Miradas 104 años después

Juanjo Cáceres

El pasado 11 de noviembre conmemorábamos el 104 aniversario de la finalización, en 1918, de la Primera Guerra Mundial, esa todavía gran desconocida, que desde el centenario de su inicio y de su finalización ha ido haciéndose un hueco cada vez mayor entre nosotros, hasta rivalizar en los últimos tiempos con la Segunda Guerra Mundial como principal foco de interés histórico de la primera mitad del siglo XX.

Signo de ello han sido, por ejemplo, dos aportaciones muy recientes al catálogo de Netflix. La primera y más importante, el nuevo remake de la película Sin novedad en el frente. Lo interesante de esta obra, que tiene su origen en una novela de Erich Maria Remarque, es que su primera versión cinematográfica es de 1930, es decir, de casi una década antes de iniciarse la Segunda Guerra Mundial. De ahí que su planteamiento, de marcado tono antibelicista, 27 años antes que Stanley Kubrick dedicase a esta misma guerra, con un espíritu similar, su trabajo Senderos de gloria, supusiera un verdadero hito. A este antecedente le seguiría mucho después un segundo film, en este caso de 1979, con un planteamiento similar y una calidad menos remarcable y finalmente, en 2022, el tercero que, sacando partido de las tecnologías actuales, nos transporta al conflicto con una intensidad y crudeza como nunca antes la habíamos visto. Lo hace, además, consciente de todo el conocimiento que hoy tenemos sobre los detalles de ese conflicto y sin renunciar a una lectura propia que se aleja de la trama original, para plantear un relato renovado, donde todo cambia para que nada siga igual, con la única excepción de su espíritu. Muy recomendable, la verdad. Sigue leyendo