¿Hechos?

LBNL

La percepción de la realidad importa tanto o más que la realidad misma porque la subjetividad de cada uno influye mucho en cómo interpretamos los mismos hechos, incluso cuando se desarrollan delante de nosotros, y las conclusiones que extraemos de los mismos. Las divergencias lógicamente aumentan cuando entra en juego también la subjetividad del que nos relata los hechos y, exponencialmente, cuantos más pasos intermedios haya entre el hecho en sí y nuestra interpretación del mismo. Pero tengo la sensación de que la cosa se está desmadrando completamente y no tengo claro que vaya a mitigarse en el futuro. Lo digo porque ayer mismo mi mujer y yo charlábamos tranquilamente y en un momento dado ella desdeñó algo que yo mencioné diciendo que eso era así solo para “los locos de siempre”. Pero pocas horas más tarde leí en El País que según la encuesta de 40dB el 40% de los españoles cree que hay una conspiración detrás de las vacunas del COVID, porcentaje que asciende hasta el 55% entre los votantes de Vox (esto me cuadra) pero que ¡se mantiene en un 29% para los votantes del PSOE y un 25% para los de Podemos! Cuando la mayoría era analfabeta y la minoría era ilustrada, las cosas estaban más claras, sobre todo porque la mayoría no aspiraba a opinar más allá de sus intereses directos y la religión se ocupaba de dar respuestas y constreñir su comportamiento. La absolutamente necesaria socialización de la educación ha conllevado innumerables ganancias individuales y sociales, incluida la adhesión inmensamente mayoritaria a la democracia como forma de gobierno y el rechazo a la violencia. Pero no parece haber sido suficientemente profunda como para que, al menos una gran parte de la sociedad sea capaz de resistir las presiones desinformativas que, en el mundo digitalizado y globalizado en el que vivimos, son cada vez más intensas.

Tendría que consultar la encuesta directamente de 40dB (solo estará disponible mañana) pero quiero pensar que parte de los encuestados confunde conspiración con el posible origen del virus en un laboratorio chino – no descartable – en el que por lo visto cree el 65% de la población. Es decir, que no puede que no sea exacto que el 40% de la población crea que la pandemia es un puro invento o que se ha propagado ex profeso – tengo un amigo, muy majo y muy intelectual, que está convencido de esto último. Aún así, que 40% de los españoles crea que se oculta el origen del virus en un laboratorio me parece francamente preocupante. Sigue leyendo