El mal perder

Carlos Hidalgo

Pues mientras sigue el interminable recuento electoral tan anglosajón de los Estados Unidos, parece que con todos los votos contados, Donald Trump ha perdido contra Joe Biden. El Colegio Electoral, ese parlamento de un solo uso que se encarga de escoger al presidente de los Estados Unidos, tiene mayoría absoluta asegurada para Biden, mientras que Trump no tendría opciones de ganar, aunque todos los votos que quedan por contarse fueran a su favor (que no lo serán). Lejos de reconocer esto, el aun presidente estadounidense niega la realidad -como viene haciendo desde siempre-, dice que sólo son legales los votos a su favor y denuncia un fraude electoral masivo que nadie es capaz de demostrar.

Los que conocen al personaje Trump desde hace tiempo dicen que esto es la manera habitual de proceder para él, incluso antes de entrar en política. Una de las tácticas de negocio de Trump era no pagar a sus proveedores para luego inundarlos a denuncias -fundadas o no-, de tal manera que el proveedor terminase concluyendo que era mejor quedarse sin pagar a hacer frente a los gastos legales de tanto pleito. Sigue leyendo