Prospectivas europeas e internacionales para 2020

Lluis Camprubí

En un mundo cada vez más complejo, interdependiente e imprevisible es difícil hacer prospectivas y predicciones afinadas sobre lo qué sucederá, ni a corto, ni a medio plazo. Sin embargo, es útil tener algunas brújulas de gente que piensa para saber cuáles son los posibles escenarios e intentar anticipar aguas no cartografiadas. Es posible que el paso del tiempo desacredite algunos análisis y proyecciones, así como que aparezcan elementos que “no sabemos que no sabemos”. Pero aunque eso pueda ser, no debemos escatimar los esfuerzos para intentar preveer el futuro (o los futuros) para que no sea un lugar tan incierto. Sigue leyendo

¿Hacia una nueva política económica?

David Rodríguez

 El nuevo gobierno progresista de coalición entre el PSOE y Unidos Podemos es sin duda una muy buena noticia para todas las personas de izquierdas que aspiramos a cambiar las políticas desarrolladas durante la mayor parte de los últimos años por parte del PP. Me gustaría analizar brevemente la parte económica del acuerdo, para entender hasta qué punto podemos avanzar en medidas sustancialmente diferentes. Sigue leyendo

Política exterior europea: ducha de realismo

LBNL

El 1 de diciembre echó a andar la nueva Comisión Europea, cuya Presidenta, la ex Ministra de Defensa alemana Ursula Von der Leyen, ha definido como una Comisión geopolítica. Ella misma junto al nuevo Presidente del Consejo Europeo, el ex Primer Ministro belga Charles Michel, y el nuevo Alto Representante para la política exterior y de seguridad, el ex Ministro de exteriores español Josep Borrell, han hecho votos para reforzar la presencia internacional de la Unión Europea, particularmente en nuestro vecindario pero también en Naciones Unidas y en el entramado multilateral internacional en general. Sin embargo, los convulsos acontecimientos de los últimos días han venido a demostrar que no lo van a tener nada fácil. La falta de voluntad política de los Estados Miembros y las deficiencias estructurales de la Unión Europea se pueden mejorar. Pero la creciente tendencia internacional hacia el matonismo, la unilateralidad y el uso de la fuerza militar son ajenas a la Unión, que no puede, no quiere y no debe competir en esos ámbitos. La impotencia de la Unión en Siria es un hecho desde hace años. La esterilidad de sus esfuerzos para mitigar las consecuencias del enfrentamiento Estados Unidos-Irán se hizo patente la semana pasada. Como su impotencia en Libia, todavía más cerca, para la que Turquía y Rusia, que como en Siria y a diferencia de la UE apoyan activamente a algún bando en el conflicto, han acordado un alto el fuego a partir de la pasada medianoche. Las limitaciones en política exterior de la UE no son nuevas. Lo que es novedoso es el vacío que deja la retirada global del Estados Unidos de Trump, que está siendo ocupado por potencias indeseables.

Sigue leyendo

Ante la investidura del miedo: autocontención y esperanza paciente

.SenyorG

Sí, alegría por lo que representa para mi izquierda este gobierno, pero creo que durante mucho tiempo me quedará el pavor de lo que he ido oyendo en los ratos que he seguido el debate de investidura. Desde las acusaciones de terrorismo, hasta la putas que le pagaba Stalin no sé todavía si a Negrín, a Largo Caballero o a ambos; desde el se rompe España hasta el golpismo; de la igualdad rota entre españoles a los vivas al rey como pedradas. Miedo de las actitudes y los insultos. Miedo porque luego se pintan la piel fina y tergiversan nuestras palabras y discursos. Cosas que por cierto ya se van viendo en debates fuera de sede parlamentaria. Lo poco que escuché, he ido viendo que es terrorífico. Sigue leyendo

Final o comienzo…

Manuel Lobo

Ayer prometió Pedro Sánchez su cargo como Presidente del Gobierno, el primero que será de Coalición en esta larga etapa democrática.

Comienza la etapa de gobierno y se cierran ocho meses de incertidumbre y provisionalidad…

No quiero, ni por otra parte tengo capacidad, para analizar este periodo ni para hacer previsiones de los que puede ser la andadura de este Gobierno. Sigue leyendo

Otra primera vez

Carlos Hidalgo

Y hubo Gobierno. Mientras escribo estas líneas aún se suceden todas las primeras reacciones a la investidura de Pedro Sánchez. Y así nace el primer Gobierno de coalición de la democracia del 78. No está mal. Otra primera vez. Porque recordemos lo siguiente, todo esto viene tras unos años en los que hemos asistido a: la primera abdicación de la democracia, las primera investidura fallida, la primera repetición electoral tras la investidura fallida, la primera vez que el PSOE se abstiene para que hay Gobierno (del PP), la primera dimisión forzada de un secretario general del PSOE, la primera vuelta de un secretario general del PSOE al que se ha forzado a dimitir, la primera vez que se aplica el artículo 155 de la Constitución, la primera moción de censura que triunfa, las primeras primarias nacionales del PP, la primera vez que el PSOE pierde Andalucía, la segunda investidura fallida y ahora, la primera investidura con menos apoyos de la democracia.

Sigue leyendo

Ir ganando

Julio Embid

El pasado 4 de enero las derechas más ultramontanas se manifestaron en Madrid en contra del futuro Gobierno que hoy se vota en el Congreso de los Diputados. Previsiblemente, salvo Tamayazo de última hora, el presidente del Gobierno será Pedro Sánchez, sorpresivamente el líder de la fuerza política más votada en las pasadas elecciones. Y en las anteriores generales también. Sin embargo la política no es como la Liga de Fútbol Profesional donde el que más puntos tenga gana. Es necesario llegar a acuerdos para lograr la investidura y es necesario lograr acuerdos para aprobar las leyes, incluyendo la ley más importante de todas: los presupuestos. Sigue leyendo

¿Nueva era?

LBNL

Mañana Pedro Sánchez será investido Presidente del primer gobierno de coalición de nuestra democracia. Él mismo y el PSOE en su conjunto habrían preferido poder formar un gobierno monocolor con mayoría absoluta o, en su defecto, una investidura consentida por los partidos más afines, UP y C´s, a izquierda y derecha, con los que gobernar sobre la base de pactos concretos, en todo caso sin depender de partidos, como ERC, que propugnan la independencia de sus territorios, o de Bildu, de tétrico pasado, para que la investidura salga adelante. Pero la repetición de elecciones no le dio al PSOE los escaños adicionales que buscaba. E hizo imposible una potencial alianza alternativa con C´s, más teórica que real porque de no haberse hundido Rivera dificilmente habría cancelado su absurdo “cordón sanitario” a la “banda de Sánchez”. La otra opción, volver a repetir las elecciones, era todavía peor. Para todos, también para los que menos perdieran, por la creciente desafección ciudadana. Serán pocos por tanto los que afronten la nueva legislatura con euforia. Puede fracasar rápidamente y, de no hacerlo, será en todo caso trabajoso forjar alianzas semana a semana – también con C´s y el PP si lo consienten – para ejecutar el ambicioso programa de gobierno acordado. Pero no hay motivo para la preocupación y mucho menos para la escandalera pretendidamente constitucionalista. El Presidente del gobierno lo ha dejado meridianamente claro durante el fin de semana. No hacía falta. Para empezar, el gobierno no tiene poder para actuar violando la Constitución o ignorándola y el activismo “constitucionalista” del que han dado repetidas muestras nuestros jueces deberían ser suficiente garantía para los temerosos. Pero todavía más importante, el PSOE es el único partido que ha estado desde el principio a favor de la concordia constitucional, apoyando a los gobiernos de UCD y luego del PP cuando hizo falta, frente a los golpistas del 23-F, contra ETA y contra la declaración ilegal de independencia catalana. Siempre. Ojalá pudiera el PP lucir los mismos galones. Así que adelante con determinación y mucha concentración porque el verdadero peligro es que no sepamos hacerlo bien.

Sigue leyendo