Cosas de la prensa

Carlos Hidalgo

Voy a dejar un momento de lado la crispación imperante en la política, que me preocupa (y mucho), por otra cosa que también me ha llamado mucho la atención. La revuelta de las redacciones. Las soluciones a la crisis financiera de 2008 solucionaron las cosas muy desigualmente. De hecho, la mayor parte de los trabajadores españoles -por poner un ejemplo- tienen ahora menos poder adquisitivo que en 2008. Pues bien, dentro de los sectores más castigados aún hoy por aquella crisis está el del periodismo. Si los bancos fueron rescatados y si los precios inmobiliarios subieron un 32% desde 2014, los medios siguieron igual de precarizados, igual de vulnerables y la profesión más devaluada todavía.

La crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus provocó que la publicidad, fuente principal de ingresos para la mayoría de los medios, cayera de golpe entre un 75% y un 90%, dependiendo del caso. Hubo publicaciones en papel que, literalmente, se quedaron sin anunciantes antes de ser impresas. Y no llegaron a imprenta, claro. Sigue leyendo