En el día después, sumar para desbloquear

Juanjo Cáceres

El pasado domingo se celebraron unas elecciones que nadie pedía y tuvieron como resultado un escenario que nadie deseaba: la extrema derecha duplicó su representación en el Congreso y España se convirtió en un lugar peor. Con el país empantanado en un conflicto territorial y sumido en un bloqueo político en cuanto a lo que a la formación de Gobierno se refiere, que coincide a su vez con un importante bloqueo institucional en Cataluña, la nueva convocatoria electoral ha propulsado al populismo de derechas. Este se ha hecho fuerte propiciando la aniquilación de Ciudadanos y reforzando a Vox, su versión más extrema, que ahora mismo le pisa los talones al Partido Popular. Sigue leyendo