Miscelánea estival

Alfonso Salmerón

Escribo estas líneas después de una larga jornada de teletrabajo, en este tiempo extraño que ha inaugurado la pandemia, perdido entre el epílogo de un confinamiento y el prólogo del siguiente, cuando esta nueva rutina de trabajar desde casa algo más de la mitad de la jornada empieza a hacerse verdaderamente insufrible, especialmente los días en los que el termómetro sobrepasa los treinta grados y la factura de la luz obliga a dosificar las horas de aire acondicionado.

La neblina de la canícula y el deseo de un descanso tan necesario como condicionado por la incertidumbre a una semana vista, abotarga el pensamiento. Cuesta hilar dos ideas seguidas que den un mínimo de sentido a este artículo que he de entregar mañana para Debate.

Emociones a contracorriente en este julio imposiblemente otoñal, presidido por la nostalgia, la añoranza de lo perdido y la ansiedad de la incertidumbre. De fondo, la radio que siempre acompaña. De reojo, el timeline de twitter vomitando noticias que aparecen trufadas entre ocurrencias de legiones de tuiteros aspirantes a influencers.

¿Cómo no hablar (escribir) del COVID? ¿Acaso existe algo más urgente ahora mismo? Pensamientos nada concluyentes. Algunos, demasiados, lugares comunes y contradictorios casi siempre. Sigue leyendo

Hiper p(m)aternidad

Meritxell Nebot

Uno de los placeres de esta vida terrenal es echar la tarde en una librería. Si puede ser de esas pequeñas, de barrio, mucho mejor. Pero debo reconocer que a veces incluso perderme en esas enormes que hay en el centro de la ciudad, puede resultar agradable. Sea cual sea el formato de la librería me encanta pasear por sus pasillos, ojear títulos de todo tipo, perderme en secciones que no sabía que me podrían interesar para terminar regresando de nuevo sobre la pista de lo que iba buscando en un inicio.

Ésta misma semana, mientras disfrutaba de uno de esos paseos literarios, me llamó la atención una sección justo al lado de donde yo estaba. Decenas de títulos de muy variopintos autores se mostraban expectantes a la caza del lector o lectora necesitado de consuelo y orientación: Cómo educar hijos tranquilos y alegres. Ser padres y no morir en el intento. Hijos lectores, cómo estimularlos para que lean a Fromm antes de los 6 años. Rabietas y otros despropósitos sorprendentes de la crianza, como acompañarlos con amor. Tu hijo, el crack mundial de la papiroflexia, guia para padres. Sigue leyendo

James Bond y la intervención del Estado

Carlos Hidalgo

No es ningún secreto a estas alturas que siento una culpable predilección por las novelas de James Bond. Las novelas escritas por el aristócrata, machista y borrachín Ian Fleming tienen algo que me engancha. Ya sea su atención por los detalles o su capacidad para describirte cómo es bajar del avión en Jamaica en los años 50. Muchas de las cosas que en su día describió, como un deportivo Aston Martin lleno de accesorios como un localizador, han pasado de fantasía de espías a ser tecnología habitual. Tanto que Aston Martin ha aprovechado para lanzar una edición especial de su modelo DB5 con los mismos accesorios que en la película de Goldfinger. Incluido un localizador de GPS. Lo que usamos para rastrear móviles perdidos rutinariamente.

Pero hay otras cosas, dentro de las sádicas fantasías de Fleming que también han terminado por hacerse realidad. Por ejemplo, en la novela “Moonraker”, un magnate llamado Hugo Drax, que compró el título de “Sir” a golpe de billetes, decide poner en marcha su propio programa de cohetes, pagado de su bolsillo, desarrollado por sus técnicos y bendecido por el Gobierno de Su Majestad tras una exitosa campaña de relaciones públicas. Curiosamente, hoy hay tres personas – de momento – con su propio programa de cohetes privado: Elon Musk, con Space X, Jeff Bezos, con Blue Origin y Richard Branson, con Virgin Galactic, el menos exitoso de los tres. Sigue leyendo

Recomendaciones insuficientes

drodrialbet

Durante las semanas que llevamos de esa ‘nueva normalidad’ decretada por el gobierno español, hemos visto cómo se insiste a la población en que para nada conviene relajarse, en que el virus sigue presente, que la distancia de seguridad se mantiene como un factor clave, que el uso complementario de la mascarilla es necesario, que se han de continuar con las medidas de higiene, que deben evitarse las aglomeraciones, etc. Todo un conjunto de recomendaciones que debían facilitar el tránsito hacia una situación con el menor número de rebrotes y el mayor control de los mismos.

Nada más lejos de la realidad. La desobediencia de una parte importante de la población ha sido palmaria, rayando en el exhibicionismo del incumplimiento. Paseos sin mascarilla, protecciones mal puestas, terrazas con distancias de seguridad inexistentes, fiestas con alcohol y sin ningún respeto a directriz alguna, en definitiva, una larga lista de barbaridades que han generado sorpresa en muchas personas, indignación en parte de las autoridades sanitarias y ciertas reprimendas por parte de las autoridades. Sigue leyendo

Desigualdades sociales en salud y COVID-19

Lluís Camprubí

Mucho se ha dicho que el SARS-CoV-2 y la COVID-19 no entienden de clases sociales y qué todos somos vulnerables. Siendo eso relativamente cierto, la evidencia nos demuestra que las desigualdades sociales en salud respecto a la COVID-19 existen, tanto en la susceptibilidad a ser infectado como a la severidad del pronóstico en caso de contagio.

Desigualdades sociales en salud que se expresan en los distintos ejes de desigualdad (clase social, genero, edad, territorio…) y que aparecen siempre que las podemos analizar, viendo además como los distintos ejes interseccionan y se amplifican, en lo que algunos epidemiólogos sociales han venido a llamar una “Sindemia” (de la sinergia entre la pandemia, los determinantes sociales y las condiciones previas de salud). Sigue leyendo

Septiembre caliente en las escuelas catalanas

drodrialbert

Este lunes se produjo una comparecencia conjunta entre el vicepresident de la Generalitat, Pere Aragonés, el conseller d’educació, Josep Bargalló, y la consellera de sanitat, Alba Vergés, para informar de las pautas básicas para la apertura de centros educativos en Catalunya el curso que viene. La rueda de prensa se realizó tras suspender las reuniones con los sindicatos y, por tanto, sin el consenso con los mismos.

La conselleria de Sanitat parte de la base de que la infancia no contagia el virus, como si ésta fuera una evidencia científica contrastada, cuando desgraciadamente todavía no lo es. De hecho, el mismo día de la rueda de prensa, la Asociación Española de Pediatría ha afirmado que se desconoce cómo será la interacción del coronavirus con la gripe en los próximos meses. Sigue leyendo