Malos augurios (repetidos)

Carlos Hidalgo

Ya hay quien se relame pensando en que no nos va a quedar más remedio que ir a unas terceras elecciones. Pese a que el pacto PSOE-Podemos haya sido respaldado ampliamente por la militancia de ambos partidos, las cuentas siguen sin salir y para colmo el PP ya ha dejado claro que piensa dejar entrar a Vox en la mesa del Congreso de los Diputados. Si a los “populares” poco les importa franquear el paso a la ultraderecha, cuyo apoyo tanto necesitan, menos les importará ir a unas terceras elecciones que pongan en serio peligro el andamiaje constitucional español con una desaceleración económica global y con un ascenso de la ultraderecha que aún creen que les beneficia. Sigue leyendo