Devolviendo un recibo con tristeza

Senyor G

En estos últimos 20 años, he visto compañeros llenos de certezas irse a casa, a ICV, a Podemos y más allá. Incluso con los que se han ido al PSC he mantenido siempre la compostura, si se sube uno al caballo siempre se puede caer uno de él. Casi no les reprocho y, en muchos casos, lo entiendo, quizás con alguno, por todo lo que decía hace unos años, he respirado muy, pero que muy profundo, por lo que decía y por como lo decía. Es mejor no criticar demasiado o no hacerlo de formas poco elegantes, en cualquier caso.

Después de estos 20 años, hoy miércoles devolveré mi recibo trimestral de EUiA (lo que fué IU en Cataluña). Simplemente. Parecería que estas cosas de darse de baja y cambiar de camino requerían toda una liturgia, unos gestos e incluso unas músicas, pero no. Casi no quedan allí compañeros de los que me importen, la mayoría o se han ido a casa o nos hemos ido a EUCat, otra vez montando IU en Cataluña, otra maldita vez cuando más estábamos sumando con otros. Una minoría nos ha robado una organización a una mayoría.

Después de la bilis de ver como Comunistes y Nuet secuestraron la decisión de mi organización y contra todos los acuerdos anteriores se pasaron a ERC pero quedándose, me tengo que ir yo. Entiendo los debates y perderlos, pero robarme la posibilidad de ese debate no lo perdono. Eso sí les reconozco la guasa de hacerlo todo en nombre del “defender el derecho a decidir”, pero dentro de EUiA lo que diga una camarilla purgando y expulsando personas y debates.

Mantenía cierta esperanza en que se hiciese una asamblea (congreso), aunque hará en enero 2 años que no soy convocado a ninguna reunión, pero no, el viernes pasado se puso a una nueva dirección y se rompió con Comuns, sin debatir a ningún otro nivel. Y otra vez con la guasa de enviar la noticia con un link que tiene como marco la apuesta por los Comuns que se hizo en una Conferencia política, para decir que “EUiA manifiesta la necesidad de un nuevo espacio de encuentro del soberanismo de izquierdas y refuerza su dirección incorporando como co-coodinadora la ex-concejal de BCN En Comú Mercedes Vidal”.

Pues nada, allá ellos. Me siento triste por 2 ó 3 personas, supongo que no se sorprenderán, pero al resto adiós. Decepcionado.

Pero quizás lo más triste de todo, es que esto no le importa a nadie y ciertamente en el mundo real no es importante. Y deberíamos tomar cuenta los que nos estamos otra vez re-organizando, no olvidarlo, porque no olvidarlo sí que es importante. No somos tan importantes como decimos y aquí está la muestra.

Y quizás me tenía que haber comido mi tristeza y decepción y darme de baja en silencio, por no darles una importancia que no tienen, más allá de ser una herramienta de la ERC de Marta Rovira y Oriol Junqueras como ariete contra Catalunya en Comú Podem, esa es su única valía. Nadie se hubiese enterado, salvo los que nos quieren mal, como ellos. E incluso me temo que en Debate Callejero pese a lo cafeteros que somos los que nos reunimos aquí, a muchos les deben faltar elementos para seguirme y entenderme.

Adiós a lo que queda de ComunistesCat, adiós Nuet, y al resto y vuestras mentiras, en un solo y mero gesto administrativo que sí puedo decidir aunque valga bien poco.

1 comentario en “Devolviendo un recibo con tristeza

  1. Ya lo siento, Senyor G. La gente que menosprecia a los partidos no sabe lo mucho que aportan cuando uno siente que hace algo útil y lo doloroso que es alejarse cuando uno no traga una decepción más.

Deja una respuesta