¡Alerta máxima contra la relajación!

LBNL

Que hoy empiece el proceso de desescalada es obviamente una muy buena noticia, tanto por lo que refleja de remisión de la pandemia en términos de muertos, ingresados e infectados, como por los millones de españoles que sufrirán menos restricciones y también, obviamente, para la economía, que necesita volver a la normalidad cuanto antes, en beneficio de todos. Ahora bien, que la desescalada funcione y cada vez más provincias puedan sumarse y podamos ir todos superando fases, depende principalmente del comportamiento cívico de todos y cada uno de nosotros. Porque seguimos sin tener vacuna y sin conocer a ciencia cierta apenas nada de la enfermedad. Así que lo mejor y la única garantía real de no acabar intubado o muerto, es evitar ser contagiado. No es solo lo mejor para cada uno de nosotros sino también lo mejor para el conjunto de la sociedad, porque si llegara a reactivarse la ratio de contagio sería inevitable volver atrás. Hay motivos para la esperanza pero también para la preocupación. Si nos relajamos, será un desastre. Sigue leyendo