Preferencia clara

LBNL

Los militantes del PSOE lo dejaron claro el sábado: el 92% – más de 100.000 votos, me rió yo de la democracia interna de Podemos o Ciudadanos – apoyó el acuerdo de gobierno con Podemos. La vieja guardia encabezada por Felipe, Guerra y Rodríguez Ibarra, dirá lo que quiera pero la inmensa mayoría de los socialistas españoles prefiere una coalición con Unidas Podemos antes que una gran coalición con el PP. Está por ver que la coalición de gobierno de izquierdas sea factible pero eso es otro cantar. La preferencia es clara en línea con lo que señalaban las encuestas, también antes de la repetición de las elecciones: gobierno de izquierdas dentro de los diez puntos ya acordados con Podemos, incluido el del diálogo abierto sobre Cataluña dentro de los límites que fija la Constitución. Ahí está el quid de la cuestión porque es previsible que la mayoría de los nueve mil y pico militantes de ERC refrenden hoy mismo la condición de “establecer una mesa de negociación para abordar el conflicto político con el Estado” para no oponerse a la investidura. ¿Aceptará la dirección de ERC un foro de diálogo suficientemente ambiguo cuya constitución no suponga per se una concesión respecto a la auto-determinación? En todo caso, la mayoría del PSOE está por la labor de afrontar el riesgo.

Sigue leyendo