El fin de las ilusiones

Juanjo Cáceres

Las elecciones andaluzas pusieron fin, como era de prever, a la era de las ilusiones. Confieso que esta primera frase y los tres párrafos siguientes los tenía escritos varios días antes de iniciarse la votación y conocerse los resultados, porque la inevitabilidad es, como indica el propio concepto, inevitable.

Los electores andaluces se enfrentaron a su decisión de voto en unas condiciones verdaderamente funestas. Este jueves el precio del combustible alcanzaba máximos históricos: 2,147 € la gasolina de 95; 2,304 € la de 98; 2,057 el gasóleo A… El miércoles, el mismo día que entraba en vigor el límite del precio del gas, la luz alcanzaba un precio medio de 224 euros MWh, 10 euros más que el último día sin tope. La escalada de precios en los bienes de primera necesidad, que ha dado a la sandía un protagonismo especial, también hace tiempo que castiga el bolsillo de las familias, mientras asoma por el horizonte una subida de los tipos de interés que va a repercutir sobre el precio de las hipotecas. Sigue leyendo

Elecciones

LBNL

Fueron tres ayer: autonómicas andaluzas, legislativas francesas y presidenciales colombianas. Las tres me incumben de alguna manera pese a no ser andaluz, francés o colombiano.  La primera por español, la segunda por europeo y la tercera por consanguinidad (tengo una hija hispano-colombiana) además de por afinidad con un país que es bastante especial. Vayamos por partes.

La victoria del PP en Andalucía no fue una sorpresa pero sí que alcanzara la mayoría absoluta en solitario, lo cual tiene un sabor agridulce: malo para el PSOE ser batido con tanta rotundidad por su eterno rival en “casa” – en todas las provincias incluida Sevilla (primera vez en 40 años) pero bueno para los andaluces que VOX no sea necesario y bueno para España en general que el PP constate que no es necesario ejercer “trumpismo” a la Ayuso para ganar sobrado. Sigue leyendo

Derechos que sí existen

Julio Embid

Entre otras cosas, estoy escribiendo una novela de ciencia ficción que empecé hace un par de años y espero terminar este verano. Como aspiro a que sea utópica y el mundo del mañana sea mejor que el de hoy, me estoy leyendo los tratados y constituciones vigentes para conocer los derechos del ser humano y ver cómo continúa mi historia. De la presente Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 aprobada en París tras la Segunda Guerra Mundial se establecen una serie de premisas que querría compartir a continuación.

Primero, más allá del carácter grandilocuente de universal, cuando desconocemos lo que hay más allá de nuestro sistema solar. Segundo, el documento no logró ser formalizado como un tratado internacional, obligatorio para los Estados firmantes, y se limitó a una declaración, que fuera tomada como un ideal orientativo para la humanidad. Es decir, sería mejor que se cumpliese, si puede ser. Sigue leyendo

Actualizando sobre long Covid / Covid persistente

Lluís Camprubí

En la anterior entrada sobre Covid persistente / long Covid ya se planteaba la relevancia de la cuestión. Y se apuntaba el fallo de las autoridades sanitarias que mientras transfieren al individuo la gestión del riesgo, la protección y la prevención de la Covid no han comunicado correctamente la información disponible sobre la Covid persistente para que al menos los individuos puedan hacer una gestión del riesgo basada en una información precisa de todas las posibles complicaciones, sean mortales, agudas o cronificantes.

En nuestro país parece que las autoridades sanitarias aún no están dándole la consideración, relevancia y centralidad de los mensajes que la cuestión merece, aunque algunas comunidades autónomas ya empiezan a activar mecanismos de seguimiento y vigilancia al respecto. Sería muy razonable cambiar el enfoque si cambia lo que sabemos (o si no lo sabíamos tan claramente hace meses). Afortunadamente, en otros países se va reconociendo el problema con más claridad. El ministro federal de sanidad alemán tuiteaba hace unos días “Pronto veremos al long Covid como lo que es: una enfermedad muy seria de momento sin tratamiento ni cura para muchos. Esperemos que las vacunas adaptadas en otoño puedan evitar las infecciones. Los estudios están en marcha” al compartir un artículo que se pregunta por qué tantos pacientes long Covid reportan pensamientos suicidas. Sigue leyendo

Feijóo: líder del Partido del Emérito

Senyor G

Me he imaginado carteles de PP y VOX presentándose como los defensores del rey Emérito. Un auténtico cártel, al que a veces no les faltan otros cómplices de otros partidos. No le faltan defensores panfletarios, ni abogados, alguno de hecho padre de la Constitución, e incluso funcionarios y representantes públicos por lo visto. Así que igual dará que pensemos el resto y gran mayoría de ciudadanos. Pero aun así, yo aprovecharía la idea que me llegó a la cabeza y daría la batalla por ella. La lucha por la República, como parte de la democracia plena, no sería posible con las fuerzas disponibles. Pero ser capaces de poner a votación y hacer que PP y VOX y quién quiera acompañarles sigan en su papel de Partido del Emérito contra el partido del Mínimo Común de la Decencia es tentador. Y en ella podemos ganar derechos y limitar libertades de la coalición del Emérito.

El inocentón que me habita pensaba que Feijóo era una buena noticia, aire fresco al partido principal de la derecha nacionalista española, para ponerlo en unas coordenadas más acordes con los tiempos y los retos españoles, europeos y globales. Pero como ha dicho Inmaculada Nieto hace unos días al respecto del candidato del Partido del Emérito de Andalucía, que Moreno Bonillo es un señor educado, pero tiene una agenda económica y social dañina. Sigue leyendo

¿Impunidad por paz?

Carlos Hidalgo

Estos días la comisión de investigación que hay en el Congreso de los Estados Unidos acerca de los disturbios del 6 de enero se está poniendo interesante O está cogiendo tracción, que dirían los modernos.

Uno tras otro, se suceden testimonios de colaboradores cercanos al expresidente Trump que afirman que la exestrella televisiva era perfectamente consciente de haber perdido las elecciones, pero que aun así se empeñó en mantener la ficción de que las elecciones que le desalojaban de la Casa Blanca eran fraudulentas y que estaba más que dispuesto a valerse de una insurrección armada para permanecer en el poder. Lo que se llama un golpe de Estado, vaya.

Según indican los medios estadounidenses (menos Fox News), aunque lo que indican los testimonios (hasta el de la hija de Trump) es extremadamente grave, parece que habrá más revelaciones contundentes antes de que la comisión se reúna para dictar sus conclusiones. Sigue leyendo

¿Ucrania candidata a adherirse a la UE?

LBNL

El 24 de febrero Putin decidió invadir Ucrania – más allá del 7% de su territorio que ya controlaba desde 2014 – y cuatro días más tarde, cuando todavía no estaba claro si iba a poder sobrevivir, el gobierno ucraniano presidido por Zelensky presentó su solicitud de ingreso a la UE. El procedimiento para ingresar en la UE es largo y proceloso pero hasta el momento la solicitud ucraniana ha batido records: el 7 de marzo el Consejo de la UE invitó a la Comisión a emitir una opinión sobre la solicitud ucraniana, en vista de lo cual la Comisión transmitió rápidamente un cuestionario detallado a Ucrania, que fue debidamente cumplimentado por Ucrania el 9 de mayo, lo que permitirá a la Comisión emitir su “opinión” a finales de esta semana, con vistas a que los jefes de Estado y de Gobierno de la EU decidan – por unanimidad – en su próxima reunión del 23 de junio.

Es indudable que si Ucrania no estuviera bajo asedio los pasos dados hasta ahora habrían llevado muchos meses – seguramente años: el cuestionario de la Comisión habría sido mucho más detallado y la respuesta ucraniana habría sido objeto de análisis detallado – y de re-preguntas – durante largos meses. Y no habría ninguna posibilidad de que el Consejo Europeo acordara otorgarle a Ucrania condición de país candidato a la adhesión. Porque es importante precisar que no se dirime su entrada en la Unión sino su condición de candidato o candidato potencial (condicionada). Sigue leyendo

La Bella Durmiente es andaluza

Arthur Mulligan

Y tiene un cuerpo. Un cuerpo electoral que más que dormir, sestea en un Sur que anticipa elecciones y verano. Un cuerpo que en su visión de la fábula pertenece a la izquierda (con todos sus perejiles como diría aquella) y que solo la izquierda puede movilizar mediante el recurso al sermón.

Esta obsesión totalitaria de que los electores pertenecen a los partidos (« nuestros electores», «el pueblo de izquierdas», «los conservadores») se expresa con particular intensidad desde la Transición en Andalucía, tanto por su peso demográfico como por su protagonismo principal en la reconstitución del PSOE, contribución incontestable en la formación de un estado democrático con el brillante liderazgo de Felipe González. Sigue leyendo

Horarios escolares y jornada laboral

David Rodríguez

En Catalunya tenemos desde hace semanas el debate sobre el inicio del curso escolar, que la Conselleria d’Educació quiere adelantar del 12 al 5 de septiembre, alegando que de este modo se permite una mejor conciliación de la vida laboral y familiar. Como suele ser habitual, la concepción de la escuela como guardería se impone sobre cualquier criterio de carácter pedagógico. En un momento de discusión como el actual, es bueno fijarse en los datos internacionales para ver cómo estamos nosotros, evitando prejuicios y declaraciones que no tienen rigor alguno.

Lo primero que quiero señalar es que las vacaciones de verano en España tienen la misma duración que en el resto de países mediterráneos y son un poco más largas que en el resto de Europa. Sin embargo, los períodos de vacaciones en primavera e invierno son inferiores a la media europea, hecho que compensa lo anterior y sitúa unas vacaciones totales alrededor de la media de los países de nuestro entorno. Por tanto, es falsa la aseveración de que España dispone de más vacaciones escolares. Sigue leyendo

La incógnita andaluza

Carlos Hidalgo

Con las próximas elecciones en Andalucía se lanzan todas las teorías posibles para que, cuando se sepa el resultado de las urnas, todo el mundo pueda afirmar que ya lo predijo. Tenemos por un lado al PP que, sin gobernar en su versión más contundente, ofrece una imagen de centrismo moderado y hasta de cierta continuidad. A unos Ciudadanos que, gobernando con el PP, no van a librarse de acabar como extraparlamentarios. A Vox, que hace campaña con pública ostentación de lo poco que les importa Andalucía, pero queriendo acaparar el voto protesta. A un PSOE todavía agotado, que se presenta sin muchas esperanzas y a una izquierda verdadera que es tan pura que, cuanto más presume de sumar, en más facciones se divide.

El presidente actual, el “popular” Moreno Bonilla, apuesta decididamente por el centrismo, por evitar las extravagancias y desea en secreto poder gobernar a solas. Vox, por supuesto, aspira a ser necesario para el PP y continuar apretando al partido a nivel nacional, con la voluntad de asfixiar y engullir al centroderecha español, como las boas con sus víctimas. Sigue leyendo