¿Debate?

Verónica Ugarte

El siete de abril tuvo lugar el primero de tres debates entre los principales candidatos a la Presidencia de México.

Por favor, lectores, tened presente que México es un país diferente, como es diferente lo que realiza. Lo que en España se llama debate, en México fue una vez más un lanzamiento de acusaciones personales por parte de dos candidatos y de autorreconocimiento de logros por parte del tercero.

Los candidatos son: Claudia Sheinbaum, ex Jefa de Gobierno de la Ciudad de México y ex miembro del Gabinete de AMLO cuando este tuvo el mismo cargo. Del partido Morena. Egresada de la UNAM y con altos honores académicos en Ciencias Exactas.

Xóchtil Gálvez, de la Coalición PRI-PAN-PRD. Licenciada en Ciencias de la Computación también por la UNAM. Ex senadora.

El último, Jorge Álvarez Máynez, de Movimiento Ciudadano. Internacionalista egresado de una Universidad privada de reciente creación.

En este primer debate los temas a tratar fueron salud, educación, lucha contra la corrupción y la no discriminación y violencia contra las mujeres.

Las preguntas, anónimas, provenían desde todo el país y fueron realizadas a través de las redes sociales. Hecha una recolección se eligieron 106 que los candidatos debían responder. Viva la teoría.

Lo que realmente ocurrió fue un ataque frontal, un teatro irrisorio pleno de ataques personales donde las respuestas concretas no estuvieron presentes. Dos mujeres de sesenta y un años y un claro bagaje dentro de la política mexicana fueron quienes llevaron la voz, mientras un crío de treinta y ocho años solo podía señalar a derecha e izquierda que él era lo mejor entre lo “viejo” (Xóchitl) y lo “nuevo” (Claudia).

Lo más penoso de los tres es que echaron manos de fotografías y gráficos para buscar ridiculizar al contrincante, teniendo como resultado infantilizar a la ciudadanía.

Tanto Claudia como Xóchitl son quienes lideran las encuestas. Jorge es un mero relleno. Después del debate los medios mexicanos le dan la victoria a Claudia, quien no se molestó en ningún momento en girarse a mirar a sus rivales. Sus respuestas fueron siempre hacer hincapié en sus logros como Jefa de Gobierno de la ciudad de México. Ella también cayó en la demagogia y en el alabo al Presidente de turno. Me parecía estar siendo testigo de viejos tiempos con nuevos actores.

Xóchitl se limitó a algo no poco sucio no solo en política, sino en todos los campos de la vida: ataques personales. Tildó a Claudia de no tener corazón. Quería que el país se diera cuenta de que sus orígenes (de proveniencia humilde y otomíes) eran la gran baza de su candidatura, que con esfuerzo había logrado a ser empresaria y senadora, que haber vendido gelatinas en un mercado para pagarse los estudios era lo esencial frente a una mujer de clase alta y judía. La palabra “dios” salió de sus labios mientras, sin responder a las preguntas, recordaba a todos que era una mujer honesta que había presentado varias propuestas como senadora. Tendríamos que hacer búsqueda exhaustiva de si alguna de ellas se hizo realidad.

Jorge, sin salir de una sonrisa que estaba fuera de lugar, claramente echaba pelotas fuera en el momento de realizar propuestas. Él mismo señalaba a ambas mujeres como provenientes de un sistema que él mismo no ha vivido lo suficiente y quedaba más que clara su falta de liderazgo y de conocimiento.

Este muchacho realizó una visita a Ucrania en el año 2022 junto a otros tres diputados por invitación del Congreso de ese país. Quiso mostrar su apoyo frente a la invasión rusa. Me llevo las manos a la cabeza. Según la Constitución, México no puede ni debe tener injerencia en ningún conflicto en el cual no haya sido atacado.

En cuanto a los temas sin respuesta… el desabasto de medicamentos en México, que se inició hace más de veinte años, se ha recrudecido al límite de no haber tenido suficientes vacunas durante la pandemia. Y no solo medicamentos, el sistema sanitario está colapsado; está claro desde hace décadas, con las consecuentes muertes que derivan de ello.

La educación en México está a niveles donde la comprensión lectora está en porcentaje negativo del setenta por ciento y las matemáticas en un ochenta. Y se sigue con la idea de que la educación universitaria lo es todo. A esa opción no solo no se le han buscado alternativas, sino que encima Xochitl misma ha indicado que quiere promover la educación gratuita en todos los pasos y llevar a los niños a aprender robótica, inglés, IA y más. Elevar la educación cuando la base está podrida.

Si hablamos de corrupción hablamos del sistema. Porque setenta años de priísmo no se borran rápidamente. Porque dos sexenios bajo el PAN están bajo escrutinio por corrupción de altos niveles. Porque la ex esposa del priísta Peña Nieto fue acusada de construir una mansión con dinero público.

De la lucha contra la corrupción lo importante era señalar al más culpable, a quien estuviera más manchado por dichos escándalos. Todos se dijeron transparentes, todos dijeron que lucharían contra la corrupción. Pero las verdaderas propuestas no llegaron.

A estas alturas está claro que para una expatriada es doloroso ver que nada ha cambiado y que solo se ha ido a peor. El cinismo es parte de mí cuando hablo de México. Porque cuando se invoca a la Patria recuerdo que patria es tener al menos tres comidas calientes, un techo y que los niños no pidan limosna por la calle. Que la patria es solo un papel del que se sigue lucrando el sistema, porque no importan los nombres y los colores cuando este no ha sido erradicado.

El segundo debate tendrá lugar el próximo veintiocho de abril; el tercero el diecinueve de mayo.

Las elecciones tendrán lugar el dos de junio. Según el Instituto Nacional Electoral tienen derecho al voto 100,033,050 mexicanos que viven en México o en el extranjero.

Será interesante ver la propuesta de Claudia Sheinbaum, a quien las encuestas dan la victoria. Desde hace años opino que las encuestas son como los bikinis: muestran lo indispensable, pero esconden lo fundamental.

4 comentarios en “¿Debate?

  1. Nota aclaratoria: en México los cargos públicos se protestan, no se juran. Por error aparece la palabra «propuesta» en lugar de «protesta». Lo aclaro porque es importante y porque doy como próxima Presidente a Claudia Sheinbaum.

  2. Hoy en una fiesta un mexicano que trabaja en la embajada local me decía que estaba clarísimo que ganaba Claudia, principalmente por las múltiples y generosas dádivas sociales repartidas en este tramo final de mandato.

  3. Esa me la sé desde hace sexenios. La diferencia es que Claudia parece la única opción. Xóchitl está haciendo el ridículo constante y la expulsan de allá donde va. Cada vez que le dicen «el partido en el que usted milita» ella responde «no milito en ningún partido; soy una mujer libre e independiente».

  4. Pues así, como de pronto , me alegro de que pueda ganar una mujer con la biografía intelectual de Claudia Sheinbaum y le vaya mucho mejor a ese querido país que tuve la oportunidad de conocer hace quince años con el impagable regalo de curarme de los prejuicios asociados a Cantinflas , la visión de Hollywood, las rancheras y mariachis que convivían junto a Rulfo, Paz y Enrique Krauze .

Deja una respuesta