¿Notredame o Amazonas?

Manuel Lobo

Parece mentira que una sencilla pregunta acerca de preferencia en cuanto a  doónde se ayudaría, haya traído tanto debate callejero.

Un programa en televisión autonómica, una visita a un colegio con escolares de corta edad y un político, el alcalde de Madrid; algo que debía ser un paseo y un acto para generar una imagen de político de calle, nos ha dado para charlar en los cafés un buen rato.

Desconozco si la pregunta estaba preparada o fue espontánea de la niña que la hacía, pero dándole vueltas a la misma, que representa cada posible respuesta y viendo la reacción de sectores de progresistas y de derechas, he llegado a la conclusión que es la versión actual de ¿eres de derecha o de izquierda? ¿eres progresista o conservador? ¿proteccionista o internacionalista?

La respuesta de Almeida no nos debe extrañar y debemos agradecer su sinceridad y que respondiera desde sus tripas, defendiendo símbolos, religión y el territorio propio (en este caso Europa), demostrando que es de derechas de verdad, de la que le gustaría que Europa fuese el ombligo del mundo como hasta el siglo XVIII, cuando el resto eran meras colonias a las que explotar. Mantener y apoyar los símbolos religiosos del catolicismo de Roma, instrumento eficaz para mantener a raya la libertad educativa del pueblo y que siga pensando que el mejor sistema son los que nos dejan como aparentemente como estamos, pero con desigualdades crecientes.

Por otro lado, la respuesta del Amazonas, representa un movimiento surgido recientemente entre los más jóvenes, donde entienden que les estamos dejando un mundo peor, que estamos rompiendo el planeta y que sin él no hay futuro.

Un movimiento que apuesta por transformar radicalmente la forma en la que vivimos, donde se cuestionan el consumismo, la sobreexplotación de los recursos, el consumo desmedido de energía procedente de materias primas fósiles o nucleares y que llega a la forma de entender el trabajo, la propiedad y el sistema económico mundial.

La verdad, me alegra profundamente que la apuesta por detener el cambio climático, por un desarrollo sostenible y la descarbonización de nuestra economía, esté ya, de una vez por todas en la agenda política día sí y día también. Que casi todos los tengamos en la prensa alguna noticia relacionada con estos objetivos, aunque sean con pequeños pasos que no supongan grandes cambios y que son insuficientes.

El desarrollo sostenible se ha convertido en otro de los grandes temas transversales como el feminismo o la igualdad de derechos y la no discriminación a las minorías, donde ya no funcionan las luchas de clases y que puede aglutinar a una mayoría social heterogénea.

En poco menos de un mes estaremos en campaña electoral, pero apuesto, que el desarrollo sostenible, la descarbonización de la economía, la agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, van a ser argumentos de los partidos (entiendo que de izquierdas) para atraer el voto más concienciado para defender a nuestro planeta, independientemente de otros factores socio políticos.

La reacción de los niños ante la respuesta del Alcalde no deja dudas que estos niños quieren un planeta mejor donde vivir y no entienden cómo alguien no puede estar con ellos. Pero, como en otras muchas citas electorales, ¿seguirán olvidando a los jóvenes y sus preocupaciones? Ó ¿esta vez si, veremos propuestas atrevidas que nos ayuden a dejar un planeta globalizado mejor del que nos encontramos?

1 comentario en “¿Notredame o Amazonas?

  1. ..y mientras se hablaba de la quema de iglesias..

    Ultraderechistas de España 2000 boicotean una proyección de la película ‘Mientras dure la guerra’ de Amenábar

    Los activistas de extrema derecha irrumpieron en los Cines Lys con gritos de «Viva Cristo Rey» o «Arriba España». Fueron identificados por la policía a la salida
    ‘Mientras dure la guerra’ es un filme dirigido por Alejandro Amenábar sobre la vida del escritor Miguel de Unamuno durante la Guerra Civil

    Menos mal que Ciudadanos y adláteres trabajan para que no ardan parroquias,
    La vergüenza anda escasa, pero me parece que esto es mas bien un caso de pura y simple escasez de inteligencia.

    O mejor aún, sobreestimación de las propias capacidades, que es la q espectaculos mas lamentables produce luego… ¿verdad?

Deja un comentario