Imágenes

Arthur Mulligan

Siempre me ha gustado la ciudad de Barcelona
La primera vez llegué en barco desde Ibiza junto a unos compañeros de la universidad en donde, desde una acelerada adhesión que crecía a medida que nos poníamos morenos y solo por unos días castamente nudistas -a pesar de las alargadas sombras que proyectaban unos tricornios acharolados sobre la arena luminosa, o tal vez por eso mismo- soñábamos con vivir en Europa, que éramos daneses o más sofisticados hiperbóreos, y si la isla había sido nuestra costa azul a falta de otra edad, pasaportes y dinero, Barcelona habría de ser París y las calles de Gracia nuestros boulevares favoritos. Una auténtica revolución para la mirada. Sigue leyendo

Las elecciones que vienen

Juanjo Cáceres

Este miércoles ha tenido lugar un hecho político de especial relevancia: el President de la Generalitat, Quim Torra, con toda la solemnidad que acostumbran a exhibir los tenedores del cargo, ha anunciado que da la legislatura por concluida y que se dispone a convocar elecciones una vez se produzca la aprobación de los Presupuestos de la Generalitat.

Tras dicho anuncio, todos los partidos han tenido claro que se ha puesto en marcha el reloj electoral. Sigue leyendo

No entiendoS

Senyor_G

No entiendo, las matracas con Venezuela. Me llega que si Guaidó está de visita en Madrid y que hay que recibirlo porque se ha autoproclamado presidente de Venezuela, y que Sánchez, presidente del gobierno de España, no lo recibe. Normal, lo tendría que recibir algún autoproclamado presidente de España. Hay uno o varios a elegir entre ellos mismos: quizás Abascal, Hermann Tertsch, o no sé si Cayetana o Casado. También me llega no sé qué embrollo con una ministra Venezolana, la número 2, que ha sido visitada en el limbo aeroportuario por el ministro del ramo, el de transporte, pero que debe tener un número superior al 5, por lo menos. No sé qué problemas hay con Venezuela que no haya más graves con otros países como Marruecos, o Arabia Saudí en su versión más extrema. Sigue leyendo

Trump sigue incendiando Oriente Medio

LBNL

Se supone que hoy mismo, todo lo más mañana martes, Trump hará público su plan para poner fin al conflicto israelo-palestino. El “acuerdo del siglo” le ha llamado. El martes están citados en la Casa Blanca el Primer Ministro israelí en funciones, Netanyahu, y su máximo competidor, el centrista Ganz. No habrá ningún palestino. Ni jordano o egipcio, los dos Estados árabes que han firmado la paz con Israel. Lo peligroso es que la Autoridad Palestina podría finalmente animarse a cumplir su amenaza de romper su cooperación en materia de seguridad con Israel. Es decir, dejar de impedir atentados palestinos contra Israel desde Cisjordania. Lo peor es las razones de Trump para hacer el anuncio precisamente ahora: desviar la atención del impeachment y apoyar a Netanyahu, que está contra las cuerdas. En efecto, tras resistirse como gato panza arriba, el mismo martes la Knesset, el parlamento israelí, debatirá en sesión de urgencia aprobar el suplicatorio para que Netanyahu pueda ser procesado antes de las elecciones, las terceras seguidas, del próximo marzo.

Sigue leyendo

Leer es llorar

Pedro Luna

El día de Navidad de 1836 se publicó Horas de invierno, artículo en el que Mariano José de Larra dejó escrita su celebre sentencia sobre el azaroso ejercicio literario: “Escribir en Madrid es llorar, es buscar voz sin encontrarla, como una pesadilla abrumadora y violenta. Porque no escribe uno ni siquiera para los suyos. ¿Quiénes son los suyos?¿Quién oye aquí?” Con el tiempo bien es sabido que la cita de Larra se convirtió en aquello de “Escribir en España es llorar”, quizás por esa manía de identificar a Madrid con España y viceversa, pero algo, que en cualquier caso nunca dijo ni escribió Larra. Como de costumbre, de las citas que pasaron a la historia extraemos su cuerpo y el contexto del que surgieron para quedarnos con su esqueleto, con lo efímero. ¿Pero qué quiso expresar Larra en ese arranque de dolor? Quizás su soledad, la de un escritor que sentía el vació a su alrededor, que se desgarraba ante el cainismo de las tertulias y la petulancia de la academia. Escribir es llorar cuando al otro lado no hay nadie que escuche ni lea, cuando has dejado de escribir para los tuyos porque ni siquiera reconoces quiénes son los tuyos. Sigue leyendo

La desprotección de los protegidos

Marc Alloza

Este mes de enero ha salido a la luz la violación en grupo de una niña de 13 años en Palma de Mallorca durante la pasada Nochebuena. El día en que los niños abren los regalos de Papa Noel, la menor acudió al hospital Son Llàtzer acompañada de una psicóloga de confianza para ser atendida y se activó el protocolo de agresión sexual.

La violación fue realizada por menores y adultos durante horas en un piso y en un coche. Los abogados defensores ya se han afanado a presentar whatsApps previos así como  a apuntar la presencia de drogas, alcohol en el asunto. Pero la policía ha incautado videos de la agresión hechos por los mismos agresores. Esperemos que en esta ocasión no se reabra el sangrante debate sobre hasta qué punto opuso resistencia la víctima, si gritó o no, si forcejeó o no.

Sigue leyendo

La identidad y el futuro

Carlos Hidalgo

Cuando quiero parecer sesudo me meto con la juventud posmoderna. De esa manera compenso el hecho de envejecer con el de parecer más sabio, cuando la verdad es que tengo más dudas que en mi juventud. Una de mis coletillas de sabio de cartón piedra es decir que mientras la izquierda clásica defiende derechos universales y que lleguen a todos y a todas por igual, la izquierda posmoderna defiende identidades, queriendo dividir a la reserva en una especie de puzzle de reservas naturales, donde colectivos en peligro tienen su propio kit de derechos y han de vivir aparte de los demás, pues las identidades ajenas, si pertenecen a colectivos que en algún momento les hicieron daño, les siguen dañando. Sólo por existir, al parecer. Sigue leyendo

La educación en diferido

Carlos Montbau

Ya hace un siglo Sigmund Freud hablaba de las tres profesiones inconclusas, que siempre dejaban lugares por explorar o dicho de otra manera, que no se acaban de completar nunca. Estas eran los asuntos del gobierno, gobernar, el proceso de psicoanalizar y la tarea de educar.

Qué difícil es educar! Sirva ya como carta de presentación de este artículo. Sigue leyendo

Un rayo de esperanza para Libia

LBNL

La Conferencia internacional de Berlín ayer dio un paso importante para evitar una masacre en Trípoli y reconducir la situación en Libia. Por cierto, si alguien tiene la sensación de que Libia no le concierne, que piense que la distancia entre Madrid y Trípoli es similar a la que hay con Berlín o Londres, por ejemplo. O que tenga en cuenta las inversiones petrolíferas de Repsol en Libia o las nefastas consecuencias de la guerra civil libia sobre Mali, Niger y Mauritania, de donde vienen y por donde pasan todos los inmigrantes africanos que arriesgan sus vidas intentando llegar a nuestro país en pateras. Merkel lo tiene claro. Por eso reunió en Berlín ayer a todos los actores internacionales que cuentan en el conflicto, incluyendo Rusia, Turquía, Emiratos, Egipto, Estados Unidos, Francia, Italia Reino Unido, China, la ONU y la Unión Europea, además de a los líderes de las dos partes en conflicto, El Serraj y Haftar. Ambos aceptaron formar un comité militar con 5 miembros de cada parte y las potencias reunidas, que adoptaron por consenso una declaración de 55 puntos, formarán un comité de supervisión del alto el fuego que se reunirá en Ginebra durante la primera quincena de febrero. Por algo se empieza. Ojalá fructifique. Nos va mucho en ello. A España en concreto, tanto o más que en las guerras de los Balcanes.

Sigue leyendo