Moral internacional

Marc Alloza

No hay. No es una cosa de ahora, supongo que es un concepto del que se ha adolecido durante toda la historia. Hasta donde tengo entendido, ha habido iniciativas bilaterales e incluso multilaterales que se respetan. Una suerte de derecho internacional no sólo versado en comercio sino ampliado para resolver de forma pacífica conflictos. Estos acuerdos o convenciones se podrían interpretar como un fundamento moral para respeto entre determinados pueblos, naciones o países entre sí. A pesar de ello nunca ha existido la aplicación de una moral internacional de universal sin importar la procedencia, condición, género, raza, religión etc.

Se podría decir que uno de los conatos más ambiciosos fue la creación de las Naciones Unidas (ONU) el 24 de octubre de 1945 (Carta Naciones Unidas). En la actualidad la ONU está compuesta por 193 estados que han ratificado la Carta fundacional contiene en sus Propósitos y principios cosas tan civilizadas como estas:

Artículo 1

Los propósitos de las Naciones Unidas son:

  • Mantener la paz y la seguridad internacionales, y con tal fin: tomar medidas colectivas eficaces para prevenir y eliminar amenazas a la paz, y para suprimir actos de agresión u otros quebrantamientos de la paz; y lograr por medios pacíficos, y de conformidad con los principios de la justicia y del derecho internacional, el ajuste o arreglo de controversias o situaciones internacionales susceptibles de conducir a quebrantamientos de la paz;
  • Fomentar entre las naciones relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinación de los pueblos, y tomar otros medidas adecuadas para fortalecer la paz universal;
  • Realizar la cooperación internacional en la solución de problemas internacionales de carácter económico, social, cultural o humanitario, y en el desarrollo y estímulo del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales de todos, sin hacer distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión; y …

Sigue leyendo