Varapalo

Arthur Mulligan

De este modo se designa el contratiempo, disgusto o daño que una persona (física o jurídica) recibe en sus intereses, en general si se refiere a litigios de los que forma parte. Pero en la UE no existen varapalos, algo racial, que no puede confundirse con esencia metafísica alguna sobre el ser de España, sino la interpretación que incorpora de forma más o menos fiel, las normas europeas al Derecho nacional – alemán en el caso Puigdemont – y de cuya rigidez metodológica derivan consecuencias no deseadas desde una perspectiva unificadora del espacio Schengen.

No es por tanto un defecto administrativo por descuido en las lecturas que atañen al derecho comparado, ni una loca selección entre delitos comparables pero en el fondo disímiles; ni mucho menos en la censura de la aplicación de un corpus legal unificado y compartido que el reclamante se empecina en desbaratar con pasión justiciera; no, Alemania y otros países europeos, en lugar de dictar una ley específica para incorporar las Directivas comunitarias – en nuestro caso Decisión Marco relativa a la orden de detención europea – reforma su Código Civil para obtener no lo principal, la deseable ausencia de impunidad de los delincuentes por cambiar de territorio, sino mantener un ordenamiento dotado de una coherencia sistemática. Sigue leyendo

Botellón, pandemia y transgresión

Alfonso Salmerón

Hace algunas semanas los llamados macrobotellones ocuparon las primeras páginas de los periódicos, abrieron los telediarios y llenaron muchas horas de radio en todas las tertulias. Como suele ocurrir, cuando el foco mediático cambia de plano, lo que ayer parecía poco menos que una cuestión de Estado, hoy ha caído prácticamente en el olvido.

A propósito de este tema, no obstante, quisiera compartir algunas reflexiones en estas líneas de debate, nunca mejor dicho, callejero. Lo primero que me ha llamado la atención en el tratamiento informativo de los diferentes macrobotellones que se han sucedido en las grandes ciudades del país es que apenas han tenido en cuenta el punto de vista de sus protagonistas. Se ha hablado, se ha escrito y se ha sentenciado mucho, pero pocas veces se ha recogido el testimonio de quienes los han practicado, y cuando se ha hecho ha sido para apuntalar estereotipos que justificaban la línea editorial del medio. Sigue leyendo

Conforme a lo anunciado en el cuento de la lechera

Juanjo Cáceres

Tratar determinadas cuestiones es de una complejidad máxima, por lo que tal vez prefiera empezar hablando de mi amigo Carlos (tengo varios amigos con el mismo nombre, por lo que me basta con no decir sus apellidos para proteger su identidad). Hace algunos días, conversando con él, introdujo una afirmación que me sorprendió: «Yo no me invento cambios climáticos para hacer caja». Una frase que todavía resuena en mi cabeza…

Mi asombro no se produjo ante la contradicción que suponía dicha frase con el hecho, ampliamente constatado, de que se inventa la mitad de las cosas que me dice, sino por la paradoja que de repente apareció ante mí. No cabe duda alguna de que el cambio climático no es una invención, pero meditando sobre la idea que me planteaba, me daba cuenta también de que no por ello su afirmación resultaba del todo falsa. Puede ser parcialmente verdadero que, en cierto modo, se “inventa” su significado (es decir, sus consecuencias) y también que se utiliza para hacer caja, sin que ese caja tenga que ser necesariamente dinero (pueden ser también votos, adhesiones…). Todo ello, en cierto modo y con muchos matices. Sigue leyendo

El precio de la luz (2)

LBNL

El miércoles de la semana pasada, 13 de octubre, la Comisión Europea presentó un conjunto de medidas para afrontar la subida excepcional del coste de la energía y sus repercusiones (comunicado de prensa, aclaraciones en español y una explicación sobre cómo funciona el mercado de la energía europeo). En general, la Comisión achaca la subida a cuestiones coyunturales – aumento de la demanda de gas internacional (principalmente china), no aumento del suministro de gas ruso – y defiende la pertinencia de perseverar en las políticas medioambientales – incremento de las renovables en el mix energético – para reducir la dependencia europea en el futuro, además de para poner coto al cambio climático, obviamente. Pero la Comisión también enumera un listado de medidas que los países de la EU pueden adoptar en el marco del mercado único, poniendo el énfasis en los consumidores más desfavorecidos.

El mismo día, la vicepresidenta para la transición ecológica, Teresa Ribera, rechazó las propuestas de la Comisión como insuficientes y puso la mira en la convocatoria excepcional de un Consejo de ministros europeos de energía el próximo 26 de octubre. En dicha reunión, España sin duda volverá a defender – como ya lo hizo el Presidente del gobierno en la reunión de líderes del pasado día 5 – la necesidad de abordar medidas más incisivas, como la compra mancomunada de gas, que la Comisión se limita a señalar que será objeto de  estudio. Sigue leyendo

Se acabaron los fanboys

Carlos Hidalgo

Un fanboy es el término que se usa en internet (importado de EEUU, claro) para los fans acríticos de cómics, series y películas, que se lanzan a atacar todo lo que no sea la adhesión incondicional a los objetos de su adoración. También se aplica a los que siguen acríticamente a sus ídolos e insultan a diestro y siniestro. Y Pedro Sánchez tiene fanboys. De hecho, fueron parte del motor que le ayudó a pasar de marginado político y secretario general defenestrado a presidente triunfante de la primara moción de censura de la democracia que tiene éxito y luego, presidente electo en varias elecciones consecutivas.

Y como presidente ya vio que quien le ayudó a subir (y a señalar a todos los “traidores” del PSOE) no le estaba ayudando a gobernar. Las sucesivas remodelaciones en el Gobierno y en los propios gabinetes casi siempre se hicieron a costa de algunos de sus “fans” más incondicionales, que no le estaban ayudando en las complejas labores del Gobierno. Más bien le estaban lastrando. Sigue leyendo

Prevención del suicidio

Marc Alloza

En 2019 se registraron 3.671 suicidios en España, lo que equivaldría a unas10 muertes por suicidio al día. Desde hace ya algunos años, el suicidio es el principal motivo de muerte por causas externas con casi el  doble de fallecidos que por accidente de tráfico (1.842 en 2019).  Se estima que en España anualmente se realizan entre 70.000 y 80.000 intentos de suicidio.

https://www.ine.es/jaxiT3/Datos.htm?t=7947#!tabs-tabla Sigue leyendo

Abucheos al presidente, aplausos a la cabra

Carlos Hidalgo

La fiesta Nacional pasó y hubo lo de siempre: pequeños accidentes, como un avión de la Patrulla Águila cuyo humo de colores era ligeramente morado, caras de consternación del Rey Felipe VI, aplausos al paso de los regulares, ovaciones a la cabra de la legión y abucheos al presidente del gobierno. Lo de siempre y nada grave.

Pero lo de abuchear al presidente es una mala costumbre que empezó con Suárez, reapareció con Zapatero, continuó con Rajoy y, por supuesto, prosigue con Pedro Sánchez. Siempre estaré a favor de que se abuchee pacíficamente a cualquier cargo público, pero la verdad es que siempre queda feo hacerlo en el día de la fiesta nacional. Porque en una ocasión así no se abuchea al político, sino al jefe del Gobierno de su Majestad, que dirían los británicos. Pero con el doce de octubre pasa como con la otra fiesta nacional, los toros. Hay grupos de aficionados que se erigen en los guardianes de la tradición y que siempre se hacen notar siendo lo más maleducados y groseros posible, lo que bien puede amargar la fiesta a los que no la viven de la misma manera, pero también tienen derecho a ella. Así que, en mi cabeza, los abucheadores del 12 de octubre son algo así como el Tendido 7 del Día de la Hispanidad. Sigue leyendo

Selección de lecturas quincenal

Lluís Camprubí

Mucho (y muy interesante) se publica a diario. Resulta casi imposible poder leer todo lo que uno desearía o parece relevante. Así que -por si puede ayudar- a continuación recomendaré algunas de las tribunas y artículos que me han parecido las aportaciones más significativas al debate colectivo de estos últimos días.

En primer lugar, sobre los “Pandora Papers”. Las revelaciones son enormes pero en paralelo parece que cunde la percepción fatalista que poco se puede hacer. Pero eso no es así. Ernest Urtasun en esta tribuna “Una respuesta europea a los Papeles de Pandora” sitúa algunas propuestas que en la necesaria escala continental pueden ponerse en práctica. Sigue leyendo

Los padres del extrarradio con piscina

Julio Embid

En 2016, hace cinco años, publiqué el libro “Hijos del Hormigón. ¿Cómo vivimos en la periferia sur de Madrid?” con la editorial catalana Els Llums. En este libro que escribí durante los años 2013-2014, en plena crisis económica, cuando vivía yo entonces en Carabanchel (Madrid), trataba sobre las personas que viven en los barrios de mayoría de clase trabajadora en la periferia sur de Madrid y sus condiciones de vida. Cuando lo terminé, Joaquín Estefanía (al que se lo agradeceré toda la vida) me escribió el prólogo y mis amigos me dijeron que debía escribir una segunda parte titulada “Hijos del PAU, ¿cómo se vive en las urbanizaciones del extrarradio con piscina y monovolumen?”.  Les dije que para más adelante, que estaba saturado de casas de empeño y casas de apuestas. Ahora pienso que no hace falta porque Jorge Dioni López ha escrito el maravilloso ensayo “La España de las Piscinas” (Arpa Editorial) que ya va por su 4ª edición y ya les digo que es francamente muy bueno. Sigue leyendo

La culpa de todo la tiene La Colau

… y el espíritu de Lenin que le sale por los poros

Senyor G

Arrecian fuerte las críticas al gobierno de esta ciudad llamada Barcelona. Realmente el foco de las críticas no es el gobierno de la ciudad de Barcelona y las dos organizaciones integrantes: Barcelona En Comú y PSC.  O la parte principal y más visible que es BComú, sino simplemente La Colau. De cualquier cosa la culpa no es de la coalición de gobierno, del gobierno o de la alcaldesa, no, la culpa de todo la tiene La Colau.

En otros momentos he escrito de la larga lucha entre el Partido del Motor contra el Partido del Peatón, no ya durante los 2 últimos mandatos municipales de BComú, sino ya de aquellos tripatitos con ICV-EUiA y la reducción de velocidades y otras medidas que nos alineaban con las exigencias de la Unión Europea en materia del aire que nos gastamos por aquí. Hasta de eso tendrá la culpa La Colau, tanto de que el aire en la ciudad esté contaminado como cuando toma medidas para reducir el uso del coche en la ciudad donde por cierto hay suficientes alternativas para moverse internamente. Ahora en esta vieja lucha se han sumado a la contra por una parte antiguos gerifaltes de la ciudad que ahora no pintan menos o que viven lejos y fuera de la ciudad para respirar aire sano y quieren entrar en el centro con su coche como periodistas y opinadores en la misma situación; lo siento, en este debate los Barceloneses primero. Y los otros que se han sumado son los que hacen la principal crítica al llamado urbanismo táctico, y añadiría, de urgencia, por las restricciones para caminar y las necesidades de movimientos de nuestros cuerpos al salir de los primeros confinamientos, es que no son bonitos, que si tiene muchos colores y soplapolleces del estilo. Hacen de su caballo en favor del motor y la contaminación que implica la cuestión estética, porque no hay motor sin contaminación. Que si somos una capital del diseño y su visión estética. Claro que ahora diremos todos que el Cobi nos pareció bonito cuando lo parieron, pero en un inicio solo salía ganando comparado con Curro. Sigue leyendo