Desasosiego

LBNL

En ocasiones me atrevo a hacer predicciones y alguna vez incluso acierto. Ahora mismo, en cambio, me siento incapaz. Me explico. No tengo nada claro que el acuerdo PSOE-Podemos pueda salir adelante al ser indispensable la abstención de ERC o Ciudadanos, la segunda todavía más difícil que la primera. Y no tengo nada claro que sea posible un gobierno del PSOE en minoría investido con la abstención del PP, que sería la segunda opción para evitar unas terceras elecciones, cuyo resultado potencial también me sentiría incapaz de vaticinar. Tampoco tengo ni idea de si mañana martes Cháves, Griñán y Zarrías serán condenados o no por malversación y/o prevaricación en el famoso juicio de los EREs y hasta qué punto una eventual condena dificultaría aún más la formación de un gobierno liderado por el PSOE, que por otro lado ya asumió las responsabilidades políticas derivadas del caso con la dimisión de los imputados. Finalmente, soy incapaz de prever cómo evolucionará la situación procesal de Puigdemont y Junqueras después de la Opinión del Abogado General del Tribunal de la Unión Europea la semana pasada interpretando que tienen la condición de euro-diputados y por tanto gozan de inmunidad judicial salvo que la euro-Cámara otorgue los correspondientes suplicatorios. No se si el Tribunal seguirá dicho criterio ni cuándo emitirá sentencia pero está claro que la justicia belga no dará curso a la euro-orden de detención hasta que lo haga. Y me preocupa enormemente el descrédito de nuestra democracia si la justicia europea contradice el criterio de España y, sobre todo, la perspectiva de la vuelta a España de un Puigdemont crecido e intocable por la Justicia, también por lo que pueda elevar el coste de la abstención de ERC.

Sigue leyendo