Tranquilícese, caballero

Carlos Hidalgo

Estos días se ha comentado bastante en las redes un artículo de “The Economist” titulado: “Los españoles son demasiado gruñones con su política”. Y de subtítulo: “La verdad es que las cosas están marchando bastante bien”.

Y es que, a los españoles, como buenos latinos, nos gusta el drama y echar pestes de nuestro país. Pero tenemos más motivos para estar orgullosos de nosotros mismos además de la selección de fútbol o de los tenistas que coloquemos en la clasificación ATP.

España era un país del llamado “Segundo Mundo” a finales de los años 70. La esclerosis institucional y la mediocre economía eran más propias de la Polonia de Jaruselzsky que de un país desarrollado. Durante la transición, los españoles, conscientes de cómo éramos, nos pusimos las pilas e hicimos un esfuerzo de país por poder sentarnos en la mesa de los mayores en Europa. Sigue leyendo

División con banderas

Julio Embid

Contaba una canción del grupo “Lehendakaris Muertos” que: Si me viese mi amatxo, si me viesen los colegas, me colgaban en la plaza por traidor y por idiota. Yo que soy más vasco que el Árbol de Gernika cuando juega la selección no sé lo qué me pasa. ¡Gora España!

Y siempre me hizo mucha risa. Tanta como la comedia de Borja Cobeaga “Fe de Etarras” sobre un comando de terroristas de ETA que pretende hacer un atentado en Madrid durante el Mundial de Sudáfrica de 2010 pero que al final siempre les viene mal. Habrá quien diga que no se puede hacer bromas sobre según qué cosas. Pero lo cierto es que bien está lo que bien acaba. Sigue leyendo

Notas que no usé de seguridad y convivencia

Senyor G

Voy perdiendo las ganas de expresarme donde debo. Será la energía o la falta de valor, o que te vas dando cuenta de las limitaciones de todo tipo que uno realmente tiene, como las mismas realidades. Aún así me presenté al fin de semana de las “Jornades Barcelona Futura”, e incluso con algunas notas para opinar sobre los temas de la “Mesa de seguridad y convivencia”. Callé mis notas tomadas por cierto en catalán, pero que hoy les comparto.

Notas sobre lo que no dije

No hablaré de datos, para eso ya están los ponentes y otros estudiosos, sino de mi percepción. Es decir del barrio de Sants, concretamente en lo que se conoce como Triangle de Sants, esos alrededores de la Plaça d’Osca, y del Parque de la Espanya Industrial. Además que alguien que viene de l’Hospitalet ya tiene una forma de ver el mundo. Ojo que los alrededores de esta plaza salen siempre entre los más ruidosos de Barcelona, aunque por otra parte los vecinos no parecemos muy organizados o movilizados comparados con otras zonas similares de bares y sus externalidades. Sigue leyendo

Efecto Streisand y en Moto(s)

Carlos Hidalgo

Como los periodistas somos expertos en repetir obviedades, explicaré lo que es el “Efecto Streisand”. En 2003 un fotógrafo llamado Kenneth Aldeman hizo un reportaje sobre la subida del nivel del mar, fotografiando a varias casas que estaban en primera línea de playa en Malibú (California) y colgándolas a continuación. Con tan mala suerte que fotografío una que pertenecía a la cantante y actriz Barbra Streisand. Esta, alegando una invasión intolerable de su privacidad, denunció a Aldeman y exigió 50 millones de dólares, así como la retirada y el borrado de todas las fotos.

Una vez que corrió la noticia, la foto, que se había descargado menos de 30 veces en meses y no había tenido ninguna repercusión, pasó a descargarse más de 40.000 vewces al día y a extenderse por todo Internet como la pólvora. Desde entonces, se conoce como “Efecto Streisand” a todo intento de censura que rebota espectacularmente, haciendo que aquello que se quería ocultar se difunda más todavía. Sigue leyendo

Roma locuta, causa finita

Arthur Mulligan

En una entrevista que hoy amarillea con intensidad, nuestro actual Presidente aseguraba hasta siete veces que jamás pactaría con Bildu; hoy, la alianza con Bildu es un alianza duradera y estable, pasando con todos los derechos a ser un socio más de referencia del gobierno, no sin antes sacrificar por el camino a Lastra quien con cara de circunstancias, negociaba con los herederos de ETA como ahora hace Patxi López, próximo candidato a la hoguera.

El precio (siempre lo hay) es la retirada de la Guardia Civil de Tráfico en Navarra, uno de cuyos miembros fue la primera víctima mortal de la banda, desmintiendo de paso las numerosas declaraciones en sentido contrario de la ambiciosa líder del PSN Chivite.

Aizpurúa ha sido un personaje especialmente abyecto por sus señalamientos de objetivos a ETA, especialmente a colegas de profesión como Javier Ybarra y José Luis López de la Calle que pagaron con su vida la defensa de la libertad de opinión que ahora disfruta la diputada abertzale. Sigue leyendo

Miradas 104 años después

Juanjo Cáceres

El pasado 11 de noviembre conmemorábamos el 104 aniversario de la finalización, en 1918, de la Primera Guerra Mundial, esa todavía gran desconocida, que desde el centenario de su inicio y de su finalización ha ido haciéndose un hueco cada vez mayor entre nosotros, hasta rivalizar en los últimos tiempos con la Segunda Guerra Mundial como principal foco de interés histórico de la primera mitad del siglo XX.

Signo de ello han sido, por ejemplo, dos aportaciones muy recientes al catálogo de Netflix. La primera y más importante, el nuevo remake de la película Sin novedad en el frente. Lo interesante de esta obra, que tiene su origen en una novela de Erich Maria Remarque, es que su primera versión cinematográfica es de 1930, es decir, de casi una década antes de iniciarse la Segunda Guerra Mundial. De ahí que su planteamiento, de marcado tono antibelicista, 27 años antes que Stanley Kubrick dedicase a esta misma guerra, con un espíritu similar, su trabajo Senderos de gloria, supusiera un verdadero hito. A este antecedente le seguiría mucho después un segundo film, en este caso de 1979, con un planteamiento similar y una calidad menos remarcable y finalmente, en 2022, el tercero que, sacando partido de las tecnologías actuales, nos transporta al conflicto con una intensidad y crudeza como nunca antes la habíamos visto. Lo hace, además, consciente de todo el conocimiento que hoy tenemos sobre los detalles de ese conflicto y sin renunciar a una lectura propia que se aleja de la trama original, para plantear un relato renovado, donde todo cambia para que nada siga igual, con la única excepción de su espíritu. Muy recomendable, la verdad. Sigue leyendo

Se lio la mundial

Carlos Hidalgo

Se inauguró el polémico mundial de fútbol de Catar. Y es que pocas personas dudábamos de que la FIFA fuera a renunciar ni por un momento a los sobornos y montones de dinero habituales por dar un poco de ética a un deporte que, a nivel institucional, rara vez ha tenido ninguna.

Gianni Infantino confía y no sin razón en la pasión que el fútbol levanta para ocultar todas las fallas de su organización y el carácter autoritario del país que acoge hoy en día a la Copa del Mundo. Hay quien despachará estas presunciones de Infantino como uso del carácter del fútbol como “opio del pueblo”, pero no tendrían del todo la razón. De hecho es posible que, como en todo, la cosa se quede un poco a medias. Catar no va a recibir el lavado de cara que espera con la celebración del Mundial. Y las empresas patrocinadoras no van a recibir las toneladas de dinero que esperaban porque, entre otras cosas, uno de los principales patrocinadores del Mundial es la marca de cerveza Budweiser y los cataríes ya han dicho que no van a relajar las normas relativas a su consumo, como se esperaba en un principio. Sigue leyendo

El pesar de disfrutar del Mundial de Qatar

Juanjo Cáceres

Cada vez está más cerca el silbido que dará inicio al Mundial 2022 y nos acercamos al mismo envueltos en polémicas, ya que no son pocos los que aseguran que no verán este Mundial, por considerar la elección de su sede un aberración y los datos de las personas fallecidas durante la preparación del mismo un escándalo de dimensiones globales. Pese a la falta de certeza sobre la cifra de decesos y sus causas (como mucho algunas decenas según la FIFA, 6.500 según The Guardian), lo cierto es que en mi realidad más cercana son varias las personas que delante de mí han asegurado que no van a seguirlo, pese a su afición o incluso adicción manifiesta al fútbol. Y algunos de ellos cumplirán con su palabra, pero sobre otros tengo más dudas…

Mismamente el eminente periodista John Carlin se ha significado por sus críticas al Mundial y ha renegado del mismo como pocos, pero esta misma semana dedicaba en la Vanguardia una elogiosa crónica a la competición que mantendrán veteranos como Messi, Benzema, Thiago Silva, Modric, Cristiano Ronaldo o Lewandowski con sus respectivas selecciones. Extraña manera esta de desincentivar el seguimiento del Mundial, pero bueno, uno se debe a quién le paga y al fin y al cabo el fútbol es lo más importante. Ya lo dijo Luis Enrique el otro día cuando le preguntaron por la sede mundialista: “Yo no soy político” (lo debió decir pensando para sus adentros “bastante tengo ya con los periodistas deportivos y la hinchada de la Roja, como para meterme en jardines geopolíticos”). Sigue leyendo

Otra cumbre de la estupidez humana

David Rodríguez

Durante estos últimos días, se está celebrando en Egipto la COP 27, abreviatura de un nombre mucho más largo que conviene recordar: Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y la Conferencia de las Partes en calidad de reunión de las Partes en el Protocolo de Kioto (CMP). Dicho de otra manera, es la reunión número 27 que se celebra en el marco de las Naciones Unidas desde la aprobación del Protocolo de Kyoto a finales del siglo pasado.

La comunidad científica ha vuelto a alertar de la preocupante situación global, a través del estudio “Advertencia de los científicos mundiales sobre una emergencia climática en 2022”, publicado en la revista BioScience el pasado 26 de octubre. Este informe se difunde cinco años después de que 15.000 científicos mundiales lanzaran la “Advertencia de los científicos mundiales para la humanidad: segundo aviso”. El “primer aviso” data de la fecha más alejada de 1992. Sigue leyendo

No importa a nadie, pero ERC está por Sumar en l’Hospitalet

Senyor G

Deberían saberlo porque lo habré dicho más veces, pero la segunda ciudad de Cataluña en número de habitantes es l’Hospitalet. Eso la hace relativamente importante, pero a la hora de la verdad nadie sabe mucho qué pasa, demasiado cerca de Barcelona. Mismo metro, mismos taxis, y a veces hasta misma calle pero diferente acera, muchos de ustedes pasarían de una ciudad a la otra y no se darían ni cuenta aunque sea para llegar al Camp Nou. Pero las dinámicas informativas deberían ser otras, incluso la moda de la demonización de Colau llega a l’Hospitalet, como en otros momentos los debates de esta ahora mi ciudad Barcelona se metían en l’Hospitalet con otros problemas.

Mi padre más de una vez y de dos me ha explicado que hasta de problemas locales de alguna cosa más sucia de lo debido, o civismo o vete a saber qué, le han dicho que la culpa era de la Colau. De cosas de lo más inverosímil. Decisiones que se critican de Colau en Barcelona: barreras jersey o trozos de calles pintadas en los medios, han pasado desapercibidas si han pasado en l’Hospitalet. Debe ser una cuestión de amistades y ligazones. De hecho hace ya unos largos meses salió un cantamañanas que era de una federación de deporte catalán para toda Cataluña. Fue comentado aquello por la retahíla de organizaciones que decía representar. Como curiosidad en esa federación había solo peticiones para Barcelona, y nada sobre l’Hospitalet, cuando su ámbito era toda Cataluña. Todo era perfecto deportivamente hablando en l’Hospitalet. Sigue leyendo