Ucrania y los nazis

LBNL

El que más y el que menos se habrá extrañado – cuando no escandalizado – por las repetidas diatribas de Putin sobre que Ucrania es un país dominado por los nazis, lo cual es todavía más increíble teniendo en cuenta que el Presidente Zelensky es judío. Pero tiene su lógica, aunque más difícil de entender desde la España ajena a la segunda guerra mundial. Porque lo cierto es que, simplificando, el ejército rojo soviético hubo de luchar en media Europa contra los nazis apoyados por las milicias locales fascistas. El apoyo de los locales “buenos”, los partisanos, también en Ucrania, no cuenta en el imaginario ruso porque eran principalmente comunistas y por tanto dispuestos a la integración en el imperio del hombre nuevo dirigido desde Moscú. Ergo, los nacionalistas locales que hoy se oponen al destino común con Rusia son herederos ideológicos de los nazis, con independencia de que no sean antisemitas y se rijan por principios democráticos.

Un amigo letón me comentó hace un par de años que durante muchos años odiaron la ocupación alemana pero que bastó un año de “liberación” rusa, soviética, para que se echaran en brazos de los alemanes para combatirla. Ergo, nazis. Y los que hoy se resisten a la dominación rusa, tres cuartos de lo mismo. Es una lógica falaz pero muy simple, y que cala en la población rusa, la que más bajas sufrió a manos de los nazis – ¿27 millones? Incluyendo claro está a los partisanos locales que luchaban junto a ellos – y que venera la efeméride del 9 de mayo – la liberación de Berlín – todavía hoy con entusiasmo. Sigue leyendo