Leer es llorar

Pedro Luna

El día de Navidad de 1836 se publicó Horas de invierno, artículo en el que Mariano José de Larra dejó escrita su celebre sentencia sobre el azaroso ejercicio literario: “Escribir en Madrid es llorar, es buscar voz sin encontrarla, como una pesadilla abrumadora y violenta. Porque no escribe uno ni siquiera para los suyos. ¿Quiénes son los suyos?¿Quién oye aquí?” Con el tiempo bien es sabido que la cita de Larra se convirtió en aquello de “Escribir en España es llorar”, quizás por esa manía de identificar a Madrid con España y viceversa, pero algo, que en cualquier caso nunca dijo ni escribió Larra. Como de costumbre, de las citas que pasaron a la historia extraemos su cuerpo y el contexto del que surgieron para quedarnos con su esqueleto, con lo efímero. ¿Pero qué quiso expresar Larra en ese arranque de dolor? Quizás su soledad, la de un escritor que sentía el vació a su alrededor, que se desgarraba ante el cainismo de las tertulias y la petulancia de la academia. Escribir es llorar cuando al otro lado no hay nadie que escuche ni lea, cuando has dejado de escribir para los tuyos porque ni siquiera reconoces quiénes son los tuyos. Sigue leyendo

La desprotección de los protegidos

Marc Alloza

Este mes de enero ha salido a la luz la violación en grupo de una niña de 13 años en Palma de Mallorca durante la pasada Nochebuena. El día en que los niños abren los regalos de Papa Noel, la menor acudió al hospital Son Llàtzer acompañada de una psicóloga de confianza para ser atendida y se activó el protocolo de agresión sexual.

La violación fue realizada por menores y adultos durante horas en un piso y en un coche. Los abogados defensores ya se han afanado a presentar whatsApps previos así como  a apuntar la presencia de drogas, alcohol en el asunto. Pero la policía ha incautado videos de la agresión hechos por los mismos agresores. Esperemos que en esta ocasión no se reabra el sangrante debate sobre hasta qué punto opuso resistencia la víctima, si gritó o no, si forcejeó o no.

Sigue leyendo

La identidad y el futuro

Carlos Hidalgo

Cuando quiero parecer sesudo me meto con la juventud posmoderna. De esa manera compenso el hecho de envejecer con el de parecer más sabio, cuando la verdad es que tengo más dudas que en mi juventud. Una de mis coletillas de sabio de cartón piedra es decir que mientras la izquierda clásica defiende derechos universales y que lleguen a todos y a todas por igual, la izquierda posmoderna defiende identidades, queriendo dividir a la reserva en una especie de puzzle de reservas naturales, donde colectivos en peligro tienen su propio kit de derechos y han de vivir aparte de los demás, pues las identidades ajenas, si pertenecen a colectivos que en algún momento les hicieron daño, les siguen dañando. Sólo por existir, al parecer. Sigue leyendo

La educación en diferido

Carlos Montbau

Ya hace un siglo Sigmund Freud hablaba de las tres profesiones inconclusas, que siempre dejaban lugares por explorar o dicho de otra manera, que no se acaban de completar nunca. Estas eran los asuntos del gobierno, gobernar, el proceso de psicoanalizar y la tarea de educar.

Qué difícil es educar! Sirva ya como carta de presentación de este artículo. Sigue leyendo

Un rayo de esperanza para Libia

LBNL

La Conferencia internacional de Berlín ayer dio un paso importante para evitar una masacre en Trípoli y reconducir la situación en Libia. Por cierto, si alguien tiene la sensación de que Libia no le concierne, que piense que la distancia entre Madrid y Trípoli es similar a la que hay con Berlín o Londres, por ejemplo. O que tenga en cuenta las inversiones petrolíferas de Repsol en Libia o las nefastas consecuencias de la guerra civil libia sobre Mali, Niger y Mauritania, de donde vienen y por donde pasan todos los inmigrantes africanos que arriesgan sus vidas intentando llegar a nuestro país en pateras. Merkel lo tiene claro. Por eso reunió en Berlín ayer a todos los actores internacionales que cuentan en el conflicto, incluyendo Rusia, Turquía, Emiratos, Egipto, Estados Unidos, Francia, Italia Reino Unido, China, la ONU y la Unión Europea, además de a los líderes de las dos partes en conflicto, El Serraj y Haftar. Ambos aceptaron formar un comité militar con 5 miembros de cada parte y las potencias reunidas, que adoptaron por consenso una declaración de 55 puntos, formarán un comité de supervisión del alto el fuego que se reunirá en Ginebra durante la primera quincena de febrero. Por algo se empieza. Ojalá fructifique. Nos va mucho en ello. A España en concreto, tanto o más que en las guerras de los Balcanes.

Sigue leyendo

Prospectivas europeas e internacionales para 2020

Lluis Camprubí

En un mundo cada vez más complejo, interdependiente e imprevisible es difícil hacer prospectivas y predicciones afinadas sobre lo qué sucederá, ni a corto, ni a medio plazo. Sin embargo, es útil tener algunas brújulas de gente que piensa para saber cuáles son los posibles escenarios e intentar anticipar aguas no cartografiadas. Es posible que el paso del tiempo desacredite algunos análisis y proyecciones, así como que aparezcan elementos que “no sabemos que no sabemos”. Pero aunque eso pueda ser, no debemos escatimar los esfuerzos para intentar preveer el futuro (o los futuros) para que no sea un lugar tan incierto. Sigue leyendo

¿Hacia una nueva política económica?

David Rodríguez

 El nuevo gobierno progresista de coalición entre el PSOE y Unidos Podemos es sin duda una muy buena noticia para todas las personas de izquierdas que aspiramos a cambiar las políticas desarrolladas durante la mayor parte de los últimos años por parte del PP. Me gustaría analizar brevemente la parte económica del acuerdo, para entender hasta qué punto podemos avanzar en medidas sustancialmente diferentes. Sigue leyendo

Política exterior europea: ducha de realismo

LBNL

El 1 de diciembre echó a andar la nueva Comisión Europea, cuya Presidenta, la ex Ministra de Defensa alemana Ursula Von der Leyen, ha definido como una Comisión geopolítica. Ella misma junto al nuevo Presidente del Consejo Europeo, el ex Primer Ministro belga Charles Michel, y el nuevo Alto Representante para la política exterior y de seguridad, el ex Ministro de exteriores español Josep Borrell, han hecho votos para reforzar la presencia internacional de la Unión Europea, particularmente en nuestro vecindario pero también en Naciones Unidas y en el entramado multilateral internacional en general. Sin embargo, los convulsos acontecimientos de los últimos días han venido a demostrar que no lo van a tener nada fácil. La falta de voluntad política de los Estados Miembros y las deficiencias estructurales de la Unión Europea se pueden mejorar. Pero la creciente tendencia internacional hacia el matonismo, la unilateralidad y el uso de la fuerza militar son ajenas a la Unión, que no puede, no quiere y no debe competir en esos ámbitos. La impotencia de la Unión en Siria es un hecho desde hace años. La esterilidad de sus esfuerzos para mitigar las consecuencias del enfrentamiento Estados Unidos-Irán se hizo patente la semana pasada. Como su impotencia en Libia, todavía más cerca, para la que Turquía y Rusia, que como en Siria y a diferencia de la UE apoyan activamente a algún bando en el conflicto, han acordado un alto el fuego a partir de la pasada medianoche. Las limitaciones en política exterior de la UE no son nuevas. Lo que es novedoso es el vacío que deja la retirada global del Estados Unidos de Trump, que está siendo ocupado por potencias indeseables.

Sigue leyendo