Devolviendo un recibo con tristeza

Senyor G

En estos últimos 20 años, he visto compañeros llenos de certezas irse a casa, a ICV, a Podemos y más allá. Incluso con los que se han ido al PSC he mantenido siempre la compostura, si se sube uno al caballo siempre se puede caer uno de él. Casi no les reprocho y, en muchos casos, lo entiendo, quizás con alguno, por todo lo que decía hace unos años, he respirado muy, pero que muy profundo, por lo que decía y por como lo decía. Es mejor no criticar demasiado o no hacerlo de formas poco elegantes, en cualquier caso.

Después de estos 20 años, hoy miércoles devolveré mi recibo trimestral de EUiA (lo que fué IU en Cataluña). Simplemente. Parecería que estas cosas de darse de baja y cambiar de camino requerían toda una liturgia, unos gestos e incluso unas músicas, pero no. Casi no quedan allí compañeros de los que me importen, la mayoría o se han ido a casa o nos hemos ido a EUCat, otra vez montando IU en Cataluña, otra maldita vez cuando más estábamos sumando con otros. Una minoría nos ha robado una organización a una mayoría. Sigue leyendo

Los abrazos que no se dan

Carlos Hidalgo

¿Cómo lleváis esta larga epidemia? Dicen que nos está pasando factura a todos. De la monetaria y de la mental. Yo lo noto por ambos lados. Si bien la parte económica, siendo grave, la puedo llevar, la parte mental da sus síntomas de agotamiento.

Ayer fui a ver a una de mis mejores amigas, tras no vernos casi desde marzo. Y lo que te sale es darle un abrazo. Y aunque, responsablemente, guardes la distancia, trates de sonreír con los ojos y vuelques en las palabras lo que no puedes volcar en los gestos, falta algo. Sigue leyendo

Moción de tortura

Juanjo Cáceres

El pasado jueves se me ocurrió lanzar un mensaje en las redes sociales con el siguiente contenido:

“El Congreso ha sido durante dos días un espacio para discursos: Machistas, Negacionistas, Conspiracionistas, Intolerantes, Beligerantes, Antipolíticos, Antidemocráticos, Excluyentes, Ofensivos, Despectivos,Insultantes. Votar sirve para que eso no pase.”

En todo eso y mucho más se convirtió la cámara legislativa por excelencia gracias a la moción de Vox: en un hemiciclo donde proliferaron discursos de fuerte hostilidad. Hace un año esto no hubiera sido posible. Antes de noviembre de 2019, Vox carecía de los 35 diputados necesarios para iniciar una moción de censura y antes de abril de 2019, ni siquiera tenía presencia en la cámara legislativa por excelencia. Sigue leyendo

Por fin

LBNL

Tardó el Gobierno en reaccionar pero más vale tarde que nunca. Amagó con el Estado de Alarma para Madrid hace un par de semanas – resistido como gato panza arriba por la beligerante Comunidad Autónoma – y ayer, a petición explícita de varias Comunidades – e implícita de varias más gobernadas por el PP – Pedro Sánchez lo decretó para toda España, con vocación de permanencia hasta principios de mayo, limitado al toque de queda nocturno y con mando delegado a las Comunidades Autónomas, que podrán ajustar su horario levemente y adoptar otras medidas – por ejemplo, cierre de “fronteras” con Comunidades limítrofes – en función de la evolución de la pandemia. Ahora toca que el PP se sume a Ciudadanos y apoye, lo cual no debería ser imposible teniendo en cuenta el sorpresivo giro a la moderación de Casado la semana pasada y el margen de cada Autonomía para endurecer o relajar las medidas. Nunca llueve a gusto de todos y cabe criticar la decisión por muchos motivos pero, sin duda, mucho mejor que se haya tomado que lo contrario en vista de la situación. Basta recordar que el confinamiento de marzo se decretó para evitar un colapso sanitario generalizado, que el desboque de los contagios unido a la ocupación hospitalaria actual – UCIs en particular – vuelve a amenazar intensamente. En ausencia de un nuevo confinamiento generalizado, el toque de queda no es suficiente por sí solo pero es, desde luego, indispensable para volver a domeñar la curva. Esperemos que el PP colabore como harán todos los demás con la excepción de Vox, de quien nada bueno cabe esperar. Sigue leyendo

Los panes, los peces y la libertad

Julio Embid

Hace unas semanas asistí a un espectáculo de magia en un teatro de Aragón. Todos con las mascarillas puestas y con un aforo de un tercio con butacas y distancia de seguridad entre desconocidos. Porque la cultura es segura, hay que seguir asistiendo a actividades mientras se pueda. En dicho espectáculo el ilusionista sacó al escenario a una niña maña que no tendría los diez años cumplidos. Quizá tuviera ocho o nueve. En el espectáculo, la niña tenía que escoger entre dos barras de pan, desmenuzarlas para que no hubiera trampa ni cartón y el mago le preguntó ¿conoces la leyenda de los panes y los peces? La niña dijo que no ante la carcajada de los adultos y la abuelada en general. Sí, mira, eso de que un señor llamado Jesús cogió un pan y un pez y los convirtió en varios. La niña le miraba con extrañeza, con cara de no tener ni idea. Así, el truco donde el mago metía un trozo de pan en un vaso de agua y se convertía en pez no tenía gracia alguna.

Probablemente ninguno de los asistentes nacidos en los años 80 del siglo pasado como es mi caso desconociera la “leyenda de los panes y los peces”. En mi época casi todos éramos bautizados, íbamos a clase de Religión (de mi clase solo hacían Ética dos: un niño de padres militantes comunistas y una niña de padres testigos de Jehová), en mi pueblo íbamos a catequesis a la casa del cura los sábados por la mañana a pelarnos de frío en invierno con los abrigos y las bufandas puestos y hacíamos la Primera Comunión. Y después ya, si te he visto no me acuerdo. Ya en el instituto había tanta gente que iba a Alternativa a la Religión como a Religión. Yo uno de ellos, que aprovechaba esas horas para acabar los tediosos ejercicios a lápiz de Dibujo Técnico. Sigue leyendo

La Transición reinventada

Juanjo Cáceres

La justicia argentina sentó el pasado 3 de septiembre ante un tribunal al exministro Rodolfo Martín Villa en calidad de investigado por crímenes de lesa humanidad. El objetivo de la magistrada Servini era determinar su relación con doce muertes causadas por las fuerzas del orden franquistas entre 1976 y 1978. El hecho no pasó desapercibido para la prensa nacional, ni para amplios sectores de la ciudadanía, que celebraron con felicidad el que por fin un franquista se sentara en el banquillo.

Vaya por delante que es evidente que España sigue en deuda con las víctimas del Franquismo y que hay que seguir reclamando justicia y reparación mientras no se excaven las fosas, se identifique a las personas desaparecidas, se eliminen o reinterpreten los elementos de exaltación del Franquismo presentes todavía en el espacio público o se anulen los juicios de los tribunales franquistas. También lo es que, una vez muerto Franco, el franquismo siguió vivo en eso que denominamos Transición y que la llegada de la democracia se fraguó también sobre la muerte y el sufrimiento de muchos luchadores y luchadoras antifranquistas, de los cuales también hay que hacer memoria y para los que hay que exigir reparación. Aceptado todo eso y subrayando que es mucho lo que queda por hacer, la imputación de Martín Villa por la justicia argentina por un delito de esas características me inquieta desde un punto de vista jurídico, político e histórico. Sigue leyendo

Vendiendo el coche para comprar gasolina

Carlos Hidalgo

¿Os suena el dicho de “eres más tonto que Abundio, que vendió el coche para comprar gasolina”? Pues suele ser el consejo habitual de estas grandes consultoras a las que pagas un dineral por planes de viabilidad que no son viables.

Aún recuerdo perfectamente como un grupo editorial contrató a la consultora que certificaba las cuentas de la Bankia de Rato para que les aconsejara cómo sobrevivir a la crisis que viven los medios de papel por la irrupción de lo digital, la caída de los precios en publicidad y la caída de ventas en kioscos. Por supuesto, en lugar de buscar ejemplos de éxito de digitalización, de modelos de suscripciones o de comercialización de publicidad, lo que hicieron fue aconsejar que se despidiera al 50% del personal y que se vendiera la cabecera más rentable del grupo. El resultado de ese plan fueron cientos de miles de euros gastados en consultores que no tienen ni idea de cómo funciona la prensa, cientos de puestos de trabajo perdidos, al menos un suicidio y el desmantelamiento progresivo del grupo, que ha terminado vendiendo casi todas sus cabeceras y siendo comprado por quienes no contrataron a esa consultora. Sigue leyendo

España no cumple con el objetivo de reducción de pobreza y exclusión social 2009-2019

Marc Alloza

España no cumple con el objetivo de reducción de pobreza y exclusión social comprometido con la Unión Europea para la década 2009-2019. Lo peor del caso no es que no se haya llegado a reducir en las cifras acordadas, sino que todos los indicadores de seguimiento de la pobreza han aumentado “de forma notable” con respecto a 2008, al contrario de lo que ha sucedido en la mayoría de países de Europa. Así lo pone de manifiesto el informe EL ESTADO DE LA POBREZA. Seguimiento del indicador de pobreza y exclusión social en España 2008-2019 recientemente publicado por EAPN (European Anti-Poverty Network Plataforma Europea de Entidades Sociales que trabajan y luchan contra la Pobreza y la Exclusión Social en los países miembros de la Unión Europea).

En 2011, dentro del marco de la estrategia europea UE2020 (Consejo Europeo 17 Junio 2010), “España adopta como objetivo reducir entre 1.400.000 y 1.500.000 (en el periodo 2009-2019) el número de personas en riesgo de pobreza y exclusión social de acuerdo con un indicador agregado que incluye a personas que viven por debajo del umbral de la pobreza (pobreza relativa); personas que sufren privación material severa; y personas que viven en hogares con una intensidad de empleo baja o nula. La reducción de la pobreza infantil se realizará en proporción similar a la reducción de la pobreza en general» (https://www.hacienda.gob.es/CDI/programanacionaldereformas/pnr_2011.pdf). Sigue leyendo

Ceci n’est pas un catalaniste

Senyor G

Banda Sonora del Artículo

Un votante catalán desconectado de Catalunya y una tradición política.

Con lo del “català emprenyat” y la desconexión de los catalanes se acertó bastante hay que reconocerlo. No sé si fue Pasqual Maragall, José Montilla o Enric Juliana o todos a la vez como un intelectual colectivo. Una descripción muy buena de la reacción Cataluña versus España. ¿Y ahora qué? Por que yo ya llevo tiempo que también he empezado desconectar de Cataluña y soy legalmente y a todos los efectos ciudadano de Cataluña; punto. No voy a hablar de los otros ni ser portavoz de los otros, hablo de mí y voy a poner a un lado cierta prudencia política que creo que acostumbro a tener. Si el procesismo, esa variante del catalanismo, está desatada, yo no tengo porque amarrarme.

Vengo, o me inserto en una tradición en Cataluña determinada, la de es catalán quien trabaja y vive en Catalunya, la de “un sol poble”, la de partido “nacional i de classe”, la de inserción en cierto catalanismo y sus símbolos decimonónicos y renacentistas… pero lo siento, me siento cansado y me aparto. No me va el rollo ni el sacrificio que me comporta, me desvinculo del pacto que sentía que me obligaba. No me siento catalanista y me da igual si me consideran catalán o no a efectos nacionales. Me da igual, para ellos la perra gorda, ahora mi voto seguirá contando en Catalunya. Mi sentimiento es claramente español. Mi idioma es el castellano y tengo claras mis selecciones, mis historias y los sentimientos vinculados a ellas. Sigue leyendo