¡Toma ya elecciones anticipadas!

LBNL

Lo ha dejado meridianamente claro Pedro Sánchez con su profunda remodelación ministerial: más juventud, más PSOE y más mujeres todavía. Abundan los análisis sobre las salidas de Calvo, Redondo y Ábalos, el ascenso de Calviño y Tezanos, la vuelta del “descarriado” Oscar López y la ausencia de vice-presidencia política pero para mí el mensaje macro es inequívoco: Sánchez va a agotar la legislatura y confía en la recuperación económica al albur de los fondos europeos para renovar su mandato otros cuatro años. Y allá se las componga la derecha para mantener el run-run sobre la imperiosa necesidad de anticipar las elecciones. Ayer Casado antes que exigírselo ya le pedía por favor que lo hiciera. Porque si Sánchez no quiere, no se adelantarán dada la incapacidad de la derecha de concitar apoyos en todo el arco parlamentario más allá de algún escaño “regional” aislado. Otra cosa es que el nuevo esquema sirva para materializar una acción de gobierno más coordinada, más eficaz y con mayor impacto. Pero el planteamiento no es malo en absoluto.

Da un poco igual si Redondo quería “parar” como ha dejado entender o fue defenestrado por haber dado pie a que se percibiera que mandaba más que el Presidente. El caso es que el todo poderoso gurú ya no está. Como tampoco lo está Calvo, que ha tenido tres años de gloria en un nivel de responsabilidad inimaginable cuando Zapatero la cesó tras desempeñarse mediocremente como Ministra de Cultura. Ni Ábalos, del que si me creo que haya sido él el que pidió el relevo, también en el PSOE, tras haber dado siempre la cara en los momentos menos gratos. Su próximo destino nos confirmará o no la hipótesis. Sigue leyendo