Holocausto antígeno

Marc Alloza

El final del 2021 estuvo marcado por la rotura de stock de test antígenos previo a las fiestas. El exceso de demanda ante una oferta limitada se tradujo en una caza y captura de tests y un incremento de precios. El 2022 entró surfeando en una sexta ola y por consiguiente, sostuvo la demanda de estas pruebas. El comienzo de las clases en los colegios ha rematado la jugada retroalimentándola hasta el límite que el gobierno decidió intervenir para regular el precio.

No queda claro quien se ha lucrado más en este asunto; distribuidoras, intermediarios y farmacias niegan que hayan sido ellos, pero “entre todos la mataron y ella sola se murió”.  Los precios en otros países oscilan entre la gratuidad en Reino Unido a los 7-20€ de Suiza, pasando por los 2,1€ de Portugal y los 2,7€ de Grecia etc… Sigue leyendo

Ideologicismo y pandemia

Lluís Camprubí

Recientemente, Daniel Innerarity ha publicado la columna “No es lo mismo” en la que denuncia los intentos torticeros de equiparar -y por lo tanto expulsar de lo aceptable- las posiciones políticas del espacio de Unidas Podemos con las de Vox bajo la falsa premisa que son extremos. Recomiendo su lectura y comparto su argumentación, que en definitiva recuerda que mientras que los primeros están comprometidos con los valores democráticos y pluralistas, los segundos pretenden destruirlos.

Quisiera complementar este hilo argumental con el caso de la pandemia. Aún es pronto para disponer de análisis comparados y evaluaciones de la gestión entre distintos territorios regionales o estatales donde participan fuerzas “a la izquierda de la socialdemocracia” respecto a aquellos donde acompañan fuerzas de derecha extrema. Aunque una mirada preliminar sí permite afirmar que en los territorios donde participan o acompañan el gobierno fuerzas de dicha izquierda la gestión ha sido más garantista respecto a las personas más vulnerables y más exigente con las restricciones sanitarias. Mientras que en aquellos territorios donde el gobierno está condicionado por fuerzas de derecha extrema (2.0, derecha trumpista,…) hemos visto una gestión más preocupada por la satisfacción de sectores económicos específicos y por la no voluntad de imponer restricciones sanitarias o directamente cuestionarlas. Sigue leyendo

Idiotas

David Rodríguez

En septiembre de 2020 escribí en Debate Callejero un artículo titulado “Tropezando siempre con la misma piedra”. Denunciaba que la rápida desescalada desde la primera ola había provocado la segunda, y afirmaba que “el afán por obtener beneficios a corto plazo se vio de sobras penalizado por todas las pérdidas generadas debido a la precipitación”. En la conclusión decía lo siguiente: “La táctica cortoplacista del beneficio a toda costa no hará sino provocar lo que ya ha pasado en las ocasiones arriba referidas, es decir, generar pérdidas incalculables en el futuro. ¿Cuántas veces estamos dispuestos a tropezar en la misma piedra?”.

En diciembre de 2020, en puertas de la tercera ola, me refería al artículo anterior, explicando que había evitado titularlo “tropezando dos veces en la misma piedra (…) porque temía que íbamos a superar esta cifra y, efectivamente, nos disponemos a lograrlo”. Pocos días más tarde, la operación de salvamento de la Navidad acabó en una nueva ola a principios de 2021. Sigue leyendo

El lío de la COVID

LBNL

No sé ustedes pero a mi alrededor hay mucha confusión sobre todo lo relacionado con la COVID. De una parte, mucha gente todavía no tiene claro que se contagia por vía aérea, es decir, también sentado en un bar, restaurante o no digamos ya, en una fiesta. Por más que todo el mundo esté vacunado y se haya hecho un test de antígenos, que reducen pero no eliminan la probabilidad de contagiarse. De otra, la gente no tiene claro qué hacer cuando ha estado en contacto con alguien que da positivo. Si no tienen síntomas muchos estiman que pueden hacer vida normal, y más todavía si el contacto positivo tampoco los tiene, pese a que todos sabemos que, afortunadamente, muchos infectados son asintomáticos. Lo cual no implica en modo alguno que aquellos a los que infecten los asintomáticos, también vayan a serlo. Para redondear, llevamos meses esperando y reclamando la vacuna para los niños y ahora que llegan surgen las dudas sobre los posibles riesgos de administrársela.

La gente no es tonta pero necesita claridad, y no hablo de España solo. Tengo un amigo que acaba de volver de EE.UU. tras pasarse una semana allá con COVID. Para mi sorpresa, el médico le dijo que podía salir de la habitación del hotel a pasearse, lo cual hizo. Y para mi total asombro, al remitir los síntomas le dejaron embarcar de vuelta a su país de residencia sin exigirle una PCR negativa. Asombro porque tengo un conocido que se pasó un par de semanas dando positivo tras desaparecerle todos los síntomas. Y otra que, con su marido encamado y positivo, se planteaba ayer si acudir a una reunión de trabajo con otras quince personas durante varias horas porque el protocolo no dejaba claro si estaba prohibido. Afortunadamente su oficina la ha eximido de la obligación de hacerlo pero conozco un caso de una limpiadora de residencias de ancianos a la que su empresa la obligó a seguir trabajando pese a que su marido tenía COVID. ¡¡Limpiadora de residencias de ancianos!! Y tengo otro amigo que pasó la enfermedad hace un año – quizás me contagié esa noche que pasé bailando salsa en el tugurio debajo de mi casa, me contó – y que como fue leve y está vacunado, sostiene que las medidas actuales son completamente exageradas excepto para la tercera edad, porque de los demás no se muere nadie. Sigue leyendo

Ecos de continuidad

Juanjo Cáceres

Podría ser 31 de diciembre y apenas nos daríamos cuenta, pero no a causa de la llegada de las primeras luces de navidad. A medida que se aproxima la finalización de 2021, se va generando la sensación de que 2022 no será muy distinto. Todo hace pensar que el próximo año consistirá, básicamente, en disputar una partida con unas cartas ya repartidas en 2021 y, desde luego, en 2020, puesto que la llegada de la variante ómicron nos confirma que la pandemia sigue tan viva como el uso habitual de las mascarillas. E igualmente nos lo subraya, al menos por la parte que me afecta, la cada vez más cercana tercera dosis para los mayores de 40 años.

Ambiente, pues, de más de lo mismo y sin demasiado gatopardismo, ya que la estabilidad institucional parece que va a ser la tónica, al menos durante la mayor parte del año. Gobierno de España, parlamentos autonómicos, diputaciones y ayuntamientos van aprobando sus presupuestos 2022, conjugando pactos no inéditos, ni tampoco ya sorprendentes, porque dos ejercicios de pandemia han agotado nuestra capacidad de maravillarnos. Ahí tenemos el acuerdo entre Ayuso y Vox en Madrid. Allá tenemos a los Comunes aprobando los presupuestos de Junts per Catalunya y Esquerra Republicana en la Generalitat. A cambio tenemos al emérito líder del grupo municipal barcelonés de ERC, Ernest Maragall, afirmar primero que votará en contra de los presupuestos barceloneses, para desdecirse unas horas después y anunciar su voto favorable, fruto del acuerdo alcanzado en el Parlament y como si de un intercambio de cromos se tratase. Situaciones análogas se han vivido en otros lugares, en un periodo en que se avecina la ejecución de los proyectos Next Generation, la implementación de planes de gobierno realizados durante el presente mandato en las instituciones autonómicas y locales formadas en el año 2019 y todos esos avisos a modo de indicadores que anuncian un, tal vez, intrigante o tal vez, inquietante futuro. Sigue leyendo

La libertad individual y el bienestar colectivo

David Rodríguez

La discusión sobre el asunto de la vacunación se está situando como un importante centro de atención durante las últimas semanas. La pandemia vuelve a avanzar con fuerza en toda Europa, y lo hace sobre todo en aquellos lugares con menores tasas de inmunización. Por fortuna, España se halla entre los países con índices de incidencia más bajos, pero en otros estados está teniendo lugar una nueva ola del virus en toda la regla. Los gobiernos occidentales comienzan a pensar en medidas para incentivar más la vacunación, que van desde la lógica de la recompensa (cerveza gratis) hasta la del castigo (no poder ir a trabajar), pasando por el famoso pasaporte covid, que no permite la realización de ciertas actividades sin disponer de la pauta completa. La confusión campa de nuevo a sus anchas, con gobernantes que expresan su malestar por la insolidaridad de algunas personas, y con colectivos que salen a la calle a protestar contra el recorte a sus libertades individuales. Sigue leyendo

Las vacunas COVID reducen el riesgo de acabar en la UCI en España en más de un 90%

LBNL

Lo digo a colación del dato que vi por televisión el otro día sobre la ocupación en de enfermos de COVID en UCIs en España ahora mismo: un 60% de no vacunados y un 40% de vacunados. Una señora que estaba tomando café en la misma terraza que yo puso el grito en el cielo. Vino a decir, más o menos que menudas vacunas estas que ni inmunizan frente a la enfermedad, ni mitigan realmente el efecto del virus porque solo reducían ínfimamente la posibilidad de acabar en la UCI y correr serio riesgo de vida. ¡Casi la mitad de los que están en la UCI están vacunados! Argüí de mesa a mesa que posiblemente los vacunados en UCI son personas de más edad y con otras patologías previas, pero no me convencí ni a mí mismo porque mi argumentación era puramente especulativa y tendente a encontrar una explicación – posible pero no cierta – que apuntalara la fortaleza de las vacunas. Afortunadamente, desde una tercera mesa intervino otro señor con mejor conocimiento de las matemáticas que puso orden.

Ya sabíamos – algunos, porque otros parecen no darse por enterados – que las vacunas anti COVID no inmunizan contra el virus. Es decir, reducen la probabilidad de que uno se contagie pero no la eliminan. Reducen también la probabilidad de que un vacunado que ha sido contagiado transmita el virus a otro, aunque tampoco la eliminan del todo. Y, sobre todo, las vacunas anti COVID mitigan sus efectos haciendo que la enfermedad te dé mucho menos fuerte de lo que lo haría si no estuvieras vacunado. Lo que no casa con que el 40% de las camas UCI dedicadas a enfermos COVID estén ocupadas por vacunados… Sigue leyendo

Lecturas recientes recomendables

Lluís Camprubí

Estas últimas semanas ha habido muchos artículos, informes y entrevistas de interés. Permítanme hacerles mi selección y recomendación:

En política económica, esta tribuna de Federico Steinberg  “Un nuevo paradigma para la política económica” en el que profundiza en las fallas de la hegemonía neoliberal y su sustitución por una aproximación donde el estado, la política económica pública, la fiscalidad y la inversión tengan un mayor rol. Para analizar el actual contexto dos entrevistas de interés: Una a Gita Gopinath (economista jefe FMI) en que cuestiona la estanflación y habla de la cuestión energética y de la recuperación global; y ésta a Adam Tooze en la que insiste que el principal reto que tiene Europa es convertir en permanentes las medidas temporales adoptadas para combatir la crisis económica derivada de la pandemia. También en clave europea, y con este cambio de orientación política macroeconómica y de abandonar los excesos austeritarios, esta tribuna de Dombrovskis y Gentiloni sobre la necesidad de una nueva gobernanza económica europea, donde se intuye el debate de fondo sobre una doble necesidad: cambiar el marco, y cuando no sea posible, entonces aplicarlo flexiblemente o no aplicarlo. Sigue leyendo

Botellón, pandemia y transgresión

Alfonso Salmerón

Hace algunas semanas los llamados macrobotellones ocuparon las primeras páginas de los periódicos, abrieron los telediarios y llenaron muchas horas de radio en todas las tertulias. Como suele ocurrir, cuando el foco mediático cambia de plano, lo que ayer parecía poco menos que una cuestión de Estado, hoy ha caído prácticamente en el olvido.

A propósito de este tema, no obstante, quisiera compartir algunas reflexiones en estas líneas de debate, nunca mejor dicho, callejero. Lo primero que me ha llamado la atención en el tratamiento informativo de los diferentes macrobotellones que se han sucedido en las grandes ciudades del país es que apenas han tenido en cuenta el punto de vista de sus protagonistas. Se ha hablado, se ha escrito y se ha sentenciado mucho, pero pocas veces se ha recogido el testimonio de quienes los han practicado, y cuando se ha hecho ha sido para apuntalar estereotipos que justificaban la línea editorial del medio. Sigue leyendo

Protocolos Covid

Marc Alloza

Durante los meses de verano hemos asistido en España al despliegue de la quinta ola de Covid. La escalada empezó en la última semana de junio y llegaba a su máximo en las dos últimas de julio. A partir de entonces, el número de contagiados ha ido decreciendo, aunque a ritmo mucho más lento al del aumento inicial. A pesar de ello, a estas alturas de septiembre, la incidencia acumulada sigue instalada en la franja de mayor riesgo con 162  casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Indudablemente las vacunas y el masivo proceso de vacunación han evitado consecuencias peores que probablemente hubieran derivado en un nuevo confinamiento.

En los últimos meses España ha consolidado, primero el suministro de los distintos tests de detección de Covid. En segundo lugar el acceso a las vacunas, contando a 6 de septiembre con un excedente de 7 millones en las neveras. En el resto del mundo, a pesar de los continuos llamamientos a no monopolizar el mercado de vacunas o suspender las campañas de las terceras dosis, la realidad es que  solo el 20% de las personas de los países de renta baja o media-baja han recibido la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus, en comparación con el 80% de las naciones de ingresos altos o medio-altos (La OMS pide una moratoria hasta fin de año para las dosis de refuerzo). El porcentaje de vacunados de los países que aportan datos en África es del 5,9%  y tras estos ocho meses de campaña de vacunación todavía hay muchos países cuyo porcentaje de vacunación es próximo a cero. Sigue leyendo