¿Paz, guerra fría o caliente?

LBNL

Porque estas son las opciones con Rusia si bien la primera – una paz armoniosa – parece imposible con un gobierno que asesina, encarcela y tortura a sus opositores no violentos – ¿recuerdan a Navalny que sigue pudriéndose en alguna cárcel remota tras sobrevivir a un envenenamiento con Novichok el años pasado y todo ello solo por denunciar a Putin como corrupto? ¿O al ex agente de inteligencia militar ruso Skripal que en 2018 sobrevivió de milagro a un envenenamiento con Novichok en Reino Unido que acabó por accidente con la vida de dos indigentes? ¿O al ex agente del KGB Litvinenko, que murió en Londres en 2006 tras tomar un té aderezado con Polonio radioactivo? ¿O a la activista democrática Politovskaya que sobrevivió al envenenamiento en 2004 pero no a los disparos de bala en 2006? ¿O al político Nemtsov asesinado a tiros en Moscú en 2015?

Entre las dos opciones restantes, es obvio que la guerra fría es menos mala que el conflicto bélico. Peor no está claro que vayamos a poder evitarla. En los últimos días Putin y su ministro de Exteriores Lavrov, han explicado claramente qué pretenden con la masiva movilización militar que han preparado en las inmediaciones de Ucrania. Ucrania ha sido siempre rusa – han venido a decir – y su entrada en la OTAN o su rearme por “el Oeste” son casus belli. En abril Putin ya montó otra movilización militar de importancia y Biden accedió a reunirse con él en Ginebra, entre otras cosas para amenazarle de que se le iba a caer el pelo si Rusia no cesaba en sus dañinos ataques cibernéticos. Cuya “paternidad” Putin negaba y siguió negando, pero que cesaron… Pero Putin percibe que EE.UU. no está cumpliendo y viendo que Ucrania no cede sino que redobla sus esfuerzos contra la “rebelión” pro-rusa en Dombás, ha vuelto a las andadas. Conclusión: nueva “Cumbre”, esta vez telemática, el martes, que esperemos consiga al menos evitar una cruda guerra convencional en Europa a finales de enero, que es cuando las tropas rusas estarán listas para invadir. Sigue leyendo