Después de tabaco, ¿el silencio?

Senyor_G

De las cosas que parece que nos quedarán de Zapatero hay que reconocer que la que quizás salvó más vidas y nos las hizo mejores fue la prohibición del tabaco en lugares públicos cerrados. Aunque a muchos nos parecía tan necesario, no sólo por salud sino también por comodidad, como difícil de conseguir. Y se cumplió, y básicamente se cumple[1]; y me alegra. Sigue leyendo