Política anticíclica frente a “ajuste brutal”

Miguel Sebastián

A principios de los años 90 tuve la suerte de coincidir en el Servicio de Estudios del Banco de España con algunos de los mejores macroeconomistas y hacendistas de nuestro país. Tuvimos ocasión de analizar, por primera vez, la recién estrenada serie de PIB trimestral de la economía española, publicada por el INE, y que hasta entonces tenía una frecuencia anual.

Y también tuvimos ocasión de asistir al “brutal” ajuste de la economía española en 1993, con la tasa de paro alcanzando el record Guinness del 25% en algún trimestre. Y echábamos de menos la existencia de una política anticíclica en nuestro país, es decir, una política económica que contrarrestara las fluctuaciones cíclicas, con frecuencia causadas por shocks externos, a veces agravados por las rigideces internas. Pese a las diferencias ideológicas, todos compartíamos la idea de que España no podría tener una política anticíclica mientras no alcanzara un superávit de sus cuentas públicas en algún momento. Si la economía partía de un déficit público y llegaba una recesión, el déficit empeoraba porque los ingresos se enfriaban y los gastos se elevaban automáticamente. Y la reacción inmediata del Gobierno, muchas veces presionado por los mercados financieros,  siempre era reducir el déficit, bien recortando los gastos, bien aumentando los impuestos. La política fiscal se convertía así en procíclica y, en vez de contrarrestar el ciclo, lo exacerbaba. Es decir, una política de ajuste “brutal” frente a la deseada política anticíclica.

Nuestra formulación era, siguiendo el ejemplo de la economía americana y de algunas europeas, que España tuviera un “saldo estructural nulo”, es decir, un déficit cero una vez descontado el efecto del ciclo y el de la propia política estabilizadora. Dicho con otras palabras, un déficit en promedio cero, pero con superávit en los años buenos y déficit en los años malos, posteriormente bautizado como “déficit cero a lo largo del ciclo”.

La llegada del PP supuso un jarro de agua fría para esta visión ortodoxa, sostenible y activista, de la política fiscal. El PP abrazó la idea de “déficit cero” en todos los períodos. Pero, al olvidar el apellido “a lo largo del ciclo” cometía uno de sus más graves errores de política económica, junto con la no actuación ante la burbuja inmobiliaria que empezaba entonces y la improvisación en materia de inmigración, también incipiente. El déficit cero en todos los períodos es una barbaridad económica porque, por los motivos señalados anteriormente, supone ajustar gastos a la baja o elevar ingresos en momentos de recesión para reducir el déficit, enfriando la actividad, y por el contrario, permite gastar más o bajar los impuestos en momentos de expansión, recalentando la economía. Es decir, se trata de una política procíclica y, por tanto, desestabilizadora. Una idea importada de los sectores más ultraconservadores norteamericanos, representados por Pat Buchanan, que se presentó a las elecciones primarias por el Partido Republicano en 1992 y frente a quien Bush padre parecía un moderado de centro izquierda.

La idea de déficit cero caló en el mensaje económico del PP y, aunque sólo lo consiguió en una ocasión, en 2003, su déficit promedio fue del 0,5% del PIB exceptuando los años 97 y 98, en que alcanzó el 3% del PIB.

Pulse aquí para ver o descargar la imagen en formato PDF Sin duda fue un comportamiento fiscal mejor que el del Gobierno socialista predecesor, con un déficit promedio de casi el 5% del PIB. Pero el PP desaprovechó la oportunidad de alcanzar un superávit en las cuentas públicas para poder llevar a cabo una política fiscal anticíclica. De haberlo obtenido, la habría utilizado en 2002, año en que la economía sufrió un bache, con tasas de crecimiento negativas de la inversión en equipo y con un crecimiento del PIB por debajo del 2,4%. Y nunca consiguió un superávit porque, entre otras cosas, hizo un recorte de impuestos en 1999, cuando la economía crecía un 5% y no necesitaba tal recorte, y con unas cuentas públicas en déficit del 1,1%. Y lo hizo por motivos puramente electorales. Pero nadie, absolutamente nadie, salió a criticarles. Todo el mundo aplaudió el “necesario recorte de impuestos”, que tuvo el único mérito de ser el primero de la democracia.Posiblemente la economía española debería haber tenido superávit público en los años cuyo PIB creció por encima del 3,5%, y que en el gráfico se señalan en sombreado. Pero nunca lo tuvo y en 2003 parecía que nunca lo iba  a tener, a juzgar por el pasado del PSOE y el entonces presente del PP.

Y en esto llegó Zapatero. Y para sorpresa de muchos, y satisfacción de más, abrazó la filosofía del “déficit cero a lo largo del ciclo”, que empapó todo su programa electoral de 2004, desterrando el viejo cliché socialista de que “el déficit público es de izquierdas”, una antigualla que hoy sólo defienden Joaquín Leguina y unos pocos más. La prueba de fuego era si Zapatero lo conseguiría. Y lo hizo, pese a atender a ambiciosos objetivos sociales, de infraestructuras y de I+D+i. Y, por primera vez en nuestra historia reciente, se alcanzó superávit, que se ha repetido en todos los años, con un crecimiento de la economía superior al 3,5%. El pasado domingo asistimos a la primera manifestación de aquella política anticíclica que esos jóvenes economistas del Banco de España anhelábamos hace 15 años. El anuncio de un recorte de impuestos, en la forma de un “tax rebate” de 400 euros al estilo anglosajón, pero universal, inmediato y progresivo, ante la posibilidad de que la economía se desacelere en 2008 más allá de lo previsto. Una inyección en cuantía prudente, del 0,5% del PIB, que no pondrá en riesgo ni las cuentas públicas ni la inflación, pero que salvaguardará unos 100.000 empleos, fundamentalmente del sector servicios, y aliviará la carga financiera de muchas familias españolas. Un recorte de impuestos que sustituye a la pasividad de un Banco Central que sigue deshojando el crisantemo en vez de bajar los tipos de interés. En definitiva, un hecho histórico, ya que por primera vez contemplamos una política anticíclica. Un motivo para estar satisfechos. Aunque algunos añoren el “ajuste brutal”.

56 comentarios en “Política anticíclica frente a “ajuste brutal”

  1. La gallina!….. 😉

    gracias, Miguel, mañana prometo leerlo otra vez…. despierto.

    buenas noches!

    (bienvenidos los 400)

  2. Miguel Sebastián nos ofrece hoy un nuevo artículo sobre economía y nos lo complementa, para mayor facilidad de seguimiento y representación gráfica de lo expuesto, con un gráfico sobre los períodos de lucces y sombras de los ciclos económicos a los los que nuestro pais se ha enfrentado a lo largo de los años anteriores. Curiósamente, y contrario a lo habitual, en el gráfico, los períodos de luces son los de sombra económica, o de ciclo negativo y viceversa. Estos economistas hasta en lo más nimio parecen querer huir de la lógica. Antes muerto que vulgar. (Es broma, Mister Sebastián)
    Como no soy ducho en la materia, poco que añadir a lo expuesto. Simplemente agradecer el comentario y desear que cuando la sombra se acabe, en la proyección gráfica futura, la caida sea del nivel de la experimentada en el último período de luz representada en el gráfico, o sea de ciclo económico adverso y que corresponde a años de gobierno del PP. Esperemos que no se repitan las representaciones gráficas que, en similares períodos de vacas flacas, dibujan las lineas que reflejan los resultados de las políticas de los gobiernos socialistas de esas época.
    Como digo, las lineas nos trasladan situaciones experimentadas con gobiernos que han padecido, todos ellos, períodos de luces y sombras, que como digo en el grafico son, al contrario, de sombras y luces. únicamente es el gobierno de Rodriguez Zapatero el único que no ha gestionado aún un período de crisis. Esperemos que, de repetir gobierno, lo haga bien, en una época que se anticipa menos favorable. Yo me conformo con un movimiento de lineas similar al que refleja el gráfico para los años 2001-2.004

  3. Como sé poco de economía, me tengo que buscar similitudes, para entender cosas de manera simple. El gráfico me dice que hay un equipo que, estando a punto de bajar a segunda división, cambió de Presidente y Junta directiva. La nueva Junta, saneó económicamente al equipo y lo llevó a la champion, donde se encuentran los paises que alcanzan déficit cero, o incluso tienen superavit. Nuevamente el equipo, colocado ya en puestos de champion, cambia de Presidente y Junta directiva, que por ahora lo han seguido subiendo a puestos aún más altos en la clasificación, aunque ya se oye que los partidos han dejado de ganarse por goleada, por lo que se anticipa un cierto cansancio en los jugadores, presagio de otro tipo de resultados y actuaciones, que puedan hacer que se comience a bajar puestos en el futuro inmediato.
    Siempre se ha dicho que dinero llama a dinero, por lo que administrar pobreza y endeudamiento tiene mucha más dificultad que, una vez ya ricos, sortear las coyunturas económicas adversas. El gráfico deja bien claro donde están los años de verdadero mérito en la escalada que se ha vivido.

  4. Muchas gracias por el artículo, Miguel Sebastián. Como siempre, muy claro y didáctico.

    A mí las dudas me surgen en el último párrafo. Realizar una política anticíclica no implica necesariamente bajar los impuestos. También se puede hacer aumentando el gasto público. Lo que se persigue es estimular la demanda interna, y no hay un único camino para ello. ¿Por qué se opta por una devolución de impuestos y no aumentar el gasto? Hay varias razones para dudar de la medida:

    (1) Como ya se analizó en el pasado en este blog, el gasto público es mucho más eficiente como instrumento redistributivo que los impuestos.

    (2) Estamos en el furgón de cola de presión fiscal en la Unión Europea. Vamos, que hay margen de maniobra y no es justamente a la baja…

    (3) Todavía hay necesidades sociales que no están cubiertas y que generas enormes externalidades positivas. La más relevante quizás sea la existencia de una red de guarderías públicas. Mejora la integración de la mujer en el mercado laboral, genera puestos de trabajos femeninos, tiene un excelente componente redistributivo -siempre cuando esta red no se construya en el barrio Salamanca, Majadahonda, Sarriá….-. Los 5.000 millones de euros dan para mucho….

    En resumen, estas intrigas son las que me hacen dudar de la medida de los 400 euros, al margen de cuestiones políticas y de oportunidad.

  5. Se me olvidaba. ¡¡Magnífico el artículo de nuestro cobloguero hoy en El País!!

  6. Buenos dias Miguel Sebastian,caballeros callejeros,cabelleras al viento,disfrutadores del subsidio de desempleo y anticiclicos por convencimiento:
    Señoras y señores lo bien que nos va a venir que Ziluminatius gane las elecciones…400€ son 400€…y el que no se de cuenta de lo que vale un peine que se acostumbre a llevar los pelos como Bob Marley…jeje.

  7. Y aprovecando que hoy nuestro articulista es un hombre que se ha batido en duelo con los malos de la pelicula cual Gary Cooper …jeje…aqui os traigo un poquito de cizaña de la buena…la que pica por su realidad:

    «»El sueldo que Manuel Pizarro percibió de Endesa en 2006 superó los 3,60 millones de euros. Un año después, cuando el empresario del PP decidió abandonar la empresa energética, cobró una indemnización que osciló entre los 9 y 12 millones de euros. Sin embargo, cuando presidía Ibercaja, Pizarro negó a 58 jubilados, viudas, y huérfanos la posibilidad de percibir alrededor de 750.000 pesetas de finiquito.
    Toda una vida
    El 13 de septiembre de 1996 fue la primera ocasión en que los miembros de la Asociación de Empleados y Jubilados de Ibercaja se pusieron en contacto con Manuel Pizarro para exigirle, “después de haber estado realizando nuestras funciones durante toda nuestra vida activa”, el pago de las liquidaciones por jubilación de todos los trabajadores que habían trabajado en la Caja.
    Nunca
    Poca o ninguna fue la sensibilidad que Manuel Pizarro mostró ante estos trabajadores. El empresario multimillonario reconvertido en político nunca escuchó las reclamaciones formuladas por sus asalariados.»»

    http://www2.elplural.com/politica/detail.php?id=17476

    Que conste en acta que yo solo he «cortaoypegao»…jeje.

  8. No se si reirme de los ecologistas y ponerle un monumento para Rajoy….jo! como tira de la lengua…

    «Rajoy plantará 500 millones de árboles si gana las elecciones
    La cifra es 10 veces superior a la que ya prometió Zapatero»

    ¿Lograra Rajoy ,si consigue ganar las elecciones ,que una ardilla vuelva a cruzar España sin tocar el suelo?

    ¡¡¡Bendito sea Dios!!!
    ¡¡¡Milagro!!! ¡¡¡Milagro!!!

  9. El artículo está bastante bien, no es nada sectario y es muy divulgativo, ole.

    Una cosa si es cierta, parece haber una pulsión fuerte en el electorado de izquierdas hacia la demanda de más servicios públicos en lugar de hacia el recorte de impuestos. Eso es cuestión de preferencias claro, pero es que estamos en periodo electoral..y estas cosas cuentan

    Otra cosa decimos que se trata de una medida anticíclica porque en un momento de desaceleración de la economía, se inyecta dinero en los consumidores para que «la cosa se anime» un poco más, bien. No obstante si esta media se dice que es permanente, ya no será anticíclica cuando la economía vuelva a acelerar.(Habría que pensar en revertirla)

    Vuelvo a pensar que a lo mejor un programa corto de servicios o gasto público, se hubiese ajustado bien al objetivo de «animar la cosa» al tiempo que se aprece mas a lo que los electores de izquierda (y algunos de centro derecha) parecen desear.

    6 Fernando

    Deja de quererte llevar siempre el agua a tu molino anda…jajaja.

  10. 10 Econcon

    Hay que ver como son estos economistas de complicados. Me pones como redactor del comentario 6, que es de Amistad. Supongo que multiplicaras los números de los míos, el 2 y el 3.
    Así como te van a salir las cuentas del PIB!!!! …… u otras.

  11. A mí, la verdad es que me ha convencido. Como casi siempre.
    Ahora tengo una duda nada más. Yo de siempre he sido bastante anticiclónico. Se puede ser anticiclónico y anticíclico a la vez o tengo que dejar el buceo?

    ¿O es que no me he enterado de mucho?

  12. Totalmente de acuerdo con Econcon con que el carácter anticíclico de la medida se perdería si se hiciera permanente, de modo que se aplicara también en etapas de expansión.

  13. “El Gobierno ha reforzado el poder de los terroristas”

    Zaplana sigue con su anticiclon olvidandose del caracter anticiclico de la lucha contra el terrismo….sinceramente creo que Zaplana no ve las noticias de actualidad…seguramente la cantidad de arboles que Rajoy ha puesto sobre la mesa le impiden ver el bosque….jeje.

  14. Bien, ejem, pedantemente citandome a mi mismo:
    Dije que esperaba un otoño caiente y racista de cara a lasa elecciones de 2008. Se ha retasado, y mas bien va a ser un final de invierno caliente y racista. Observense las palabras del Sr Cañete, el solito…

    «Miguel Arias Cañete, secretario ejecutivo de Economía y Empleo del PP, ha apoyado el plan presentado ayer por Rajoy y ha lamentado que los inmigrantes que vienen a España ocupen empleos de poca calidad y no los desempeñen tan bien como los nacionales. El ex ministro de Agricultura y Pesca ha valorado el trabajo que hacen los inmigrantes aunque se ha lamentado de que no sean tan «eficaces» como los españoles. Cañete ha puesto el ejemplo de los camareros, elogiando la buena memoria que tienen los españoles que son capaces de recordar muchos pedidos diferentes, algo que no ocurre con los inmigrantes, según él.»

    Leedlo dos veces, si se no se os pone el pelo algo de punta… haceoslo mirar.

  15. Hola a todos !

    Antes que nada, ofrecer excusas a Miguel Sebastián, excelente economista y encantador ser humano, porque no comentaré nada sobre su trabajo de hoy en el blog, del que estoy segura debe ser un artículo brillante como todo lo suyo.

    He acudido aquí, que considero un espacio de encuentro sensato y respetuoso, para expresar mi más absoluta indignación con la propuesta del candidato del partido Popular, Mariano Rajoy sobre la inmigración. Menudo cretino. Su discurso racista; que busca subrayar las diferencias entre nosotros, «los españoles de bien», y ellos, «los inmigrantes delincuentes y poco higiénicos»; busca satisfacer el creciente sentimiento xenófobo que sienten hoy millones de hombres y mujeres de este país que están convencidos – gracias a la influencia de la prensa de derechas – que la presencia del diferente, del desconocido constituye un peligro, una amenza que debemos erradicar.

    Claro, que los señores del PP y los «españoles de bien», respaldados por la rancia Iglesia Católica, deben estar convencidos que están haciendo lo correcto. Bendito sea Dios, si es que están en la segunda fase de «evangelizar» a los indios salvajes sin alma del Tercer Mundo latinoamericano. Vamos, los que quedaron sin salvación tras su llegada a América en 1492. Y también hay que «ayudar» a los negros que «invaden» España en sus pateras o a los marroquíes que son «todos terroristas al servicio de ETA y responsables del 11-M».

    La dignidad, esa condición del ser humano que nos hace únicos e irrepetibles, no parece, a juicio de Rajoy y su banda, un elemento a tener en cuenta frente a los inmigrantes. Y está claro que les cuesta entender que la racionalidad y la libertad que como personas tenemos, nos hace radicalmente iguales.

    Aquí, además de ducharse, pensó el señor Rajoy y la «adorable» señora Pastor, los inmigrantes, esos sucios, deben trabajar como mulas, pagar sus impuestos y tributos y a cambio, nos enseñarán a hablar español. Pero qué revelación !!! Y a los que ya manejamos el idioma, qué nos va a dar a cambio, un curso para aprender a bailar sevillanas ?.

    Es evidente que su estrategia busca establecer claras diferencias porque, obviamente, para ellos no somos iguales y lo que es más importante, nunca lo seremos. Eso de la convivencia intercultural, del aporte de la inmigración desde la perspectiva económica, cultural, social y demográfica es pura basura para los señores del PP. Para qué conciliar la inclusión económica del inmigrante con sus derechos sociales y políticos si ellos tienen que venir aquí a trabajar, a producir ?.

    Si el PP llega al poder triunfará el sentido utiliarista del fenómeno: el inmigrante, que buscando mejores condiciones de vida se ve obligado a dejar su país y a su familia, se convertirá en un simple medio para el logro de los fines de los intereses de la España más recalcitrante.

    Y si la economía se va para el carajo – palabra que jamás diría el señor Rajoy, sólo una inmigrante malhablada como yo, qué hacer con el peruanito, ecuatoriano o rumano que se queda sin trabajo ?.Pues, es lógico para el PP, no hay más remedio que empacarlo en un avión y mandarlo de regreso a su país, a su República Bananera – ésta expresión le encanta al señor Zaplana. Nadie deberá preguntarle si está de acuerdo o no, si sus hijos están estudiando aquí, si ha aportado a la Seguridad Social española los últimos años de su vida laboral…. La única salida para quitarse de encima a ese chupóptero del estado de bienestar de España es que se vaya por donde vino, repatriación.

    Sabrán los «genios» de Génova él significado de solidaridad, justicia social, integración, igualdad de oportunidades, convivencia, adaptación, acoger…? No, claro que no. Ellos sólo se quedaron, al construir esta propuesta, en la discriminación, el estereotipo, el prejuicio, el racismo, la xenofobia y lo más peligroso, la asimilación – modelo de integración francés. Preguntar al señor Sarkozy, señor Rajoy lo exitoso que ha resultado para su país obligar al extranjero a asumir totalmente su escala de valores y hábitos culturales, haciéndole perder sus propias referencias culturales o religiosas.

    Rajoy quiere trabajadores que respondan a un único esquema establecido por un contrato elaborado por su grupo de asesores, en el que no se respete la pluralidad cultural y sea posible, deshacerse de lo que ya no sirve. Contrato de seres humanos con fecha de caducidad.

    Sin embargo, señor Rajoy sepa usted que los inmigrantes no están aquí atraídos por el sabor de la tortilla de patatas (que está muy buena por cierto) sino por la pobreza y enorme desigualdad salarial que existe entre sus países y España: con Ecuador es de 5 a 1 y con Marruecos, de 13 a 1. No se lamente por los que están aquí y trate de echarlos del país. Preocupese, más bien, a través de una politica migratoria más justa e inteligente, de cómo lograr regular los flujos de personas evitando que vengan más en las precarias e irregulares condiciones en que lo hacen, arriesgando sus vidas y dejándolas en el mar.

    Trabaje para reducir la desesperación que fuerza a millones de personas a dejar sus países. Proponga iniciativas para poner la emigración al servicio del desarrollo en origen y destino y para transformar las reglas que rigen el comercio internacional y las inversiones de los países ricos. El hambre, la necesidad, la miseria de nuestro pueblos subdesarrollados constituyen el verdadero «efecto llamada». No, una regularización. Mientras más controles fronterizos se impongan, más inmigrantes llegarán.

    La inmigración irregular convierte a millones de seres humanos en fantasmas legales y sociales. Y si no se resuelve se convertirá en la nueva cara de la pobreza de las sociedades de bienestar del siglo XXI.

    No todos los inmigrantes son buenos. También existe la delincuencia. Mano dura con ellos si éste es su único propósito al estar aquí. Sin embargo, medidas represivas frente a la inmigación, cuyo único pecado es la irregularidad, la falta de papeles tras un ingreso motivado por la precariedad en origen, sólo generarán más conflictos sociales. Más aún, cuando se promueven desde las instituciones políticas la desconfianza, la indiferencia y el racismo.

    La convivencia se construye a partir del diálogo, del aprendizaje, el conocimiento mutuo, la tolerancia, las normas comunes y la regulación de los conflictos pero es un proceso bilateral: población autóctona y población inmigrante tienen que participar. Juntos debemos trabajar para construir una nueva cultura compartida que no implique la eliminación de las identidades de origen sino su transformación y enriquecimiento.

    Pero señor Rajoy y señor Zapatero, tengan en cuenta que la tan cacareada integración se está produciendo hoy en una condición de desigualdad entre los españoles y los inmigrantes. Se demanda adecuación institucional para lograr la equiparación socioeconómica que permita sentar las bases de esa convivencia.

    La integración será un problema que se prolongará en el tiempo si avalamos propuestas tan descabelladas como la del partido Popular y especialmente, si no ofrecemos al inmigrante una cobertura mínima de necesidades y un acceso mínimo a recursos, derechos y deberes. Igualdad en legalidad, condiciones laborales, educativas, sanitarias, de vivienda y derechos políticos, lo mismo a lo que aspira cualquier otro ciudadano. Si ésto se logra, el inmigrante empezará a sentir que forma parte de una sociedad que cuenta con su participación, no sólo como mano de obra barata sino como personas dignas que tienen algo que aportar.

    Que pena que el señor Rajoy, tan «bien» él, no se haya enterado.

  16. Como en otras sonadas ocasiones ha ocurrido en DC, un post adquiere sustantividad propia como auténtico artículo de cabecera, al hilo de la propuesta mariana en relación a la inmigración. Así debe figurar en el archivo de DC. Estupendo, oportuno. Y como se dice en misa (ya que llevamos unos días muy canónicos), «es justo y necesario».

    Un abrazo.

  17. Que me disculpe Miguel Sebastian por no entrar a comentar su artículo, puesto que siempre siento que patino con los temas económicos. Quería no obstante, añadir algunas precisiones al estupendo comentario (casi un segundo artículo, junto al de Sebatian) de Erika.Antes de nada, quiero decirte que comparto tu estupor por las barbaridades que están soltando desde el PP.
    Recurren al medio más fácil y rastrero para intentar movilizar votos, es decir, el miedo al extranjero. Quieren que cale una determinada imagen de los inmigrantes, obviando el hecho de que son, en la actualidad unos 4 o 5 millones de personas, de muy variados orígenes (1 millón de ellos son de América Latina, algo de más de medio millón provienen de Marruecos, y el resto se reparten entre Europa, Africa subsahariana y Asia), entre los que, supongo, hay de todo.
    No quieren destacar el hecho de que entre los inmigrantes que están con sus papeles en regla, el porcentaje de delitos es menor que entre los nacionales. Bien es cierto que el porcentaje de delitos es mayor entre los que están sin papeles, pues su precaria situación los vuelve vulnerables. De ahí la necesidad de combatir la inmigración ilegal.
    Otra cosa que el PP no reconocerá nunca es que el verdadero efecto llamada, desde el punto de vista de España, se encuentra en la llamada economía sumergida, que es la que realmente se nutre de los llamados sin papeles. Si se combate la economía sumergida, será más fácil controlar la inmigración sin papeles, esos flujos de personas que saben que, aunque su situación no sea legal, podrán trabajar bajo cuerda (Cuánta «señora de bien» no tendrá en su casa a una asistenta de Ecuador, por ejemplo, sin papeles ni seguridad social, y luego, en público pone cara de asco ante estos sucios y vagos inmigrantes. En ocasiones, la hipocresía es sangrante).
    Es un asunto muy delicado, que hay que combatir desde su raíz. Entre tanto, no me parece tan mal lo de las regulaciones extraordinarias. Encuentro que es una medida muy realista. Es gente que está trabajando en su inmensa mayoría, que contribuye a mejorar este país.
    Otra cosa que quería añadir es un hecho con el que hay que contar en los próximos años, décadas: los inmigrantes que vienen, vienen a quedarse. No se les puede tratar como los Gastarbeiter que iban a Alemania en los años 60. La mayoría se quedará, formará familia (muchos se casarán con españoles o españolas, ¿por qué no?), y todo eso implica un reto apasionante que hay abordar con amplitud de miras. Se necesitan políticas de integración a largo plazo.
    Respecto a la tontería de nuestras costumbres/sus costumbres, pienso que no hay nada que indique que «nuestras» costumbres vayan a ser mejores que las suyas, y que tal vez haya cosas en las que gente de otros países nos den cien vueltas y tal vez nos toque aprender de su manera de ser. La sociedad es un todo que evoluciona de continuo y toma influencias de aquí y allá. También puede adoptar elementos de los que vienen de otros lugares. Eso es riqueza. Un caso claro es la gastronomía.
    Pienso por ejemplo en la patochada que ha dicho Arias C. sobre los camareros. Precisamente tuvo que coger ese ejemplo. Mi experiencia, por si sirve, es que los camareros de otros lugares (muchos de América Latina) son mucho más atentos, más amables y educados que mucho camarero borde español con el que he tenido la desgracia de tratar.

    En fin, disculpen el ladrillo. No tengo mucho más que añadir, puesto que el comentario de Erika lo ha dejado muy clarito.

  18. ¡Y todavía no ha empezado la campaña! Qué Dios nos coga confesados…
    Por cierto, creo que ya lo comenté el otro día. Hace poco se celebraron elecciones regionales en dos Länder alemanes, uno de ellos Hesse, donde se encuentra Frankfurt, la ciudad alemana con mayor porcentaje de población extranjera de todo el país (en torno a un 33-35%). Pues bien, el candidato conservador basó su campaña en el miedo al extranjero, pero esta vez le salió mal la jugada, pues perdió muchos votos al movilizarse la gente de izquierda. Pasó de tener un 48 por ciento de los votos de las anteriores elecciones a menos de un 40. Ganó sólo por 3.000 votos respecto a su contrincantre, la candidata demócrata.
    Ojala aquí pase igua y la izquierda se movilice.

  19. 19 Erika

    Me parece que pierde usted el tiempo tratando de convencer al Sr. Rajoy sobre algo en lo que la palabra final la tienen los ciudadanos de éste pais con derecho a voto.

    » …… La integración será un problema que se prolongará en el tiempo si avalamos propuestas tan descabelladas como la del partido Popular y especialmente, si no ofrecemos al inmigrante una cobertura mínima de necesidades y un acceso mínimo a recursos, derechos y deberes. ….. »

    Con el debido respeto y la máxima consideración hacia los emigrantes, que se ven obligados a salir de su pais huyendo de la pobreza, su comentario, en general, y lo que de él reseño, en particular, no me permiten entender con claridad cual es nuestro papel como pais acogedor. Entiendo que debemos hacer todo lo posible para ayudar a los que buscan amparo en nuestro pais, como otros paises, y en otras situaciones y momentos históricos, lo hicieron para con nosotros, pero siempre entendiendo, creo yo, cual es el sitio de cada uno, y lo que de los gobernantes, y aspirantes a gobierno del pais de acogida, se espera y/o desea. No considero que debiera ser algo sobre lo que deban nuestros políticos y gobrnantes locales tener más responsabilidad que los propios gobiernos de los paises en los que el éxodo se produce y leyendo su comentario me parece entenderlo así. Igual no lo he cogido bien. En ese caso mis disculpas.

  20. QUEREMOS SABER

    ¿Y que hace MAFO «deshojando un crisantemo» (Sebastián dixit)? ¿Y por qué un crisantemo?

  21. Jo1 como estan hoy las chicas de guerreras…y encima barañain preguntando sobre flores….en cambio Fernando tirandose macetas a si mismo….jeje.

  22. «»Todas las fuerzas progresistas, expertos en derecho y ONGs han descalificado al unísono la propuesta de Mariano Rajoy de crear un “contrato de integración” para los inmigrantes que condicione su estancia en el país. La ONG SOS Racismo alertó de que “es anticonstitucional” y que “los derechos no pueden estar condicionados a una nacionalidad o a una situación administrativa”. El jurista español socialista Gregorio Peces Barba cree que esa trata de una medida “detestable” intelectualmente y con fines electoralistas, aunque con evidentes riesgos sociales. «»

  23. En mi barrio hay unas doscientas panaderías. Yo ya conozco muchas y hay una regla que NUNCA falla. Los dependientes extranjeros SIEMPRE cogen el pan con un papel o con unas pinzas, mientras que los dependientes españoles lo cogen con los mismos dedos sucios con los que manosean el dinero y se hurgan la nariz. Ya sé que no se puede generalizar y que no todos los españoles son tan guarros. Pero espero que los inmigrantes no acaben adoptando esta costumbre.

  24. 25 Barañain

    Es el Banco central Europeo el que deshoja el crisantemo (porque no baja los tipos de interés). Trichet,
    MAFO no deshoja nada

  25. Fernando:

    «..pero siempre entendiendo, creo yo, cual es el sitio de cada uno».

    ¿Me lo explica, por favor? Cuál es el sitio de cada uno. Suena a aquello de sí, sí, todos iguales, pero cada uno en su sitio.

  26. Hombre Barañain, no es Mafo, es Jean-Claude Trichet. Y lo del crisantemo me imagino yo que será porque si sigue deshojando la margarita durante mucho més tiempo sin decidirse, igual llegamos a la época de los crisantemos. Digo yo, vamos.

  27. Buenas tardes a todos.

    Ese contrato de integración propuesto por Mariano Rajoy es el mayor despropósito de nuestra derecha en años. Y eso que el listón ya estaba alto. Prueben a sustituir nacionalidad por raza o por sexo y se darán cuenta del disparate que representa semejante propuesta.

    Pero por encima de todo, mucho peor que medir al ciudadano en sus derechos y obligaciones en función del país de origen, como si ser africano predispusiera más al delito que ser de Marbella, donde algunos de nuestros amados y limpios compatriotas no han parado de robar en las arcas públicas sin que nadie les haya preguntado nunca dónde nacieron o les obligaran a firmar contrato de integración alguno, además de apestar como un GIL, es esa calificación que nuestra derecha otorga al inmigrante como simple factor de producción.

    Para esta caterva de impresentables que dirigen la derecha española, el inmigrante ya sólo se justifica en nuestra sociedad en función de su aportación económica. No sólo deberán hablar nuestra lengua, mantenerse limpios, respetar nuestras costumbres, entre otros requisitos para ser aceptados en esta amable sociedad receptora contraria a la contaminación humana- y sin que sepamos cuál es esa lengua, en qué consisten esas costumbres tan nuestras o hasta dónde debe de llegar el jabón de su higiene- sino que también deberán producir lo suficiente y, por descontado, ser muy baratitos.

    Una vez utilizados como mano de obra barata en nuestro bienestar económico (y el posesivo es más necesario que nunca en este caso) y cuantificados el nivel de sus derechos, deberán admitir que no son reciclables. Sólo usar y tirar. Una cosa es darles de comer y otra que se queden a vivir.

    Ha dicho un diputado de la extrema derecha belga que en Europa todos se han vendido, menos el Partido Popular de España. Se refería a «venderse» a los inmigrantes. O sea.

    Saludos

  28. No sé si lo soñé, pero creo que no, creo que lo oí en la radio a Ana Botella. Era algo así como «nuestras costumbres (esas que tienen que aceptar los inmigrantes) son la educación y la sanidad, impuestas por el PP en sus gobiernos».

    AC, mira a ver si lo encuentras, porque me parece que debo haberlo soñado.

    Aunque luego llegué a casa y oí a Arias Cañete y a lo mejor no lo soñé.

    ¿No se les ocurrirá a los encargados de la campaña del PSOE no hacer nada hasta las elecciones, ni debates, ni decir nada ni nada, solo dejar a los del PP que hablen, que se explayen? Yo creo que sería lo mejor.

  29. Es verdad PMQNQ seria como estar sentado en el porche de una casa viendolos pasar…en su procesion de iluminados salvapatrias…

  30. Hace unos días dije que la oferta de ZP era la más bochornosa que yo hubiera oído nunca.

    Me retracto: la de Rajoy del contrato gana POR GOLEADA.

    Lo mejor, que el contrato obligará a la HIGIENE!!!!!! Es decir, negros sucios, blancos limpios.

    Lo que yo te diga!

    PD. Eso de obligar a aprender un idioma al inmigrante… ¿de qué me suena a mí?

  31. Miiguel Sebastián

    «Leguina defiende el déficit público»…. Vale!, Haber empezado por ahí… Yo lo contrario de lo que diga Leguina, de entrada!

    Pos habrá que ganar más, para poder tener el gasto social como el de los belgas, por ejemplo! Porque… gastando más en hacer guarderías, por ejemplo para parar el desaceleramiento en la construcción y frenar el paro en el ramo… qué, eh?

    Marta:
    ¡Y todavía no ha empezado la campaña! Ja, ja, qué ingenua, pero cuando acabó la anterior? Yo recuerdo que en la radio hablaron de explosiones en los trenes y desde entonces ha sido un no parar.

    Little Nemo: Que extrema derecha belga? los rexistas valones o los del Vlaams Belang flamencos.

    A todos: Creo que debería haber una FP de puuuta madre en el campo de la hostelería. Ser camarero exige oficio, y por tanto mejores sueldos y mejor formación. Me da igual de donde venga. Pero Ostias! que entienda minimamente el/los idiomas y el/los combinados. O como mínimo que el amo del bar le explique cuatro cosas o qu esté a su ladoooo, ostiaaaa!!!

    Ale, he dicho.

  32. Miren lo que opina del PP el líder de la extrema derecha belga (del artículo «Los ‘ultras’ europeos sacan pecho», de Ana Carbajosa en El País de hoy):

    «Están convencidos los extremistas de que los partidos de derechas en Europa se refugian en la corrección política, lo que les ofrece un hueco político: «Hoy no hay verdaderos partidos de derechas en Europa. La mayoría se están convirtiendo en socialdemócratas que abusan de la corrección política y no hablan de las preocupaciones reales de la gente como la inmigración. Tal vez la excepción sea el Partido Popular español, un verdadero partido de derechas, pero los demás…», sostiene, en conversación telefónica, Filip Dewinter, carismático líder del Vlaams Belang, que logró cerca del 20% de los votos en las elecciones de junio»

  33. 31 Por mi que no quede

    El sitio de cada uno depende mucho del momento. El mío, por poner un ejemplo, y durante muchos años, fué el de personarme, anualmente, en el departamento de inmigración, primeramente en Hamburgo y posteriormente en Londres, para, cumpliendo y cumplimentando los requisitos establecidos por los dos paises, renovar el permiso de residencia. Posteriormente tambien residí en paises donde los requisitos eran menores. Nunca entendí que puiera estar siendo tratado indignamente por ello, muy al contrario.
    Quizás por eso no vea tan anormal el que se establezca ese tipo de regulación y no me extrañe leer sobre ello. Me extraña más la aparente permisividad hacia los que han entrado de forma clandestina y que andan exparcidos por toda la geografía hispana, sin aparente control, y no tanto en el sentido de que no se les permita residir en nuestro pais, como en el de que no se haya establecido la necesidad de algún tipo de comprobación regular sobre su situación y al que tengan que vincularse. Puede que mis experiencias me hayan deformado la visión sobre lo que hoy pueda considerar como normal, lógico o incluso deseable y, desechando la parte que pueda tener de demagogia las historias que sobre el tema se están dando, me quede con lo que pueda entender como ventajoso.

  34. Fernado:

    «Quizás por eso no vea tan anormal el que se establezca ese tipo de regulación» .

    ¿Y quién le ha dicho a usted que es «anormal» la regulación». Lo que es toalmente ANORMAL es hacer las declaraciones despectivas e intolerbles que ha hecho el señor Cañete, o el decir que tienen que aprender nuestras costumbres (por cierto, qué querrá decir el inefable Rajoy con eso: el aperitivito, la siesta, los tacos, el tirar las peladuras de las gambas y los huesos de aceituna en el suelo, el tener los aseos públicos hechos unos cenagales, el dar voces en restaurantes, bares y sitios públicos….. debería hablar claro el señor Rajoy). ¿Y qué es eso de la obligatoriedad de aprender la lengua? ¿no le suena a los tan denostados vascos y catalanes? ¿En qué país de entre los que usted vivió, le OBLIGARON a aprender lengua, o costumbres o nada de nada.

    Le habrán obligado a cumplir las leyes, como aquí, a los inmigrantes y a los nacionales.

    No defienda lo indefendible, por favor.

  35. 43 Por mi que no quede

    Efectivamente, me obligaban a cumplir las leyes existentes en esos paises, entre las que se encontraban las referentes a conseguir y renovar, anualmente, el permiso de residencia.
    No defiendo nada que considere indefendible, simplemente respondí a su pregunta, al tiempo que expresaba que me parecería deseable el que se estableciese algo similar a lo que personalmente he vivido con anterioridad en otras situaciones. Las manifetaciones que puedan hacer otros, serán cosa de ellos. No me juzgue a mí por ellas. Yo expongo las mías.

  36. Ya sé, es un poco largo, pero merece la pena. Es un claro ejemplo de que este hombre no sabe lo que dice y ha perdido el norte, el sur, el este y el oeste:

    RAJOY PROMETE QUE 1 MILLÓN DE HOMBRES PIERDA SU TRABAJO

    1. Promesa #1: Empleo.
    Rajoy prometió el 27 de enero de 2007 crear 2.2 millones de empleos en la próxima legislatura. Hay decenas de referencias en Google News (búsqueda: Rajoy empleos), como por ejemplo AFP, ABC o El País.

    2. Promesa #2: Actividad feminina.
    En las mismas noticias (mismos enlaces) se lee otra promesa: elevar para 2011 la actividad femenina al 68%. Según leo en mis datos, el último dato es del 49.37%. Este compromiso y el anterior figuran en la sección correspondiente del necesario wiki Lo prometido es deuda, donde se enlaza también un vídeo (también visible en el anterior enlace de El País).

    3. Promesa #3: Tasa de paro.
    La tasa de paro se bajará al 6.5%. Este párrafo de ABC contiene las tres promesas:
    “El fin del PP es situar la tasa de paro en el 6,5 (actualmente es del 8 por ciento [es del 8.6%]) a finales de 2011, intentado conseguir la convergencia entre las tasas de empleo femenino y masculino. Se trata de crear 2.200.000 empleos (la misma cifra que se ha marcado el presidente del Gobierno) y elevar la actividad femenina hasta el 68 por ciento, todo ello en el horizonte del 2011.”

    4. Cálculos.
    Según la última EPA (.xls en el INE), publicada 2 días antes de estas declaraciones, la tasa de actividad feminina es del 49.37% (varones, 69,23%), sobre una población total (quería decir) total femenina mayor de 16 años de 19.298,5 miles. Para cumplir la segunda promesa será necesario aumentar la tasa de actividad del 49.37 al 68%, es decir, un 18.63%. En el caso mejor para Rajoy, una ficción en que la población no aumentaría (opuesta a la tendencia), eso supone:

    19.298,5 miles · 0.1863 = 3.559.531 nuevas mujeres activas

    Ahora bien, mujeres activas no es lo mismo que con empleo, ya que:

    Población total = Activos + Inactivos (jubilados, estudiantes…)
    Activos = Empleados + Parados (pero sí dispuestos a trabajar)

    Es decir, ¿cuántas de estas mujeres que pasan a estar activas consiguen un trabajo? Eso nos lo debería decir la tasa de paro (parados sobre población activa). La actual tasa de paro femenino es del 11%. Si, en contra de la aspiración de Rajoy de convertir esta tasa en el 6.5%, se mantuviese en el 11%, se crearían:

    3.559.531 activas · (1-0.11) con empleo = 3.199.826 empleos de mujeres

    Si se alcanza el 8.6% actual, el resultado es de 3.286.114 mujeres empleadas. Si se llega al 6.5%, tenemos 3.361.615 mujeres empleadas más.

    Pero aún recordamos la promesa de crear 2.2 millones de empleos en la próxima legislatura, ¿verdad? Pues vamos a ver lo que hace falta para crear 3.2 millones (tomo el primer cálculo, el más bajo) de empleos de mujeres y un total de 2.2 millones de empleos totales:

    2.2e6 empleos – 3.2e6 femeninos = -1 millón de empleos masculinos.

    Es decir, hay que destruir 1 millón de empleos de hombres. Quizá se conviertan en parados, quizá pasen a la población inactiva. Curioso, cuando menos. (Actualizo) He de decir que no me parece mal que haya un traspaso de empleo de hombres a mujeres en aras de la igualdad (fin de actualización). No sé, quizá se ha equivocado y quiso decir que se crearían 3 o 4 millones de empleo en total (que suena a sobrada, pero en la actual, con todo su aumento de población y cierta disminución del paro se han creado 3 millones). Pero, de nuevo, si se destruye 1 millón de empleos masculinos, ¿cómo afecta eso a la tasa de paro? Hay una inconsistencia clara. Creo que lo voy a calcular de otra forma.

    Crear 2.2 millones de empleos y simultáneamente bajar la tasa de paro del 8.6 al 6.5% equivale a decir que la población activa aumenta. Actualmente hay 20.476,9 miles de empleados en ambos sexos y una población activa de 22.404,5 miles. Si se aumenta este número en 2.2 millones, pasamos a 22.676,9 miles. Si esto es un (100-6.5)% de la población activa, significa que la población activa pasa a 24.253,37 miles, un aumento de 1.848,9 miles. Se nos cae la condición de que no aumente la población activa: para aumentar la tasa de actividad femenina al 68% no habría que crear 3.2 millones de empleos, sino muchos más. A menos que la tasa de paro femenino se dispare: aumente la tasa de actividad sin aumentar apenas el número de empleadas. Lo que de nuevo se opone a la promesa de “convergencia de tasas de paro”. Se pueden hacer más cálculos, pero ya no tiene sentido.

    5. Comentario / Resquicios lógicos.
    Este ha sido un bonito ejemplo de cómo muchas promesas son incompatibles entre sí. He hecho lo que en principio consideré simplificaciones pero resultaron ser falseamientos necesarios para que los números cuadrasen. Si la población no aumenta, la tasa de paro no es consistente; si aumenta, la tasa de actividad no se alcanza, o se alcanza a costa de la tasa de paro masculino. (Añado) La única forma de que se cumplan las 3 es, creo, que la población activa disminuya, bien improbable.
    La clave realista está en que la tasa de actividad de mujeres no va a aumentar casi 20 puntos porcentuales en 4 años. O está en que Rajoy se refiere a la tasa de actividad entre 16 y 64 años (un 62.82% para mujeres, un 82.62% para hombres), que es un dato también facilitado por la EPA, pero no lo que se entiende universalmente por población activa.
    Otra posibilidad es que Rajoy haga una diferencia entre “2011″ y “legislatura”: habla de situar la actividad femenina en tal valor en 2011 y de crear aquel número de empleos en la legislatura (que probablemente termine en 2012). Puede que consiga lo primero y luego lo desmantele para alcanzar lo segundo. O que para eliminar 1 millón de puestos de trabajo de hombres los prejubile, elimine, emigre o dé un estupendo subsidio de desempleo. Mejor paro. Fin. Ya.

    Extraído de aquí: http://www.acampos.eu/blog/?p=817

  37. ¿Se han percatado ustedes de que Debate Callejero sigue en la avanzadilla de la información?

    Ayer se colgó aquí el precioso vídeo de Barak Obama, ¡Yes we can!, y hoy Bastenier le dedica su columna en El País, titulada «Yes, we can».

  38. Devagar, te diran que era legal, con «papeles», que rajoy es gallego y «sabe» de emigración

    http://www.manuelferrol.com/index.php?cls=galeria&cmd=galeria&galeria=emi3&indice=emigracion

    Por otra parte, basta de meterse con el PP! Repartamos leña a todos: Cómo no le hacen caso a esta mujer?
    ¡País de nuevos demócratas!

    http://www.diarioiberico.com/actualidad/el-gobierno-niega-la-actividad-neonazi-en-el-pa%eds-valenci%e0-18848.html

  39. Supongo que estarán ustedes enterados de que hoy a las 21,30 Gabilondo entrevista a Rajoy en Cuatro.

Deja un comentario