Bienvenidos a la legislatura que tardó años en llegar

Carlos Hidalgo

El martes, con el despliegue de tics y espectáculos baratos en las promesas/juramentos de los señores y señoras diputados y diputadas se inauguró la XIII legislatura. Llegar hasta aquí nos ha costado un 15M, una abdicación, una sesión de investidura fracasada por primera vez en la historia de España, una primera legislatura sin presidente del Gobierno electo por primera vez en la historia de España, una repetición electoral también por primera vez, un caso “Gürtel”, una defenestración de un secretario general del PSOE, una vuelta del defenestrado, un referéndum ilegal de independencia, una aplicación del artículo 155 de la Constitución, un caso ERE, una primera derrota del PSOE en Andalucía, la vuelta del fascismo a las Cortes, una primera moción de censura en ganarse en el Congreso, un primer presidente del Gobierno censurado, unas elecciones anticipadas… y lo que nos quede. Me dejo más hitos, pero nadie dirá que nos aburrimos para llegar hasta aquí. Y antes de que se celebre la sesión de investidura del nuevo Gobierno nos quedan las elecciones Europeas, Municipales y a la mayor parte de las Comunidades Autónomas.

Todavía puede que veamos más hitos, como que peligren los feudos del PP en Castilla y León o en la Comunidad de Madrid.

Si no sentís cierto agotamiento, os envidio. El domingo de las elecciones preveo trabajar hasta las dos de la mañana y no tengo claro en qué estado me encontraré el lunes. Pero ya os digo que he empezado la semana con la lengua fuera.

¿Y qué nos espera en esta legislatura? Pues cualquiera se atreve a hacer una predicción, porque hemos visto que hasta lo que dábamos por seguro se ha tambaleado a lo largo de estos años. Aún así, como esto es un blog y no me avergüenza que me recordéis cómo me equivoqué en los comentarios, voy a avanzar unas cuantas cosas:

Vamos a ver el fin de la carrera política de Susana Díaz. Tras las municipales es casi seguro que Sánchez movilice a sus muy motivadas tropas en la reserva y un movimiento de alcaldes encabezado por Kiko Toscano, alcalde de Dos Hermanas, defenestre a la que fuera todopoderosa presidenta de Andalucía y es ahora líder de la oposición sin excesiva visibilidad. Imagino que se le ofrecerán las alternativas de ser ministra o similar o terminar siendo humillada en una lucha orgánica en la que ella corres más riesgo de quemarse que el presidente del Gobierno.

La unidad del independentismo catalán va a terminar de saltar por los aires. Tenemos un independentismo dividido en demasiadas facciones: una antigua Convergencia que no termina de digerir el verse dirigida por un autoritario Puigdemont en Waterloo y administrada por el que seguramente esté siendo el peor presidente de la Generalitat de la Historia: Quim Torra i Pla. A la vez, tenemos a una ERC que cada vez está más harta de pagar las facturas de la derecha nacionalista catalana y una desquiciada CUP que sabotea todo en general y con tics cada vez más fascistas. Esto no puede durar y veremos de qué manera acaba. Seguramente en unas elecciones anticipadas con no pocas dosis de drama.

La economía de nuestro entorno va a saltar por los aires, mientras que la española seguirá creciendo. Pero para que la cosa dure hacen falta presupuestos. Y que salgan adelante.  

¿Lo demás? Lo iremos viendo. ¿Os atrevéis a hacer vuestras predicciones en los comentarios?

Deja un comentario