Después de la diada, la primera redacción escolar

Senyor_G

Después del verano el primer día de clase lo que toca es una redacción sobre las vacaciones. Nuestra semana en el oeste asturiano, unos días en Navarra y otros por Jaca. De Navarra donde ya somos unos habituales, es uno de los 4 territorios forales, de esos que tienen su propia caja con los cobros de sus impuestos y pagan al estado por lo que reciben, tienen zona fresquita y variopinto paisaje y paisanaje. De Jaca, pues inicios del reino de Aragón, ahora comunidad autónoma “normal”, que en sus tiempos tuvo su idioma “propio” con fuerza, el aragonés, que usaba la cancillería real del Reino de Aragón, junto al catalán y el latín. De eso ya hace mucho. Y finalizo por dónde empecé: Asturias, zona fresquita y con una naturaleza que impresiona e impresionará siempre a alguien como yo del área metropolitana.

Es la tercera vez que vamos a Asturias, esta vez al oeste, zona en la que parece que se habla gallego, y no el asturiano. Idioma “propio”, no quiero líos, que parece que se reivindica y de alguna forma está bastante vivo, pero ya he dicho que yo no quiero líos. Sin mirar datos, me suena que no es de las regiones ricas, aunque en su momento además de minas, tuvo industria naval y no sé si también siderúrgica, en cualquier caso cierta potencia económica. Y muchos indianos. La crisis de los 70-80, la entrada en la CEE (ahora UE), las reconversiones industriales y esas cosas se llevaron por delante esa pujanza económica, por así decirlo. Son cosas que de alguna manera pasaron también en el País Vasco y en Cataluña con salidas diferentes.

En algunos artículos y entrevistas de Enric Juliana hace algunos años a ex-dirigentes del País Vasco de los 80, cuando empezaba todo esto del procés y se proponía una pacto fiscal a lo foral para Cataluña, estos recordaban que tener la caja fiscal también era una responsabilidad; y ahora que el País Vasco sigue siendo de las comunidades autónomas ricas se ve muy bonito lo de la foralidad, pero entonces, en los 80, no era tan bonito y no todos querían asumirla. Yo nací en 1975, y recuerdo los 80’s como lo de las jeringuillas y habladurías de robos vinculados a la droga, toretes y vaquillas y cierres y reconversiones y manifestaciones y huelgas. Reportajes en Informe Semanal, del Líbano y de ETA y de huelgas. Aquello sí que era inseguridad, que es hermana de la desigualdad.

El País Vasco salió de aquello, y ahora además sin ETA; en cambio Asturias no siguió con una senda boyante, y no sé qué nivel de transferencias debe tener del estado en jubilaciones y prejubilaciones, pero recuerdo que en Teverga, donde por cierto tienen una momia, hace unos años, en un comercio, la dependienta tenía muchísimas ganas de  hablar con nosotros, venidos de la cosmopolita Barcelona, y criticaba tanta ayuda y tanto prejubilado minero que hacía que nadie hiciese nada, que todos se acostumbrasen a no trabajar. O algo así, no sé si por no tenerlo ella, o por sincero criterio de economía de futuro, la verdad es que yo no sé cómo le iban a comprar a ella si no, o igual tenía razón y aquello era pan para hoy y hambre para mañana. En cualquier caso les puedo recomendar ir a hacer turismo a Asturias, se come muy bien, la gente es agradable y la naturaleza tiene de todo, verde, montaña y mar, todo junto y tiene historia, mucha historia para todos los gustos. Y así aligeramos el peso turístico en Barcelona, por lo menos, la fábrica que tenemos y que contamina como todas las fábricas y dónde la maquinaria somos nosotros.

Cataluña también salió de aquello, pero perdimos industrias importantes entonces como la de la moto o la textil por ejemplo.

Volviendo a la fiscalidad y los cambios económicos, Madrid va a la desregularización fiscal; su capital ya tuvo una deuda del copón, que me daba miedo que tuviéramos que acabar pagando a escote todos los españoles del territorio no foral. Parecía que se arreglaba con la izquierda antisistema y vuelven a las andadas con la derecha conservadora. ¿Qué pasa si estos madrileños van a lo loco? ¿Seremos responsables todos? ¿Tiene sentido que la Comunidad de Madrid sea una comunidad normal? ¿No debería volver a Castilla La Mancha para compartir recursos con su entorno? ¿Debe estar en el Senado como una más? ¿Vamos a una competición loca entre comunidades arrastrados por los neoliberales centralistas que no estaban por las autonomías? Madrid es especial, sí, y no sé si está actuando de forma responsable. Que cada comunidad se haga responsable de su fiscalidad es importante. Pero en cualquier caso quiero un sistema fiscal que me parezca justo y razonable cuando estoy en una comunidad rica, como cuando pasa a ser pobre y al revés; no lo olvidemos: grandes regiones ha sido boyantes para ser voladas por crisis o cambios tecnológicos o deslocalizaciones. Y eso también en lo personal o privado, hoy tengo trabajo y familia, y mañana puedo estar divorciado y en paro.

Mi última reflexión asturiana es sobre las infraestructuras. Cuando veo sus autopistas flipo, con esos puentes entre montañas, son auténticos monumentos. Esto de las autopistas tiene mucho que ver con el procés; igual de forma anecdótica, en mucho procesista además del no nos quieren, no les gustamos y esas cosas está el de que en Catalunya casi todas las autopistas son de pago, no como en el resto de España donde encima te dan tapa con la bebida. El procesista va mucho en coche y no sabe mucho tampoco de todas las vicisitudes de las autopistas en Cataluña, pero es una cosa que, como lo de “la calor” es diferente en Madrid y Barcelona, sale a colación fácilmente. Hacer esos puentes de autopista en Asturias debe encarecerlas mucho comparado con hacerlos en la meseta, en Castilla la Mancha por ejemplo, por lo que no tengo claro como lo hacen para medir transferencias del estado y las balanzas fiscales para valorar esto. Si son sólo balanzas puras y duras no sé si Asturias tendría autopistas. Cataluña tiene de todo tipo de orografía, también montañas. Ahora no sería el tema, pero prefiero más metro, tranvías, trenes, autobuses y otros medios de transporte público que por cierto siempre tengo que pagar por usar, no como el conductor de coche o moto.

Qué complicado está todo. Necesitamos medir, pero no es fácil el qué y el cómo. Transferencias de dinero, derechos efectivos para todos, quién legisla, quién ejecuta y quién decide o acuerda. Y dicen que viene otra crisis, o no será que se profundiza la que teníamos, y siendo sincero y con perspectiva, la última se portó bien conmigo, pero a ver cómo va la que viene y con España como gran duda.

Deja un comentario