Se acabaron los fanboys

Carlos Hidalgo

Un fanboy es el término que se usa en internet (importado de EEUU, claro) para los fans acríticos de cómics, series y películas, que se lanzan a atacar todo lo que no sea la adhesión incondicional a los objetos de su adoración. También se aplica a los que siguen acríticamente a sus ídolos e insultan a diestro y siniestro. Y Pedro Sánchez tiene fanboys. De hecho, fueron parte del motor que le ayudó a pasar de marginado político y secretario general defenestrado a presidente triunfante de la primara moción de censura de la democracia que tiene éxito y luego, presidente electo en varias elecciones consecutivas.

Y como presidente ya vio que quien le ayudó a subir (y a señalar a todos los “traidores” del PSOE) no le estaba ayudando a gobernar. Las sucesivas remodelaciones en el Gobierno y en los propios gabinetes casi siempre se hicieron a costa de algunos de sus “fans” más incondicionales, que no le estaban ayudando en las complejas labores del Gobierno. Más bien le estaban lastrando. Sigue leyendo

Prevención del suicidio

Marc Alloza

En 2019 se registraron 3.671 suicidios en España, lo que equivaldría a unas10 muertes por suicidio al día. Desde hace ya algunos años, el suicidio es el principal motivo de muerte por causas externas con casi el  doble de fallecidos que por accidente de tráfico (1.842 en 2019).  Se estima que en España anualmente se realizan entre 70.000 y 80.000 intentos de suicidio.

https://www.ine.es/jaxiT3/Datos.htm?t=7947#!tabs-tabla Sigue leyendo

Abucheos al presidente, aplausos a la cabra

Carlos Hidalgo

La fiesta Nacional pasó y hubo lo de siempre: pequeños accidentes, como un avión de la Patrulla Águila cuyo humo de colores era ligeramente morado, caras de consternación del Rey Felipe VI, aplausos al paso de los regulares, ovaciones a la cabra de la legión y abucheos al presidente del gobierno. Lo de siempre y nada grave.

Pero lo de abuchear al presidente es una mala costumbre que empezó con Suárez, reapareció con Zapatero, continuó con Rajoy y, por supuesto, prosigue con Pedro Sánchez. Siempre estaré a favor de que se abuchee pacíficamente a cualquier cargo público, pero la verdad es que siempre queda feo hacerlo en el día de la fiesta nacional. Porque en una ocasión así no se abuchea al político, sino al jefe del Gobierno de su Majestad, que dirían los británicos. Pero con el doce de octubre pasa como con la otra fiesta nacional, los toros. Hay grupos de aficionados que se erigen en los guardianes de la tradición y que siempre se hacen notar siendo lo más maleducados y groseros posible, lo que bien puede amargar la fiesta a los que no la viven de la misma manera, pero también tienen derecho a ella. Así que, en mi cabeza, los abucheadores del 12 de octubre son algo así como el Tendido 7 del Día de la Hispanidad. Sigue leyendo

Selección de lecturas quincenal

Lluís Camprubí

Mucho (y muy interesante) se publica a diario. Resulta casi imposible poder leer todo lo que uno desearía o parece relevante. Así que -por si puede ayudar- a continuación recomendaré algunas de las tribunas y artículos que me han parecido las aportaciones más significativas al debate colectivo de estos últimos días.

En primer lugar, sobre los “Pandora Papers”. Las revelaciones son enormes pero en paralelo parece que cunde la percepción fatalista que poco se puede hacer. Pero eso no es así. Ernest Urtasun en esta tribuna “Una respuesta europea a los Papeles de Pandora” sitúa algunas propuestas que en la necesaria escala continental pueden ponerse en práctica. Sigue leyendo

Los padres del extrarradio con piscina

Julio Embid

En 2016, hace cinco años, publiqué el libro “Hijos del Hormigón. ¿Cómo vivimos en la periferia sur de Madrid?” con la editorial catalana Els Llums. En este libro que escribí durante los años 2013-2014, en plena crisis económica, cuando vivía yo entonces en Carabanchel (Madrid), trataba sobre las personas que viven en los barrios de mayoría de clase trabajadora en la periferia sur de Madrid y sus condiciones de vida. Cuando lo terminé, Joaquín Estefanía (al que se lo agradeceré toda la vida) me escribió el prólogo y mis amigos me dijeron que debía escribir una segunda parte titulada “Hijos del PAU, ¿cómo se vive en las urbanizaciones del extrarradio con piscina y monovolumen?”.  Les dije que para más adelante, que estaba saturado de casas de empeño y casas de apuestas. Ahora pienso que no hace falta porque Jorge Dioni López ha escrito el maravilloso ensayo “La España de las Piscinas” (Arpa Editorial) que ya va por su 4ª edición y ya les digo que es francamente muy bueno. Sigue leyendo

La culpa de todo la tiene La Colau

… y el espíritu de Lenin que le sale por los poros

Senyor G

Arrecian fuerte las críticas al gobierno de esta ciudad llamada Barcelona. Realmente el foco de las críticas no es el gobierno de la ciudad de Barcelona y las dos organizaciones integrantes: Barcelona En Comú y PSC.  O la parte principal y más visible que es BComú, sino simplemente La Colau. De cualquier cosa la culpa no es de la coalición de gobierno, del gobierno o de la alcaldesa, no, la culpa de todo la tiene La Colau.

En otros momentos he escrito de la larga lucha entre el Partido del Motor contra el Partido del Peatón, no ya durante los 2 últimos mandatos municipales de BComú, sino ya de aquellos tripatitos con ICV-EUiA y la reducción de velocidades y otras medidas que nos alineaban con las exigencias de la Unión Europea en materia del aire que nos gastamos por aquí. Hasta de eso tendrá la culpa La Colau, tanto de que el aire en la ciudad esté contaminado como cuando toma medidas para reducir el uso del coche en la ciudad donde por cierto hay suficientes alternativas para moverse internamente. Ahora en esta vieja lucha se han sumado a la contra por una parte antiguos gerifaltes de la ciudad que ahora no pintan menos o que viven lejos y fuera de la ciudad para respirar aire sano y quieren entrar en el centro con su coche como periodistas y opinadores en la misma situación; lo siento, en este debate los Barceloneses primero. Y los otros que se han sumado son los que hacen la principal crítica al llamado urbanismo táctico, y añadiría, de urgencia, por las restricciones para caminar y las necesidades de movimientos de nuestros cuerpos al salir de los primeros confinamientos, es que no son bonitos, que si tiene muchos colores y soplapolleces del estilo. Hacen de su caballo en favor del motor y la contaminación que implica la cuestión estética, porque no hay motor sin contaminación. Que si somos una capital del diseño y su visión estética. Claro que ahora diremos todos que el Cobi nos pareció bonito cuando lo parieron, pero en un inicio solo salía ganando comparado con Curro. Sigue leyendo

La muerte del estratega

Arthur Mulligan

No ha sido hace tanto tiempo ni su presencia felina ocupó tantas páginas como se empeñan en mostrarnos sus antiguos admiradores, fabricantes de leyendas y columnistas distraídos. Ninguna lágrima recorre la simbólica lápida levantada tras la sombra de su paso por entre los muros del poder. Ya todo es solo memoria y el silencio debido a la muerte del estratega, al obligado protocolo que asumió para sellar sus labios con los sagrados lacrados que guardan as confidencias del autócrata.

En DC (11.09.20) Arthur Mulligan y yo mismo, ofrecían una remembranza imperfecta, acaso como lo son todas, que me permito reproducir para significar la necesidad de acudir a la fabulación que explique y complemente las conductas de los personajes sometidos a reserva: Sigue leyendo

Las ocurrencias de Escrivá y los auténticos debates

David Rodríguez

“En España hace falta un cambio cultural para que se trabaje más entre los 55 y los 75 años”, José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social del gobierno de España. 26 de septiembre de 2021.

Esta sentencia pasará a los anales de la historia económica española como una de las más disparatadas jamás pronunciadas por un ministro, tal vez sólo superada por aquella formulación de Carlos Solchaga, cuando al ser nombrado ministro de Industria afirmó que “la mejor política industrial es la que no existe”. Por fortuna, el ejecutivo español desmintió al día siguiente que fuera a aumentar la edad de jubilación, pero tal vez debería dar un paso más planteándose cómo es posible tener en el gobierno a alguien capaz de decir estas barbaridades. Sigue leyendo

Pasión cannábica

Juanjo Cáceres

En las últimas semanas hemos asistido a un carrera de velocidad entre los grupos parlamentarios situados en el arco izquierdo del Congreso para promover un proyecto de ley regulador del cannabis.

Antes entrar en materia, creo que hay que hacer un ejercicio de honestidad y decir donde se sitúa cada cual. En mi caso, soy de espíritu abolicionista (y subrayo lo de espíritu). Me gustaría que sustancias tóxicas como el alcohol y el tabaco dejaran de ser, precisamente por su toxicidad, sustancias ampliamente demandadas y también por ello, sustancias fácilmente adquiribles en una gran diversidad de puntos de venta. Esas sustancias, como los alimentos insanos o el cannabis son precursoras de lo que denominamos enfermedades evitables, es decir, enfermedades que se desencadenan simplemente porque ese consumo se produce. Pero precisamente porque ese consumo existe y va a seguir existiendo, sean o no legales dichas sustancias, el enfoque que hay que ofrecer desde las políticas públicas es regulacionista. Y hay que ofrecerlo con un objetivo por encima de todo: el de maximizar la protección de la salud física y mental de la ciudadanía, tenga la edad que tenga y sea cual sea su condición social, pero muy especialmente la salud de los más jóvenes. Sigue leyendo

La gran caída de Zuckerberg

Carlos Hidalgo

A Facebook, la empresa detrás de la red social, se le han acumulado los problemas. En el día de ayer se despertaron con la noticia de que la que fuera una de sus trabajadoras en sus agresivas campañas de lavado de imagen, Frances Haugen, ha confesado en televisión estar detrás de varias de las filtraciones de documentos internos de la compañía, que denunciaban varios casos graves que Facebook conocía y que deliberadamente ignoraba. Como que Instagram causa problemas psicológicos a jóvenes adolescente y que Facebook no hizo nada por corregirlo porque le daba más beneficios así. O que mentían repetidamente a los reguladores. O que conocían que se gestaba un asalto al Capitolio para subvertir las elecciones y no hicieron nada.

Haugen ha confesado todo esto en directo en horario de máxima audiencia en EEUU, ha dado sus documentos al Wall Street Journal y se ha acogido a la inmunidad que se ofrece a los confidentes para testificar ante la fiscalía, los reguladores y el Congreso de los Estados Unidos. Sigue leyendo