigue leyendo

Endeudados

Marc Alloza

El Banco de España publicó que en 2020 la deuda de las Administraciones Públicas alcanzó los 1.311 mm de euros en diciembre de 2020. Esto supondría un 117,1% del Producto Interior Bruto (PIB).

Gráfico Banco de España

Durante el pasado año, el incremento interanual de la deuda del Estado ha ascendido un 10,85%. La deuda a las Administraciones de la Seguridad Social lo hizo en un 55,1% mientras que la de las CCAA lo hizo en un 2,8%. El total arroja un nuevo récord de porcentaje de deuda total de las Administraciones públicas sobre el PIB que sería el más alto desde 1902.

A nivel de empleo la EPA(Encuesta de Población Activa) cifra la tasa de paro en el 16,13%. Para el cálculo de esta tasa no se tienen en consideración los empleados en ERTE que a 31/12/2020 ascendían a 755.000. La “fábrica de ideas” de FEDEA entre cuyos patronos se encuentra el Banco de España Eurosistema, CaixaBank, BBVA, Santander, Sabadell, ACS, Telefónica… Adereza las cifras de la EPA con los “desanimados”, los afectados por ERTE y otros particulares para formar una batería de indicadores que denominan de infrautilización del trabajo.

Gráfico del informe FEDEA Aspectos económicos de la crisis del Covid-19 boletín nº9

A pesar de la notoria mejora en el último trimestre, este índice ha pasado de 5,3 millones de personas en situación de infrautilización laboral a 6,8 millones en un año. Lo que equivale al 28,4%. Es decir que más de 1 de cada 4 personas en edad de poder trabajar se encuentra en esta situación.

A todo esto el gasto en pensiones aumenta un 3,26% respecto a enero del año pasado a pesar de la caída en el aumento interanual de las pensiones que en enero se cifraba en un 0,1%, que contrasta con el 1,08% interanual de enero del año pasado. El famoso Fondo de Reserva de la Seguridad Social ha pasado de 66.815 millones de euros en 2011 a 2.150 millones en 2019 por lo que en los últimos años sólo se saca para las pagas dobles de julio y diciembre. En este punto no cabe esperar más que un mayor incremento de gasto.

Pero bueno, al final se entiende que todo esto se tendrá que pagar de alguna manera o otra. Todo el mundo lo está fiando a la recuperación que no cabe la menor duda que está por llegar, pero que igual tarda un poco más de lo previsto y luego habrá que ver a qué velocidad. En 2014 se daba por zanjada la crisis pero como se puede ver en el gráfico superior, la tasa de paro no bajo del 20% hasta el tercer trimestre de 2016 y tocó su mínimo en con el 13,78% en el 4T de 2019. Un dato que continuaba siendo malísimo pero al que, como en el caso de la incidencia acumulada de contagiados por Covid por cada 100.000 (22/02 252,19 en España), ya nos hemos acostumbrado a convivir en riesgo extremo. Aún así, el gobierno ha anunciado que entre 2022 y 2023 tiene pensado recuperar los 5 mm de euros adicionales facilitados a las autonomías durante 2020, por lo que sus economías deberán prever esta circunstancia. Aunque esperemos que no, es posible que nuevamente los servicios públicos vuelvan a bajar varios peldaños sin haber terminado de recuperar los perdidos en la crisis del 2008.

Si calculamos la derrama para hacer frente a la deuda de la comunidad, cada uno de los 47.351.567 residentes en España a partes iguales toca a unos 28.742,45€ por cabeza sin descuentos de ningún tipo ni bonificación por pronto-pago. Así que ya saben, si tienen ingresos suficientes no ahorren y gasten y nada de eludir ni mucho menos evadir.

Golpe a golpe

Carlos Hidalgo

Desde el siglo XIX hasta mediados de los años 80 del siglo XX, los generales españoles tenían la costumbre de pasar más tiempo en planificar cómo usar a los ejércitos para atacar a su propio país, antes que para defenderlo de enemigos exteriores. Aún se ven rastros fósiles de esa mala costumbre cuando uno se pone a contar los muchos tanques que España tiene, su poca capacidad de desplegarlos fuera del país y el reducido número de helicópteros de combate, por ejemplo, que nos serían de extrema utilidad para repeler a los tanques ajenos y para retomar en poco tiempo posiciones que un hipotético enemigo nos quisiera invadir y que estuvieran lejos de un aeropuerto, como Ceuta. Aún llevará décadas conseguir (y pagar) eliminar estos rastros fósiles de un diseño hecho por generales coloniales que pretendían invadir su propia patria.

Pero estoy divagando. El 23 de febrero de 1981, como todos y todas sabéis, el teniente coronel Antonio Tejero entró al Congreso de los Diputados, pistola en mano, con la intención de secuestrar al poder legislativo y acabar con la recién nacida democracia de 1978. Varios generales, destacando entre ellos el general Alfonso Armada y el general Jaime Milans del Bosch y Ussía, habían vuelto a entretenerse diseñando un blitzkrieg contra España. El golpe no salió. Entre otras cosas porque muchos otros militares no les siguieron, porque eran conscientes de que los tiempos habían cambiado, porque el Rey -entonces Juan Carlos de Borbón- les desautorizó y porque la España de 1981 ya no era la España de 1936. Sigue leyendo