Reflexiones sobre la exhumación de Franco

Carlos Hidalgo

Me impresionó la exhumación y posterior reinhumación del dictador y se me han ocurrido unas cuantas ideas sueltas que me encantaría compartir con vosotros:

 -La mala educación y soberbia de los Franco que recogen las crónicas. Más propia de niñatos que de gente tan trajeada y con rentas tan poco merecidas.

 -La dignidad que exigieron pero no aportaron los familiares del dictador, la puso el Gobierno, impresionó la sobriedad y el saber estar de Delgado, Bolaños e Hidalgo.

 -Los compañeros de prensa que cubrieron el acto coinciden en comentarme que aquello no tuvo nada de homenaje y que los escasos simpatizantes del dictador que se reunieron eran la versión española de la “white trash” estadounidense.

 -Me sorprendió ver en redes la bilis que destilaban por igual simpatizantes de Podemos y de VOX. Unos diciendo que se homenajeaba a Franco y otros que se tenemos un Gobierno profanador de tumbas.

 -Electoralmente no sé qué significado tiene todo esto. Pero como bien dijo Bolaños a los Franco: ellos, sus abogados y el prior son los culpables de que la exhumación coincida con las elecciones. Sin sus retrasos y obstáculos se hubiera hecho todo antes.

 -Los benedictinos ultras que habitan de gorra las instalaciones del Valle, que son propiedad pública, deberían hacer las maletas y dedicarse a esa acción social de la que la Iglesia presume en la misma medida en la que no la practica.

 -No sé qué va a ser del conjunto monumental-fascista de Cuelgamuros, ni tampoco tengo claro qué habría que hacer con la siniestra hospedería (que gestionan los monjes), el restaurante (que gestionan los monjes) y la cafetería (que gestionan los monjes).

 -Sin Franco el Valle es una basílica de arquitectura fascista, excavada en la roca y rodeada de cadáveres mezclados y trasladados en contra de su voluntad. No sé qué significado tiene eso. No sé cuál se le puede dar.

 -No se cayó el mundo. No se han reabierto viejas heridas. Como en muchos de los grandes cambios en España, todo se ha recibido con sorprendente normalidad y nuestro habitual humor negro. Es para estar orgullosos.

 -Y ahora, no olvidemos.

7 comentarios en “Reflexiones sobre la exhumación de Franco

  1. Los post de Carlos Hidalgo casi siempre me impelen a comentar, sin descartar que lo que pase es que yo sea de comentar, en general.

    -Me ha parecido desproporcionada,desacertada,inadecuada y una salida de pata de banco la reacción de P´s. De vergüenza.

    -Las de C´s y PP , esperables pero tristes . Ilustran lo que es España: un pais en el que los movimientos fascistas de principios del XX triunfaron, no fueron sustituidos al final en la segunda guerra mundial, exterminaron-encarcelaron-exiliaron-sojuzgaron-reprimieron-proscribieron toda forma de oposición política organizada y eso impide -entre otras cosas- que la inmensa mayoria del país contemple el valle de los caídos como lo que es, una obscenidad que entre avergüenza y sorprende a casi cualqueira que viva fuera del país y que se haya criado y educado en otro contexto.

    – Sinceramente creo que en España hoy no hay «heridas» por la guerra civil, pero si hay rechazo-animadversión y odio. De eso se nutre el neofascismo, o neofranquismo, «herido» por una amplia cantidad de cosas.

  2. Coincido con Hidalgo, aunque a mí la reacción de Podemos no me sorprendió. Forma parte de su desfachatez política habitual. Imaginemos por un segundo que la exhumación se hubiera producido con el amado líder de vicepresidente. Lo tendríamos todo el día en todas las televisiones apuntándose el tanto. La vida brota cada día gracias a él y solo gracias a él. Y así va Podemos. La impresentable familia Franco le ha agradecido sus críticas a Sánchez. Poco más hay que decir.

  3. Totalmente de acuerdo con Polonio. Fue lo primero que yo pensé al oír los despropósitos de PI respecto a lo de Franco: Habría que oír a este presumir si él hubiera formado parte del gobierno.
    Ni él, ni los otros dos, por supuesto, demostraron tener la menor categoría de hombres de Estado ante un hecho tan relevante como esa exhumación. Como lo están demostrando ante la difícil situación de Cataluña. Son tres politiquillos de poca talla.

  4. Acabo de votar ( por correo ). Al final ha ganado mi » tradicional» sentido de la responsabilidad socialdemócrata al cabreo. Otra vez será, Iñigo.

  5. Esto de la subida a los cielos del dictador desde El Valle de Los Caidos y su bajada al infierno de Mingorubio es mi satisfacción al ver como sus familiares han sentido el peso del estado español,con toda su contundencia a pesar de ciertas «abstenciones parlamentarias.».
    Y el griterío voxiferante.
    ….
    Como diría aquel…
    yastá..yapasó…..

  6. De la exhumación, es un gran paso. Quedan más pero un gran paso.

    Eso sí que parece que en Catalunya hay gente que parece que gritar viva Franco sale gratis y otras cosas no. Yo prefiero que todo el mundo pueda gritar lo que quiera.

    Lo de José Antonio víctima….? Será un debate interesante, cómo que hacemos con Cambó por ejemplo.

    Y finalmente, ¿no debe quedar nada de franquismo en nuestras calles o habría que contextualizarlo?

Deja un comentario