El contrato político

Marc Alloza

En las elecciones municipales, al congreso, senado, parlamentos autonómicos etc… los ciudadanos votamos a nuestros representantes en las instituciones para los próximos 4 años. Cada uno de nosotros emitimos el voto con nuestra motivación particular pero ninguno contamos con un contrato firmado por el partido o coalición seleccionado. Un contrato con cláusulas que indiquen cómo se va a actuar en determinados ámbitos o situaciones. Y cómo se va a penalizar a la organización en caso de incumplimiento de las mismas de forma no suficientemente justificada. Sigue leyendo

D.E.P. Ciudadanos

LBNL

¿No eran de centro? Así se definía Ciudadanos. Decían estar por encima de la tradicional dicotomomía izquierda/derecha, motivados por la modernidad, la meritocracia y la eficacia. No empezaron mal, pactando con la lista más votada en Andalucía (PSOE) y en la Comunidad de Madrid (PP), sin pillar cacho, léase exigir consejerías. Y apoyaron el primer intento de investidura de Pedro Sánchez dado el inusitado rechazo de Rajoy a presentarse. El rechazo de Podemos frustró la intentona: ambos, Ciudadanos y Podemos. dinamitaron la única reunión que tuvo lugar para tratar de sumar los votos necesarios. Y luego ya se torció todo. Tras conseguir ser la fuerza más votada en Cataluña se les fue la cabeza. Quizás porque vieron posible el sorpasso al PP y pensaron que escorarse hacia la derecha era la mejor forma de materializarlo. O porque frente al desafío independentista a Albert Rivera le pudo su pasado en Nuevas Generaciones. Desde lo del himno de Marta Sánchez no han levantado cabeza. Siguieron subiendo en las generales pero el sorpasso quedó muy lejos. Todavía más en las europeas, autonómicas y locales de un mes después. Y me temo que todavía más si nos viéramos abocados a repetir las generales tras renunciar a cualquier postulado social-demócrata – antaño contemplaban algunos, designar al PP como su socio preferente y aceptar aunar fuerzas con la ultraderecha, como ya hicieron en Colón y luego en Andalucía. La deriva hacia la derecha del PP y la livianez de su líder me hizo pensar hace algunos meses que podría salirles bien. No fue así y ahora creo que han escrito su final. Su mejor opción es una especie de coalición permanente con el PP al estilo de Convergencia i Unió o la CDU y la CSU baviera en Alemania. O la desaparición, siguiendo la estela de UPyD o antes el CDS, la operación reformista de Roca o la propia UCD. Porque la proliferación de pactos con Vox ya convierte al PP en el líder de la derecha moderada.

Sigue leyendo

Últimamente supuro bilis

Senyor_G

Ruptura EUiA e IU.

Ante la grave situación en EUiA, la Asamblea Político y Social de Izquierda Unida ha aprobado hoy 8 de junio de 2019 un tercer informe en este último semestre con las siguientes medidas para garantizar que IU tenga proyecto político y representación en Catalunya: 

  • Suspender temporalmente el protocolo con EUiA debido al incumplimiento reiterado por parte de dicha organización.
  • Poner en marcha de todas las medidas necesarias para garantizar la representación de Izquierda Unida en Catalunya y la cobertura de las y los militantes de EUiA que defienden la política de alianzas y el programa de IU.
  • Apoyar jurídicamente a las y los militantes de EUiA que quieran defender la legitimidad de los órganos de EUiA ante las posibles irregularidades que se hayan cometido.
  • Convocar una Asamblea abierta a la militancia de EUiA en Catalunya para explicar estas medidas a la que acudirá el responsable de organización federal de IU.

Sigue leyendo

Algo en común

Alfonso Salmeerón

Recta final de las negociaciones para la constitución de los ayuntamientos y comunidades autónomas con el telón de fondo de la investidura de Pedro Sánchez. Mucho se ha escrito estos días, y la que te rondaré, con relación a los pactos y acuerdos de toda índole. Opiniones para todos los gustos. Quisiera centrarme en el caso de Barcelona que está llenando titulares, artículos y sobre todo, timelines de las cuentas de los tuiteros de los ejércitos virtuales que estos días están librando una batalla sin cuartel en las trincheras digitales. Sigue leyendo

El dilema de Barcelona

David Rodríguez 

Quedan escasos días para que se celebren las investiduras a las alcaldías de toda España. Por lo que hace referencia a la capital catalana, la apuesta de Barcelona en Comú es la de un gobierno tripartito junto con ERC y PSC, y así quedó ratificado por amplia mayoría en el plenario de la organización celebrado el pasado viernes. Sin embargo, y dados los vetos cruzados de esos dos partidos, se acordó también que Ada Colau se presente a la investidura. Esto tiene algunos elementos contradictorios. Primero, porque ERC es la fuerza más votada de las tres progresistas. Segundo, por el posible apoyo de Valls para garantizar la alcaldía. Así como el gobierno tripartito supone una buena síntesis dentro del espacio de los comunes, los votos de Valls representan un problema importante de cara a la cohesión interna de la organización. Sigue leyendo

¿Es China una amenaza?

LBNL

Depende. Si por amenaza se entiende que haya un país más grande que el tuyo, más poblado y más potente económica y tecnológicamente, entonces si, al menos para Estados Unidos, que lleva varias décadas siendo la potencia hegemónica mundial y dejaría de serlo. Pero si tenemos en cuenta la lejanía geográfica de China, su trayectoria histórica de no agresión a Occidente y su coherente política exterior en las últimas décadas, no parece que sea como para que en Washington no se hable de otra cosa. Es un decir porque Trump sigue repartiendo mandobles por doquier. Pero es cierto que en los últimos meses se ha forjado un consenso sobre la necesidad de maniobrar en todos los frentes contra China, como durante la guerra fría contra Rusia.

Sigue leyendo

El «no cese» de Echenique

Carlos Hidalgo

Echenique no ha sido cesado. O al menos es lo que nos dicen desde Podemos. Resulta que el que fuera secretario de organización ya no lo es. Y que ocupa su lugar otra persona. Pero eso no es un cese, se insiste desde Podemos. Y quién diga lo contrario es un traidor, un vendido y está al servicio de las múltiples conspiraciones que acechan a Podemos. O eso ha dicho Rafa Mayoral. Sigue leyendo