Inquietante Trump

Carlos Hidalgo

Cuando hace un par de semanas hablé de las elecciones estadounidenses, confesé que me preocupaban, sobre todo, por el efecto de imitación que pueden producir en otros países y más concretamente en el nuestro. Mientras mucha gente observa lo que pasa preocupada por el posible fallo de una democracia, otros observan las maniobras de Trump y de una insólita mayoría del Partido Republicano de los Estados Unidos como una nueva receta de obtener y mantener el poder al precio que sea.

Que Trump se negara a aceptar los resultados no era necesariamente una sorpresa. Ya amenazó con no hacerlo en las elecciones contra Clinton, cuando dijo que sólo aceptaría los resultados si le eran favorables. Pero que ahora, además de no aceptarlos, se niegue a poner en marcha el proceso de transición entre administraciones, tensa peligrosamente las cosas. Sigue leyendo