Plagas, pestes y apestados

Carlos Hidalgo

Un día más, un día en el que no estamos seguros aún de qué hace el coronavirus, excepto expandirse. Mientras cada gobierno lidia como puede con la pandemia, unos y otros nos dan consejos contradictorios acerca de cómo protegernos de ella. Con mascarilla, sin mascarilla, lavándonos las manos, evitando multitudes, haciendo vida normal, yendo al fútbol o suspendiendo las clases en los colegios. Celebrando las Fallas pero cancelando la Semana Santa. Sigue leyendo

Primarias demócratas (II)

LBNL

Esto de publicar tiene sus gajes: hace un par de semanas, en vísperas del pistoletazo de salida de Iowa, demostré de nuevo mi gran olfato apostando por Bloomberg y desdeñando completamente a Biden. Hoy en cambio parece claro que será Biden quien se imponga. Ya lidera sobre Sanders en delegados electos por 664 a 573. Ventaja que normalmente crecerá el martes cuando se ventilen otros 349 delegados en Michigan, Washington, Missouri, Mississippi, Idaho y Dakota del Norte. Sanders tiene alguna posibilidad en Michigan (125) pero Biden ganará seguro en las tres siguientes (193) por su fuerte tirón en la comunidad afroamericana. No contaba yo con la pifia de Bloomberg en el único debate en el que tuvo ocasión de participar antes del Supermartes. El fracaso de Buttigieg en Carolina del Sur y su retirada, junto a la de Klobuchar, la otra “moderada”, ambos endosando a Biden, acabaron de aupar al ex Vicepresidente de Obama, forzando la retirada de Bloomberg tras pegársela en todos los Estados que votaron el pasado martes. Sanders también lo hizo pero al menos ganó en California, la joya de la corona, aunque por menos diferencia de la prevista (34-27%). De todos es sabido que las elecciones se ganan en el centro y, en este caso, concretamente en Florida, Michigan, Pennsylvania y Wisconsin, donde Trump cimentó su triunfo. De tal forma que el fracaso del “radical” Sanders debería ser un buena noticia para vencer a Trump. Sin embargo, no está nada claro que Biden sea el “moderado” que más difícil se lo pueda poner.

Sigue leyendo

EUCat: seguimos en IU, seguim camí En Comú

Senyor_G

El pasado sábado aconteció la fundación de EUCat, sí IU en Cataluña, en la metropolitana y obrera ciudad de Cornellà, supongo que a los que siguen la política catalana y la política en general, les habrá sorprendido que IU se vuelva a crear en Cataluña. Los hay que lo daban por descontado o los hay que me han preguntado qué estaba pasando con Esquerra Unida (i Alternativa) en Cataluña. Para los muy cafeteros, e incluso para mí mismo es una situación muy difícil de explicar y casi de entender, y más visto desde fuera y con opiniones de unos y otros. Sigue leyendo

Imagina una futura República Catalana

Oscar L. González-Castán

Imagina que existe la República Catalana como país independiente. Dado que será un país democrático tendrá separación de poderes: el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial. Como en esa República habrá sectores sociales y políticos plurales y críticos, para muchos de ellos esta “separación” habrá que ponerla en ocasiones entre comillas. Nadie es perfecto. Dicha República contará con su Parlamento, su Senado, su Tribunal Constitucional, su Tribunal Supremo, su Tribunal de Cuentas, su Hacienda Pública, su Comisión Nacional del Mercado de Valores, su prensa libre, también con sus correspondientes comillas, su defensoría del pueblo, y así con muchas otras instituciones en cuyo necesario y complejo entramado consiste en gran parte la democracia de un país, también de la República Catalana. La elección de los cargos que ocuparán estas instituciones será también criticada y puesta en cuestión por unos y otros en esta sociedad plural. Habrá lucha de poder entre los distintos partidos por copar los altos cargos en estas instituciones decisivas. Esta lucha tendrá lugar dentro de los procedimientos establecidos que, como en todas partes, serán interpretados flexiblemente dentro de ciertos límites. Sigue leyendo

Juego e irresponsables

Julio Embid

Me gusta mucho jugar a juegos. A mis treinta y muchos años (y sin hijos) sigo quedando con mis amigos generalmente una vez por semana a echar una partida a un juego de mesa. La semana pasada nos juntamos cinco amigos en mi casa a jugar una partida de un juego de cartas de Marvel donde servidor llevaba al billonario Tony Stark/Iron Man. Ese ritual de dos horas a última hora de la tarde nos permite vaciar unos botellines de cervezas y unas latas de refrescos, comer unas cuantas patatas fritas, ponernos al día y echarnos unas risas. Sigue leyendo

Turquía al borde del abismo

LBNL

Abismo al que la ha llevado Erdogan, claro está. Hace poco más de una década el hoy autoritario y arbitrario Sultán otomano moderno aparecía ante la comunidad internacional como la encarnación de una especie de democracia-cristiana musulmana, valga la contradicción. Se le veía como un posible modelo de conciliación de los valores tradicionales musulmanes con los principios y reglas de la democracia. Hoy en cambio, Erdogan es claramente un peligro para todos, los propios turcos en primer lugar y todos sus vecinos a continuación, y la lista es larga: Rusia, Irán, Siria, Grecia, Bulgaria, Israel, los países árabes en general con la excepción de Qatar… Cierto es que Turquía no tiene un vecindario fácil, como demuestra la historia, pero también que desde Attaturk, había seguido la máxima de evitar conflictos con los vecinos: entrada en la OTAN, estatus de candidato a la adhesión a la UE, buenas relaciones con Irán e Israel y contención de los conflictos fronterizos con Grecia y Siria. Erdogan lo ha cambiado todo, especialmente en los últimos dos años. Ha intervenido militarmente en Siria ocupando Idlib, invadió el norte de Siria persiguiendo a los kurdos, ha comprado armamento anti-aéreo sofisticado a Rusia (S400) poniendo en cuestión su vínculo transatlántico, ha empezado a realizar prospecciones gasísticas en la zona económica chipriota y se ha metido de lleno en la guerra civil libia. Quién mucho abarca, poco aprieta así que los sirios, con apoyo de los rusos vieron la oportunidad de tomar Idlib y arrinconaron varios de los “puestos de observación” militares turcos. A finales de la semana pasada bombardearon – seguramente por error – un destacamento turco y mataron a más de 30 soldados. Y Erdogan, cuyo futuro político está en vilo tras haber perdido las elecciones municipales en Estambul y las demás ciudades principales, amenaza con desatar el apocalipsis, bombardeando las posiciones militares sirias sin cuartel, intensificando su invasión de Idlib arriesgándose a un enfrentamiento directo con Rusia, que metería a la OTAN en el conflicto, y animando a los casi 4 millones de refugiados sirios y a decenas de miles de inmigrantes de otros países que están en Turquía, a que sigan camino a Grecia y Bulgaria. Con lo que mete de lleno a la Unión Europea en el embrollo.

Sigue leyendo