La UE avanza decididamente… hacia la parálisis

LBNL

No son buenos tiempos para los europeístas que pensamos que la Unión Europea es el proyecto político democrático más interesante de la historia moderna. Nacido de las cenizas de las dos guerras mundiales y alguna otra anterior, el proyecto integrador de las sociedades europeas ha asegurado la paz continental como nunca antes, ha consolidado la democracia liberal como forma de gobierno para quinientos millones de europeos y ha sentado las bases para una prosperidad sin precedentes en el mayor mercado único del mundo. Y sin embargo…

Sigue leyendo

Cosas de cine

Lluis Camprubí

Cuando una idea prende con la potencia con la que lo ha hecho en el panteón cultural que aquí se combate, a saber, que Hollywood hace cine de derechas y Europa de izquierdas, no basta con aportar casos que desmientan el principio general, porque acaban siendo considerados excepciones a la regla. Como iremos viendo, las excepciones son mucho más abundantes que la presunta regla, lo que significa que la excepción es la regla y la regla es excepción. Que de California sale mucho más cine inspirado por valores de izquierdas que lo contrario. (…). Sigue leyendo

Cataluña en el horizonte

David Rodríguez

Se dice que todos los gobiernos suelen tener cien días de margen para demostrar sus intenciones y poder ser evaluados con un mínimo de rigor, algo así como un período de gracia. No es el caso de España, dónde el gabinete de coalición entre PSOE y Unidas Podemos ha sido vilipendiado sin piedad por las derechas del país desde el minuto cero, de hecho, desde antes de que tomara sus primeras decisiones. Los sectores más reaccionarios están demostrado, una vez más, su absoluta falta de respeto a las reglas del juego del parlamentarismo. Sigue leyendo

Valladolid, capital de España

Juanjo Cáceres

Cuesta imaginar un país cuya capitalidad no recaiga en Madrid.

Lo ha sido de forma casi ininterrumpida desde 1561, cuando así fue decidido por Felipe II, quien vio en ella un entorno de gran centralidad geográfica, buenos recursos naturales y una débil presencia de las clases nobiliarias y eclesiásticas, lo que podía permitir a la Monarquía Hispánica reafirmarse como centro del poder castellano. Un poder que en aquel momento poseía una dimensión verdaderamente imperial. Sigue leyendo

La matraca de Venezuela

LBNL

Vaya por delante que la tragedia humanitaria en Venezuela tiene apenas parangón en las últimas décadas. Los varios millones de refugiados venezolanos, que se dice pronto, rivalizan solo con los varios millones de desplazados afganos, sirios, yemeníes o colombianos, las otras cuatro tragedias humanitarias más brutales y prolongadas de los últimos años, de las cuales solo la colombiana está encauzada. Los venezolanos huyen del hambre, la escasez, la quiebra de los servicios públicos más básicos – salud, educación – y por supuesto de la represión, la arbitrariedad y la falta de seguridad. La responsabilidad principal de la crisis es evidente: el régimen “bolivariano” que ha arruinado el país a base de una gestión pésima en la que la malversación y la corrupción son moneda común. La cuestión no es quién es responsable y qué lugar en el infierno le corresponderá en la historia, sino qué podemos hacer para poner fin a esta situación tan dramática. Y ahí las opiniones divergen. En España los “patriotas rojigualdos” lo tienen claro: leña al mono que es de goma. Apoyo incondicional a Guaidó y punto, esperando que las sanciones norteamericanas hagan caer al régimen. Muy bonito pero, al menos de momento, no funciona y los venezolanos siguen sufriendo. Como los cubanos, donde el “castrismo” resiste impertérrito desde hace muchas décadas mientras decenas de miles de sus ciudadanos se juegan la vida para llegar a las costas de Florida, sufren cárcel y torturas o se resignan a malvivir con cartillas de racionamiento y falta de libertad. ¿Seguimos erre que erre o nos lo planteamos un poquito más en serio a sabiendas de que los escenarios blanco-negro son un poco facilones y generalmente poco eficaces?

Sigue leyendo

L’escola (pública) catalana en el constitucionalismo español. Curso 2019-2020.

Senyor_G

El título asustará a algunos, atraerá a otros que no acostumbran a venir y los que me conocen en directo o de este foro ya me deben estar viendo venir. También es verdad que hablo de escola catalana, cuando tendría que hablar de escola de Barcelona, pero eso puede dar lugar a equívocos cinematográficos y yo vengo con otra película, que es posible que también se esté rodando en más partes de España. Sigue leyendo

Virus

Julio Embid

Mi vocación siempre fue la Medicina. Estudié en la Universidad de Alcalá de Henares y me especialicé en Microbiología y Enfermedades infecciosas. Obtuve muy buenas notas y tras acabar la carrera, me preparé a la vez el MIR y el doctorado. Mi tesis acerca de «Procesos de control en enfermedades nosocomiales intrahospitalarias en Europa Occidental» fue muy celebrada y obtuve cum laude. Aprobé el MIR entre los cien primeros de ese año y pude escoger lo que quería sin problemas. Hice mi residencia en la unidad de Medicina Tropical del Hospital Ramón y Cajal. Tras completar los cuatro años, con algo de dinero que tenía ahorrado, marché de cooperante a África. Estuve casi una década en Angola, Namibia y Mozambique estudiando el virus del dengue. Esta es una infección muy extendida que se presenta en todos los continentes con clima tropical. En los últimos años la transmisión ha aumentado exponencialmente en zonas urbanas y se ha convertido en un importante problema de salud pública para todo el planeta. Sigue leyendo