Trump sigue incendiando Oriente Medio

LBNL

Se supone que hoy mismo, todo lo más mañana martes, Trump hará público su plan para poner fin al conflicto israelo-palestino. El “acuerdo del siglo” le ha llamado. El martes están citados en la Casa Blanca el Primer Ministro israelí en funciones, Netanyahu, y su máximo competidor, el centrista Ganz. No habrá ningún palestino. Ni jordano o egipcio, los dos Estados árabes que han firmado la paz con Israel. Lo peligroso es que la Autoridad Palestina podría finalmente animarse a cumplir su amenaza de romper su cooperación en materia de seguridad con Israel. Es decir, dejar de impedir atentados palestinos contra Israel desde Cisjordania. Lo peor es las razones de Trump para hacer el anuncio precisamente ahora: desviar la atención del impeachment y apoyar a Netanyahu, que está contra las cuerdas. En efecto, tras resistirse como gato panza arriba, el mismo martes la Knesset, el parlamento israelí, debatirá en sesión de urgencia aprobar el suplicatorio para que Netanyahu pueda ser procesado antes de las elecciones, las terceras seguidas, del próximo marzo.

Sigue leyendo

Un rayo de esperanza para Libia

LBNL

La Conferencia internacional de Berlín ayer dio un paso importante para evitar una masacre en Trípoli y reconducir la situación en Libia. Por cierto, si alguien tiene la sensación de que Libia no le concierne, que piense que la distancia entre Madrid y Trípoli es similar a la que hay con Berlín o Londres, por ejemplo. O que tenga en cuenta las inversiones petrolíferas de Repsol en Libia o las nefastas consecuencias de la guerra civil libia sobre Mali, Niger y Mauritania, de donde vienen y por donde pasan todos los inmigrantes africanos que arriesgan sus vidas intentando llegar a nuestro país en pateras. Merkel lo tiene claro. Por eso reunió en Berlín ayer a todos los actores internacionales que cuentan en el conflicto, incluyendo Rusia, Turquía, Emiratos, Egipto, Estados Unidos, Francia, Italia Reino Unido, China, la ONU y la Unión Europea, además de a los líderes de las dos partes en conflicto, El Serraj y Haftar. Ambos aceptaron formar un comité militar con 5 miembros de cada parte y las potencias reunidas, que adoptaron por consenso una declaración de 55 puntos, formarán un comité de supervisión del alto el fuego que se reunirá en Ginebra durante la primera quincena de febrero. Por algo se empieza. Ojalá fructifique. Nos va mucho en ello. A España en concreto, tanto o más que en las guerras de los Balcanes.

Sigue leyendo

Prospectivas europeas e internacionales para 2020

Lluis Camprubí

En un mundo cada vez más complejo, interdependiente e imprevisible es difícil hacer prospectivas y predicciones afinadas sobre lo qué sucederá, ni a corto, ni a medio plazo. Sin embargo, es útil tener algunas brújulas de gente que piensa para saber cuáles son los posibles escenarios e intentar anticipar aguas no cartografiadas. Es posible que el paso del tiempo desacredite algunos análisis y proyecciones, así como que aparezcan elementos que “no sabemos que no sabemos”. Pero aunque eso pueda ser, no debemos escatimar los esfuerzos para intentar preveer el futuro (o los futuros) para que no sea un lugar tan incierto. Sigue leyendo

Política exterior europea: ducha de realismo

LBNL

El 1 de diciembre echó a andar la nueva Comisión Europea, cuya Presidenta, la ex Ministra de Defensa alemana Ursula Von der Leyen, ha definido como una Comisión geopolítica. Ella misma junto al nuevo Presidente del Consejo Europeo, el ex Primer Ministro belga Charles Michel, y el nuevo Alto Representante para la política exterior y de seguridad, el ex Ministro de exteriores español Josep Borrell, han hecho votos para reforzar la presencia internacional de la Unión Europea, particularmente en nuestro vecindario pero también en Naciones Unidas y en el entramado multilateral internacional en general. Sin embargo, los convulsos acontecimientos de los últimos días han venido a demostrar que no lo van a tener nada fácil. La falta de voluntad política de los Estados Miembros y las deficiencias estructurales de la Unión Europea se pueden mejorar. Pero la creciente tendencia internacional hacia el matonismo, la unilateralidad y el uso de la fuerza militar son ajenas a la Unión, que no puede, no quiere y no debe competir en esos ámbitos. La impotencia de la Unión en Siria es un hecho desde hace años. La esterilidad de sus esfuerzos para mitigar las consecuencias del enfrentamiento Estados Unidos-Irán se hizo patente la semana pasada. Como su impotencia en Libia, todavía más cerca, para la que Turquía y Rusia, que como en Siria y a diferencia de la UE apoyan activamente a algún bando en el conflicto, han acordado un alto el fuego a partir de la pasada medianoche. Las limitaciones en política exterior de la UE no son nuevas. Lo que es novedoso es el vacío que deja la retirada global del Estados Unidos de Trump, que está siendo ocupado por potencias indeseables.

Sigue leyendo

Sánchez filo etarra

LBNL

En el mismo muro de la misma rotonda en la que hoy vi esa pintada había otra hace poco más de diez años que rezaba ZP=ETA. No ha cambiado la derecha. ZP acabó con ETA, con la contribución de muchos, sin duda, previa y posterior a la suya y combinando palo firme con zanahoria, más que nada teórica porque concesiones, lo que se dice concesiones, cero, cero patatero. Lejos de ser cómplice de ETA, Zapatero acabó con la banda para mayor vergüenza de quienes le acusaban de connivencia. Antes que ayudar, la derecha bramó que los rojos volvían a romper España y la memoria de las víctimas estaba siendo traicionada (Rajoy dixit). La falacia inmunda, prolongada durante largos años, pasó a mejor vida y todos mejoramos. Como mejoraremos ahora cuando por fin tengamos gobierno, con suerte para Reyes. Gobierno de izquierdas con la anuencia de Esquerra. No soy fan ni de Unidas-Podemos ni mucho menos de Esquerra pero que Ayuso afirme que puede que pronto tengamos un ministro etarra me hace dudar si lo que me distancia de los citados no será todavía mayor respecto a su partido. No soy yo quien les llama fachas, sino ellos quienes nos llaman filoetarras por defender vías alternativas a las suyas pero igualmente constitucionales, o todavía más, para mejorar España. Ladran, luego cabalgamos.

Sigue leyendo

Imperio de la ley no solo cuando nos conviene

LBNL

Lo de que la ley es igual para todos y que nadie está por encima de la ley es una conquista de la Revolución francesa que puso fin a que los poderosos y los ricos pudieran solventar sus conflictos legales recurriendo a su dinero e influencias frente a los que no disponían de tales medios. Más modernamente hemos acuñado el concepto del Estado de Derecho como base indispensable de la democracia: cuando cabe pronunciarse libremente sobre quién debe gobernar, no cabe echarse al monte por más legítima que pueda ser la causa que se abandere. Se lo hemos echado en cara a los indepes. Con toda razón. También la derecha que ha preferido defender la causa de la democracia a la del nacionalismo español, que profesa. Hasta ahora han coincidido ambas porque el sujeto de la soberanía democrática española es el pueblo español en su conjunto y la independencia de Cataluña, o de cualquier otra parte de España, solo puede ser acordada por el Parlamento nacional, con arreglo a lo dispuesto a la Constitución. Guste o no guste. Es la ley aprobada en referéndum por la ciudadanía de todo el Estado, también la catalana. Pero podrían dejar de coincidir a partir de este jueves, cuando se pronuncie el Tribunal de Justicia de la UE sobre las demandas de Junqueras, Puigdemont y Comín para que se les reconozca la inmunidad jurídica que les corresponde por haber sido elegidos eurodiputados en las elecciones del pasado junio. Si el Tribunal sigue el criterio legal avanzado por el Abogado General de la UE, España deberá, en buena ley, excarcelar a los tres. Pertenecer a la Unión Europea implica aceptar la primacía del derecho europeo, incluida la última palabra, por encima incluso del Tribunal Constitucional o el Tribunal Supremo, en todo lo referido al derecho europeo, incluido quién ha adquirido y quién no la condición de europarlamentario. ¿Seguirá la derecha española defendiendo el imperio de la ley por encima de todas las cosas si la Unión Europea nos obliga a excarcelar a los líderes indepes o, como parece más probable, dejar en manos del Parlamento Europeo su inmunidad? Esperemos que su compromiso con la democracia sea tan firme como tienen a gala.

Sigue leyendo

Las víctimas de la globalización capitalista

David Rodríguez

Este fin de semana nos hemos despertado con la trágica noticia de un nuevo incendio en una fábrica asiática, concretamente en Nueva Delhi, en el que han fallecido al menos 43 personas que dormían en el mismo recinto. Por desgracia, no es la primera vez que sucede algo parecido. El hecho más terrible sucedió en Bangladesh, con el derrumbe del complejo del Rana Plaza en el año 2013, que produjo la muerte de 1.130 personas. Pero durante los últimos años se han ido sucediendo catástrofes semejantes en diversas zonas de la región, sin que haya visos de solución a un problema que acaba con la vida de muchas personas trabajadoras. Sigue leyendo

Greta Thunberg

Arthur Mulligan

« ¿Cómo os atrevéis? ¡Vosotros, que habéis robado mis sueños y mi infancia!», dijo esta joven en la ONU con una entonación que recordaba vagamente a la  pequeña de “El Exorcista”, pero no sobre una cama ingrávida sino en un escenario reservado para los ensayos previos de la orquesta Apocalipsis. Sigue leyendo

La nueva Unión Europea

LBNL

La nueva Unión Europea echó a andar la semana pasada con la toma de posesión de la nueva Comisión presidida por la cristiano-demócrata alemana, Ursula Von der Leyen, y del nuevo presidente del Consejo Europeo, el ex Primer Ministro liberal belga Charles Michel, que se sumaron así al recientemente nombrado presidente del Parlamente Europeo, el social-demócrata italiano David Sassoli. Los retos que la Unión deberá afrontar durante los próximos cinco años son enormes y no son pocos los que temen que no consiga superarlos y caiga en la irrelevancia, llegando incluso a desintegrarse. Pero los objetivos que se ha planteado la nueva Comisión, el brazo ejecutivo de la Unión, están a la altura de los desafíos. En resumen, llevar a cabo una transición radical del modelo de economía social y de mercado europea para adecuarlo a la amenaza del cambio climático y la transformación digital teniendo más en cuenta las necesidades de la ciudadanía y protegiendo la calidad de nuestras democracias. No será fácil pero no será por falta de voluntad política en Bruselas. Y convendría apoyar desde las diferentes capitales, Madrid incluida, porque el reloj corre, inexorablemente, en nuestra contra.

Sigue leyendo