El entendimiento que exige la victoria

Carlos Hidalgo

El aumento de la participación en la segunda vuelta de las elecciones legislativas francesas parece que ha servido para lanzar a la extrema derecha del primer al tercer puesto. La coalición de izquierdas Nuevo Frente Popular, según las proyecciones, sería la formación con mayor número de escaños, seguidos por Ensemble, el partido de Macron, y los Republicanos, quienes fueran el partido mayoritario del centro derecha francés, acusan su vergonzosa división y el acercamiento de su exlíder a las posiciones de Le Pen.

Y ahora que las urnas han hablado, es el momento de que los políticos hablen entre sí y trasladen la voluntad popular a la elección del Primer Ministro de la república vecina. Jean-Luc Melenchón, líder de la Francia Insumisa, ya ha exigido la jefatura del Gobierno sin pretender entenderse para nada con Ensemble, lo cual puede augurar meses de bloqueo parlamentario y que sería valiosa munición para Reagrupamiento Nacional, el partido de extrema derecha, de cara a las elecciones presidenciales. Sigue leyendo