Cartografía, toponimia, nacionalismo

Andrés Gastey

 

Sea, como lo quieren unos, expresión colectiva del genio superior de la raza o, como sostienen otros, plebiscito cotidiano; trátese de una unidad de destino en lo universal o, según dijo aquél, de un proyecto sugestivo de vida en común; póngasele el ropaje lírico o épico que se desee; apélese a la historia, a la lengua, al grupo sanguíneo o al volkgeist: lo cierto es que hay pocas certidumbres sobre la idea de nación, y fue el Presidente del Gobierno, ese relativista contumaz, quien con mayor acierto desentrañó su esencia afirmando que se trata de un concepto “discutido y discutible”.

 

Pese a lo elusivo de su término de definición, lo que no les falta a las naciones es cartografía. El límite, la demarcación, la barrera, el borne que permite deslindar lo propio, autóctono, endémico o genuino frente a la realidad exterior es consustancial a la nación. No sabremos muy bien qué cosa será la nación, pero tenemos la seguridad de que comprende lo que hay dentro de una frontera, lo nuestro, respecto a lo que operamos una especie de expansión fraudulenta del derecho de propiedad individual hacia lo colectivo.

 

A estas alturas del partido, no seré yo quien atribuya todos los males del mundo a la propiedad individual; algunos sí, como los que derivan de su irrefrenable vis expansiva. Siempre tentó al propietario rural la posibilidad de desplazar los mojones del predio para alterar las lindes y añadirle así subrepticiamente algunas fanegas. Del mismo modo, toda nación que se precie se fundamenta en una cartografía, en un terreno, llamado con razón por los inspirados poetas de la tribu “solar patrio”; y la historia gloriosa o ignominiosa de las naciones se traduce en la sucesión secular de esfuerzos por ampliar los confines de ese solar. Por eso los nacionalistas tienen algo de registradores de la propiedad inmobiliaria.

 

La cartografía alimenta a la nación. Por supuesto, no hace falta que sea actual. En aquellos largos años en que España era una mierda, un país devastado y oprimido por la dictadura, muchas generaciones de españoles fuimos educados en nuestro amor a la nación gracias a unos mapas de colores en los que nunca se ponía el sol. Y encima, para remachar teníamos a mano el siempre promisorio Plus Ultra. España había sido grande, universal, y como españoles nos correspondían si no la actual propiedad del mundo, sí, cuando menos, ciertos derechos hereditarios sobre él adquiridos gracias a las gestas de nuestros antepasados. Aunque hoy parezca mentira, con estas memeces, el gasógeno y unas tazas de achicoria sobrevivió el país durante las décadas que siguieron a la guerra.

 

Como es obvio, el rigor histórico no es necesario, ni siquiera conveniente, para la cartografía nacionalista. Son por ello también ejemplares los mapas de quienes matan para conseguir “zazpiak bat”. Se inspiran en una mitología brumosa sobre un protoestado que habría creado cierto Santxo, y cuya resurrección hace necesario y urgente, por lo visto, el despedazar a bombazos a algunos emigrantes en el aparcamiento de Barajas.

 

Hay más cartografía alimenticia. ¿Qué mapa tienen en la cabeza los partidarios del Eretz Israel? Es un mapa aún más antiguo que el de Santxo o el de Felipe II; de hecho, el más antiguo del mundo, dibujado ni más ni menos que por el insigne cartógrafo Yahvé y cifrado en la Torah. Lo han actualizado no a escuadra y cartabón sobre un planisferio, como se hizo para liberar del yugo colonial a los pueblos africanos (con lo que se les subyugaba de nuevo, al condenarles a la putrefacción que florece en torno a las fantasías cartográficas); sino con el trazo más rotundo de un muro de hormigón sinuoso e impenetrable, diseñado, so capa de legítima defensa, para frustrar el Estado palestino que nunca llega y para seguir atormentando a los filisteos.

 

Además de la falsificación histórica y del delirio teocrático, hay una tercera raíz inspiradora de la cartografía nacionalista, que es la sociolingüística. La lección introductoria del manual incluye siempre datos heroicos sobre la difusión del idioma propio, que es patrimonio de gentes ingentes habitantes de vastos dominios. Antes de saber pedir la cuenta en la lengua de que se trate, el aprendiz habrá recibido la catequesis sobre el rancio abolengo del idioma, su injusta persecución pretérita y presente y su extraordinaria utilidad. Por ejemplo, para aprender catalán se debe conocer antes la información esencial de que la llengua se habla también en la noble villa sarda de l’Alguer y se extendió en la plenitud hasta el Ducado de Atenas y Neopatria.

 

Está, por último, la ciencia. Siempre me han parecido una curiosidad científica de primer orden los mapas del tiempo que utiliza el mejor servicio meteorológico peninsular, precisamente el catalán, que informa con el mayor detalle y acierto sobre el Principat, pero desafía rayas autonómicas y estatales para extender generosamente su prognosis a todos los Països, incluso Catalunya Nord y, naturalmente, les terres robades de la Franja de Ponent. De esta manera, la física de la meteorología se transforma en proyecto de construcción política de la nación irredenta.

 

Ahora bien; al Oeste de Fraga se encuentra, como es sabido, la nada, el vacío, la tierra sin nombre; según la terminología del almogávar oficial del blog, “Enestepaís”. Porque los nombres, o su supresión, son también importantes para el nacionalismo. No hay nación sin cartografía, y tampoco sin toponimia. Ello es lógico; pero, como pasa con los mapas, la tendencia expansionista es irrefrenable, hasta el punto de que se pueda hablar de un imperialismo toponímico nacionalista.

 

Se llega a él en tres fases. Jalonan el sendero que conduce desde lo razonable hasta lo disparatado. Veamos un caso práctico tomado de nuestra patria común e indivisible.

 

Primera estación: lo razonable. Sus habitantes denominan naturalmente la ciudad en que viven usando el idioma que prefieren emplear. Cuando algún poder ilegítimo prohíbe ese nombre e impone una versión distinta, lo lógico es que se combata la imposición. Los gerundenses catalanoparlantes tienen, por eso, toda la razón del mundo al llamar a su ciudad Girona, tanto en su vida privada como en los documentos oficiales.

 

Segunda estación: lo discutible. Sí, pero resulta que no hay monolingüismo en España, y que también hay gerundenses castellanoparlantes, usuarios de una lengua que, por cierto, es cooficial. ¿No pueden ellos utilizar el nombre castellano de su ciudad, Gerona, en sus gestiones oficiales? Podrían, claro; pero tal vez quepa defender que, como sería una tontería repetir siempre las dos versiones seguidas de un guión (Girona-Gerona), es normal que la Administración establezca la convención de que con una de las variantes, la pour ainsi dire autóctona, basta. Así, Gerunda será siempre Girona en impresos, señales de tráfico, comunicaciones, etcétera, y el término castellano desaparece del mundo oficial.

 

Tercera estación: lo disparatado. Aceptando que una de las lenguas cooficiales quede preterida, uno podría pensar que no hay inconveniente en que, al hablar o escribir privadamente en castellano, utilicemos el nombre castellano de la ciudad, Gerona. Pues no; la toponimia nacionalista conquista terreno e invade otros espacios idiomáticos. Ya no nos duelen los ojos viendo como, en textos redactados en castellano, se escriben sistemáticamente palabros como Girona, Catalunya o, según se recordaba aquí recientemente, A Coruña. Parece que la corrección política al uso atropella la corrección gramatical.

 

Pero, señoras y señores, les daré una noticia sensacional: en castellano A Coruña es La Coruña, como London es Londres o Aachen es Aquisgrán. En materia de toponimia, yo no soy partidario de mantener la V.O. a toda costa; porque es imposible en muchos casos (transliteraciones de alfabetos diferentes) y porque es poco respetuosa en otros. El que una ciudad situada en zona ajena a nuestra área lingüística tenga un nombre específico en nuestro idioma es un síntoma del aprecio y de la consideración que esa ciudad ha merecido y mantenido a través de lo siglos. Hablando castellano, no creo que deban obligarme a llamar Antwerpen a Amberes, Bordeaux a Burdeos o Pasaia Donibane a Pasajes de San Juan. Del mismo modo, no sería razonable exigir a los catalanes que designen a la capital maña con su ceceante nombre, porque el catalán tiene una denominación específica para la ciudad, conforme con sus reglas de pronunciación: Saragossa. Respetemos, pues, la diversidad toponímica como una riqueza.

 

Cuestión menor, se me dirá: cierto, no se trata más que de algo anecdótico. Creo, sin embargo, que refleja un problema mayor. En las sociedades bilingües, no es fácil pasar de la diglosia a la coexistencia armónica entre idiomas sin que las tornas se reviertan. No estoy nada seguro de que en España lo estemos haciendo bien.

 

Y reconozco que algunos nos hemos quedado atascados en un internacionalismo que hoy resulta premoderno. No veo, sin embargo, motivos para no insistir en dos obviedades: las fronteras son una añagaza, los idiomas no son más que medios de comunicación.

 

Samuel Johnson, qué gran tipo.

110 comentarios en “Cartografía, toponimia, nacionalismo

  1. Estoy de acuerdo con Cicuta, PMQNQ y Permafrost. Creo que además de falta de sustancia (el más grave), tenemos un problema de incontinencia. Y es una pena. Sugiero humildemente que cada bloguero ponga un máximo de 5 o 6 comentarios al día. Me parecen suficientes para ayudar a entender cosas a los demás y para que podamos admirarnos mutuamente la perspicacia.

  2. Estoy de acuerdo con Ricardo Parellada….tenemos un problema de incontinencia.
    Pero eso es lo que tiene vivir en un pais pendiente de la seleccion española de futbol,todo el dia en el bar dandole que te pego a las cañas y a los boquerones.

    Pero no se si aguantare tantas horas delante del monitor con la camisa de fuerza….¿no podrias subir el liston de 7 a 10 comentarios al dia?.
    O mismamente con considerarme de «azucar» me sentiria alagado.

    Que tiempos aquellos en los que no teniamos que esperar tres horas para que algun bloguero nos hiciera un comentario de mas de cien palabras….incluso de quinientas con sensatez y sin falsas quimeras.

  3. Por cierto, Amistad, ayer noche vi tus vídeos y me desternillé de risa con el casting del grupo El Bate Callejero. Es buenísimo.

  4. De acuerdo, Sarah. Tarifa social de 5 comentarios gratis al día por bloguero. Sexto: 6 euros. Septimo: 7 euros. Octavo: 8 euros. A partir del noveno se borran automáticamente hasta las 00.01 del día siguiente.

  5. Gracias ,PMQNQ,tambien espero que Ricardo Parellada …haya podido vere en el video a su grupo «Parrelada de los toreros muertos»….jeje.

    Yo creo que Don CIcuta esta de malas pulgas por que le he descubierto en su doble personalidad en mi video….

    Y que me dices del Pr@txi Att@ck eh….jeje.

  6. Ricardo si te respondo ya me tocaría pagar… y no pago yo por participar en un blog ni jarta de vino! por no tener no tengo ni internet, tengo el wifi de un vecino que es muy majo, que a veces funciona y a veces no, ojalá lo codifique y me aleje de esto… y de estos…

  7. Sarah….no te preocupes ,te paso mi Visa OrO con la que pago mis dietas a cargo del partido…..jeje.

  8. Me parece muy bien el artículo de Gastey de hoy. Y no estoy del todo conforme con ese desprecio ilustrado de Don Cicuta sobre si los pobres españolitos terminarán diciendo Lérida o Lleida (muy ilustrado, aunque se disfrace con sudores inguinales). A mí como individuo tampoco me puede preocupar menos, entre otras cosas porque no vivo en Cataluña, y porque me parece una memez. Pero me parece no sólo ridículo sino, en cierto modo, agresivo, que se deje de facha al que diga o escriba Gerona o Lérida, o La Coruña o lo que sea. Porque eso es lo que sucede. Atrévase usted a decir Gerona en una Universidad de Cataluña, ya que habla de los monstruos de paletería universitaria madrileña, por no hablar de en un medio público de comunicación catalán. Como mínimo las miradas se irán al suelo.

    Efectivamente, de qué se iban a sentir molestos los zaragozanos porque en catalán se diga y escriba Saragossa. Hombre, pero vaya usted a decirle a la Generalitat que escriba Zaragoza y no Saragossa en la cartelería de carretera para respetar su «nombre oficial», como sí hace el Ministerio de Fomento en toda España. Es ridículo, sí, pero cuando se tiene una ideología que habla de «lengua propia», léase de primera, y una sociedad bilingüe todos los detalles cuentan. Los nacionalistas lo saben. También los nacionalistas españoles, que con parecido empeño quieren dejar claro que el español (eso que también por corrección política hay que llamar por su sinónimo, el castellano) es la única lengua propia de España y la de primera categoría. Pero no veo que una cosa justifique la otra.

  9. A. Tareq, una curiosidad, ayer leí que Ordizia en castellano es Villafranca. Si viajase al Ordizia de toda la vida y la llamase Villafranca primero se pensarían que me he equivocado, y tras explicarles se quedarían alucinados, dirían «ay va la ostia!» y se tomarían un zurito. Pero ya ni te cuento los de Ordizia del Bierzo… la que me montarían los del movimiento independentista, que son muy cañeros!

  10. Sarah …eso es por ignorancia.
    Poca gente sabe que IBIZA es EIVISSA y que nuestras islas son LAS PITIUSAS (en «castellano»)(Eivissa i Formentera)…nosotros no somos BALEARICOS….nosotros somos PITIUSOS.

    Asi que los que vayan a venir por las islas,que lo tengan en cuenta….no vaya a ser que no le dejen comer un buen guisao de pescao con arrocito a la banda.

  11. Estoy de acuerdo con los que piden más calidad en los comentarios y más auto contención en el número de comentarios.
    Hubo un tiempo en el que DC llegó a más de 600 visitas diarias. Eran tiempos de campaña electoral y crispación máxima por lo que es normal que haya bajado sensiblemente; de hecho la media diaria antes de esa época de fulgor era de más de 300, rayando en las 400 visitas diarias si mal no recuerdo. El fin de la campaña, la Semana Santa y varios puentes, nos devolvieron a un par de centenares de visitas y ahora volvemos a rondar las 300, con un cuantioso número de comentarios. Cantidad y calidad no van reñidos por naturaleza pero, francamente, por estos lares últimamente sí.
    El rey desnudo no sólo escribe mucho y poco bueno sino que destila posts xenófobos absolutamente inadmisibles. Creo que fue ayer cuando volvió a escribir algo contra los gitano rumanos que es completamente inaceptable, como lo sería contra los españoles o los vascos. Yo escribí un artículo aquí pidiendo tolerancia cero contra la xenofobia y pido, digo más, exijo que se bloquee el acceso de ese nick y si es posible de ese IP: a cascarla a Parla y no por decir tonterias, memeces o meterse con el Gobierno o por ser fan de MentiRosa: por xenófobo!

  12. También me quiero sumar a los que piensan que es una soplapollada que te impongan decir Girona en castellano, como que impongan a los catalanohablantes decir Zaragoza. Ahora bien, a diferencia de otros a mí esas bobadas no me preocupan en absoluto. Los nacionalistas pueden redoblar sus esfuerzos políticos y educativos pero no pueden nada contra el peso de la historia y la demografía. Siempre habrá un buen centroafricano que se distinga por su buen euskera o un ruso que escriba poesía en catalán. Pero el 15-20% de la población inmigrante que hoy tienen nuestras principales capitales va a hablar castellano y eso malamente, de tal manera que esta y no otra seguirá siendo la lengua vehicular, cada vez más y no menos. De ahí que no le vea ningún sentido al Manifiesto mencionado. Claro que una lengua vehicular es importante para la cohesión social y la identidad grupal, pero no la veo en peligro en absoluto, por mucho que haya capullos que pongan sanciones por no rotular en la lengua vernácula.

  13. 49

    señor curlyco, permítame que dude de la sinceridad de sus palabras: estoy casi seguro que de ser otra mi tendencia política, las mismas intervenciones habrían sido disculpadas con un benevolente tono paternalista por parte de las vacas sagradas del foro, las gracias habrían sido reídas, a carcajada limpia incluso, y habría sido secundado por más de un forero que se habría soltado el pelo y habría entrado en mi juego.

    ¿por qué tiendo a sospechar esto? por que no todas las intervenciones de los foreros son, ni mucho menos, de alto nivel.

    muchas son prejuiciosas, otras ofensivas, otras banales, y las pretendidamente ingeniosas, acartonadas y casposas.

    Las hay buenas, que duda cabe, pero son muy poquitas, y desde luego en el poco tiempo que llevo por aquí, originales y brillantes, una o ninguna.

    Sin embargo los foreros, digamos afines, tienen carta blanca para desvariar a placer, sin que nadie turbe la placidez de su orgasmo mental con insultos destemplados.

    Algunos de los empalagosos halagos de ayer por ejemplo a la precipitada y previsible intervención de Zapatero para intentar echar agua a la alarma social causada por la crisis, son de traca, y sus autores, en cualquier entorno medianamente objetivo, habrían ido directos al pilón.

  14. Mi más entusiasta felicitación a mi tocayo Andrés Gastey por su artículo de hoy. Me ha entusiasmado la correlación entre sentimiento nacional y sentimiento de dominio del «fundus» privado: no se me habría ocurrido tal paralelismo nunca y lo veo acertado y didáctico. Además, Andrés señala dos aspectos del nacionalismo dignos de reseñar. Dos patrones de sentimiento y de comportamiento, dos estrategias. Por una lado, una de ellas ya la señaló, respecto del nacionalismo vasco en su día el hoy conservador Jon Juaristi en su obra «El bucle melancólico». La tendencia irrefrenable a crear una mitología no basada en hechos contrastados históricamente (ojo, que la Historia es una disciplina CIENTIFICA, que utiliza MÉTODO y que maneja FUENTES como instrumentos de conocimiento a la vez que objeto de trabajo, por lo cual no se ha de tomar a rechifla) es un patrón de conducta, una estrategia, que se repite en todos los nacionalismos. El nacionalismo españolista tiende a exaltar ese Imperio donde no se ponía el sol, obviando la que durante el franquismo se denominaba, para combatirla, «Leyenda Negra», esto es, los desmanes y las conductas rayanas en la limpieza étnica que se desarrollaron en algunos de los territorios de ultramar en los que símplemente se practicó el expolio. El nacionalismo vasco, como señala bien Andrés, basa sus reivindicaciones (la misma mitología, desgraciadamente, que trata de utilizar ETA para intentar justificar sus desmanes) en la existencia de un ancestral Estado Vasco del que no existe constancia. Incluso cuando no se encuentran fuentes de rigor, se trata de reinterpretar los datos históricos que sí están contrastados por la Historiografía (eso se hace por los abertzales respecto del antiguo Reino de Navarra, que nada tiene que ver con esa mítica Euskal-Herria que dicen reivindicar). Igual ocurre con los nacionalistas catalanes respecto de los míticos Països Catalans, confundiendo la articulación política real que tuvo la Marca Catalana, el Condado de Barcelona o el Reino de Aragón.

    En segundo lugar, queda bien acreditado, de cara a la cuestión cartográfica, que la segunda fase del nacionalismo es siempre es imperialismo, con los cual se pretenden anexiones de territorios colindantes («ampliar los márgenes que delimitan los mojones») sin contar con la voluntad de sus habitantes, curisamente por aquellos que dicen que sólo quieren dar la palabra (consultar) al pueblo. Así, el nacionalismo vasco no abjura de sus pretensiones sobre Navarra e Iparralde pese a la voluntad mayoritaria de los habitantes de esos territorios de mantener su actual status, y el nacionalismo catalán tanto de los mismo cuando los ciudadanos de la Comunidad Valenciana y de Illes Balears opinan tanto de lo mismo sobre el particular. Incluso el nacionalismo españolista que se fomentaba en los años más oscuros de la posguerra no estaba exento de veleidades territoriales sobre norte de Africa e incluso (hoy ya lo sabemos) sobre la vecina Portugal.

    Una opinión personal: las fronteras y la cartografía, dejando de lado las distopías del nacionalismo, sus inventos, su mitología, incluso el humano egoismo motivador del «querer poseer más», son puramente artificiales y contrarias incluso a la biología. Sí, en el Reino Animal conocemos centenares de especies migratorias que se mueven en función de razones climatológicas, biológicas y fisiológicas. Parece una obviedad, una tontuna, pero es así. Y encima, el ser humano nos muestra que esas mismas razones motivan sus migraciones. Cuando el impulso de escapar de la barbarie, de la guerra, de la violencia, o el de conseguir el sustento, el alimento, aprietan, el ser humano ignora igualmente las fronteras. Debería tenerse en cuenta ésto que digo, que siendo una obviedad o, si quereis, una muestra de infantilismo por mi parte, justificaría un mayor desarrollo y una mayor preocupación por el Derecho Humanitario que por la ubicación de los límites territoriales.

    Termino: cuestión lingüistica. Servidor se encuentra en la línea divisoria. Ni voy a justificar la política excluyente de unos ni la de otros al respecto del uso de una u otra lengua. Creo que el art. 3 de la Constitución es bastante claro en la cuestión, y me tranquiliza saber que en muchos territorios de nuestro país donde existe cooficialidad de lenguas, la conviencia social es bastante más tranquila que los apartheids que algunos pretenden dibujar.

    Buenas tardes.

  15. 62,

    señor Mimosito, si quieren expulsarme del foro, háganlo, pero no se busquen justificaciones peregrinas.

    De todos modos me comprometo desde ya a espaciar mis intervenciones , madurarlas y elaborarlas más.

  16. Un suplicio es lo q me esta costando seguir hoy el blog con el tfno movil. Y a las dificultades tecnicas se suma el efecto d la desconexion informativa en la q vivo desde hace unos dias. Eso si, me he enterado d lo del futbol porpue esta isla esta llena d italianos… Tambien se q a Rajoy le salieron bien las cosas… Y poco mas. Ahora les leo y no se porque les preocupa a algunos q los gallegos llamen A Coruña a lo q antes llamaban La Coruña.No lo entiendo. Sera pq estoy d vacaciones tostandome al sol? Y dicen q el equipo habitual (azua y cia.} ha vuelto a advertir d los peligros q acehan al español? Pobres… Estaran tb ellos necesitados d vacaciones

  17. Tareq, yo no tengo desprecio, ni ilustrado ni lo contrario, hacia los «españolitos» (mis principios me impiden usar esa palabra absurda). Más bien, me resulta indiferente cómo se pronuncie el nombre de una ciudad. Hay pocas lenguas importantes sin Estado. El español / castellano es una lengua de Estado en España. Y se ha impuesto como lengua nacional a través de muchos mecanismos, algunos pacíficos y legítimos, otros no tanto. En general, pasa lo mismo con todas las lenguas. El problema viene aquí: los nacionalistas catalanes o gallegos o vascos intentan hacer lo mismo que hizo el Estado en España durante mucho tiempo. Una vez impuesto el español, es estupendo defender el respeto más exquisito a los procedmientos con respecto a las otras lenguas, pero no puede olvidarse que el español viene con una ventaja de partida con respecto a las otras lenguas, cuyos defensores no actúan de forma tan distinta a como actuaron quienes impusieron en su día el español. Dicho esto, tanto la imposición de Girona como la defensa de Gerona me resultan igualmente ridículas.

  18. Un par de cosillas más antes de marchar a recoger a mi «Peque»:

    – Saritah, como curiosidad, Sant Cugat del Vallés sería en castellano (o español, me parece indiferente uno u otro adjetivo para nuestra lengua común) «San Cucufate». Seguro que lo sabías.

    – Al respecto de la calidad de los comentarios: no he visto que la calidad de los comentarios baje, símplemente ha ocurrido que hemos estado más pendientes a hacer frente al «ataque de los clones» que a comentar con cierto rigor (que no tiene porque estar reñido con una buena dosis de buen humor, cascarrabias amigo Don Cicuta) los estupendos artículos que aquí se cuelgan. Reitero mi «mea culpa» de ayer, ya que, curtido en mil batallas blogueras en los tóxicos blogs de MentiRosa, Gorri-On-Il y SG (¡¡arriba¡¡), me resulta fácil hacerlo. En aquellos lugares este problema no existe, ya que se opta diréctamente por el bloqueo de los discrepantes, incluso de aquellos que aparecen con intención argumentativa, no con la de insultar, mostrar irrespetuosidad por la voluntad democrática (la misma que les ha dado su píngüe escaño) y provocar, incluso con comentarios xenófobos o machistas. En ese sentido, amigo Mimo, creo que lo que tú propones es lo que intentan, para así pasar al martirologio que su patrona llora por las esquinas: me censuran. Es mejor optar por la propuesta de A Verlas, e ignorar, salvo, eso sí, que la boutade o el desatino sea de dimensiones tales que exija el borrado por motivos de salud democrática. Vuelvo a repetir: mea culpa. Si no hubiera tratado de dialogar con el primero ni de contestar a los siguientes, quizá ésto no hubiera ocurrido. Espero vuestro perdón.

  19. un Diez para javier…jeje.
    ( ¿cuanto calienta el sol ahi en la playa?)

  20. Querido Jon…creo que si el rey va desnudo hace proposito de enmienda y como el nos ha dicho :»me comprometo desde ya a espaciar mis intervenciones , madurarlas y elaborarlas más.»….puede que cambie el rumbo de la historia.

    Gracias por tus comentarios sobre el articulo de hoy.

  21. «para así pasar al martirologio que su patrona llora por las esquinas»

    no ya por solidarizarme por Rosa solitaria y abucheada al unísono por 170 y pico diputados, sino por ganarme el cielo, como cristo vilipendiado en la cruz.

    Se hace difícil intervenir poco cuando cada cual suelta su perlita insultante sobre mí al acabar su perorata. ¿existirá el derecho a la réplica?

  22. Estoy viendo desde hace dos horas el debate en el congreso sobre iniciativas politicas.
    Como siempre mañana cuando vaya a los periodicos,nada de lo dicho en sede parlamentaria sera abordado por los periodistas de lo inocuo ….quizas si algun diputado suelta alguna frase ingeniosa o que se pueda sacar de contexto,tendremos unos titulares del periodismo de lo inocuo .
    En fin,quieren nivel politico parlamentario y no se cuidad nadie de darle entidad en los medios de comunicacion para que la gente sepa de verdad lo que se cueze en el parlamento sin tener que recurrir a la prensa tomatina.

    Claro esta vende mas el futbol y las paridas de un Aznar mas quemado que un ninot y las coleras de aguirre y los desmallos de las ursulinas,que la reaildad de las plabras de nuestro estado de derecho.

    Hay mucha cera en los oidos.

  23. 64.- Rey en pelotas.

    entiendo que cree el ladrón que todos son de su misma condición. Por suerte en este blog las cosas no son así. yo milito en el mismo partido que Mimo Titos, y admiro a las mismas personas a las que admira PMQNQ, por ejemplo y eso no me ha salvado de críticas de mayor o menor ferocidad por parte de ellos.
    Entiendo que en sus blogs, hay dos tipos. Los militantes del partido destripador de Basta ya! y el resto. Aquí no, aquí hay comentarios inteligentes, soplapolleces y borderías. Tu de lo segundo y lo tercero das buena cuenta, de lo primero ni uno. Y eso no tiene nada que ver con la ideología, tiene que ver sobre todo con la mesura.

  24. Gracias a tí, Amistad, por tu consideración.

    Por cierto, si alguien gusta de ver como desde el españolismo se construye teóricamente una auténtica tesis nacionalista, léase «Defensa de la Hispanidad», de Ramiro de Maeztu, cuyo texto íntegro está colgado en la web de Comunión Tradicionalista, y su Prólogo y Primer Capítulo en «Homo Legends», referencia bibliográfica ultraconservadora de LD. Un nacionalismo español firmemente cimentado en la reacción y un libro que merece la pena leer u ojear para comprobar de qué fuentes beben ciertos locutores de emisora episcopal y algunos modernos descubridores/redescubridores de la «rojigualda» (roja y amarilla en términos constitucionales).

    http://www.ctcarlista.org/pdfs/PensamientoNoCarlista/Defensa%20de%20la%20Hispanidad.pdf

    Con esto y con la lectura de algunos textos de Sabino Arana, queda claro hasta donde pueden llegar la demencial «cosmovisión cateta» de algunos nacionalismos.

    Ahora sí, buenas tardes, amigos y amigas.

  25. ¡¡Si que existe el derecho de replica!!

    ¡¡Redacteme sus pensamientos en un articulo de mil palabras!!

    (Que nostalgia pensar que noto a faltar a latinmunich…ay.)

  26. Visto que Jon Salaberría hace mención de quien, a pesar de nuestras profundas diferencias ideológias actuales, sigue siendo un amigo (me refiero a Jon Juaristi), y dado que hace referencia a uno de sus ensayos -y no precisamente el mejor, a mi juicio- me permito recomendar su excelente «El Linaje de Aitor» de los ochenta, ensayo que, junto al milenarismo vasco de Juan Aranzadi sirvió de guía india para desbrozar la tupida maraña de determinados nacionalismos. «El bosque originario», editado en el 2000 es también espléndido.

  27. Hace ya bastante tiempo pedí a Alguien que incorporara un botón para votar positivo o negativo a cada comentario. Lo hay en muchos otros foros y es bastante saludable.
    La diarrea postica es mala especialmente si los posts no tienen demasiado contenido. Pero la xenofobia debe estar prohibida y castigada.

  28. Mimo Titos …tienes que ponerte gafas…mira lo que ya esta escrito:

    El Que Os Mira dijo:

    24 Junio, 2008 a las 15:17
    Tambien os digo …para el que le interese que si haceis dobleclick con el izquierdo en el nombre del post …..podreis ver como desaparece y queda limpio de polvo y paja ….al gusto de buen comensal.

    Hacerlo y vereis, que el que se queja ,es porque no ha leido bien el manual de como usar el blog.

    ¡palabra de dios.!

    ¡¡te alabamos Sr!!.

    gracias.

  29. 78

    Eso de las puntuaciones está muy bien para los foros plurales, y este no lo es. Pero bueno, hagan lo que quieran, si les hace ilusión.

    en cuanto a sus graves acusaciones, miedo me da que pretenda ser a la vez fiscal, juez y verdugo.

    yo estoy dispuesto a hacer un esfuerzo, no sé si a algunos les interesa reconducir la situación y van a hacer todo lo posible por mantener la «crispación» y forzar mi expulsión del blog.

  30. AC aqui en esta isla mucho sol pero tb mucho viento y se nota menos el calor. Tb muchos desnudos pero no son tan plastas como ese rey desnudo q petardea por aqui.

  31. El rey va desnudo:

    Relajate y disfruta….jeje.

    (Perdonenme Don Cicuta,PMQNQ,Permafrost,curlyco,Ricardo Parellada,Mimo Titos,Jon Salaberria,A verlas venir,lector anonimo….
    ….pero es que me lo ha puesto a huevo)

    Vale ,vale no lo volvere a hacer….mi cupo de comentarios ya esta en numeros rojos….me voy a dormir que ala una tengo que estar trabajando….Adeu.

  32. venga quedaros con vuestro blog «debate callejero» que de debate nada y de callejero mucho.

    no voy a perder más mi tiempo con una panda de groseros, pedantes y engreídos.

    qué fauna hay en el partido de Zapatero, qué fauna, aunque visto el jefe, uno podría haberse imaginado la tropa.

    hasta nunca.

  33. El tema de las lenguas me aburre.
    Nadie en su sano juicio, que se dé una vuelta por las distintas zonas de esta spañs, puede decir que estudiar en otra lengua implica un desconocimiento del castellano.
    Todos ven las televisiones, leen la prensa e incluso hay quien se atreva con alguna novela. Si alguien encuentra a una sola persona que no se desenvuelva bien en español habiendo estudiado o que lo esté haciendo ahora en el País Vasco, Cataluña, Galicia, Valencia o Baleares que levante la mano, el más tonto ( creo que va desnudo) se puede hacer su representante, seguro que se forra paseándolo por todas las televisiones del mundo
    No seamos cínicos, estamos hablando de otra cosa.
    Tenía razón Rubianes

    Queda toda una legislatura para montar manifestaciones en Madrid, llevar la bandera nacional a ritmo de himno, pidiendo la no desaparición del español. Olé, olé y olé.

    La cosa, como bien dice A Verlas, está encantado de que se le entre al trapo.

  34. Va acabar teniendo razón pacovazquez cuando decía que no se podía escribir
    A Coruña, porque en el peaje de la A6 en donde se lee:
    A Coruña-O Ferrol
    Los castellano hablantes podían pensar que era un mismo lugar nombrado de dos maneras diferentes.

  35. Yo estoy de acuerdo con Devagar. Mi experiencia personal es que nunca me encontré con ningún tipo de problemas ni en Cataluña, ni en el País Vasco, ni por supuesto, en Valencia, es decir, no me encontré con nadie con quien no pudiera hablar con toda naturalidad en castellano. O con nadie que me mirara mal por hablarlo. Ni en grupos de amigos catalanes experimenté esa historia que tanto se cuenta, de que siguen hablando en catalán aunque tú no lo entiendas.

    Solo una vez en mi vida tuve una mala experiencia a propósito de la lengua. Fue en un publecito belga, no recuerdo cual. Paré el coche y ent´ré en una tienda para comprar un carrete de fotos. Lo pedí en francés y la vendedora me contestó en flamenco, que no entendí. Le pedí que me lo explicara en francés, por favor, porque no entendía el flamenco y me volvió a contestar en flamenco con gesto antipático. Me fui con sin comprar el carrete y con bastante indignación. No sé si en algún lugar de España pasa esto hoy, mis experiencias, desde luego, son totalmente contrarias a esta.

  36. Comentario que no tiene que ver con nada anterior:
    Acabo de visitar a un bebé que nació hace unas horas y a sus felicísimos papás. Después de ver aquella cosita tan pequeña, y tan indefensa y tan dependiente, no he podido dejar de pensar mientras volvía a casa, en la monstruosidad incomparable a cualquier otra que supone el maltrato a los niños pequeños, o los abusos, sexuales o de cualquier otro tipo. Es algo que siempre me resulta incomprensible, pero a la vista de ese bebé, la repulsión por semejantes actividades que, por lo que vemos y leemos, son tan frecuentes, se me ha hecho especialmente aguda.

  37. El último

    http://www.elpais.com/vineta/?d_date=20080624&autor=Forges&anchor=elpporopivin&xref=20080624elpepivin_1&type=Tes&k=Forges

    Celso Emilio Ferreiro.
    DEITADO FRENTE AO MAR

    Lingoa proletaria do meu pobo
    eu fáloa porque sí, porque me gosta,
    porque me peta e quero e dame a gaña
    porque me sai de dentro, alá do fondo
    dunha tristura aceda que me abrangue
    ao ver tantos patufos desleigados,
    pequenos mequetrefes sen raíces
    que ao pór a garabata xa non saben
    afirmarse no amor dos devanceiros,
    falar a fala nai,
    a fala dos abós que temos mortos,
    e ser, co rostro erguido,
    mariñeiros, labregos da lingoaxe,
    remo i arado, proa e rella sempre.

    Eu fáloa porque sí, porque me gosta
    e quero estar cos meus, coa xente miña,
    perto dos homes bos que sofren longo
    unha historia contada noutra lingoa.

    Non falo pra os soberbios,
    non falo pra os ruís e poderosos,
    non falo pra os finchados,
    non falo pra os estúpidos,
    non falo pra os valeiros,
    que falo pra os que agoantan rexamente
    mentiras e inxusticias de cotío;
    pra os que súan e choran
    un pranto cotidián de volvoretas,
    de lume e vento sobre os ollos núos.
    Eu non podo arredar as miñas verbas
    de tódolos que sofren neste mundo.

    E ti vives no mundo, terra miña,
    berce da miña estirpe,
    Galicia, doce mágoa das Españas,
    deitada rente ao mar, ise camiño…

  38. Cicuta, no le atribuyo desprecio de ningún tipo a los españoles futuros (lo que quede de ellos, decía usted, que sí, es menos ridículo que el diminutivo), el desprecio se predicaba sin ambigüedad posible del problema fonético. Usted mismo conviene conmigo en que aunque a uno le deje indiferente la fonética una cierta agresividad toponímica se aprecia en todo nacionalista, y eso era todo lo que yo subrayaba. A usted le parece bastante lógico y lo compara con la manera que tuvo de extenderse el castellano en la península. Bien, pero yo no tengo que responder del decreto de nueva planta, o de lo que sea, porque yo no estaba allí para debatir sobre el mismo. La historia es la que es, me puede conmover, me puede aleccionar, com siempre se dice, pero para mí no genera valores para el presente. Si nuestra convicción es hoy que cada uno debe poder emplear la lengua que tenga como propia siempre que sea posible y dentro de un marco de conviencia aceptable, pues siento que no lo fuera así hace unos cuantos siglos. También consideramos hoy como un valor la conservación de las lenguas, cuando han desaparecido por millares. La historia nunca va a ser como fue, ni falta que hace.

  39. 90
    Yo, sí, PMQNQ, me encontré con problemas… durante el franquismo. En mi colegio bachiller, como en todos, el gallego estaba prohibidísimo hasta el punto de que algún compañero fue expulsado por quebrantar la norma. Y me encontré, además, con muchos disparates, verbigracia: un pueblo de los inmediaciones de Ourense capital cuyo nombre vernáculo era el muy hermoso de Seixalbo (Seixo Albo=Cuarzo Blanco), de fácil etimología, la depuración lingüistica lo transformó en SEJALBO (animo a Devagar a que ponga más ejemplos significativos). Cuando escucho o leo a algún fanático defensor del castellano (¿Qué hace Castilla del Pino uniéndose o los pocos patriotas de que nos habla El País?) en detrimento de la lengua autonómica no puedo evitar acordarme de aquel entonces en que el general bajito, ciclán y ferrolano entraba bajo palio en las catedrales.

  40. AMISTAD, no pude desternillarme de risa porque no te encontré. Recuerda que soy de pueblo, anda, pónmelo facilito.

  41. No me ha quedado claro si el peaje del que habla Devagar es camino de Coruña o de Ferrol.

    AC/DC, el truquito ese que decías del doble click de izquierdas sobre el nombre del post, a mí al menos no me funciona.

  42. Abundando en la fortaleza del castellano, de El País de hoy: «el español está más vivo que nunca en la Red. Nuestra lengua ha multiplicado por cuatro su presencia desde 2000, y ya es el tercer idioma en la Red, tras el inglés y el chino, con 100 millones de usuarios».

  43. Averlas, yo hablaba de la democracia, claro. Antes, por supuesto.

    Preciosa la poesía que cuelgas, Devagar. Me hace recordar algo que me dijo hace tiempo un amigo vasco antinacionalista. Fue a pasar las vacaciones a Galicia, que no conocía, y volvía encantado. Me dijo algo que no olvidé, que la gente te hablaba en su lengua, el gallego, sin echártelo (o escupírtelo, no recuerdo qué palabra utilizó) a la cara, como hacían en el País Vasco.

  44. Averlas:

    Como parece que Amistad ya se ha ido a la disco, intento rescatarte el comentario con vídeo que colgó el otro día y copiarlo aquí. No sé si sabré:

    «…..la sorpresa en la Cuarta parte ,en la que podreis ver el final del discurso mas rebelde y civico de Aznar en el Titanicus Congresus Tremebundus de Valencia…con la sorpresa añadida de poder ver a los mas afamados representantes de Debate Callejero en un casting en el que se escogera al grupo musical que amenizara la Fiesta final del Titanicus Rajoyibus.

    Aqui os dejo el enlace con el que podreis acceder al ultimo video de AC/DC para Debate Callejero:

    “Los principios de Aznar”…dividido en cuatro partes:

    http://es.video.yahoo.com/search/?p=los+principios+de+Aznar

    Un reportaje dedicado a todos los bloguers que disfrutan y sufren los avatares de la vida politica en Debate Callejero.

  45. Tareq, disculpa mi comentario sobre el desprecio, leí deprisa y me dejé despistar por el horrible término de «españolitos». No sé muy bien qué significa eso de que la «historia no genera valores para el presente», porque ni siquiera sé qué es lo que genera los valores en general. Pero me parece que la historia no es irrelevante, y que después de la represión lingüística de la dictadura es lógico que en ciertos sentidos se intente compensar el retroceso y la marginación de toda lengua nacional que no fuera el español. Eso por no irnos más atrás en la historia. La historia determina las oportunidades presentes y hay que reconocer que la historia no entiende mucho de igualdad de oportunidades. A unos les da más que a otros. Que Tareq se sienta responsable o no de la historia pasada es lo de menos. Lo importante es si hay buenas razones políticas para tener un poco magnanimidad con lenguas que han sido discriminadas, por supuesto denunciando abusos (en cualquier dirección) si llega a haberlos. En cualquier caso, la correlación de fuerzas es tan favorable al español, que resulta curiosa la obsesión por defender al más fuerte.

Deja un comentario