Elecciones en Euskadi, un aburrimiento mortal.

Arthur Mulligan

“Un nuevo tiempo”, “acuerdo entre diferentes”, “impediremos el continuismo”, etc. «Os vamos a turrar, a todos, nosotros (la uma de los creyentes) y vosotros (los españoles). Pero os vamos a turrar. Porque somos de aquí aunque gastronomicamente valoramos más las cotidianas morcillas de Burgos que el maigret de canard»

Pero ahora toca elecciones y el 75 % de los votos irán a parar a candidatos bastante desconocidos pero carece de importancia porque se aplicará la famosa ley de los vasos comunicantes ya que a pesar de que divergen en la forma y orientación, su nivel no queda afectado.

Existe una razonable satisfacción intermedia, siempre y cuando no se alteren consensos básicos y sobreentendidos.

Al contrario que en el caso catalán, en Euskadi el nacionalismo vasco a tenor de las encuestas publicadas obtendrá el 75% de los escaños y un 70% de los votos quedando por tanto socialistas y populares en un rango casi marginal gracias, entre otras cosas, a la dejación sucesiva del rigor constitucional. Sigue leyendo