La elección de escuela

Carlos Montbau

Hace unos días un amigo me explicaba los tejes y manejes que habían hecho unos conocidos suyos para poder acceder a una colegio que cumple los requisitos de una “escuela innovadora”. La trampa consistía en empadronarse en un lugar donde no vivían y conseguir así los puntos máximos de proximidad.La semana anterior asistía a la reunión de inicio de curso en la escuela de mis hijos. El nuevo equipo directivo nos presentaba algunas de las decisiones y cambios que querían llevar a cabo en este nuevo mandato. Gran parte de sus propuestas me parecieron adecuadas.

Y esto me llevó a pensar en las propuestas de las diferentes escuelas dentro del marco normativo actual y lo mucho que influye todas estas decisiones en las preferencias de los padres. Evidentemente que hay diferencias en las escuelas y algunas nos resultan más atractivas que otras: sea por la metodología, los profesores o las familias que ves en la entrada de la escuela.

Pensé que la gran mayoría de las escuelas actuales son dignas para atender a nuestros hijos e hijas y todo y que haya desbarajustes y problemas graves en algunas de ellas la gran mayoría cuentan con unos recursos que no teníamos hace muchos años. Evidentemente que hay márgenes de mejora pero en muchos casos no tienen que ver tanto con el proyecto educativo de centro y sí con las condiciones laborales de los docentes: no es muy sano una ratio alta de alumnado en clase y tampoco un alto numero de horas lectivas a la semana por parte del profesorado.

Estando así el patio pensé que quizá nos estemos tomando demasiado en serio la educación de nuestros hijos. Claro que todos buscamos lo mejor para ellos pero ¿no nos estamos pasando de frenada con lo que comporta la elección de centro y sus derivadas? Y si me apuran, con montarles un currículum vital demasiado exigente en edades demasiado tempranas. Estos quebraderos de cabeza están más presentes entre aquellas familias que quizá menos tengan que sufrir y penar. Hay muchas otras familias, normalmente de recursos más austeros, que su casi único criterio es la proximidad entre la escuela y su domicilio.

Quizá no fue una gran idea la opción que nos da la administración de poder escoger centro escolar. Aunque desde una perspectiva únicamente de la libertad individual puede ser una buena opción desde el punto de vista de la inclusión y la justicia social no queda tan claro.

¿Tan y tan necesario es vernos reflejados en el resto de familias de la escuela elegida? ¿Tan y tan iguales han de ser nuestros vecinos de escuela? ¿No nos alejamos de esta manera de una percepción plural y rica de la sociedad? ¿Tanto rechazo nos genera la diferencia y…. creo que en último término la pobreza?

Me preocupa que le exijamos tanta semblanza a la escuela y a nuestros vecinos. Parece que hayamos optado también en el ámbito escolar más por ser más clientes que ciudadanos. Estoy seguro que con esta deriva nos estamos perdiendo muchas cosas que los otros nos pueden aportar más allá de una relación mercantil.

7 comentarios en “La elección de escuela

  1. Señala el autor del post un problema sensible que afecta al trato entre igualdad y libertad.
    Como el asunto está esbozado y es muy serio , me conformo con señalar que quien tiene dinero puede eludir la bota malaya de educar en la formación del espíritu nacional contrario a la razón, para educar a sus hijos en lenguas extranjeras , considerando al español como una de ellas y en la única que no existe oferta.
    Si se lo cuenta a un francés no lo entendería jamás. Tampoco un ruso.

  2. Con permiso del autor del artículo, quiero publicar un comentario relacionado con los disturbios violentos que están teniendo lugar en Cataluña.

    ¡¡Mis Felicitaciones a los Mossos!!! Ellos me han dado confianza en la Democracia.

    La palabra «escándalo» me queda corta para describir la actuación de Torra ante estos nuevos hechos: Es esperpéntica, manipuladora, fascista. Él, que puede ser que haya estado implicado en algún tipo de aliento a los violentos. Un Torra que, ayer, se escapó tres veces de las preguntas de una periodista de la Sexta que le preguntaba, (al mediodía, cuando él estaba en una marcha pacífica cortando carreteras), que si no condenaba la violencia de la noche anterior. Tres veces se escabulló y se negó a contestarla. Solo hizo algún comentario a otro periodista antes que terminaba con un “lo tornarem fer”.
    Torra es una caricatura del payaso Puigdemont.
    Ejemplar la actuación de los Mossos. No puedo concebir una actuación policial mejor ante lo que está siendo una situación extremadamente difícil. Mis Felicitaciones a esos Mossos: Se os ha visto defender la democracia en Cataluña, a pesar de la terrible ambigüedad de ese President de chichinabo. Os habéis adherido a las órdenes del Conseller tajantemente y eso también ha sido difícil. Os agredieron con todo tipo de instrumentos, hasta con ácido. Prendieron fuego en cada esquina quemando contenedores que nos cuestan a todos y destruyen el medioambiente. Crearon miedo en los vecinos que, en ocasiones, se fueron de casa temiendo que se incendiara su vivienda. Los habéis contenido dentro de unos límites difíciles de cumplir impuestos por los líderes independentistas que os alentaban a no hacerles «ningún daño» o tendríais que dar cuenta de ello. En la SER criticasteis duramente esta situación y condenasteis duramente la violencia.
    Gracias a todos por vuestra actuación. Os lo agradezco como ciudadana profundamente demócrata. Lo teníais difícil con semejantes líderes que no muestran el menor respeto por el cumplimiento de la ley.
    Oí en la SER a un miembro responsable en vuestro sindicato y me encantó escucharle. Confirmó las palabras del Ministro del Interior en cuanto a una unión y cooperación modélica entre los tres cuerpos de fuerzas de seguridad del estado y criticó duramente a los violentos.
    Yo también lo hago y también critico durísimamente a Torra y a Ada Colau por haber desaparecido del escenario, como si no fuera con ella ver a Barcelona en llamas y a los Mossos en una situación muy complicada. Destilas Oportunismo barato, Colau.

  3. No son los Mossos los que dotan de legitimidad o calidad democrática a la democracia ni Torra su contrario.
    Son cuerpos de seguridad del Estado , que es uno.
    Es evidente que Torra debe ser apartado ( no pido su dimisión, sino su cese por tierra , mar y aire ) .
    Las contradicciones internas en la locura independentista son oportunidades.

  4. La actuación del gobierno de España, que ha conseguido la unidad y coordinación de los mossos con policía nacional y guardia civil, algo que no consiguió Rajoy hace dos años, es muy acertada hasta el momento. Pero tarde o temprano Sánchez se va a tener que plantear la intervención de las instituciones de Cataluña si sigue este nivel de violencia diaria. La Generalitat hoy no existe, salvo la dirección directa de los mossos. Torra ni ha reunido su gobierno. Tremendo.

  5. No entiendo que Torra siga siendo presidente. Por qué Esquerra no rompe con el? Es inaudita la situacion

Deja un comentario