Por fin

LBNL

Tardó el Gobierno en reaccionar pero más vale tarde que nunca. Amagó con el Estado de Alarma para Madrid hace un par de semanas – resistido como gato panza arriba por la beligerante Comunidad Autónoma – y ayer, a petición explícita de varias Comunidades – e implícita de varias más gobernadas por el PP – Pedro Sánchez lo decretó para toda España, con vocación de permanencia hasta principios de mayo, limitado al toque de queda nocturno y con mando delegado a las Comunidades Autónomas, que podrán ajustar su horario levemente y adoptar otras medidas – por ejemplo, cierre de “fronteras” con Comunidades limítrofes – en función de la evolución de la pandemia. Ahora toca que el PP se sume a Ciudadanos y apoye, lo cual no debería ser imposible teniendo en cuenta el sorpresivo giro a la moderación de Casado la semana pasada y el margen de cada Autonomía para endurecer o relajar las medidas. Nunca llueve a gusto de todos y cabe criticar la decisión por muchos motivos pero, sin duda, mucho mejor que se haya tomado que lo contrario en vista de la situación. Basta recordar que el confinamiento de marzo se decretó para evitar un colapso sanitario generalizado, que el desboque de los contagios unido a la ocupación hospitalaria actual – UCIs en particular – vuelve a amenazar intensamente. En ausencia de un nuevo confinamiento generalizado, el toque de queda no es suficiente por sí solo pero es, desde luego, indispensable para volver a domeñar la curva. Esperemos que el PP colabore como harán todos los demás con la excepción de Vox, de quien nada bueno cabe esperar. Sigue leyendo

Biden gana seguro pero…

LBNL

Biden gana fijo. Desde luego en voto popular. Y también en votos electorales, que son los que realmente cuentan. A tres semanas de las elecciones y contando Biden con la mayor ventaja histórica de un aspirante contra un Presidente en ejercicio (53% de los votantes registrados frente a un 43% de Trump), sería realmente una sorpresa morrocotuda que el peor Presidente de la historia reciente de Estados Unidos pudiera darle la vuelta a la tortilla. Y menos con la pandemia desatada, la crisis económica y las dificultades para desarrollar una campaña electoral al uso, incluida la cancelación del segundo debate y la incertidumbre sobre el último, previsto para el día 22.

Ahora bien, es muy probable que al despertar el miércoles 4 de noviembre todavía no sepamos quién será el próximo Presidente. Y perfectamente posible, salvo que Biden saque un resultado espectacular, que la incertidumbre dure varias semanas, con Trump pleiteando a diestro y siniestro para tratar de conseguir en los tribunales y en los despachos del Congreso, lo que no será capaz de ganar en las urnas pese a ser el mejor, el más rico, el más guapo y el más listo, como él cree y repite sin cesar. Vayamos por partes. Sigue leyendo

Alarma máxima

LBNL

En Madrid y también en las playas españolas, alarmadísimas ante la horda de madrileños que se apresta a aprovechar el puente desde hoy mismo. Con el aval del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que, a instancias del gobierno de la Comunidad, ha tumbado el decreto de aislamiento perimetral de la Comunidad del gobierno central. Las decisiones judiciales se acatan se compartan o no y es posible que el decreto no estuviera tan bien fundado como debiera pero lo que es indubitado es que el Tribunal no habría intervenido de no haber recurrido Díaz Ayuso. ¿Por qué lo hizo? Esgrimió que el decreto suponía «una agresión a las competencias» (…) que «en realidad supone la aplicación de unas limitaciones propias del estado de alarma». Estado de alarma que, por otra parte, la Comunidad de Madrid podría haber pedido al gobierno central, como el Presidente del Gobierno le ofreció. Pero no, para el PP la lucha contra la pandemia en Madrid es secundaria; lo principal es evitar el marrón de tener que tomar medidas que seguirán ocasionando daños económicos a los ciudadanos y a las empresas. En otras palabras, que las caceroladas del barrio de Salamanca, Pozuelo, las Rozas y Majadahonda, municipios todos ellos caladeros electorales del PP y exentos de restricciones distritales bajo las “zonas básicas” de IDA, se las coman ellos. El gobierno central podría recurrir la decisión del tribunal y, en caso de que se ratificase, recurrir al Tribunal Supremo, subsanando entretanto las posibles deficiencias jurídicas del Decreto. Pero todo ello llevaría días, quizás semanas, y no hay tiempo. El puente empieza hoy y el éxodo de madrileños, asintomáticos incluídos, sería catastrófico para el país entero. Por eso hoy el gobierno decretará el Estado de Alarma para la Comunidad de Madrid, asumiendo el coste político de la protección del resto de España. Para que luego digan que los políticos son todos iguales y siempre anteponen sus intereses personales y partidistas al interés general. Sigue leyendo

Peligro de golpe y/o de guerra civil

LBNL

No se asusten que me refiero a Estados Unidos. La muerte de la anciana juez liberal del Supremo Bader Ginsburg el viernes ha incrementado sustancialmente el riesgo si Trump y los republicanos consiguen llevar a buen puerto su intención de nominar a un sustituto conservador antes de las elecciones presidenciales del próximo 3 de noviembre. Como salió a la luz con el fiasco de las elecciones Bush- Gore en Florida en el año 2000, el sistema electoral norteamericano es muy robusto en la medida en la que todos los participantes acepten las reglas del juego. Pero completamente tercermundista en términos de avances tecnológicos, uniformidad (cada Estado tiene sus propias reglas) y garantías. Y Trump tiene un largo historial de “terrorismo judicial” a sus espaldas: cuando no tiene razón, litiga sin fin, retrasando la solución lo más posible. Ya ha preparado el terreno hablando del fraude que se avecina con el voto por correo, que será mucho más usado que en el elecciones anteriores por el COVID. De forma que, salvo derrota morrocotuda en los Estados clave – o en Texas donde debería ganar – está listo para impugnar los resultados de los distritos urbanos de mayor concentración de voto demócrata, cuya anulación supondría su victoria en el Estado correspondiente. Lo hará confiado en que, tras un largo proceso, al decidirá el Tribunal Supremo que, con un balance 6-3 de conservadores frente a liberales, le dará la razón. Tan solo resta un mes y medio para la elección pero en realidad el plazo es más largo porque la elección – indirecta – del Presidente solo tiene lugar el 14 de diciembre, cuando los compromisarios elegidos por sufragio popular en cada Estado ratifican el mandato, que el Gobernador de cada Estado envía a Washington. Y algo más largo todavía porque el Congreso no cuenta los votos y oficializa el resultado hasta el 6 de enero, siendo el Presidente investido (“inaugurado”) solo el 20. En otras palabras, el 3 de noviembre Trump dirá que en realidad ha ganado y mantendrá las espadas en alto hasta que el Supremo le dé la razón, acelerando el nombramiento del noveno juez cuyo apoyo, por otra parte, no es indispensable porque sin Bader Ginsburg el balance ya es de 5-3. Sigue leyendo

La Génova Nostra

LBNL

El testimonio del ex Secretario de Estado de Interior Francisco Martínez no revela nada nuevo pero confirma a las claras que la corrupción del PP es estructural. No solo se ha financiado ilegalmente durante décadas si no tuvo empacho en utilizar a la policía de todos para tratar de robar las pruebas de ello que se ex Tesorero – Bárcenas – parecía tener. Ilegalidad al cuadrado. Gangsters. Mafia. Al mando del gobierno. ¿Si Cospedal no tenía empacho en dirigir – al alimón con su dudoso marido – a Villarejo contra Bárcenas, cómo podemos confiar en que gestionó rectamente el Ministerio de Defensa? ¿Y qué decir de Rajoy cuando en el PP admiten que el “divino” Fernández Díaz nunca hacía nada sin su conocimiento? Al parecer, mientras le mandaba mensajitos de apoyo a Bárcenas, daba instrucciones – o consentía – que las fuerzas del orden públicas le espiaran y acosaran para evitar su chantaje. Lo cual podría tener cierta comprensión si Bárcenas les hubiera estado chantajeando con algo ilegal. Pero no, se saltaron todos los límites para evitar que se convirtiera en un “arrepentiti”. La única diferencia con la Cosa Nostra es que esta última mata. Pero que el principal partido de la oposición se parezca a la Mafia, es grave. Y un problema muy serio para todos porque no cabe confiar ni un ápice en quienes vulneran la legalidad tan gravemente. Sigue leyendo

Verano incierto

LBNL

Como saben los habituales, DC cierra en agosto por vacaciones. El año pasado por estas fechas estábamos presenciando una investidura fallida porque Pedro, el de la banda de Sánchez a decir de Albert, no podía dormir tranquilo con Pablo como Vicepresidente, y Casado le copiaba el no es no apostándolo todo a mejorar con la repetición de las elecciones. Así fue, subió algo pero a costa de Albert, del que nunca más se supo, y el trifachito siguió sin sumar. Tampoco sumaban Pedro y Pablo pero Lastras fue capaz de reeditar el pacto de la moción de censura y Pedro fue finalmente investido, pese a la sentencia del Procés y la algarada callejera subsiguiente. La derecha puso el grito en el cielo por “la Mesa” que pactaron Pedro y Esquerra, que era prácticamente lo único que nos iba a diferenciar de la Venezuela de Maduro. Y llegó la pandemia y sus miles de muertos y el confinamiento y… cómo ha cambiado todo en solo un año. ¿No les parece que las investiduras fallidas fueron hace mucho más tiempo?

Lo que no sabemos es lo que nos espera a la vuelta de Agosto. Con el dopaje europeo un nuevo presupuesto parece garantizado y tras los batacazos de Galicia y Euskadi, el tigre de Podemos se ha quedado en manso tigretón y hasta Inés ha vuelto por la senda de la colaboración puntual. Mal que le pese a Casado, el primer gobierno de coalición de nuestra adolescente democracia, agotará la legislatura. Lo que no está claro es que Casado no agote al PP con su oposición de tierra quemada y le levanten la silla. Lo único claro es que en septiembre Abascal se le va a poner a Pedro como no se la ponían ni a Felipe II con la moción de censura. Como ya dije el otro día, a este hombre todo le sale Redondo.

Y qué decir de nuestras vidas cuando nos reincorporemos a nuestros quehaceres laborales en septiembre… ¿Teletrabajo permanente hasta que no tengamos dosis suficientes de una vacuna que haya demostrado su eficacia? Eso pueden ser un par de años como poco. ¿Vuelta al confinamiento drástico si las crecientes cifras de infectados empiezan a traducirse de nuevo en hospitalizaciones y fallecimientos masivos? Porque eso de que solo se contagian los jóvenes y que al ser más fuertes y sanos apenas mueren, es muy reconfortante… siempre y cuando ya vivan fuera del hogar familiar y nuestro país es conocido precisamente por lo contrario. Cabe también que una buena vacuna tarde pero en el ínterin nos contentemos con un tratamiento eficaz, que reduzca las hospitalizaciones o al menos los fallecimientos de forma sustancial: si se reduce la letalidad a mínimos, la asunción de mayores riesgos pasaría a ser razonable.

¿Y cómo resistirá la economía? Porque el dinero público no es ilimitado y los ERTEs se van a tener que ir acabando. En fin, veremos.

En todo caso, ahora lo que toca es tratar de descansar y disfrutar con todas las precauciones necesarias, por supuesto, que en DC queremos a todo el mundo de vuelta sano y salvo el 1 de septiembre. En el ínterin, ¡que ustedes lo pasen bien!

Estado de alarma en septiembre por aclamación

LBNL

Dice mi mujer que Pedro Sánchez es un genio. Sostiene que cuando levantó el Estado de Alarma bajo presión de los lobbies económicos para iniciar la desescalada y las acusaciones de autoritarismo recentralizador e incluso abusos del Estado de Derecho (ver denuncia del PP ante la Comisión Europea), lo hizo a sabiendas de que las Comunidades Autónomas iban a ser incapaces de contener la segunda ola de la epidemia, como tampoco lo sería el Gobierno con mando único en un escenario de desescalada. Como había que desescalar para evitar la destrucción total de la economía, mejor que el caos se desate bajo gestión autonómica. Y así no habrá queja posible cuando el Gobierno retome el mando único, a poder ser pasado el verano para tratar de salvar la campaña. Yo estoy más o menos de acuerdo con ella. En lo único que discrepamos es en que ella cree que fue una jugada deliberada. Yo me temo que ni Pedro Sánchez ni su gurú son capaces de planificar con tanta sofisticación. Pero no les hace falta. Torra, Casado y Ayuso se pegan tiros en el pie constantemente y les facilitan la tarea. Sigue leyendo

A Pedro Sánchez le ha tocado el “Gordo”

LBNL

El «Gordo» es evidentemente el aluvión de miles de millones de euros que va a recibir España para mitigar el daño económico de la pandemia. 140 mil millones, uno detrás de otro, la mitad en subvenciones a fondo perdido. Para que se hagan una idea, el presupuesto total de España en 2019 fue de 472 mil millones. Es decir, de una tacada Europa le subvenciona el 15% de su presupuesto anual y le financia a bajo coste otro 15%, con la única obligación de dedicar su uso a preparar a España para las revoluciones digital y ecológica. Para que se entienda mejor. Imaginemos que a un hogar que gasta unos 30 mil euros al año (2.500 al mes) le llega una subvención de 5 mil y un préstamo bonificado de otros 5 mil, con lo que pasa a tener para gastar durante los próximos doce meses, 40 mil en vez de 30, es decir, un 25% más. Cuya utilización decide el pater o mater familias, porque a diferencia del presupuesto general que debe ser aprobado por las Cortes, estamos hablando de “proyectos” que la Comisión Europea aprobará siempre que se ajusten a los fines reseñados. Total que Pedro va a poder dejar Cuenca con el mejor 5G del mundo y Valladolid con emisiones de cambio climático neutras. O Castellón y Cádiz. O Tarragona y Zamora. O más bien todas ellas. Y más. Obviamente habría sido mucho mejor evitar el destrozo económico de la pandemia pero, habiéndolo sufrido, esta ayuda ingente nos va a venir muy bien para conllevarlo. Y a Pedro Sánchez todavía mejor porque va a ser él quién decida cómo y dónde se aplica. Yo le auguro mayoría absoluta… Sigue leyendo

Elecciones en Galicia y País Vasco

LBNL

¿No tienen la sensación de que hace mucho que no hay elecciones? Seguramente no ha pasado tanto tiempo desde las últimas (las generales fueron en noviembre de 2019 y las locales y autonómicas en mayo) pero sí tantas cosas… El caso es que el próximo domingo tenemos elecciones gallegas y vascas, siempre tan específicas y tan predecibles: en aquellas siempre gana el PP, en estas, el PNV. Lo que volverá a ser el caso, con probable mayoría absoluta de Feijóo en Galicia y el apoyo socialista al PNV en el País Vasco a cambio de unas pocas consejerías, facilitando también el apoyo del PNV al PSOE en Madrid. En fin, lo de siempre.

¿Por qué comentarlo entonces? Porque es significativo. Para empezar, tanto el PP gallego como el PNV son la demostración de que, salvando las distancias, es posible ser conservador no recalcitrante y defensor de la idiosincrasia local propia. Ciertamente el PNV tiene los esqueletos de Sabino Arana y el Plan Ibarretxe en el armario pero en los últimos años viene dando muestras de responsabilidad de Estado que ya las querría yo no solo para Cataluña sino a veces para Madrid. Tampoco está enteramente libre de pecado el PP gallego dada su afinidad pasada con el franquismo, el caciquismo y la connivencia con el contrabando y el narco, pero quién no querría la sensatez del PP gallego otra vez imperando en Génova… Además hay algunas variables a despejar. Sigue leyendo

Septiembre caliente en las escuelas catalanas

drodrialbert

Este lunes se produjo una comparecencia conjunta entre el vicepresident de la Generalitat, Pere Aragonés, el conseller d’educació, Josep Bargalló, y la consellera de sanitat, Alba Vergés, para informar de las pautas básicas para la apertura de centros educativos en Catalunya el curso que viene. La rueda de prensa se realizó tras suspender las reuniones con los sindicatos y, por tanto, sin el consenso con los mismos.

La conselleria de Sanitat parte de la base de que la infancia no contagia el virus, como si ésta fuera una evidencia científica contrastada, cuando desgraciadamente todavía no lo es. De hecho, el mismo día de la rueda de prensa, la Asociación Española de Pediatría ha afirmado que se desconoce cómo será la interacción del coronavirus con la gripe en los próximos meses. Sigue leyendo