Recursos limitados

Julio Embid

Uno de los juegos de mesa más conocidos del mundo es el Colonos de Catán (o Catán a secas, o también lo llaman Los Conquistadores). Diseñado en 1995 lleva millones de copias vendidas. Si no son muy aficionados quizá no les suene pero les aseguro que en cualquier tienda, no especializada, que venda juguetes tipo Carrefour, El Corte Inglés o FNAC, lo tienen. Les diré en qué consiste. Básicamente es una isla con casillas hexagonales numeradas donde hay bosques, cerros, pastos, llanuras y montañas que producen madera, arcilla, lana, cereal y piedra respectivamente. Los jugadores crean ciudades y carreteras junto a esas casillas y al inicio de cada turno se tiran dos dados de 6 y al azar se producen los recursos de las casillas que lleven el número obtenido. Obviamente las mejores casillas son las que están bajo un 6 o un 8 porque en una tirada de dos dados salen más veces que un 2 (doble 1) o un 12 (doble 6). Si sale 7 es el ladrón y te limpia los recursos por su comisión millonaria en mascarillas y guantes. Como no siempre tienes los recursos necesarios para crecer, se hace imprescindible comerciar y mediante el trueque (ya que no hay monedas y esto es bien interesante) los jugadores que compiten entre sí, adquieren los recursos para desarrollarse y construir más pueblos, más castillos y más carreteras en su reino.

La Unión Europea vive un periodo de escasez de determinados recursos que, agravado por la pandemia y la guerra de Ucrania, haya hecho que la inflación del combustible y el gas encarezca nuestro bienestar y nuestro desarrollo. Generamos menos energía de la que consumimos y por eso debemos comprarla al precio que nos dicen los productores que, encima, no comparten nuestros valores ni nuestros objetivos. Es por ello que la Unión Europea, rica en otros recursos, debe plantearse seriamente establecerse en las casillas que producen energía para que no dependamos de la voluntad de dictadores de Rusia, de Oriente Medio o del Norte de África. Es imprescindible una Política Energética Común (PEC) que acompañe a la Política Agraria Común (PAC) que garantice nuestro suministros, nuestro bienestar y nuestro desarrollo.

Eso pasa por apostar en serio por la energía nuclear y por las energías renovables, todo lo que dé, todo lo que se pueda. Porque si nadie es capaz de reducir el consumo energético, será vital aumentar la producción. Y porque la libertad, la justicia social y el pluralismo son más importantes que los derechos a la foto del Instagram de aquellos presuntos ecologistas que cada día se oponen a la instalación de placas y molinos en las zonas rurales. Esto no va de cruzar los dedos y esperar que salga tu casilla. Es necesario que para ganar la partida en el siglo XXI, la Unión Europea aprenda la lección de la pandemia del 20-21 y de la guerra del 22 y fije una estrategia óptima para los próximos turnos (o años). Ya hemos jugado demasiado al Risk en el siglo XX y ahora llevamos las de perder.

1 comentario en “Recursos limitados

  1. Pues mire, no estoy de acuerdo con lo que propone. Siguiendo el argumento , deberemos cultivar café en previsión de tumultos en Colombia , horadar aún más el Atlántico para garantizar petróleos , buscar nuevas reservas de oro y mercurio en Almadén, y no exportar naranjas para comerlas en España y lo que sobre para Europa ( excluyendo a Rusia , of course ) .

    Autarquía y libertad .

    Mire , a mí me parece mejor hacer todo lo posible para que Ucrania gane la guerra , desplazar a Putin, mejorar nuestra política exterior , colaborar con la Unión para expandir sus intercambios , insistir en las renovables , no descartar recursos .

    Ni Rusia es Putín , ni éste es eterno .El verdadero enemigo del autócrata es la democracia.

    ================

    Pasen y vean la zafiedad de Lastra , su vulgaridad y la bajeza del PSOE para elegir semejante personaje :

    https://twitter.com/adrilastra/status/1512118209163452428?s=21&t=bXE_RTCgq1ZU0qVVUWo2xA

Deja una respuesta