Sus propiedades, su seguridad. Pago yo.

Senyor G

Expropiar el uso a un anciano de 83 por triquiñuelas. Pago yo.

Hace unas semanas veía en las noticias de BTV, el caso de Alejandro de 83 años y vecino de alquiler “de toda la vida” del barrio de Ciutat Vella de Barcelona con orden abierta de desahucio. El caso era dramático, una persona que en poco tiempo perdió a sus dos hijos y a su mujer. Por el estado emocional no comunicó a la propiedad la subrogación del contrato de su mujer a él, y la propiedad sibilinamente (o busquen su adjetivo) esperó para, al día siguiente, ir a decirle que tenía que irse. Mala fe.

Cuando lo ví pensé ya no solo en la situación y lo canalla que era esperar a que se cumpliese el plazo de comunicación de la muerte de la esposa. Sino que con mis impuestos se iba a pagar toda la maquinaria legal: juicios, procuradores, la intervención de la policía y lo que no sé. ¿Cuánto deben costar cuatro horas de una unidad de la BRIMO por ejemplo? Un dinero y unos esfuerzos policiales dedicados a una cosa y no a otra. No es verdad que siempre se esté haciendo cumplir la ley ni que el uso de la porra se ejecute igual para todos. Sigue leyendo

90 años después, ¡Viva la República!

Juanjo Cáceres

90 años después de la proclamación de la Segunda República disponemos de suficientes estudios y suficiente perspectiva histórica para reconocer el periodo republicano de la década de 1930 como lo que fue: la primera experiencia plenamente democrática en la historia de España. Creo que en muchos países ello podría ser suficiente para convertir el 14 de abril en una festividad nacional, como lo es, por ejemplo, en España, el 6 de diciembre por motivos similares. No obstante, es evidente que las visiones sobre lo que este periodo representó para el país son todavía dispares y objeto de confrontación política, a causa del conflicto bélico en que desembocó con motivo del golpe militar de 1936 y todo lo que vino después.

Pero en pleno 2021 y viviendo en una democracia madura, tendríamos que ser capaces de poner esta experiencia profundamente democrática en el lugar que le corresponde, más allá de sensibilidades e ideologías, por sus indiscutibles hitos. La República introdujo por primera vez en España un sistema político sometido a sufragio universal, que dio forma a un Parlamento donde estaban representadas todas las opciones políticas y que desarrollaba todas las estructuras necesarias para una separación efectiva de poderes, estableciendo incluso un Tribunal de Garantías Constitucionales. Sigue leyendo

Ada Colau deja Twitter

Carlos Hidalgo

Las redes sociales son un microcosmos donde la gente que participa en ellas siente que el mundo entero se concentra en ese entorno. Desde los grupos de noticias de la olvidada Usenet, los usuarios y usuarias sienten que hablan para el mundo entero y que lo que se hace y se dice en esos foros tiene más importancia de lo que la triste realidad refleja. Twitter no es una excepción, claro. En el caso de Twitter es porque los periodistas y políticos nos aferramos a esa red social, del mismo modo que nos enganchábamos en tiempos al lector de teletipos. Las noticias fluyen como agua en un manantial, pero en el caso de Twitter, mezcladas con opiniones, mentiras descaradas, chistes, memes e imágenes animadas.

Ahora, Ada Colau, que se preciaba de ser una de las políticas que mejor se movían en estos entornos, dice que abandona Twitter, lo cual demuestra que en realidad no entiende a esa red social tanto como ella misma pensaba. Sigue leyendo

Las normas están para cumplirse

LBNL

Eso que el PP tiene tan claro para los indepes catalanes – “el que viola la ley, la paga” – parece no aplicárselo a sí mismos como indicaría el recurso ante el Constitucional que ayer dijeron plantearán contra la decisión judicial de excluir a dos candidatos de su lista electoral. El planteamiento del juez es clarísimo: ambos candidatos no pueden serlo por no ser electores en Madrid, al haberse cambiado de domicilio (en marzo) después del cierre del censo electoral el pasado 1 de enero. ¿Qué razones podría esgrimir el TC para enmendarle la plana al juez de lo contencioso-administrativo? Ninguna más allá de que a Isa o a MAR les hace mucha ilu llevar a Toni y Agustín en la lista. Porque las normas son de obligado cumplimiento para todos, PP incluído.

Pero la actitud del PP no es en absoluta novedosa. Y no me estoy refiriendo a las tramas Gurthel y Púnica en las que estoy dispuesto a aceptar que la cuestión atañe a individuos criminalizados por más que sean todos jerifaltes del mismo partido. No, me estoy refiriendo a Cifuentes y su intento desesperado para esconder su trato de favor con el master, que ya era un fraude en sí mismo, como también el supuesto master de Casado en Harvardlavaca. Que fueran absueltos de responsabilidad criminal ambos – ella por falta de pruebas, él porque no falsificó un documento público para defenderse – no implica que cumplieran las normas para obtener una certificación académica de post-grado. Sigue leyendo

Iliberales no concluyentes

Arthur Mulligan

Francia y el mundo literario celebran el bicentenario del nacimiento de Flaubert y Baudelaire quienes en 1857 fueron atacados por Ernest Pinard, un ambicioso procurador imperial de 34 años que intentó ocupar el cargo de ministro del Interior a través de postularse como administrador de la literatura, de la moral y de las buenas costumbres.

El tal Pinard pensaba que «Madame Bovary» y «Las Flores del mal», a pesar de su excelencia, merecían un correctivo, una sanción pública porque sus autores deberían de concebir la literatura en su forma y expresión como formando parte de una misión orientada a preservar la castidad y la pureza (de las mujeres se entiende) en una sociedad sana.

«Reaccionen con una sentencia contra esta fiebre insalubre que tiende a dibujar todo, a explicarlo todo, a decirlo todo, como si la moral pública no existiera», dijo al final del proceso dirigiéndose a los jueces quienes, a pesar del brío de su dedo acusador, se inclinaron a favor de un Flaubert (Madame Bovary c’est moi!) admirablemente defendido en un vibrante alegato de más de cuatro horas por su abogado, Jules Senard. Sigue leyendo

A vueltas con Catalunya

Alfonso Salmerón

En esta ocasión me van a permitir que vuelva a escribir acerca de Catalunya. Como ustedes saben, acabamos de vivir un nuevo capítulo de esta especie de serial televisivo en el que se ha convertido la política catalana, cuyos guionistas ya no saben qué inventar para mantener la audiencia en un share respetable. Investidura fallida ha sido el título del último episodio. Aragonés se ha quedado compuesto y sin novio a las puertas del altar en la que la maestra de ceremonias, la presidenta del Parlament, Laura Borràs, parecía a su vez, la más interesada de todos en que la nueva legislatura no echara a andar. El reloj vuelve a ponerse en marcha. Si no hay acuerdo, en dos meses volverían a convocarse elecciones de nuevo.

No parece que esto vaya a ocurrir, pero tratándose de Catalunya, y en los tiempos que corren, vaya usted a saber. Venimos de un gobierno que se vio abocado a convocar elecciones después de ser incapaz de ponerse de acuerdo en elegir un nuevo presidente tras la más que previsible, tal vez premeditada, inhabilitación de Torra. Una vez celebradas las elecciones, los dos actores políticos parecen seguir en el mismo lugar. No hay acuerdo. ERC ha ganado la partida a JXC pero estos se reservan el derecho a veto, arropados por el santo y seña de la liturgia indepe, un President en el exilio, y un fantasmagórico Consell de la República, a quienes debe someterse y rendir pleitesía Aragonès si es que quiere ser investido. Sigue leyendo

La vacuna comunista

Carlos Hidalgo

Hoy nos hemos despertado con la noticia de que la sin par Isabel Díaz Ayuso (IDA), encargó a su consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, que buscara la manera de hacerse con la vacuna rusa contra la Covid, también llamada Sputnik. Para mi consternación, que no para mi sorpresa, el coro habitual de las redes se ha lanzado a defender a ciegas a Ayuso y la parte de la “verdadera izquierda” ha querido ironizar con que Ayuso quería comprar una vacuna “comunista”. Dice mucho de las inercias de ciertas personas a la izquierda del PSOE que se comportan como si todavía existiera el Pacto de Varsovia y que crean que el actual gobierno de la Federación Rusa es comunista. Putin es tan comunista como lo pudiera ser Sito Miñanco. Y, sin duda, le habrá agradado poder meter un poco más de cizaña en nuestra ya encizañada política. Y más con los medios estatales rusos pregonando a los cuatro vientos que las vacunas “occidentales” producen trombos y reacciones alérgicas, mientras que sólo informan de maravillosos porcentajes de inmunidad y beneficiosos efectos secundarios de la “Sputnik”. Que a lo mejor es verdad, pero estaría bien que permitieran que autoridades independientes pudieran comprobar esos efectos por su cuenta. Así funciona la ciencia.

También dice mucho de Ayuso el querer comprar vacunas por su cuenta, cuando España está adquiriendo y distribuyendo las vacunas según una gran estrategia dentro de la Unión Europea. Ayuso, queriendo suplantar a Sánchez, ha querido suplantar a Bruselas de paso. Pero también refleja esa actitud de rico de “¿por qué voy yo a esperar como los demás, si puedo comprarlo?”. Y así, la Comunidad Autónoma de Madrid ha hecho algo bastante parecido a pretender comprar vacunas en el mercado negro. Como decía el periodista asturiano Luis Ordóñez, no quiero ni imaginar las caras de los rusos cuando estuvieran sentados con “los listos” de la Comunidad de Madrid que, como los países del Tercer Mundo o un presidente autoritario cualquiera de Europa del Este, llamaban a la puerta de los rusos por una cuestión de orgullo y de hacer un feo a Bruselas (y, en el caso de IDA, al gobierno de su propio país). Sigue leyendo

Evolución de las economías y estrategias contra la pandemia

David Rodríguez

Mucho se está debatiendo sobre el efecto del coronavirus sobre la economía de las naciones, pero algo menos se discute acerca de cómo afecta la estrategia anti-covid adoptada por los distintos países sobre el crecimiento de los mismos. Todavía es pronto para llegar a conclusiones definitivas, pero tenemos algunos datos que nos proporcionan algunas pistas de gran relevancia.

En enero de 2021 el FMI publicó una actualización de las perspectivas de la economía mundial, a partir de datos estimados para 2020 y proyecciones para 2021. En la tabla adjunta se incluyen algunos de los datos más significativos, teniendo en cuenta que no se proporcionan estadísticas de todos los países del mundo. Sigue leyendo

Otra ración de calamares

Julio Embid

En una vida anterior, hace ya muchos muchos años, escribí un libro titulado “Hijos del Hormigón. ¿Cómo vivimos en la periferia sur de Madrid? (Publicado por la Editorial La Lluvia en 2016) con prólogo del periodista Joaquín Estefanía. En aquella obra hablaba de la olvidada periferia meridional de la capital del reino y de las personas de clase trabajadora que allí viven. Las condiciones de vida, los ingresos, la esperanza de vida, los servicios públicos y el ocio y el tiempo libre no son iguales en el centro que en las afueras. En poco se parecen Chamberí y Villaverde. En una de las presentaciones de dicho libro, un buen amigo dijo que “A veces el Manzanares es más ancho que el Amazonas” y, a pesar de la carcajada general, no estaba exento de razón. Salud, dinero y amor no son variables independientes entre sí.

Así, iniciamos la campaña con una serie de declaraciones de diferentes políticos de las tres izquierdas madrileñas (nunca libres de caínismo) afirmando que si en Puente de Vallecas o en Usera se votase en igual participación que en los distritos burgueses de Retiro y Salamanca, Ayuso no volvería a ser presidenta. Está muy bien esta afirmación de las personas de clase media-alta que decimos: “La culpa de que la derecha gane en Madrid es de la clase trabajadora, que se queda en casa”. Si en Vallecas, en Entrevías o en Carabanchel va a votar un 20% más de electores… Y si mi abuela tuviera ruedas, sería una bicicleta. Pensar que unas elecciones repetidas un martes va a haber más participación que un domingo con varias elecciones a la vez (municipales, autonómicas y europeas) como fue el 26 de mayo de 2019 resulta irrisorio. La presidenta Isabel Díaz Ayuso era consciente de eso y su jefe de gabinete también. Sigue leyendo

Viento en popa

Carlos Hidalgo

Los periodistas que son invitados a comer por Pedro Sánchez suelen advertir que no pueden contar nada de la conversación. Y luego se lanzan a contártelo todo. Así, aseguran que el presidente del Gobierno echará de menos a Pablo Iglesias y que cree que la recuperación de la pandemia y de la crisis está a la vuelta de la esquina. Pedro Sánchez se ve fuerte, aseguran. Tan fuerte que seguramente no adelante las elecciones y quiera agotar la legislatura actual.

El caso es que la salida de Pablo Iglesias del Gobierno, pese a quienes le puedan echar de menos en el Consejo de Ministros, es una buena noticia para Sánchez. Iglesias, obsesionado por ser fiel a su propio personaje, como los youtubers, da el salto a Madrid para seguir encadenando golpes de efecto y afianzar de alguna manera su autopercepción de muro contra el fascismo que en realidad no es. Y, como los youtubers, tiene su propia corte de incondicionales, que no admiten ni la más mínima opinión molesta contra él. Sigue leyendo