¿Qué le ha dado la inmigración a Francia?

Verónica Ugarte

Segunda vuelta de las elecciones en Francia, donde la izquierda asiste con piezas de rompecabezas mal atadas haciendo lo posible por frenar, una vez más, a Le Pen. En su momento, los franceses literalmente votaron a Chirac con una pinza en la nariz para impedir que el padre de Marine llegase al Palacio del Eliseo. Más de treinta años después el problema sin resolver persiste. 

La baza más importante del relato de la extrema derecha es la inmigración. Según el discurso manido, la inmigración roba, delinque, viola, no respeta las leyes… y ataca a la identidad del país de acogida.

Las migraciones existen desde tiempos inmemoriales y son efecto de varias razones, entre ellas las económicas, huir de guerras, las sentimentales. A veces puede ser dramático porque se busca una vida mejor y el proceso es doloroso. Pero nadie puede negar que los procesos migratorios han beneficiado a los países de acogida y han aportado mucho a la economía y a las identidades nacionales, por muy contradictorio que suene. Sigue leyendo