Roma locuta, causa finita

Arthur Mulligan

En una entrevista que hoy amarillea con intensidad, nuestro actual Presidente aseguraba hasta siete veces que jamás pactaría con Bildu; hoy, la alianza con Bildu es un alianza duradera y estable, pasando con todos los derechos a ser un socio más de referencia del gobierno, no sin antes sacrificar por el camino a Lastra quien con cara de circunstancias, negociaba con los herederos de ETA como ahora hace Patxi López, próximo candidato a la hoguera.

El precio (siempre lo hay) es la retirada de la Guardia Civil de Tráfico en Navarra, uno de cuyos miembros fue la primera víctima mortal de la banda, desmintiendo de paso las numerosas declaraciones en sentido contrario de la ambiciosa líder del PSN Chivite.

Aizpurúa ha sido un personaje especialmente abyecto por sus señalamientos de objetivos a ETA, especialmente a colegas de profesión como Javier Ybarra y José Luis López de la Calle que pagaron con su vida la defensa de la libertad de opinión que ahora disfruta la diputada abertzale. Sigue leyendo