Cuentos chinos

Julio Embid

Hace la tira de años, en una vida anterior, tuve el honor de dar una charla a unos honorables diputados de la Asamblea Nacional Popular China que vinieron de “viaje de estudios” a Madrid a conocer los distintos “think tanks” y fundaciones de pensamiento político. Me preparé una charla en inglés de una hora para hablarles de la ampliación del transporte público de la ciudad de Madrid y decirles que, aunque ellos no deben pasar por las urnas, su función como dirigentes pasa por mejorar la vida de los ciudadanos y que una persona que tarda una hora y no dos en volver del trabajo por la tarde es mucho más feliz, porque tiene una hora más para pasar con su familia e incluso para consumir.

Aquella hora que fue mucho menos porque perdimos media en las presentaciones (Este es el señor Hu, vicepresidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional Popular China, portavoz adjunto de la Comisión de Seguridad Vial de la Asamblea Nacional Popular China, teniente coronel del 4º Regimiento de Paracaidistas de Sichuán del Ejército de Liberación Popular, Secretario de Organización de la permanente del Comité Provincial del Partido Comunista de China en Sichuán, presidente de la Asociación Popular… pues -este es Julio- dijo mi jefe escuetamente) me sirvió para estrenarme en inglés y para vender una moto que dudo que me comprasen. Estaban más pendientes del lugar donde iban a cenar y del partido que iban a ir a ver al Bernabéu esa misma noche que del sermón de un veinteañero como yo con un powerpoint sobre barrios y transporte público. Al acabar, reverencias, regalos (una pluma con el mango de cerámica que aún guardo sin estrenar) y siguiente parada a FAES, que en aquel entonces al PP no le importaba firmar acuerdos con el PCCh. Sigue leyendo

Una mirada a la despedida de un gigante: J. M. Serrat

Juanjo Cáceres

«Me la van regalar quan em voltaven, somni dels meus quinze anys…”. Cerca de la medianoche del 23 de diciembre, las primeras estrofas de “Una guitarra” empiezan a sonar por penúltima vez sobre un escenario en la ya cansada y notablemente envejecida voz de Joan Manuel Serrat. Con los músicos ya entre bastidores, todo exactamente igual que como empezó: están en el escenario solamente Serrat y su guitarra. Va a ser la última canción, quedan escasos minutos para que finalice su despedida en el Palau Sant Jordi, pero, repentinamente, el noi de Poble Sec se detiene, incómodo con el sonido de una guitarra que tampoco consigue afinar.

¿Es realmente la guitarra? ¿O tal vez es el darse cuenta de que ahora sí es el final? ¿O quizás no es nada de eso, sino que es el mismo Tiempo el que lo para todo para impedir que Serrat deje de cantar? Sigue leyendo

¿Socialismo o Liceu? O simplemente jubilarse del socialismo

Senyor G

Esta semana pasada ha fallecido el histórico dirigente del PSOE y de la UGT Nicolás Redondo. Su compromiso con los trabajadores fue siempre claro desde lo que siempre ha sido la izquierda, punto y final, sin tutías. Pero la vida está llena de contrastes, que es lo que nos permite avanzar, debatir y acordar nuevos puntos de vista.

Los foros de Felipe González.

La política es una parte importante de la vida, y ahí tenemos el contraste, al que llevo tiempo dándole vueltas, sobre Felipe González y el concepto socialismo. No sólo con él, sino con otros y conmigo mismo. Entre otras cosas, después de leer en alguna noticia lo que había dicho en unas jornadas en Barcelona en octubre del 2021, me dio por ir a contrastarlas ya que afortunadamente se puede consultar el vídeo de la charla, que era un diálogo con Miquel Roca Junyent y moderado por Joaquín Luna (decano de los periodistas divorciados de Cataluña por lo menos). Son cosas que hay que ver y escuchar, por los personajes y por los temas. De lo que quise contrastar, pues alguna cosa de lo no noticiado me sonó peor en directo la verdad, pero tan bien lo quería escribir y criticar que lo seguimos dejando para otro día; reconozco que la memoria me falla e igual antes de ponderar debo revisar lo que dijo de la censura y twitter y sobre las valías de algunos. Sigue leyendo

El grave exceso de mortalidad en España en 2022

David Rodríguez

Hace unos meses hablaba sobre el exceso de mortalidad en España durante los meses de junio a agosto de 2022, y ahora ya disponemos de los datos para el conjunto de todo el año recientemente finalizado. Estas estadísticas proceden del Panel MoMo, un sistema coordinado por el Ministerio de Sanidad a partir de 2004, que tiene por objetivo determinar las desviaciones de mortalidad observada respecto a la esperada según las series históricas.

A falta de consolidar los datos de los últimos días, el exceso de mortalidad en 2022 es de 34.019 fallecimientos, dato sólo superado por el dramático 2020, con un exceso de 73.222, y por el 2015, año de la peor epidemia de gripe de los últimos tiempos, con un exceso de 38.532. En el año 2021 el exceso fue de 29.312 personas. Sigue leyendo

El dominó de las criptos

Carlos Hidalgo

Las criptomonedas ya no son lo que eran. Por si hay que recapitular acerca de lo que es una criptomoneda, recapitulemos. Una criptomoneda es una supuesta unidad de intercambio, basada en formar parte de una cadena de códigos cifrados increíblemente seguros. Cada eslabón de esta cadena, por usar una analogía más o menos cruda, es una de esas monedas. Estas monedas no se pueden crear o retirar del sistema, como en el caso de las monedas emitidas por los bancos centrales. Cada criptodivisa tiene un número límite de monedas, aunque se han creado sin llegar a ese límite, por lo que es posible “crear” más poniendo tu ordenador al servicio de esos sistemas de cifrado. Cuando tu ordenador termina de hacer esos increíblemente complejos cálculos (cuya dificultad es mayor cuantas más “monedas” haya en circulación), se supone que tienes una unidad de esas monedas. A este proceso se le denomina “minado” y ha llegado a consumir más energía que toda la Argentina, aparte de provocar una fiebre del “minado” que ha aumentado las emisiones de CO2 y ha ayudado a agravar la crisis de escasez de semiconductores en el mundo.

Cuando un Bitcoin (la criptomoneda más conocida de todas las existentes) se llegó a cotizar a 60.000 euros, muchas personas se lanzaron a crear “granjas” donde hileras de tarjetas gráficas consumían cantidades obscenas de electricidad con el propósito de dar a luz nuevos bitcoins. Sigue leyendo

Un año más

LBNL

Un año más en nuestras vidas y un año más de Debate Callejero, y ya van la tira (desde 2006… para quién no lo sepa). ¡Y menudo añito! Esperemos que el próximo sea un poquito más relajado, aunque no parece… Porque a decir de los últimos acontecimientos políticos, la crispación no solo no parece aflojar, sino que amenaza con tornarse en crisis institucional seria… Esperemos que el agua no llegue al río y que en pocas semanas – previa subsanación de la inconstitucionalidad procedimental alegada por el Tribunal Constitucional – tengamos renovados no solo a los dos magistrados del TC que nombra el Congreso sino también a los dos que debería nombrar el Consejo General del Poder Judicial. Y ya de paso, nombrados también a los nuevos vocales del CGPJ, que también llevan varios años de prórroga a cuenta de la cerrazón del PP para pactar su nombramiento con la excusa de que Pedro Sánchez quiere apoderarse de las instituciones o de que hay comunistas en el Gobierno o vaya usted a saber. Manda narices…

Y si no, pues seguiremos funcionando a media velocidad, al menos en lo que se refiere al poder Judicial, pero lo que más importa es que el Gobierno siga gestionando los muchos frentes abiertos y especialmente el económico. Porque la guerra en Ucrania no va a remitir y las tensiones económicas – primordialmente energéticas, pero no solo – tampoco. España ha liderado y, aunque timoratamente y desde luego tardíamente, la UE ha adoptado varias medidas que limitarán la factura energética si vuelve a desbocarse. Y mientras tanto, seguirán llegando los 70 mil millones de subvenciones a fondo perdido a cuenta de la crisis del COVID y, noticia reciente, más de 80 mil adicionales en créditos “blandos”, que el Gobierno no contaba con pedir pero que, tras la subida de los tipos de interés, resultan más atractivos que acudir a los mercados. Sigue leyendo

Mi 2022 en Debate Callejero: un año de furia

Juanjo Cáceres

Cuando llega el final de año, hay gente que elige echar la vista atrás y otros que prefieren mirar hacia adelante. En mi caso me siento en la necesidad de hacer diversos balances y de los mismos no está excluido Debate Callejero, espacio al que he contribuido durante 2022 con 24 textos, que culminan con el que tienen ante ustedes, el vigésimo quinto. En mi caso, mirar hacia atrás me sirve para revisar cuáles han sido los ejes temáticos que me han llamado la atención y para comprobar en primera persona si lo aquí redactado han sido ocurrencias puntuales, simples disparates o bien ha quedado alguna idea relevante sobre el papel.

Creo que la guerra de Ucrania ha sido en buena medida el centro de gravedad sobre el que ha basculado todo. En El mundo después de Putin y Paradojas bélicas la he abordado como tema central, pero cuando la guerra reaparece en Europa, creo que lo más necesario es recuperar la perspectiva histórica (quizás debido a un sesgo de itinerario, dados los numerosísimos años que dediqué a formarme en la materia). Este 2022 lo he hecho en varias ocasiones: en Miradas 104 años después (Primera Guerra Mundial), El último soviético (Imperio soviético) y, fuera de la temática ucraniana, en Exilio a cuerpo de rey (sobre la monarquía borbónica). También en otro texto más reciente, Una vida cualquiera, donde recurriendo a la falsa biografía y con escaso eco, traté de poner en perspectiva algo más de cuarenta años de historia reciente, para evocar lo que para mí es una de las claves del presente: un profundo, impreciso y a veces intangible malestar civilizatorio. Sigue leyendo

Dos malos no hacen uno bueno

Carlos Hidalgo

El Partido Popular lleva más de cuatro años bloqueando la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), cuya composición aún refleja la mayoría absoluta conseguida por Mariano Rajoy en 2011. Ese mismo Poder Judicial, aun siendo consciente de que se está saltando los plazos fijados por la ley y la Constitución, no sólo no da un paso atrás, sino que ahora obstaculiza igualmente la renovación del Tribunal Constitucional.

Tras años de negativas, principios de acuerdo que quedaban en aguas de borrajas e interminables excusas del PP, parece que el PSOE, en un movimiento que parece un tanto desesperado, se propone cambiar las mayorías necesarias para ambas renovaciones introduciendo de urgencia una enmienda en una ley que no tiene nada que ver, sino que es una transposición de normas europeas. Un mecanismo que el propio PP usó en 2003, que fue denunciado por el PSOE como anticonstitucional y que, de hecho, fue declarado inconstitucional posteriormente. Sigue leyendo

Sin ti no soy nada

Arthur Mulligan

 

Una de las consecuencias primeras de la supresión del delito de secesión (un antigualla al decir de los doctos espontáneos) es la inexistencia de secesionistas por su elevación automática a la muy noble categoría de soberanistas, en la cual, de algún modo respetable, quien más o quien menos todo el mundo se reconoce incluido. Más aún, la consideración del Tribunal Supremo sobre los sucesos acaecidos en Cataluña en Octubre de 2017 se ratifica como resultado de una ensoñación y por lo tanto carece de sentido especular sobre el tipo de delito aplicable a esos sucesos porque los sueños tienen una matriz calderoniana bien expresada por nuestro clásico: todo en la vida es sueño y los sueños, sueños son.

 

“Pedro ¿qué es una nación? “preguntaba el saduceo atolondrado de Patxi López sin saber que su sueño de alcanzar la secretaría del partido era eso, un sueño, como el de ser lehendakari algún día con la ayuda del PP. Sigue leyendo

Los personajes y las personas

Juanjo Cáceres

Una persona puede ser muchas cosas a la vez, cosas que incluso resulten contradictorias en apariencia. Puede ser, por ejemplo, un genio, y a la vez un embaucador. Puede ser humilde, pero a la vez generar a su alrededor un personaje de ficción chulesco y provocador. Puede incluso ser tímido, pero vivir permanentemente en la arena de la disputa dialéctica, sin hacer ascos a las embestidas, ni rehuir el cuerpo a cuerpo. Ejemplos de seres capaces de aunar características tan dispares hay muchos, siendo dos de ellos especialmente famosos: el político mutado en periodista, Pablo Iglesias y el jugador mutado en entrenador, Luis Enrique.

Cuando nos encontramos ante personajes así, se producen inevitablemente algunos efectos: que se generen legiones de seguidores y detractores a su alrededor, que la forma como se les juzga tenga más que ver con el grado de filia o fobia que cada individuo siente hacia ellos y también que a las personas que les toca interpretar el personaje les cueste saber cuándo han de volver a ser ellos mismos. Ese volver a ser ellos mismos no tiene que ver solo con el cargo que ocupan en un momento determinado, pues el personaje puede seguir existiendo más allá del mismo, debidamente reconvertido. El caso de Pablo Iglesias, que ha transitado desde tertuliano hasta impulsor de un canal televisivo, pasando por secretario general, presentador, vicepresidente del gobierno y titular de un podcast, es un caso paradigmático de cuan variopinta puede ser la reinvención de un personaje en un corto espacio de tiempo. Sigue leyendo