Polarización y aceleración

Lluís Camprubí

Mucha gente en España se está preguntando las razones de -y a dónde nos lleva- esta estrategia de crispación y polarización que está siguiendo el tronco central de la derecha y la extrema derecha. Y más cuando este nivel de tensión no parece lo habitual en países de nuestro entorno. De hecho, parecería necesario más que nunca un clima político consensual para afrontar el gigantesco reto para la crisis sanitaria y para la socioeconómica. Además, no parece positivo, en un tiempo con tantas incertidumbres, ansiedad y preocupación hacia el futuro, añadir tensión política a toda la vivencia dramática que experimenta el grueso de la población. En este sentido, Enric Juliana citando a Narciso Michavila (en su rol de sociólogo electoral de referencia para los conservadores), destaca que la estrategia de crispación tan desacoplada de la necesidad de sosiego que demandan amplísimos sectores de la sociedad y que no es reflejo (de momento) de la tensión social existente, puede ser contraproducente para los intereses de la derecha. Sigue leyendo