El lío de la COVID

LBNL

No sé ustedes pero a mi alrededor hay mucha confusión sobre todo lo relacionado con la COVID. De una parte, mucha gente todavía no tiene claro que se contagia por vía aérea, es decir, también sentado en un bar, restaurante o no digamos ya, en una fiesta. Por más que todo el mundo esté vacunado y se haya hecho un test de antígenos, que reducen pero no eliminan la probabilidad de contagiarse. De otra, la gente no tiene claro qué hacer cuando ha estado en contacto con alguien que da positivo. Si no tienen síntomas muchos estiman que pueden hacer vida normal, y más todavía si el contacto positivo tampoco los tiene, pese a que todos sabemos que, afortunadamente, muchos infectados son asintomáticos. Lo cual no implica en modo alguno que aquellos a los que infecten los asintomáticos, también vayan a serlo. Para redondear, llevamos meses esperando y reclamando la vacuna para los niños y ahora que llegan surgen las dudas sobre los posibles riesgos de administrársela.

La gente no es tonta pero necesita claridad, y no hablo de España solo. Tengo un amigo que acaba de volver de EE.UU. tras pasarse una semana allá con COVID. Para mi sorpresa, el médico le dijo que podía salir de la habitación del hotel a pasearse, lo cual hizo. Y para mi total asombro, al remitir los síntomas le dejaron embarcar de vuelta a su país de residencia sin exigirle una PCR negativa. Asombro porque tengo un conocido que se pasó un par de semanas dando positivo tras desaparecerle todos los síntomas. Y otra que, con su marido encamado y positivo, se planteaba ayer si acudir a una reunión de trabajo con otras quince personas durante varias horas porque el protocolo no dejaba claro si estaba prohibido. Afortunadamente su oficina la ha eximido de la obligación de hacerlo pero conozco un caso de una limpiadora de residencias de ancianos a la que su empresa la obligó a seguir trabajando pese a que su marido tenía COVID. ¡¡Limpiadora de residencias de ancianos!! Y tengo otro amigo que pasó la enfermedad hace un año – quizás me contagié esa noche que pasé bailando salsa en el tugurio debajo de mi casa, me contó – y que como fue leve y está vacunado, sostiene que las medidas actuales son completamente exageradas excepto para la tercera edad, porque de los demás no se muere nadie. Sigue leyendo