Luchando contra el ratón

Carlos Hidalgo

Disney es uno de los nombres más reconocidos y poderosos del mundo del entretenimiento. Y en Florida, su influencia es aún más palpable. Desde su primer parque temático en ese estado, Walt Disney World, hasta la compra de tierras y propiedades a su alrededor, Disney tiene una presencia significativa en la economía y la cultura de Florida. Y el gobernador, Ron De Santis, les ha declarado una absurda guerra, debido a que Disney no apoya la política “Don’t Say Gay” de De Santis, que prohíbe mencionar la homosexualidad en las escuelas. Y es una guerra absurda y que De Santis no puede ganar.

En primer lugar, es importante señalar que Walt Disney World es el destino turístico más grande de Florida y uno de los más grandes del mundo. El parque recibe a millones de visitantes cada año, lo que lo convierte en una importante fuente de ingresos para el estado. Además, el parque temático emplea a miles de personas, lo que lo convierte en el mayor empleador de la región, tal cual. Sigue leyendo