Tensa espera

LBNL

Escribo estas líneas pocas horas antes de que cierren los primeros colegios electorales en Estados Unidos pero el título alude más bien a la espera que anticipo habremos de sufrir antes de saber quién será investido como el nuevo Presidente de los Estados Unidos el próximo 20 de enero. En otras palabras, sospecho que el miércoles por la mañana no estará todavía claro. Es posible que si, si Biden arrasa en todos los Estados clave, lo que no descarto pero incluso en tal caso, tal resultado solo empezará a esbozarse al alba, cuando empiecen a contablizarse los casi cien millones de votos anticipados que todo el mundo entiende serán mayoritariamente demócratas. La gran duda es si Fox News y Trump mismo no habrá aprovechado los primeros recuentos de voto presencial, que podrían resultarle favorables, para auto adjudicarse la victoria en los Estados clave y proclamarse vencedor, sentando las bases para lanzar una miríada de recursos judiciales que empantanen la situación por días, semanas e incluso meses. Sería una pésima noticia. Para todos, republicanos y demócratas al alimón. Otra cosa sería que ganara Trump en buena lid, en los primeros recuentos y cuando se cuenten los votos anticipados. Sería una tragedia para todos los que creemos que un tipo semejante es una desgracia para Estados Unidos y el mundo entero pero habría que aguantarse por mor de la democracia. Y fusilar al Partido Demócrata en pleno por no haber sabido presentar un candidato más jóven, más ilusionante y más novedoso. Pero, afortunadamente, la victoria de Trump en buena lid está prácticamente descartada. No así que no acabe saliéndose con la suya por las malas. Muy importante será también si los demócratas consiguen hacerse con la mayoría en el Senado. Por razones obvias pero, sobre todo, porque muy probablemente ayudaría a que los republicanos dejen solo a Trump en su intento de golpe de estado institucional. Veremos. Sigue leyendo