Izquierda senil

Arthur Mulligan

Tras el deceso de Lenin el 21 de enero de 1924 algunos de los médicos que lo atendieron durante su larga convalecencia propusieron extraerle el cerebro para preservarlo y estudiarlo, con el propósito de hallar dónde residía su “genialidad”. La idea fue aprobada por la jerarquía soviética, la cual creó una institución con la finalidad de realizar dichas investigaciones. Al carecer de neuro científicos, las autoridades soviéticas invitaron al médico alemán Oskar Vogt para que analizara el órgano, el cual fue colocado en formaldehído, después de haber sido extraído durante la autopsia. Sin embargo, el plan de llevar el cerebro de Lenin a Berlín fue abortado.

A Stalin no le gustó la idea de que un extranjero estuviera involucrado en este proceso, porque no podía controlarlo y pese a las objeciones de sectores de la cúpula soviética a Vogt se le terminó pidiendo que participara en la investigación y se le dio una de las 30.953 partes en las que fueron divididos los sesos del fallecido líder, la cual pudo llevarse a su laboratorio en Alemania para estudiarla. Los recelos soviéticos hacia la intervención extranjera parecían justificados. En la década de los 30 desde el Tercer Reich aseguraron que Lenin era un enfermo y que sus sesos se parecían a un “queso suizo”. Y por eso, casi al finalizar la Segunda Guerra Mundial, Moscú lanzó una operación secreta para rescatar la muestra que estaba en manos de Vogt porque los soviéticos temían que cayera en manos de los estadounidenses y estos pudieran utilizarla para desprestigiar a Lenin diciendo que padeció de sífilis o que no era ningún genio.

El neurólogo alemán afirmó que “las neuronas piramidales de la capa III de la corteza cerebral de Lenin eran excepcionalmente grandes y numerosas”; esto explicaba la “mente ágil” del fallecido dirigente y su capacidad de “relacionar ideas con gran rapidez, así como su sentido de la realidad”, por lo que llamó a Lenin “atleta del pensamiento asociativo”. Asimismo, que “las neuronas piramidales de la capa III de la corteza cerebral de Lenin eran excepcionalmente grandes y numerosas”. Otros especialistas de la época sostenían que las neuronas piramidales grandes y numerosas también eran características de retraso mental.

Los biógrafos soviéticos ignoraron esto último y resaltaron que la gran memoria de Lenin le permitió dominar siete idiomas y ser capaz de escribir un artículo para un periódico en apenas una hora, concluyendo que Lenin fue un genio hasta el final de sus días porque aunque su cerebro sólo pesaba 1,3 kilogramos, en comparación con los más de dos de algunos afamados escritores de la época, los investigadores soviéticos aseguraron que el cerebro de Lenin presentaba una “complejidad de relieves y peculiaridades en la configuración de los surcos y circunvoluciones, especialmente en su lóbulo frontal”, dignos de alguien con “altas capacidades intelectuales”.

El estudio del cerebro de Lenin también fue una de las armas con las que Stalin buscó consolidarse como el heredero del fundador de la URSS. Stalin no sólo quería probar la genialidad de Lenin, sino convertirse en el intérprete de esa genialidad para así reforzar su posición en la lucha por el poder que comenzó nada más morir Lenin, el creador del Estado totalitario soviético, el cual tenía entre sus pilares la propaganda.

Una cosa es lo que dicen los líderes y otra lo que pasa en la práctica. Lenin, Fidel Castro o Mao Tse Tsung, dijeron que no querían un culto a la personalidad a su alrededor pero eso fue solo retórica, porque en vida organizaron o auspiciaron un culto a su figura y eso continuó después de muertos, con ligeras variaciones adaptativas hasta nuestros días y con una ciega voluntad de permanencia por la trasferencia de sacralidad y la acción complementaria de las reliquias, verdaderos arbotantes de la fe que inspira el canto de La Internacional y la competencia de la indomable liturgia ortodoxa.

Desde la Revolución del 17, la izquierda se sitúa en el lado bueno de la historia y expende cédulas de respetabilidad moral, olvidando que negó la realidad del hambre en Ucrania en 1930 y que en 1940 la izquierda votó por amplia mayoría dar plenos poderes a Petain.

O Sartre en 1954, cuando declaraba a Libération que en Rusia reinaba plenamente la libertad de crítica y que el informe Khruschev documentando los crímenes de Stalín señalaba que « un régimen revolucionario debe desembarazarse de un cierto número de individuos que le amenazan, y no veo otro medio que dándoles muerte porque siempre pueden escaparse.»

Una época donde la juventud izquierdista juraba sobre el libro rojo aceptando un régimen que mataba decenas de millones de inocentes y la prensa progresista había rehusado informar sobre el libro de Simon Leys que describía la realidad del maoísmo.

También la entrada de los Khmers rojos en Phnom Penh, cuando Liberation había titulado «la bandera de la resistencia flota sobre Phnom Penh»; o las loas a tupamaros, montoneros, islamistas –«locura en Teherán», decían.

Y para no cansarles con las diferentes vicisitudes de la nueva izquierda siempre vieja en sus pautas, llegamos a nuestros tormentos actuales que parecen personajes de los héroes de un cómic galáctico o los infantiles manga japonizados con un ligero barniz teórico mezclado con psicofarmacos para luchar en muchas ocasiones por lo que ya tienen y así, con mucho esfuerzo, conseguir una reforma posible.

Mención personalmente dolorosa merece la izquierda abertzale, síntesis antiestética y amarga de la ignorancia, pulsión fratricida, sudores de campo de concentración esvástico, anulación del individuo y aspiración de mercader de esclavos. Un concentrado de odio antiespañol sabiniano instilado por sus mayores y que solo cura con mucho tiempo.

Son teóricos fungibles, de una tarde de barricada, o peor aún, políticos de pancarta y amalgama woke absolutamente desacreditados diciendo inmensas estupideces como nuestro vergonzante ministro de Cultura, colonizador de edificios y museos.

Son a los nuevos tiempos (inclúyase sociología, economía, ciencia y técnica) como el costumbrismo a la novela y carecen de la dignidad y nobleza del sindicalismo avanzado.

¿Y nuestra socialdemocracia? Degenerando peligrosamente, al punto que ya ha desaparecido en Francia e Italia por inadaptados. ¿Qué fue del bueno y pacífico Jaurés? ¿Dónde encontrar un brillante y culto Mitterrand, maquiavélico conferenciante de la República? ¿Dónde un Enrico Berlinguer recitando a Gramsci?

Hoy cualquier agencia inmobiliaria edita folletos de mejor calidad que la agotadora propaganda socialista, cada vez más intrusiva, localista, con un lenguaje moralizante penetrado de voces castizas prestadas por un nacionalismo abrasador de lo que un día fue una gran nación.

El Partido Socialista, en la terca deriva de su líder, está en crisis: el gobierno está en crisis por un caso de corrupción, la mayoría parlamentaria está en crisis porque las exigencias de Puigdemont no pueden satisfacerse, y el partido está en crisis por la reciente humillación en las urnas.

Las agonías de los Gobiernos socialistas se parecen. Este momento recuerda poderosamente a los coletazos de Felipe González, cuando le dimitieron por escándalos dos vicepresidentes (Guerra y Serra) un ministro de Agricultura, uno de Sanidad y otro de Defensa. También dimitieron dos ministros decentes, los dos de Interior (Corcuera y Asunción). En este tiempo final del sanchismo hay cada día un escándalo y lo de Koldo ha salpicado ya a los ministros Marlasca, Víctor Torres e Illa (ex), así como a dos secretarios de Organización del PSOE (Ábalos y Cerdán) y a la presidenta del Congreso de los Diputados, Francina Armengol. La diferencia con el felipismo es que aquí no dimite ni Dios.

6 comentarios en “Izquierda senil

  1. No sé si lo he pillado. El cerebro de Pedro Sánchez es de retrasado mental? Si no, no encuentro el hilo conductor. He flipado con lo de la izquierda francesa votando en masa para darle poderes a Petain. Si es cierto, que puede, por favor, dé datos porque flipo. Lo de Sartre no me flipa porque es sabido. Sí, la izquierda en el contexto de la guerra fría, sostuvo muchas bobadas, criminales algunas. Pero sigo sin ver la conexión con Koldo. Y me sorprende el elogio a Miterrand, francamente, cuyo pasado era dudoso y su gobernación todavía más.
    Pero bueno, cuando tengamos una alternativa en casa de centro derecha sensata, sin íntimos narcos, sin sobre sueldos en sobrecitos, sin apoyos de la carcundia ultra católica y sin amagos de populismo xenófobo, igual le hago caso y me paso. Mientras tanto, más vale malo conocido que peor por conocer.

  2. Estimado LBNL , es evidente que el cerebro de Pedro Sánchez no es de retrasado mental , tampoco el de Lenin y menos aún el de Stalin, sin embargo a todos adorna la escarapela que premia la conquista del poder por los usos y costumbres de la época , entre los que destaco la traición a sus promesas .
    El episodio mencionado en el post me parece alucinante y trata de reflejar por los hechos descritos la irracionalidad profunda inscrita en la naturaleza humana de las que no se salvan , por desgracia , los líderes políticos y sociales que tienen en la Ilustración ( Sapere aude ) uno de sus fundamentos.

    Amojamar a un líder y estudiar su cerebro para dotar de bases materiales la verdad de sus doctrinas utilizando sus reliquias como propaganda me parece una aberración no inferior , en todo caso , al Culto de la Razón y Culto del Ser Supremo , esas fiestas cívicas religiosas que se celebraron durante el Terror en la fase más radical de la Revolución Francesa .

    Y así hasta nuestros putinianos días , en donde no es fácil escoger entre los abundantes ejemplos de histrionismo entre personajes y sus discursos.

    No atruena la razón en marcha sino sus caricaturas ; los años de existencia de algunos partidos ( PSOE , PNV , ERC ) cada vez se parecen menos a los reclamos comerciales de algunas marcas como garantía de calidad.

    Cuanto más sabemos de los detalles en la Historia , más felices de vivir nuestra época porque cualquier tiempo pasado fue peor . La Historia y su enseñanza ( o su olvido ) es lo primero de lo que se apropian los autócratas . Por eso tratan de armar instituciones que organizan el olvido y cada sanatorio psiquiátrico recambia con frecuencia las fotografías de sus equipos predecesores y sus técnicas terapéuticas de imprecisas bondades. O los burdos intentos estalinistas del borrado fotográfico de personajes incómodos .

    Y para responder a LBNL sobre el masivo apoyo de la izquierda a la suspensión de la Constitución y a los plenos poderes del Mariscal Petain en la conversión de la III República Francesa en el Estado Francés de Vichy , de los 846 inscritos entre diputados ( 544) y senadores ( 302 ) votaron 649 y a favor 569 y en contra 80 siendo los socialistas en su distintas formaciones ( SFIO 87, Unión Socialista Republicana 20, Republicanos Radicales y Radical Socialista (171 )Izquierda Democrática y radical independiente ( 31) …

    En total el 75% de los grupos de inspiración socialista votaron a favor.

    Hay que tener en cuenta siempre el contexto , la ocupación militar alemana en un país dividido y con territorios anexionados , el masivo apoyo de la derecha y la posición inicial colaboracionista del PCF.

    Con todo , se rechazó en Burdeos la posibilidad de un Parlamento conjunto anglo francés en Londres .

    Es mejor conocer la historia , las limitaciones de mujeres y hombres , y administrar con conocimiento ,inteligencia y respeto la herencia recibida , preservando la libertad y nuestra querida democracia española.

  3. Félix Bolaños :

    «Lo dijimos nosotros y ahora también la Comisión de Venecia: la amnistía es una herramienta para la reconciliación. Y además cumple con los estándares internaciones.

    Es impecable y es positiva.

    Seguimos avanzando. »

    …….//……..

    Hablando de verdades y mentiras , la Comisión de Moncloa miente sobre el borrador del informe de la Comisión de Venecia:

    — Apunta que la amnistía requiere una reforma constitucional.
    — Destaca la contradicción entre el presunto objeto de la ley —la reconciliación— y sus efectos: una gravísima división política, jurídica, institucional y social.
    — Critica el procedimiento: sin consenso y sin controles.
    — Censura su carácter ad hominem: a la carta de delincuentes concretos.
    — Critica la inseguridad jurídica y la quiebra del principio de igualdad resultantes de la amplitud del marco temporal.
    — Advierte que el terrorismo debe ser excluido sin matiz alguno.
    — Avisa que las comisiones de lawfare son incompatibles con el Estado de Derecho.
    — Sentencia que los jueces deben tener la última palabra y por tanto que la ley no podrá aplicarse de forma automática

  4. Venga Mr Mulligan,aterriza en la realidad democrática
    La Comisión de Venecia ha avalado por completo la existencia de la ley de amnistía y reconoce la existencia de leyes de amnistía en diferentes países europeos, después de haber recogido información en 54 Estados. El órgano del Consejo de Europa considera legítimos los objetivos de reconciliación social y política, con lo que le da un gran varapalo al PP, que sigue en sus trece de torpedear la norma e internacionalizarla, y al Tribunal Supremo, que finalmente ha abierto una causa por terrorismo contra el expresident catalán Carles Puigdemont en el caso Tsunami.

    «Las amnistías deben perseguir un objetivo legítimo en interés de la comunidad; cuanto más radicales sean las amnistías, más legítimo debería ser el objetivo. La unidad nacional y la reconciliación social y política son objetivos legítimos de las amnistías. En opinión de la Comisión [de Venecia], la proporcionalidad requiere que, en cada caso dado, la amnistía propuesta sea un medio adecuado para lograr en última instancia la unidad y la reconciliación», han expuesto en el informe.

    El informe, por último, subraya que la ley se ha tramitado con el procedimiento de urgencia, que acorta los plazos y alcance del debate, y también toma nota de la “división” que la medida de gracia ha provocado en la sociedad. Por eso, “anima a todas las autoridades españolas a que se tomen el tiempo necesario para entablar un diálogo significativo en un espíritu de lealtad cooperación entre las instituciones estatales, así como entre Gobierno y oposición, con el fin de lograr la reconciliación social y política, y considerar la exploración de procedimientos de justicia restaurativa”.

    Ergo…Lección de democracia.

    Ante mi doy fe,paciencia y mucha tila.
    AC/DC
    …JAJAJA…que nervios.

  5. Primero , no hable como Bolaños . Solo un 27% aprueba la amnistía.
    Es solo un problema de comprensión lectora .

Deja una respuesta