Facebook y Twitter están erosionando nuestras instituciones democráticas

Magallanes

Justin Rosenstein en su artículo “Una amenaza para la Democracia” (El País, 27/10/2020) hace una crítica muy fuerte de las plataformas de las redes sociales por su papel erosionador de las instituciones democráticas. Creo que aporta argumentos convincentes y me parece importante exponer un resumen del mismo para difundirlos. El autor es uno de los protagonistas del documental “El Dilema de las Redes” y en 2008 contribuyó a crear el botón “like” (me gusta) de Facebook. Al comienzo de su artículo manifiesta que “Más de 10 años después de 2008, tenemos pruebas avasalladoras de que las redes sociales, al dar prioridad a la capacidad de gustar por delante de la verdad, han tenido unas consecuencias imprevistas y catastróficas” para la legitimidad de la democracia”.

Y prosigue: “Las redes sociales con sus algoritmos de recomendación de contenidos están diseñados para que les prestemos la máxima atención. Por desgracia, el escándalo, las acusaciones y las mentiras procaces venden más que la verdad y sus matices. Y mientras las empresas tecnológicas busquen el máximo beneficio con la ampliación de sus contenidos seguirán degradando y poniendo en peligro el futuro de la democracia”. Sigue leyendo