Aboliciones doctrinales

Arthur Mulligan

Los engendros jurídicos de especial complejidad disponen para este gobierno de la misma función que el uso de laxantes para evacuar las sustancias de deshecho de nuestro cuerpo. *https://rtvc.es/el-psoe-presenta-una-propuesta-de-ley-de-abolicion-de-la-prostitucion/#

Abolir significa “suspender o dejar sin vigor una ley o una costumbre mediante una disposición legal”. Por ello, la segunda acepción es más difícil de admitir, porque si bien se puede prohibir una costumbre bien anclada en el tiempo, el hecho de que aparezca en un texto no causa su desaparición por sí sola, y pasa a ocultarse en los márgenes de la aplicación de la ley, justamente allí en donde ésta no consigue alcanzarla. Sigue leyendo

Rubiales y la inmovilidad

Carlos Hidalgo

Hace mucho tiempo entrevisté a Cayetano Martínez de Irujo. No para nada relacionado con su faceta de personaje de las revistas del corazón, sino con su faceta deportiva. Y es que el hijo de Cayetana de Alba había montado una asociación de deportistas españoles para que todos los practicantes de deportes que no fueran el fútbol recibieran algo de atención, pudieran acceder a ayudas y subvenciones y, por lo tanto, pudieran acceder a competiciones que, de otra manera, les estarían vedadas. Según me comentó Martínez de Irujo, todo iba bien hasta que permitió que la asociación de futbolistas que, por entonces presidía Luis Rubiales, se uniera a esa asociación. En cuestión de meses Rubiales le hizo un vuelco en una Asamblea, le expulsó y se quedó hasta el local de la asociación, que era propiedad de la Casa de Alba.

También hablé con una arquitecta que afirmaba que Rubiales no le pagó por su trabajo y que, no contento, con ello, la agredió. Sigue leyendo

Exilio a cuerpo de Rey

Juanjo Cáceres

Cuando el 14 de abril de 1931 el rey Alfonso XIII se marchaba hacia el exilio, seguramente lo hacía con pocas esperanzas de volver, pero con confianza en que el periodo republicano pudiera fracasar a corto plazo y se volviera a producir una restauración monárquica unos años más tarde. Al fin y al cabo así había sucedido con su padre, Alfonso XII, después del exilio de Isabel II, del sexenio revolucionario y del fracasado intento tanto de instaurar una nueva línea dinástica a través de Amadeo de Saboya, como una primera república española.

Si esas eran las esperanzas del monarca, no se vieron colmadas. Ni siquiera cuando cinco años después, la Guerra Civil abría una nueva ventana de oportunidad a la monarquía y su primogénito, Juan de Borbón, corría a sumarse al bando sublevado. Porque esa apuesta nunca llegó a fructificar. Después de que la monarquía se consumiera en el periodo de declive de la Restauración y sobre todo tras la instauración de la dictadura de Primo de Rivera, los militares apostaron claramente por un régimen militar en el que Franco se convertiría en un dictador que aplazaría durante décadas el diseño de un mecanismo sucesorio definitivo. Sigue leyendo

Tan importantes son las TIC…

Senyor G

… que las sectoriales de informática de CCOO y UGT llevan realizando movilizaciones por lo bajo (escritos, redes, concentraciones delante de la patronal) desde hace ya varios años para reclamar mejoras en el convenio del sector y están informando a los grupos parlamentarios y a quién quiera escucharlos que el convenio estatal del sector de Tecnologías de la Información está vencido desde el fin de año de 2019. Es decir, casi dos años y medio con el convenio en ultraactividad.

Todos estamos de acuerdo en la importancia de la tecnología y concretamente de la informática y la digitalización y todo eso que les va a venir a la cabeza y de lo que se acuerdan cuando se cuelga. Cuando no es por una cosa es por la otra, son ese tipo de afirmaciones que pueblan los discursos que le salen de carrerilla a cualquier político, y más estos últimos meses sobre puesta al día y ayudas europeas para poner a nuestras empresas y sectores productivos sino en la vanguardia por lo menos al día. Sigue leyendo

Frankenstein ante la tumba

Arthur Mulligan

Era un tiempo en el que existían los dioses, pero no las especies mortales, relata Platón en “Protágoras”. Cuando a éstas les llegó, marcado por el destino, el tiempo de la génesis, los dioses las modelaron en las entrañas de la tierra, mezclando tierra, fuego y cuantas materias se combinan con fuego y tierra. Cuando se disponían a sacarlas a la luz, mandaron a Prometeo y Epimeteo que las revistiesen de facultades distribuyéndolas convenientemente entre ellas. Epimeteo pidió a Prometeo que le permitiese a él hacer la distribución: «Una vez que yo haya hecho la distribución, dijo, tú la supervisas». Con este permiso comienza a distribuir, y a unos les proporcionaba fuerza, pero no rapidez, en tanto que revestía de rapidez a otros más débiles.

De este modo equitativo iba distribuyendo las restantes facultades. Y las ideaba tomando la precaución de que ninguna especie fuese aniquilada. Pero como Epimeteo no era del todo sabio, gastó, sin darse cuenta, todas las facultades en los brutos. Pero quedaba aún sin equipar la especie humana y no sabía qué hacer. Sigue leyendo

Las carencias de la inversión educativa en España

David Rodríguez

La reforma de las leyes educativas siempre está en el centro del debate político español, pero hay un tema recurrente de fondo que no acaba de resolverse. Se trata de la insuficiencia de la inversión educativa en comparación con los países de nuestro entorno socioeconómico más inmediato. En este artículo se calculan una serie de indicadores de financiación educativa para España y para los países de la UE22, que son aquellos que pertenecen simultáneamente a la Unión Europea y a la OCDE.

Adjunto a continuación la tabla resumen de dichos indicadores[1]: Sigue leyendo

Ampliando el frente andaluz

Juanjo Cáceres

Hay tantos puntos de interés en los ambientes que nos ocupan que resulta difícil elegir a cuál meterle mano, pero necesariamente debe abordarse alguno. Uno de los más atractivos, aunque quizás no sea el más profundo, es el follón generado en Andalucía a raíz de la no presentación en tiempo y forma de la coalición de izquierdas, finalmente denominada ‘Por Andalucía’: un ensayo de frente amplio que no podía empezar de forma más torpe.

Lo primero a subrayar es que, al menos, Yolanda Díaz está ya curada de espantos, muy especialmente después de que su reforma laboral pasease por el filo de la navaja, gracias a las fallidas estrategias de negociación del gobierno y al cambiante voto del diputado popular Casero. Pero precisamente es interesante recordar que el peligro que la propuesta de la ministra de trabajo vivió en aquella jornada también se explicaba por otros factores. Por ejemplo, por el bloqueo del acta del podemita Alberto Rodríguez, que nadie ha ocupado a raíz de la guerra que su antiguo titular y Podemos mantienen con Meritxell Batet, presidenta del congreso y socia de gobierno, lo que hacía contar al gobierno con un voto menos para aprobar dicha reforma. Y es que raramente una torpeza del calibre de la del viernes pasado en Andalucía no se encuentra precedida de varios episodios semejantes. Sigue leyendo

El ataque contra las democracias

Carlos Hidalgo

Creo que alguna vez os he comentado que me gustan bastante los libros de James Bond, escritos por Ian Fleming. Y después, las películas. En una de ellas, que no suele ser considerada la mejor, Octopussy, hay un general soviético desquiciado llamado Orlov, que apuesta por hacer una invasión convencional de los países de la OTAN, haciendo que todos sus tanques se lancen contra Occidente. Cuando el resto del Politburó se escandaliza por ello y le reprochan que se arriesga a iniciar un conflicto nuclear, Orlov se ríe (los malos siempre se ríen). Y suelta un discurso en el que dice que Occidente está dividido, que es débil, que las democracias son regímenes hipócritas y cobardes. Y, claro, es el típico discurso de malo desquiciado de una peli de espías de los 80. Pero es el que vivimos hoy en día.

Alguna vez, refiriéndome a los millonarios descontrolados, he dicho que vivimos en un mundo donde los malos de James Bond existen, pero no tenemos a un James Bond que les frene. Sigue leyendo

A lomos de Pegasus

Carlos Hidalgo

Ha habido escándalo y no poco cachondeo con la declaración de ayer del Gobierno de que los móviles del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la Ministra de Defensa, Margarita Robles, fueron espiados usando el programa Pegasus, de la firma israelí NSO. Todo esto después de un artículo en el New Yorker del maledicente Ronan Farrow, que, cargado de tópicos, acusaba al Gobierno español de haber espiado con ese mismo software a los independentistas catalanes; sin más prueba que un informe elaborado por uno de los propios independentistas.

Pero antes de seguir hablando de quién hizo qué, vamos a aclarar unos conceptos. Es falso que Pegasus sólo se alquile a los Estados. NSO lo dice para defenderse de los numerosos pleitos que le esperan, pero cualquiera dispuesto a pagar muchísimo dinero (Pegasus es prohibitivamente caro) tiene acceso a Pegasus. Así que, aparte de pensar en actores estatales, la lista de sospechosos se puede ampliar a cualquiera con el bolsillo suficientemente hondo. Con Villarejo ya hemos visto como algunos de los miembros más cenutrios del IBEX 35 se espiaban entre sí y trataban de espiar a los demás. Incluido, por supuesto, el propio Gobierno. Sigue leyendo

Terror electoral

Juanjo Cáceres

A pesar de los temores que razonablemente existen cuando la extrema derecha asoma la cabeza, esta no ha logrado conquistar la presidencia francesa y la República respira sana y salva. Pero no es precisamente menor toda la sacudida que este proceso electoral ha dejado sobre el tapete. Los dos espacios tradicionales que antaño compartían el poder republicano han quedado reducidos a la mínima expresión. Los votos obtenidos por Mélenchon han suscitado un intenso debate sobre si la France insoumise se ha quedado o no a las puertas de darle una patada al tablero y de abrir nuevas posibilidades de alternancia en la cima del poder, que solo se habrían frustrado por la permanencia en primera vuelta de candidatos socialistas, comunistas y verdes. Al final la realidad se ha concretado en ese 41,5% obtenido por Marine en segunda vuelta y serán las inminentes elecciones legislativas de junio las que determinarán los representantes de la Asamblea Nacional y la elección del primer ministro, acabando de delimitar el alcance de las turbulencias electorales francesas.

Pero el terremoto francés no es ni mucho menos un caso aislado, sino el resultado de una inestabilidad general de las placas tectónicas electorales europeas. Precisamente en España se están sumando tres fenómenos capaces de perturbar con fuerza los equilibrios de poder. El primero ya ha sucedido: unas elecciones autonómicas en Castilla y León que han puesto a Vox al frente de un gobierno regional, aunque liderado por el PP. El segundo ha sucedido en parte: la llegada de Feijoo al frente del Partido Popular, quién ahora debe demostrar cuál es la senda política que realmente desea seguir y cuál es su verdadera apuesta estratégica. De momento, las encuestas, tal vez de forma interesada, le ponen ojitos. Sigue leyendo