Tres lecturas interesantes para ahora: Coscubiela, Sands y Slobodian

Lluís Camprubí

Permítanme en esta ocasión no hacer una larga tribuna. Quisiera recomendarles los tres libros que tengo ahora entre manos, en fases diferentes de lectura. Creo que les pueden resultar de interés.

Acabo de acabar el último libro de Joan Coscubiela, “La pandemia del capitalismo: Una lectura interesada de la crisis del coronavirus”. El libro es un análisis a fondo de las múltiples crisis que nos atraviesan y a la vez plantea tanto propuestas operativas como ideas de fondo para superarlas. El manuscrito tiene tanto análisis como recetas muy sugerentes, y como ya sabrán que es marca de la casa del autor, permite conectar y entrelazar perfectamente el ámbito económico y el campo político y transita con comodidad del ámbito catalán al europeo. Ayuda a pensar en y desde la complejidad.

Ando inmerso por la mitad de “The Ratline: Love, lies and justice on the trail of a nazi fugitive”, de Philippe Sands. Una maravilla. Si les gustó Calle Este Oeste (East West Street) lo disfrutarán mucho, y si no, también. Es un placer. El viaje por la Historia (también por la historia de las personas concretas). La perspectiva desde el Mal. El desarrollo y las intrigas. El decapado de los misterios. Y todo ello con la contextualización y los apuntes de un excelente profesor de Derecho Internacional que ha profundizado (en la teoría y en su práctica profesional) en los crímenes contra la humanidad y los genocidios. Un lujo toda la cobertura en Derecho y su esencia que aporta. Novela, historia e Historia que atrapan. Sigue leyendo

Tiempo de diálogo

Alfonso Salmerón

Cuando escribo esto se cumple una semana de las elecciones al Parlament de Catalunya. Una semana que al ritmo que se suceden los acontecimientos, parece más bien un año. No nos había dado tiempo de digerir los resultados, cuando en las calles se sucedían las protestas por la detención del rapero Pablo Hasel. Seis días consecutivos ya de protestas violentas con destrozos de mobiliario urbano y asaltos a comercios y entidades bancarias incluidos, en los que no han faltado desproporcionadas actuaciones de la policía autonómica, además de importantes daños al patrimonio artístico de la ciudad como es el Palau de la Música.

No me detendré a describir los hechos porque son de sobra ya conocidos, quisiera centrarme más bien en la respuesta política y en las implicaciones que a corto y en el medio plazo pudieran tener en el desarrollo de la situación política. Apuntaba con acierto Enric Juliana que el malestar que el domingo se había manifestado electoralmente en forma de abstención, empezó a expresarse el lunes en forma de protestas callejeras cuando la detención del cantante encendió la chispa. Sigue leyendo

Endeudados

Marc Alloza

El Banco de España publicó que en 2020 la deuda de las Administraciones Públicas alcanzó los 1.311 mm de euros en diciembre de 2020. Esto supondría un 117,1% del Producto Interior Bruto (PIB).

Gráfico Banco de España

Durante el pasado año, el incremento interanual de la deuda del Estado ha ascendido un 10,85%. La deuda a las Administraciones de la Seguridad Social lo hizo en un 55,1% mientras que la de las CCAA lo hizo en un 2,8%. El total arroja un nuevo récord de porcentaje de deuda total de las Administraciones públicas sobre el PIB que sería el más alto desde 1902.

A nivel de empleo la EPA(Encuesta de Población Activa) cifra la tasa de paro en el 16,13%. Para el cálculo de esta tasa no se tienen en consideración los empleados en ERTE que a 31/12/2020 ascendían a 755.000. La “fábrica de ideas” de FEDEA entre cuyos patronos se encuentra el Banco de España Eurosistema, CaixaBank, BBVA, Santander, Sabadell, ACS, Telefónica… Adereza las cifras de la EPA con los “desanimados”, los afectados por ERTE y otros particulares para formar una batería de indicadores que denominan de infrautilización del trabajo.

Gráfico del informe FEDEA Aspectos económicos de la crisis del Covid-19 boletín nº9

A pesar de la notoria mejora en el último trimestre, este índice ha pasado de 5,3 millones de personas en situación de infrautilización laboral a 6,8 millones en un año. Lo que equivale al 28,4%. Es decir que más de 1 de cada 4 personas en edad de poder trabajar se encuentra en esta situación.

A todo esto el gasto en pensiones aumenta un 3,26% respecto a enero del año pasado a pesar de la caída en el aumento interanual de las pensiones que en enero se cifraba en un 0,1%, que contrasta con el 1,08% interanual de enero del año pasado. El famoso Fondo de Reserva de la Seguridad Social ha pasado de 66.815 millones de euros en 2011 a 2.150 millones en 2019 por lo que en los últimos años sólo se saca para las pagas dobles de julio y diciembre. En este punto no cabe esperar más que un mayor incremento de gasto.

Pero bueno, al final se entiende que todo esto se tendrá que pagar de alguna manera o otra. Todo el mundo lo está fiando a la recuperación que no cabe la menor duda que está por llegar, pero que igual tarda un poco más de lo previsto y luego habrá que ver a qué velocidad. En 2014 se daba por zanjada la crisis pero como se puede ver en el gráfico superior, la tasa de paro no bajo del 20% hasta el tercer trimestre de 2016 y tocó su mínimo en con el 13,78% en el 4T de 2019. Un dato que continuaba siendo malísimo pero al que, como en el caso de la incidencia acumulada de contagiados por Covid por cada 100.000 (22/02 252,19 en España), ya nos hemos acostumbrado a convivir en riesgo extremo. Aún así, el gobierno ha anunciado que entre 2022 y 2023 tiene pensado recuperar los 5 mm de euros adicionales facilitados a las autonomías durante 2020, por lo que sus economías deberán prever esta circunstancia. Aunque esperemos que no, es posible que nuevamente los servicios públicos vuelvan a bajar varios peldaños sin haber terminado de recuperar los perdidos en la crisis del 2008.

Si calculamos la derrama para hacer frente a la deuda de la comunidad, cada uno de los 47.351.567 residentes en España a partes iguales toca a unos 28.742,45€ por cabeza sin descuentos de ningún tipo ni bonificación por pronto-pago. Así que ya saben, si tienen ingresos suficientes no ahorren y gasten y nada de eludir ni mucho menos evadir.

Golpe a golpe

Carlos Hidalgo

Desde el siglo XIX hasta mediados de los años 80 del siglo XX, los generales españoles tenían la costumbre de pasar más tiempo en planificar cómo usar a los ejércitos para atacar a su propio país, antes que para defenderlo de enemigos exteriores. Aún se ven rastros fósiles de esa mala costumbre cuando uno se pone a contar los muchos tanques que España tiene, su poca capacidad de desplegarlos fuera del país y el reducido número de helicópteros de combate, por ejemplo, que nos serían de extrema utilidad para repeler a los tanques ajenos y para retomar en poco tiempo posiciones que un hipotético enemigo nos quisiera invadir y que estuvieran lejos de un aeropuerto, como Ceuta. Aún llevará décadas conseguir (y pagar) eliminar estos rastros fósiles de un diseño hecho por generales coloniales que pretendían invadir su propia patria.

Pero estoy divagando. El 23 de febrero de 1981, como todos y todas sabéis, el teniente coronel Antonio Tejero entró al Congreso de los Diputados, pistola en mano, con la intención de secuestrar al poder legislativo y acabar con la recién nacida democracia de 1978. Varios generales, destacando entre ellos el general Alfonso Armada y el general Jaime Milans del Bosch y Ussía, habían vuelto a entretenerse diseñando un blitzkrieg contra España. El golpe no salió. Entre otras cosas porque muchos otros militares no les siguieron, porque eran conscientes de que los tiempos habían cambiado, porque el Rey -entonces Juan Carlos de Borbón- les desautorizó y porque la España de 1981 ya no era la España de 1936. Sigue leyendo

Keynes y Roosevelt: precursores del Estado de Bienestar

Magallanes

El capitalismo sufrió muchas crisis antes de la Gran Depresión de 1929, pero ninguna tan terrible como esta última. Roosevelt fue nombrado presidente después de las primeras consecuencias de destrucción del tejido normal de funcionamiento de una economía capitalista. Hasta entonces se consideraba que el gobierno de un Estado debería, como cualquier empresa privada, mantener sus gastos en equilibrio con sus ingresos. Otra cosa eran las guerras, pero aquí la solución era la emisión de impuestos extraordinarios y empréstitos a los bancos para mantener con dificultades ese equilibrio. El patriotismo justificaba el endeudamiento a largo plazo.

Pero la gran depresión puso al borde de la destrucción total el funcionamiento de la economía con sus consecuencias de desórdenes públicos, hambre, guerras civiles y, sobre todo, una revolución comunista, como la que intentaron los espartaquistas alemanes que fracasó, y como la que triunfó en Rusia en 1917. La idea de que el capitalismo era funesto y que, al igual que sustituyó al feudalismo, tenía que ser sustituido por el socialismo, prendió en muchos intelectuales del mundo occidental que se afiliaban a los partidos comunistas de sus respectivos países. Sigue leyendo

Gil de Biedma y el nuevo orden moral

Arthur Mulligan

El Instituto Cervantes presidido por su director Luis García Montero homenajeó al poeta Jaime Gil de Biedma y en el curso del mismo el responsable de la institución habló de la necesidad de “analizar la obra del poeta con rigor filológico y no en esos puestos de segunda mano que depara el Rastro del cotilleo, la falta de estudios universitarios y la murmuración calumniosa”.

Por calumnias, el director del Cervantes aludía -explica Trapiello en su blog Hemeroflexia– a las declaraciones de quienes la víspera habían «opinado libre y respetuosamente sobre la pertinencia de ese acto y sobre la conducta del propio GdeB.», es decir, sobre sus relaciones sexuales con niños de unos doce o trece años de las que el propio Gil de Biedma ha dado cuenta en sus textos. Sigue leyendo

90 años después

Juanjo Cáceres

El 12 de abril de 1931, Francesc Macià, acompañado de Lluis Companys, proclamaba la República Catalana. Esa proclamación pronto dejaría paso a la constitución de un Govern provisional de la Generalitat, que una vez aprobado el Estatut de Núria, sería elegido democráticamente en las elecciones catalanas del 20 de noviembre de 1932. Tanto Macià como Companys serían presidentes en el periodo republicano, ambos como miembros de Esquerra Republicana de Catalunya. Un partido que 90 años después se dispone a asumir de nuevo la presidencia de la Generalitat y que incluso podría llegar a hacerlo con motivo del 90 aniversario de aquella proclamación, ya que hay dos meses de margen desde la finalización de las elecciones para proceder a la investidura del nuevo presidente.

En un territorio donde los símbolos son importantes, no parece una cuestión menor que Pere Aragonès pueda erigirse en sucesor de Macià y Companys, ni que pueda reclamarse heredero del gobierno republicano. Creo que a pesar de lo ajustada de su victoria ante Junts, para la que ha hecho falta la competencia electoral del PDECAT sobre Laura Borràs, de la victoria de Salvador Illa, y de la fragmentación parlamentaria (ninguna fuerza dispone siquiera del 50% de los votos necesarios para establecer una mayoría absoluta), la ansiada recuperación de la presidencia por parte de ERC es un significativo logro político. Sigue leyendo

No tengo ni idea de razas

Carlos Hidalgo

Nunca pensé que en mi vida adulta vería una manifestación en España donde se dijera “la culpa es del judío”. Y menos por parte de alguien joven. Además, no entiendo nada. ¿Cómo es que todavía hay gente que culpa a los judíos de todos los males, como hace 1000 años? En cualquier caso, parece que se la han vuelto a colar al inefable delegado del Gobierno en Madrid, don José Manuel Franco, que autorizó dicha manifestación pensando que los nazis harían “lo que hacen todos los años”. ¿Y qué hacen todos los años? ¿Cosas nazis, como dicen en el gag de “Padre de Familia”?

Por otro lado, hasta donde yo sé, ser judío es practicar una religión, aunque haya gente que hable de ello en términos de raza. Y es que de razas ya sí que no entiendo nada de nada. Con la religión, con cualquier religión, me puedo meter. Los dioses y las patrias siempre exigen sacrificios sangrientos y pocas veces te prometen un mes de vacaciones pagadas en vida. Sigue leyendo

Una jornada electoral nada común. De vocal en #Eleccions14F

Senyor G

(A Zeta, el Senyoret_U y al mosso que decidió que nuestro colegio cerrase a las 20:00h)

Pues otra vez elecciones en Cataluña, autonómicas, no les puedo hacer mucho análisis de campaña ni resultados, por una parte tenía otros asuntos personales y laborales que atender durante la campaña, como tantos otros, y por otra aún no tengo muy claro como ha quedado el parlamento catalán, entre otras cosas porque ayer estuve de vocal en estas elecciones nada comunes y el lunes ha sido para la família.

Tenía prevista mi apoyo a En Comú Podem con mi voto y haciendo de apoderado. Tenía permiso en casa si me llevaba una mascarilla FFP, pero finalmente, más tarde de lo habitual, me llegó el nombramiento como vocal 1 de de la mesa electoral, así que el debate quedó zanjado. Hasta me pareció justo que en la complicada situación actual nos tocase a personas que pensábamos que se tenían que realizar estas elecciones. Precisamente por la crítica situación (al contrario que el grueso procesista) no podíamos estar con un gobierno descabezado y sin parlamento. Gobierno descabezado por la falta de cabeza de Torra, ERC y Junts per Catalunya. No, la responsabilidad no era de la JEC o los jueces: precisamente la diferencia entre el antiguo régimen y el camino de la democracia es la supeditación del poder a la ley. Pero me alejo de un tema que me va grande para volver al domingo de elección y decidir colectivamente nuestra apuesta como sociedad. Sigue leyendo

Vaya fregado

LBNL

Caben muchas cábalas a propósito de los resultados electorales de anoche en Cataluña pero pocas esperanzas de que Cataluña vaya a salir de la parálisis que sufre desde hace años tras escuchar Pere Aragonés emplazando en inglés a las instituciones europeas a implicarse en la causa del referéndum. El PSC fue el partido más votado empatado a escaños con ERC pero ganó el independentismo, tanto en escaños – 74 frente a los 70 de 2017 – como en votos – 50,9% frente al 47.5%, con un ambiguo 6,8% adicional de En Común Podemos (ligeramente inferior al 7,4% de 2017). El independentismo está tan fragmentado al menos como el constitucionalismo pero Junts perdió por fin la primacía frente a ERC, lo que facilitará que la CUP apoye la investidura de Aragonés. Tendremos por tanto tripartito pero no el cacareado por la derecha sino el peor para Cataluña. Disentirán algunos argumentando que Esquerra podrá hacer sus votos en el Congreso para conseguir mesas, indultos, referendos y hasta amnistías. Coincidirán en ello soberanistas utópicos y peperos en busca de una solución milagrosa a su debacle pero siento chafar sus ilusiones: no va a ocurrir. Porque lo que no puede ser es imposible y, además, al PSOE no le resulta indispensable.

Bravo por Iván Redondo por su idea de reemplazar a Iceta por Illa y olé a Sánchez por su audacia en seguir el consejo de su asesor aúlico: ser la fuerza más votada en Cataluña y la primera en escaños – empatada con ERC – no es moco de pavo. Bravo por Illa también presentándose como candidato a la investidura – como no se atrevió a hacer Arrimadas – si bien muy probablemente quedará como una declaración de intenciones dado que es el presidente del Parlament el que propondrá al candidato a la investidura tras una ronda de consultas. Sigue leyendo