Qué rollo la política española

LBNL

No sé ustedes pero a mí me aburre cada vez más. Como me aburren los telediarios – todos, sin excepción – porque empiezan con los últimos exabruptos de nuestros políticos y pasan directamente al capítulo de violaciones, niños asesinados por sus padres y palizas callejeras, para culminar con el mercado de invierno de fichajes de futbol. Antes veía El intermedio pero ahora ya ni eso, porque el sujeto del humor – nuestra actividad política – pincha en hueso. Quizás me estoy haciendo mayor – lo cual es una realidad en todo caso – y la cosa no ha empeorado demasiado pero antes yo estaba menos de vuelta de todo. Quizás pero me temo que al menos en parte el debate político ha perdido mucho interés. Desde luego para mí pero me atrevo a pensar que no es una percepción meramente subjetiva.

Pedro Sánchez no me interesa en absoluto. No sé qué me pasa con él pero no me llega lo que dice. Me parece impostado o ambiguo o yo que sé qué pero no me llega. Y eso que coincido con el fondo de la mayoría de las cosas que dice. Y con la inmensa mayoría de las cosas que hace su Gobierno. Sigue leyendo

Rusia

LBNL

Hoy los ministros de exteriores de la OTAN mantendrán una reunión extraordinaria para abordar la amenaza rusa sobre Ucrania. Anteayer el Alto Representante de la UE para las relaciones exteriores, Pep Borrell, visitó Ucrania reafirmando el compromiso europeo con su soberanía, integridad y seguridad. El próximo lunes, EE.UU. y Rusia mantendrán una reunión crucial sobre el mismo tema en Ginebra. Y el miércoles la OTAN mantendrá una reunión con Rusia, la primera en varios años. Y el jueves – o el viernes porque ya me pierdo – se reunirá la OSCE sobre el mismo tema. ¿Qué tema? Sobre la mesa, sendos borradores de tratados entre Rusia y EE.UU., por un lado, y Rusia y la OTAN, por el otro. De fondo, la movilización de varias decenas de miles de militares rusos cerca de las fronteras ucranianas, con preparativos en marcha para movilizar bastantes más.

Rusia sostiene que Ucrania maltrata a sus ciudadanos ruso-hablantes (una decena larga de millones de sus cuarenta largos en total) y que “Occidente” la está armando para doblegar la rebelión del Donbás (Luhansk y Donetsk), lo cual justifica sus preparativos militares meramente defensivos. Cuando “Occidente” la amenazó con sanciones durísimas si ataca a Ucrania, que insiste en que no tiene ninguna intención de lanzar una ofensiva sobre el Donbás, Rusia sorprendió con los dos borradores de tratados. ¿Qué dicen dichos tratados? Varias cosas, algunas verdaderamente imposibles de cumplir como corresponde a una posición de partida, y otras, mal que nos pese dado que lo exige el carnicero represor Putin y encima lo hace por las malas, bastante razonables. Sigue leyendo

Año nuevo, ¿vida nueva?

LBNL

Probablemente no. Al menos no se me aparecen con claridad los motivos por los que nada vaya a cambiar. Empezando por la pandemia, desatada con Ómicron, en España y gran parte de Europa, pero menos letal – aunque bastante más contagiosa – que en olas anteriores gracias no a la menor agresividad de esta variante sino a la alta tasa de vacunación. Y siguiendo por la economía, que sigue tirando, a medio gas, padeciendo la carestía de la subida del coste de la energía en todo el mundo y en Europa en particular, y las limitaciones provocadas por el Covid, bien en forma de bajas laborales o problemas de suministros desde Asia. Para acabar con la política, en la que preveo que Casado seguirá disparando a diestro y siniestro sin tino alguno, Ciudadanos seguirá empequeñeciéndose y Podemos versión Yolanda seguirá ilusionando mentes y corazones que posiblemente consigan detener su hasta ahora imparable descenso electoral. Cuando toque porque por mucho que murmuren los que desean un adelanto, sigo convencido en que Pedro Sánchez agotará la legislatura. Y luego la revalidará aunque eso, por supuesto, ya veremos. Pero allende nuestras fronteras veo grandes nubarrones y rezaré varios padres nuestros durante la semana para que la reunión Biden-Putin del día 10 salga bien, por la cuenta que nos trae.

1 – COVID – ÓMICRON Sigue leyendo

¿1938 otra vez o justamente lo contrario?

LBNL

Supongo que ya sabrán que a finales de la semana pasada Rusia – mejor dicho, Putin – puso finalmente sus cartas sobre la mesa. En concreto, le presentó a EE.UU. sendos borradores de acuerdo – el segundo con la OTAN – según los cuales “Occidente” se abstendría de seguir incorporando países del Este a la Alianza Atlántica y dejaría de armarlos, retrotrayendo la situación a la de 1997. En mi entorno fueron varios los que reaccionaron denunciando inmediatamente un paralelismo inaceptable con la Conferencia de Munich de 1938 en la que el Premier británico Chamberlain aceptó la anexión alemana de los Sudetes checos a cambio de mantener la paz en Europa. Y menos los que señalaron que la analogía no era válida dado que en 1938 el pacto iba encaminado para mitigar el expansionismo nazi mientras que lo que está en cuestión ahora es si la OTAN puede o debe seguir expandiéndose.

Hace años leí un análisis profundo – que no he conseguido recuperar – que defendía a Chamberlain argumentando que sin el año y pico de paz que ganó para prepararse, Reino Unido no habría podido resistir el embate de Alemania como si fue capaz de hacer después, ganándola finalmente con la inestimable ayuda de EE.UU. y la Unión Soviética, como todos sabemos. Pero lo cierto es que Munich siempre es citado como el epítome de la cesión inaceptable no solo por principios sino también por inutilidad, dado que Alemania siguió adelante con sus planes expansionistas. ¿Deberíamos por tanto ahora negar cualquier concesión a Rusia y arriesgarnos a que invada al menos el este de Ucrania, como tiene capacidad de hacer, dentro de un par de meses? Sigue leyendo

El lío de la COVID

LBNL

No sé ustedes pero a mi alrededor hay mucha confusión sobre todo lo relacionado con la COVID. De una parte, mucha gente todavía no tiene claro que se contagia por vía aérea, es decir, también sentado en un bar, restaurante o no digamos ya, en una fiesta. Por más que todo el mundo esté vacunado y se haya hecho un test de antígenos, que reducen pero no eliminan la probabilidad de contagiarse. De otra, la gente no tiene claro qué hacer cuando ha estado en contacto con alguien que da positivo. Si no tienen síntomas muchos estiman que pueden hacer vida normal, y más todavía si el contacto positivo tampoco los tiene, pese a que todos sabemos que, afortunadamente, muchos infectados son asintomáticos. Lo cual no implica en modo alguno que aquellos a los que infecten los asintomáticos, también vayan a serlo. Para redondear, llevamos meses esperando y reclamando la vacuna para los niños y ahora que llegan surgen las dudas sobre los posibles riesgos de administrársela.

La gente no es tonta pero necesita claridad, y no hablo de España solo. Tengo un amigo que acaba de volver de EE.UU. tras pasarse una semana allá con COVID. Para mi sorpresa, el médico le dijo que podía salir de la habitación del hotel a pasearse, lo cual hizo. Y para mi total asombro, al remitir los síntomas le dejaron embarcar de vuelta a su país de residencia sin exigirle una PCR negativa. Asombro porque tengo un conocido que se pasó un par de semanas dando positivo tras desaparecerle todos los síntomas. Y otra que, con su marido encamado y positivo, se planteaba ayer si acudir a una reunión de trabajo con otras quince personas durante varias horas porque el protocolo no dejaba claro si estaba prohibido. Afortunadamente su oficina la ha eximido de la obligación de hacerlo pero conozco un caso de una limpiadora de residencias de ancianos a la que su empresa la obligó a seguir trabajando pese a que su marido tenía COVID. ¡¡Limpiadora de residencias de ancianos!! Y tengo otro amigo que pasó la enfermedad hace un año – quizás me contagié esa noche que pasé bailando salsa en el tugurio debajo de mi casa, me contó – y que como fue leve y está vacunado, sostiene que las medidas actuales son completamente exageradas excepto para la tercera edad, porque de los demás no se muere nadie. Sigue leyendo

¿Paz, guerra fría o caliente?

LBNL

Porque estas son las opciones con Rusia si bien la primera – una paz armoniosa – parece imposible con un gobierno que asesina, encarcela y tortura a sus opositores no violentos – ¿recuerdan a Navalny que sigue pudriéndose en alguna cárcel remota tras sobrevivir a un envenenamiento con Novichok el años pasado y todo ello solo por denunciar a Putin como corrupto? ¿O al ex agente de inteligencia militar ruso Skripal que en 2018 sobrevivió de milagro a un envenenamiento con Novichok en Reino Unido que acabó por accidente con la vida de dos indigentes? ¿O al ex agente del KGB Litvinenko, que murió en Londres en 2006 tras tomar un té aderezado con Polonio radioactivo? ¿O a la activista democrática Politovskaya que sobrevivió al envenenamiento en 2004 pero no a los disparos de bala en 2006? ¿O al político Nemtsov asesinado a tiros en Moscú en 2015?

Entre las dos opciones restantes, es obvio que la guerra fría es menos mala que el conflicto bélico. Peor no está claro que vayamos a poder evitarla. En los últimos días Putin y su ministro de Exteriores Lavrov, han explicado claramente qué pretenden con la masiva movilización militar que han preparado en las inmediaciones de Ucrania. Ucrania ha sido siempre rusa – han venido a decir – y su entrada en la OTAN o su rearme por “el Oeste” son casus belli. En abril Putin ya montó otra movilización militar de importancia y Biden accedió a reunirse con él en Ginebra, entre otras cosas para amenazarle de que se le iba a caer el pelo si Rusia no cesaba en sus dañinos ataques cibernéticos. Cuya “paternidad” Putin negaba y siguió negando, pero que cesaron… Pero Putin percibe que EE.UU. no está cumpliendo y viendo que Ucrania no cede sino que redobla sus esfuerzos contra la “rebelión” pro-rusa en Dombás, ha vuelto a las andadas. Conclusión: nueva “Cumbre”, esta vez telemática, el martes, que esperemos consiga al menos evitar una cruda guerra convencional en Europa a finales de enero, que es cuando las tropas rusas estarán listas para invadir. Sigue leyendo

Bielorrusia: crisis resuelta

LBNL

Recordarán que hace un par de semanas hervían los telediarios con imágenes desgarradoras de inmigrantes hambrientos y ateridos de frío pugnando por entrar desde Bielorrusia en Polonia, Lituania y Letonia. Pues bien, la atención mediática se ha desplazado a otros focos – Omicron desde el viernes – porque la Unión Europea ha sido capaz de afrontar el desafío con determinación y eficacia, ocupándose también de la suerte de los varios miles de seres humanos engañados y estafados por el dictador bielorruso Lukashenko, con el fin de castigar a la UE por haberle sancionado por sus severas violaciones de los derechos humanos de sus compatriotas, que se rebelaron contra su último tongo electoral hace cosa de un año.

La crisis no ha terminado porque todavía quedan algunos miles de víctimas en territorio bielorruso pero, a través de las agencias de la ONU, la UE está procurándoles comida y techo y financiando vuelos de repatriación voluntaria. Igualmente importante han sido las gestiones que han conseguido drenar el flujo de migrantes a Bielorrusia desde Irak, Jordania, Líbano, Turquía y demás capitales. Los gobiernos de dichos países han cooperado y han limitado los embarques – inusualmente voluminosos tras las activas promociones “turísticas” bielorrusas – de viajeros a Minsk.  Y algunas líneas aéreas particularmente importantes – como por ejemplo Turkish Airways – también se han sumado al esfuerzo colectivo. En conclusión, la UE funciona y el último dictador europeo ha fracasado. Menos mal. Sigue leyendo

Las vacunas COVID reducen el riesgo de acabar en la UCI en España en más de un 90%

LBNL

Lo digo a colación del dato que vi por televisión el otro día sobre la ocupación en de enfermos de COVID en UCIs en España ahora mismo: un 60% de no vacunados y un 40% de vacunados. Una señora que estaba tomando café en la misma terraza que yo puso el grito en el cielo. Vino a decir, más o menos que menudas vacunas estas que ni inmunizan frente a la enfermedad, ni mitigan realmente el efecto del virus porque solo reducían ínfimamente la posibilidad de acabar en la UCI y correr serio riesgo de vida. ¡Casi la mitad de los que están en la UCI están vacunados! Argüí de mesa a mesa que posiblemente los vacunados en UCI son personas de más edad y con otras patologías previas, pero no me convencí ni a mí mismo porque mi argumentación era puramente especulativa y tendente a encontrar una explicación – posible pero no cierta – que apuntalara la fortaleza de las vacunas. Afortunadamente, desde una tercera mesa intervino otro señor con mejor conocimiento de las matemáticas que puso orden.

Ya sabíamos – algunos, porque otros parecen no darse por enterados – que las vacunas anti COVID no inmunizan contra el virus. Es decir, reducen la probabilidad de que uno se contagie pero no la eliminan. Reducen también la probabilidad de que un vacunado que ha sido contagiado transmita el virus a otro, aunque tampoco la eliminan del todo. Y, sobre todo, las vacunas anti COVID mitigan sus efectos haciendo que la enfermedad te dé mucho menos fuerte de lo que lo haría si no estuvieras vacunado. Lo que no casa con que el 40% de las camas UCI dedicadas a enfermos COVID estén ocupadas por vacunados… Sigue leyendo

¡Guerra a la pérfida Albión!

LBNL

Habrán oído que la COP26 contra el cambio climático en Glasgow se acabó. Dejando de lado si ha sido un éxito, un fracaso o (probablemente) un logro a medias, lo cierto es que Boris Johnson ya tiene las manos libres para montarla a lo grande contra la Unión Europea. Eso es al menos lo que espera Bruselas, que a mediados de octubre presentó una oferta de “flexibilización” del protocolo sobre Irlanda del Norte que no ha tenido ningún eco positivo al otro lado del Canal de la Mancha. Al contrario, los pocos avances que los probos funcionarios de ambas partes habían conseguido ir haciendo, han sido sistemáticamente saboteados por Lord Frost (cuyo nombre se traduciría algo así como Duque Helado…) que dirige las negociaciones por parte británica.

Para más inri, el ínclito Boris ha metido la pata un par de veces en política nacional en las últimas semanas así que una guerrita con Bruselas a cuenta de la soberanía en Irlanda del Norte le puede venir bien a corto plazo. Pero no a largo, porque Bruselas no va a ceder y los daños van a ser cuantiosos en ambos lados del Canal. Pero el aislamiento le va a hacer mucha más pupa al Reino Unido, que a medio y largo plazo va a ser mucho más pobre y frágil, lo cual es evidentemente una mala noticia por mucha tirria que le tengamos a la clase dirigente del Brexit. Pero al menos los de este lado tenemos la conciencia tranquila, algo así como la del amigo o familiar del toxicómano que está a punto de volver a pincharse… Sigue leyendo

Marruecos, Marruecos, Marruecos

LBNL

Últimamente Marruecos genera titulares a mansalva. Los últimos este fin de semana a cuenta del tradicional discurso del monarca por el aniversario de la marcha verde en el que, como es habitual, reafirmó la marroquinidad del Sáhara occidental, que no será puesta en cuestión en la mesa de negociaciones, sentenció. No mencionó el bombardeo con resultado de muerte el pasado día 1 de tres camioneros argelinos en la zona del Sáhara controlada por el Frente Polisario, que Argelia ha denunciado a la ONU reservándose el derecho de responder. Tampoco mencionó el cierre argelino del gasoducto que pasa por Marruecos camino de España también el pasado día 1 – ¿casualidad? – ni el cierre del espacio aéreo argelino a Marruecos el pasado 22 de septiembre (extendido una semana más tarde a los aviones militares franceses, pero esa es otra historia). Y tampoco mencionó explícitamente la sentencia del Tribunal de la UE del pasado 29 de septiembre que anulaba el acuerdo bilateral de Asociación por incluir al Sáhara, cuya soberanía marroquí no reconoce ninguno de los 27 países de la UE. Aunque sí dejó claro que no mantendrá relaciones comerciales con quienes mantengan posiciones ambivalentes sobre el Sáhara, en una clara advertencia a la UE sobre la necesidad de reparar el descosido.

En suma, Marruecos está 1) técnicamente en guerra con el Frente Polisario desde que hace un año este último rechazara la reapertura (no violenta) del paso comercial de Guerguerat, que el Polisario mantenía cerrado impidiendo el comercio con Mauritania, 2) se enfrenta a posibles represalias armadas argelinas por el bombardeo contra sus camiones, 3) se ha quedado sin gas argelino y las divisas por derecho de paso del gas a España, 4) sus aviones no pueden sobrevolar Argelia (de ahí que el vuelo de este fin de semana a Turquía pasara por Palma de Mallorca), 5) su relación político-comercial con la UE está en peligro y 6) ya no cuenta con Trump, que fue quién aceptó la soberanía marroquí sobre el Sahara. Un amigo me preguntaba por cuánto tiempo podrá aguantar el farol. Mi respuesta, tan válida como cualquier otra, es que no es un farol sino una posición que puede aguantar indefinidamente. Por varias razones, algunas más legítimas que otras. Sigue leyendo