Moción de tortura

Juanjo Cáceres

El pasado jueves se me ocurrió lanzar un mensaje en las redes sociales con el siguiente contenido:

“El Congreso ha sido durante dos días un espacio para discursos: Machistas, Negacionistas, Conspiracionistas, Intolerantes, Beligerantes, Antipolíticos, Antidemocráticos, Excluyentes, Ofensivos, Despectivos,Insultantes. Votar sirve para que eso no pase.”

En todo eso y mucho más se convirtió la cámara legislativa por excelencia gracias a la moción de Vox: en un hemiciclo donde proliferaron discursos de fuerte hostilidad. Hace un año esto no hubiera sido posible. Antes de noviembre de 2019, Vox carecía de los 35 diputados necesarios para iniciar una moción de censura y antes de abril de 2019, ni siquiera tenía presencia en la cámara legislativa por excelencia. Sigue leyendo

La Transición reinventada

Juanjo Cáceres

La justicia argentina sentó el pasado 3 de septiembre ante un tribunal al exministro Rodolfo Martín Villa en calidad de investigado por crímenes de lesa humanidad. El objetivo de la magistrada Servini era determinar su relación con doce muertes causadas por las fuerzas del orden franquistas entre 1976 y 1978. El hecho no pasó desapercibido para la prensa nacional, ni para amplios sectores de la ciudadanía, que celebraron con felicidad el que por fin un franquista se sentara en el banquillo.

Vaya por delante que es evidente que España sigue en deuda con las víctimas del Franquismo y que hay que seguir reclamando justicia y reparación mientras no se excaven las fosas, se identifique a las personas desaparecidas, se eliminen o reinterpreten los elementos de exaltación del Franquismo presentes todavía en el espacio público o se anulen los juicios de los tribunales franquistas. También lo es que, una vez muerto Franco, el franquismo siguió vivo en eso que denominamos Transición y que la llegada de la democracia se fraguó también sobre la muerte y el sufrimiento de muchos luchadores y luchadoras antifranquistas, de los cuales también hay que hacer memoria y para los que hay que exigir reparación. Aceptado todo eso y subrayando que es mucho lo que queda por hacer, la imputación de Martín Villa por la justicia argentina por un delito de esas características me inquieta desde un punto de vista jurídico, político e histórico. Sigue leyendo

Rey emérito, república y país (y III)

Juanjo Cáceres

El pasado 28 de julio presentábamos la segunda entrega de esta trilogía de reflexiones monárquicas. Casi dos meses después, con todo lo transcurrido desde entonces, puede resultar cansino volver sobre el tema: en julio no se había producido todavía la marcha de Juan Carlos de Borbón, ni habíamos asistido a ese alud de respuestas políticas a la misma, ni tampoco a la resurrección del mensaje republicano que la huida ha suscitado. Pero sí que resulta útil relacionar ese terremoto político con la robustez de la monarquía constitucional: ¿ha supuesto ese escándalo algún cambio en la agenda política del país o ha hecho vislumbrar algún nuevo horizonte? La respuesta es negativa y las causas son más que evidentes.

El fuerte blindaje de la Constitución del 78, difícilmente abordable mediante la fórmula reivindicada las últimas semanas de convocar un referéndum para decidir entre monarquía y república, no se ha visto ni mínimamente alterado. Mientras los partidos de un signo cerraban filas con la Familia Real, los de otro signo decían aquello de que “España, mañana, será republicana”, subrayando después: “Pero no hoy”. Los tiempos de Covid-19 no han propiciado manifestaciones masivas impugnatorias de la monarquía y tampoco es evidente que, en caso de darse un contexto sanitario más propicio, estas hubieran superado los compartimentos ideológicos habituales en este tipo de pronunciamientos. Sigue leyendo

Rey emérito, república y país (II)

Juanjo Cáceres

En el artículo anterior, completamos una revisión crítica de la evolución de la monarquía borbónica en España y señalamos algunos elementos que la caracterizan en su ejercicio actual: blindaje de la monarquía, opacidad en sus actuaciones, inviabilidad de alternativas republicanas y lo más importante, permanencia de la transmisión dinástica entre el rey y su primer hijo varón, tal y como sucedió entre Juan Carlos I y Felipe VI en 2014. Tocaría ahora profundizar en los problemas que algunos de estos rasgos suscitan.

Lo primero que conviene señalar es que el carácter hereditario no es intrínseco a una monarquía, sino que dicha figura podría ser electiva. Así sucede con el papado, única monarquía electiva en Occidente, pero también lo son en cierto modo el emir que ejerce como jefe del estado en los Emiratos Árabes Unidos o el Yang di-Pertuan Agong en Malasia. Eso sí, a pesar de seguir algún tipo de proceso electivo, son designaciones que carecen de los principios democráticos propios de nuestros sistemas políticos. Sigue leyendo

Rey emérito, república y país (I)

Juanjo Cáceres

A la luz de las recientes noticias aparecidas sobre el Rey emérito, parece oportuno reabrir las reflexiones sobre la monarquía. Unas reflexiones que deben hacerse en clave de pasado, presente y futuro, porque las últimas revelaciones no son más que una losa más en la penosa trayectoria que ha tenido esta dinastía en nuestro país. Y es que no es en absoluto falso señalar que la historia de la dinastía borbónica recorre de forma traumática la historia de España.

Recordemos que la llegada al trono de los borbones tiene lugar a través de la persona de Felipe V en 1700, tras una disputa sucesoria surgida a la muerte de Carlos II, que iría unos años después seguida de una larga guerra civil entre partidarios del monarca y austracistas y que, como es bien sabido, también se desarrolló a escala europea. Los territorios de la antigua Corona de Aragón emergieron de ese conflicto con la pérdida de las instituciones propias, la desaparición de los rasgos confederales que habían caracterizado a la monarquía de los Austrias y el despliegue de un nuevo modelo administrativo de inspiración castellana y francesa, que dejaría paso a un país mucho más centralizado, donde solo los territorios vascos conservarían sus fueros. Sigue leyendo

Verano de Coronavirus

Juanjo Cáceres

Los efectos de la pandemia causada por la COVID-19 han sido colosalmente visibles. Muchos miles de personas han fallecido en nuestro país como consecuencia del virus y sus efectos se han dejado sentir sobre una economía obligada a un paro forzoso, que ha supuesto también el paro temporal de millones de trabajadores. En las semanas álgidas de la pandemia, las consecuencias económicas y sociales fueron consideradas por lo general como un mal necesario, pero tras ellas se ido vislumbrado poco a poco hasta qué punto han generado problemas graves en miles de familias, que han visto desaparecer sus ahorros y en algunos casos, han sido incapaces de atender sus necesidades básicas. Lo mismo sucedió con la atención sanitaria: el coronavirus no dejaba otra alternativa que dirigir el esfuerzo hacia la atención a las personas afectadas, pero a medida que ha pasado el tiempo se ha ido manifestando el coste humano de haber reducido el ritmo de trasplantes y de pruebas diagnósticas, entre otras cuestiones desatendidas, en un sistema sanitario con amplias listas de espera. Sigue leyendo

Sobre Badalona

Juanjo Cáceres

El martes por la mañana se conoció la noticia de que el popular Xavier García Albiol era investido alcalde de Badalona, la cuarta ciudad más poblada de Cataluña, ante la falta de acuerdo del resto de fuerzas políticas del Pleno para sumarse en una candidatura alternativa. Tras el naufragio, se sucedieron tanto el intercambio habitual de reproches mutuos como los cabezazos contra la pared, y al final del día solo quedaba seguir adelante y obtener algún aprendizaje útil de lo acontecido, pues debería servir de aviso muy serio para navegantes. Sigue leyendo

Homenaje al higienismo sanitario

Juanjo Cáceres

La toma de conciencia de la importancia de las medidas higiénicas en la prevención de enfermedades transmisibles ha sido una de las claves fundamentales en el descenso en la mortalidad causada por las mismas. Es importante recordarlo en estos tiempos en que se nos insiste en la importancia de lavarnos constantemente las manos para intentar no ser transmisores del covid19 y para intentar evitar enfermar por causa del mismo. Sigue leyendo

La epidemia social del Coronavirus

Juanjo Cáceres

La prevención es sin duda el mejor mecanismo para asegurar un buen estado de salud en la población. Por eso se invierten infinitos esfuerzos en recomendar estilos de vida saludables, en desincentivar el consumo de tabaco y alcohol, en promover una alimentación sana y en estimular la actividad física. Pero ello cobra especial importancia en contextos epidemiológicos, en que el impacto de una enfermedad sobre la población depende estrictamente de la capacidad que tengamos de evitar que se transmita. Sigue leyendo