¿Todo va a cambiar?

Carlos Hidalgo

En este confinamiento que llevamos unos días mejor y otros peor, hay varios mantras que se repiten. Algunos necesarios y otros que aumentan más la inquietud que tendremos cuando salgamos parpadeando de nuestras casas, inquietos por el mundo que nos vayamos a encontrar ahí fuera. ¿Seguirá todo donde lo dejamos o sentiremos que el universo ha seguido avanzando estas semanas sin pedirnos permiso? “Todo va a cambiar” se nos repite. Pero ¿qué va a cambiar? ¿Cambiará para mejor o para peor? ¿Haremos como si nada y seguiremos más o menos como antes? ¿Cambiará la economía? ¿Habrá más inversión en ciencia y en sanidad o aumentará la ola de antiintelectualismo que sufrimos los últimos años? ¿Cambiará el Estado de las Autonomías? ¿Seguirán los independentistas poniendo a la bandera por delante de las personas? ¿Tendremos una UE dedicada a la solidaridad y a la reconstrucción o estaremos otros diez años bajo la lupa de nórdicos y centroeuropeos que creen que los países del sur no merecemos ayuda ni piedad? ¿Habrá más o menos UE? ¿Se anticiparán elecciones? Sigue leyendo

¿Acelerar el contagio para conseguir inmunidad colectiva?

LBNL

El dramático impacto económico-social del confinamiento generalizado provoca que surjan voces denunciando que es peor el remedio que la enfermedad, nunca mejor dicho. La tesis es sencilla: el confinamiento acabará por matarnos a todos de hambre mientras que, teniendo en cuenta la baja letalidad del virus, sería mucho mejor dejar que la mayoría se contagiara y seguir adelante con nuestras vidas. La tesis no es nueva y es probable que gane adeptos en las próximas semanas. Pero es errónea porque parte de varias premisas que no son ciertas. Me explico. Sigue leyendo

¿Cambiará el mundo a mejor?

LBNL

A mí edad es difícil creerlo y más tras las frustradas expectativas de cambio que generó la “gran recesión” de 2008. ¿Recuerdan aquella Cumbre del G20 tras la que Sarkozy dio a entender que el capitalismo iba a cambiar radicalmente? Pero hagamos un ejercicio de ilusión – que tan bien nos viene en estos momentos – y recopilemos las enseñanzas que podríamos intentar poner en práctica colectivamente una vez consigamos domeñar la pandemia. La primera y más evidente es la conveniencia de blindar a cal y canto la inversión en sanidad pública. Y también en I+D+i. Digo bien inversión y no gasto porque una buena sanidad pública es un buen negocio también económico: sale mucho más barato prevenir que curar. Y no digamos la investigación y desarrollo y su vasto efecto multiplicador sobre la economía en general. Quiero creer que al menos, la sociedad española en su conjunto mandará a galeras al primer líder político o social que se atreva a proponer más recortes o privatizaciones en estas áreas. Sigue leyendo

Pensando en positivo

LBNL

Hay un video circulando por ahí de una irresponsable que le da las gracias con voz melosa al corona virus por todo lo que nos ha hecho redescubrir de nosotros mismos y de los demás. A los que ya tienen familiares fallecidos y enfermos graves les tiene que hacer una ilusión tremenda. Ilusión tremenda encontrarse a la interfecta y darle un sopapo por imbécil. La pandemia no tiene nada positivo. Nada de nada. Pero otra forma de pensar en positivo, mucho menos ilusionante pero mucho más realista, es poner el foco en todo lo que NO hemos perdido o vamos a perder en vez de todo lo ya perdido o por perder. La cifra de muertos e ingresados en cuidados intensivos van a seguir subiendo pero también la de curados y a medida que aquellas se moderen y luego empiecen a descender, la cifra de no infectados e inmunizados, subirá. Y es de suponer que para el año que viene ya dispongamos de una vacuna que nos blinde de morir intubados en hospitales atestados, también a los mayores y a los que gozan de una salud pre-existente más frágil. Y sigo porque hay motivos.

Sigue leyendo

Nueve años desde la revolución Siria

Marc Alloza

El 15 de marzo de 2011 dio comienzo la Revolución Siria en el marco de la primavera árabe empezada meses antes en Túnez (Revolución de los Jazmines). Previamente se había extendido con distinta suerte, a otros países como Libia, Egipto o Yemen.

9 años después 586.100 muertos, 5,6 millones de refugiados registrados, 6,2 millones de desplazados internos. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos tiene perfectamente documentadas un total de 384.000 de las cuales 116.086 serían civiles.

Sigue leyendo

Territorio desconocido

LBNL

No me refiero tanto a la situación epidemiológica sobre la que sobran análisis, sino a la situación constitucional en las que nos sitúa el Estado de alarma, de momento por 15 días, sin embargo prorrogables por el Congreso de los Diputados si es necesario. En tal caso el Congreso define el alcance y condiciones vigentes durante la prórroga, que no tiene una duración máxima fijada en la Constitución. Dado que es prácticamente que en 15 días hayamos conseguido domeñar la pandemia, cabe anticipar la prórroga. Tanto ERC como el PNV podrían supeditar su apoyo a una menor intervención de sus respectivas administraciones autonómicas pero es previsible que el apoyo de Ciudadanos, del PP y hasta de Vox, permitan al Gobierno mantener el nuevo esquema decisional definido el pasado sábado. De tal forma que, a salvo que el Tribunal Constitucional diga lo contrario, Pedro Sánchez concentrará en sus manos más poder que ningún Presidente del Gobierno antes durante un plazo de momento imprevisible, con todos los demás poderes del Estado, excepto el Rey, supeditados a sus instrucciones en aras de la salud pública. No se busque un ápice de crítica en mis palabras porque no la hay. Me limito a constatar un hecho sin precedentes y a apuntar que su destino político quedará indeleblemente fijado a cómo gestione esta crisis extraordinaria. Algo así como le sucedió al hoy denostado Juan Carlos I tras su reacción ante el 23-F.

Sigue leyendo

Primarias demócratas (II)

LBNL

Esto de publicar tiene sus gajes: hace un par de semanas, en vísperas del pistoletazo de salida de Iowa, demostré de nuevo mi gran olfato apostando por Bloomberg y desdeñando completamente a Biden. Hoy en cambio parece claro que será Biden quien se imponga. Ya lidera sobre Sanders en delegados electos por 664 a 573. Ventaja que normalmente crecerá el martes cuando se ventilen otros 349 delegados en Michigan, Washington, Missouri, Mississippi, Idaho y Dakota del Norte. Sanders tiene alguna posibilidad en Michigan (125) pero Biden ganará seguro en las tres siguientes (193) por su fuerte tirón en la comunidad afroamericana. No contaba yo con la pifia de Bloomberg en el único debate en el que tuvo ocasión de participar antes del Supermartes. El fracaso de Buttigieg en Carolina del Sur y su retirada, junto a la de Klobuchar, la otra “moderada”, ambos endosando a Biden, acabaron de aupar al ex Vicepresidente de Obama, forzando la retirada de Bloomberg tras pegársela en todos los Estados que votaron el pasado martes. Sanders también lo hizo pero al menos ganó en California, la joya de la corona, aunque por menos diferencia de la prevista (34-27%). De todos es sabido que las elecciones se ganan en el centro y, en este caso, concretamente en Florida, Michigan, Pennsylvania y Wisconsin, donde Trump cimentó su triunfo. De tal forma que el fracaso del “radical” Sanders debería ser un buena noticia para vencer a Trump. Sin embargo, no está nada claro que Biden sea el “moderado” que más difícil se lo pueda poner.

Sigue leyendo

Turquía al borde del abismo

LBNL

Abismo al que la ha llevado Erdogan, claro está. Hace poco más de una década el hoy autoritario y arbitrario Sultán otomano moderno aparecía ante la comunidad internacional como la encarnación de una especie de democracia-cristiana musulmana, valga la contradicción. Se le veía como un posible modelo de conciliación de los valores tradicionales musulmanes con los principios y reglas de la democracia. Hoy en cambio, Erdogan es claramente un peligro para todos, los propios turcos en primer lugar y todos sus vecinos a continuación, y la lista es larga: Rusia, Irán, Siria, Grecia, Bulgaria, Israel, los países árabes en general con la excepción de Qatar… Cierto es que Turquía no tiene un vecindario fácil, como demuestra la historia, pero también que desde Attaturk, había seguido la máxima de evitar conflictos con los vecinos: entrada en la OTAN, estatus de candidato a la adhesión a la UE, buenas relaciones con Irán e Israel y contención de los conflictos fronterizos con Grecia y Siria. Erdogan lo ha cambiado todo, especialmente en los últimos dos años. Ha intervenido militarmente en Siria ocupando Idlib, invadió el norte de Siria persiguiendo a los kurdos, ha comprado armamento anti-aéreo sofisticado a Rusia (S400) poniendo en cuestión su vínculo transatlántico, ha empezado a realizar prospecciones gasísticas en la zona económica chipriota y se ha metido de lleno en la guerra civil libia. Quién mucho abarca, poco aprieta así que los sirios, con apoyo de los rusos vieron la oportunidad de tomar Idlib y arrinconaron varios de los “puestos de observación” militares turcos. A finales de la semana pasada bombardearon – seguramente por error – un destacamento turco y mataron a más de 30 soldados. Y Erdogan, cuyo futuro político está en vilo tras haber perdido las elecciones municipales en Estambul y las demás ciudades principales, amenaza con desatar el apocalipsis, bombardeando las posiciones militares sirias sin cuartel, intensificando su invasión de Idlib arriesgándose a un enfrentamiento directo con Rusia, que metería a la OTAN en el conflicto, y animando a los casi 4 millones de refugiados sirios y a decenas de miles de inmigrantes de otros países que están en Turquía, a que sigan camino a Grecia y Bulgaria. Con lo que mete de lleno a la Unión Europea en el embrollo.

Sigue leyendo

El lío de los presupuestos de la UE

LBNL

Habrán leído que el Consejo Europeo extraordinario de la semana pasada fracasó. Cierto, pero no hay motivo para preocuparse realmente. Es la misma historia cada 7 años, cuando toca negociar un nuevo marco presupuestario plurianual. Ahora se negocia el que regirá la Unión de 2021 a 2027. La Comisión propuso que los 27 Estados Miembros pusieran a disposición de la UE una cifra que rondaba el 1,15% del PIB total de la Unión. Como es tradicional, el Parlamento Europeo reclamó una mayor ambición y pidió que la cifra ascendiera al 1,3%.Y como es tradicional también, los países adalides de la austeridad, se plantaron en el 1%, lo que llevó a los que reciben más de lo que contribuyen, España incluida, a plantarse en el 1,3%. Y por tanto la Cumbre fracasó. Como todos los entendidos preveían. Habrá que esperar a que Alemania asuma la Presidencia rotatoria de la Unión en julio para cerrar un acuerdo. La espera no saldrá gratis porque retrasa la ejecución del presupuesto a partir del 1 de enero del año que viene. Y es esteril porque al final, como viene siendo habitual, se cerrará un acuerdo en torno al 1,1% del PIB europeo. Pero sería demasiado racional saltarse los pasos intermedios. Nuestros líderes necesitan ser percibidos por sus opiniones públicas como luchadores por sus intereses antes de poder plantearles la necesidad de aceptar concesiones. A lo peor no es su culpa y somos nosotros los que necesitamos ver que se fajan antes de aceptar la única opción realista.

Sigue leyendo

La UE avanza decididamente… hacia la parálisis

LBNL

No son buenos tiempos para los europeístas que pensamos que la Unión Europea es el proyecto político democrático más interesante de la historia moderna. Nacido de las cenizas de las dos guerras mundiales y alguna otra anterior, el proyecto integrador de las sociedades europeas ha asegurado la paz continental como nunca antes, ha consolidado la democracia liberal como forma de gobierno para quinientos millones de europeos y ha sentado las bases para una prosperidad sin precedentes en el mayor mercado único del mundo. Y sin embargo…

Sigue leyendo